Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Galgo inglés

galgo-ingles
Galgo inglés
4.9 (97.14%) 7 votes

Galgo inglés: tu nueva mascota

El Galgo inglés es un perro realmente sorprendente, es el perro más rápido sobre la tierra ya que logra correr a unos sorprendentes 65 km/h, lo cual, de hecho, lo hace también uno de los animales más rápidos del mundo siendo superado por muy pocos otros. Debido a la gran rapidez de esta especie se celebran las carreras de galgos, siendo una celebración que conlleva a la polémica sobre lo ético que puede ser que estos perros participen en las mismas.
galgo-ingles

El Galgo inglés no es un perro que fue evolucionando de manera natural, fue engendrado producto de cruces especialmente selectivos de los más puros y rápidos ejemplares de perros que existían, dando como resultado al perro perfecto para carreras, sin dudas un ejemplo del éxito que la ciencia puede conseguir.

¿Quieres un perro que sea capaz de superar en velocidad a una liebre? ¿Quieres ver si puedes superar a tu nuevo mejor amigo en una carrera? Entonces deberías escoger un Galgo inglés como tu compañero de cuatro patas, pero antes, debes conocer los aspectos más relevantes sobre esta raza, su cuidado y posibles enfermedades que con el tiempo puede desarrollar.

El origen de este canino, como su nombre lo describe, se da en Gran Bretaña. Más allá de esto no se sabe mucho con exactitud, se cree que apareció en el año 900 d.C. En estas épocas y en las siguientes fueron usados como perros de cacería debido a su gran velocidad, ninguna presa lograba escapar de ellos. Eran empleados para cazar liebres entre cualquier otro tipo de mamífero pequeño.

El Galgo inglés es un perro rápido por lo cual es usado para competencias contra otros perros de la misma raza. Lo malo de esto es que se le realizan pruebas desde muy temprana edad y se les educa para que solo sean buenos en las carreras y cuando estos ya no pueden rendir como antes son sacrificados, donados a asociaciones que se dedican a la protección de esta raza o en el mejor de los casos son adoptados por familias que quieran rescatarlos y evitar que tengan un final trágico.

El FCI establece estándares bastante claros en cuanto a las características que deben cumplir para ser aceptados dentro de esta raza. Los machos deben tener una altura entre 71 y 76 cm y las hembras entre 68 y 71. La institución no establece un peso determinado para esta raza, pero se sabe que los machos pesan entre 29 y 32 kg mientras que las hembras pesan de 27 a 29 kg.

El Greyhound, como se le llama a esta raza en inglés, es un perro que al verse se sabe que puede alcanzar grandes velocidades. La estructura de su cuerpo es aerodinámica ya que su pecho es profundo, lo que permite que su corazón pueda tener un gran tamaño para oxigenar mejor la sangre para alcanzar grandes velocidades sin fatigarse rápido, además su espalda es larga y flexible, tiene unas patas bastante largas que son la primera característica relevante de este perro cuando se ve por primera vez.

El hocico de este perro se va estrechando hacía su punta, lo cual aumenta más su potencial aerodinámico, tiene una mandíbula fuerte que da como resultado una mordida que puede hacer mucho daño. Sus ojos tienen forma ovalada y se presentan en tonalidades oscuras preferiblemente. Sus orejas no estorban al momento de correr ya que guardan armonía con la estructura aerodinámica de su cuerpo.

El pelaje del Galgo inglés es corto, abundante y fino, puede venir en color rojo, azul, beige, atigrado, blanco y negro, aunque existen ejemplares que tienen dichos colores como base con manchas blancas a lo largo de su cuerpo.

Son perros sumamente amables y muy tiernos con la familia, pero a veces son reservados ya que les gusta tener cierta independencia, por lo que tendrás que aprender a darles su espacio cuando no quieren interactuar, aunque claro, esto no significa que no se deba interactuar con ellos.

Les gusta jugar con niños educados que saben que no pueden tener juegos bruscos con ellos. Si recibe malos tratos se molestará, por lo que se recomienda que los niños no jueguen con galgos ingleses. Si los niños que interactuarán con él aman a los animales y son respetuosos con ellos no habrá ningún problema por parte del Galgo inglés.

Es conveniente que desde cachorro socialicen tanto con humanos como con otros perros para que así al momento de la adultez no sean demasiado reservados. Aunque en la antigüedad eran usados para cazar, estos perros no son buenos como perros guardianes ya que no tienen demasiado interés por conservar su territorio.

Tiene una esperanza de vida algo alta para perros de su tamaño y condiciones de vida, unos 12 años, dependiendo claramente de si ha participado en carreras con anterioridad, lo cual representaría un desgaste significativo pudiendo morir mucho antes que los galgos ingleses que son usados como mascotas.

Historia del Galgo inglés

El Galgo inglés es un perro que se originó en Gran Bretaña aunque no se conocen los pormenores de su origen. Se cree que es un perro que vio su origen durante el año 900 d.C, año durante el cual varios ejemplares de esta raza fueron exportados desde Arabia hasta Gran Bretaña con fines comerciales. Si esta teoría fuese correcta uno de los ancestros del Greyhound puede ser el sloughi o el galgo árabe.

Lo único que se sabe con exactitud es que los galgos ingleses eran usados en la antigüedad para cazar, siendo sus presas preferidas los animales grandes como los ciervos, aunque también se dedicaban a cazar liebres.

Actualmente estos perros tienen un futuro agridulce ya que son empleados para las controversiales carreras de galgos, pero al mismo tiempo, una vez que ya no pueden correr como antes, son sacrificados o en el mejor de los casos les buscan un hogar con personas que los quieran.

Las personas que se dedican a la organización de las carreras de perros obtienen muy buenas ganancias de este negocio, pero los galgos ingleses resultan explotados en estas, desgastándose mucho en cada carrera y entrenamiento para estas. Afortunadamente para ellos aún existe una esperanza ya que existen asociaciones que se encargan de rescatarlos de la muerte y darlos en adopción. Los perros que se destacaron durante estas competiciones gozan de tratos especiales y quedaron como perros mascota del hogar de su amo.

Se cree que el origen de esta raza es inglesa, aunque en realidad se dice esto porque fue Gran Bretaña el país que se interesó en criarlos selectivamente para ser perros sumamente rápidos y potentes para que pudieran atrapar liebres y ciervos, lo cual, tiempo después, fueron características que lo ayudaron a ser un perro de carreras.

En tiempos antiguos se comenzaron a organizar competiciones informales en donde participaban varios galgos ingleses y competían para ver quien era el más rápido de todos, premiando al dueño del perro que consiguiera el primer puesto. Viendo que era un buen negocio, varias personas hicieron alianzas y consiguieron crear clubes de carreras de perros, los cuales fueron cuestionadas en la antigüedad y son cuestionadas actualmente ya que siguen existiendo.

Quizás lo peor de estas competiciones es que si un galgo inglés no es lo suficientemente bueno corriendo es descartado inmediatamente y no piensan en usarlo para otros fines, pudiendo incluso ser sacrificado. Se han reportado además casos de explotación y maltrato animal en dichas competencias.

El galgo inglés es uno de los animales más rápidos del mundo, siendo superado tan solo por unos pocos, puede alcanzar unos sorprendentes 70 km/h y dar saltos que sorprenderían a un criador de canguros, incluso se han visto a galgos dar saltos de hasta 7 metros de altura.

En resumen, el galgo inglés es un perro bastante raro para los estándares ingleses, pareciéndose más a los perros que se pueden encontrar en tierras calientes de África, tales como los que se pueden ver en los jeroglíficos que se pueden ver en las tumbas de los faraones en Egipto. También se cree que el galgo inglés pudo nacer en el Medio Oriente.

Es un perro muy querido por sus amos ya que es muy noble, amistoso y aristocrático, bondades que no toman en cuenta los burgueses que se aprovechan de su velocidad, pero si las personas que lo adoptan producto del rechazo de estos. El galgo inglés en la antigüedad era un perro que no podía ser mascota de cualquiera ya que era usado para la caza y esta, era solo para la nobleza.

Características Principales

El Galgo inglés es un gran perro por donde se lo vea, con sus largas patas ha logrado coronarse como el perro más rápido del mundo.

Lamentablemente, debido a esta característica a las personas les gusta enfrentarlos en carreras durante gran parte de sus vidas lo cual, en ocasiones, los lesionan, ocasionando que no sean tomados en cuenta más para las carreras e incluso siendo sacrificados después de esto, afortunadamente, cuentan con personas que los rescatan de la muerte.

El estándar de la raza según la Federación Cinologica Internacional dice que la altura de los machos puede llegar a ser de 71 a 76 cm, si bien no se menciona un peso en este, se sabe que un Galgo inglés puede llegar a pesar de 29 a 32 kg en el caso de los machos. Para las hembras la altura estándar es de 68 a 71 cm y tienen un peso que ronda de 27 a 29 kg.

El Galgo Inglés es un perro que aunque no se sepa para que es usado, se sabe que tiene el potencial para correr a grandes velocidades, esto se debe principalmente a su cuerpo bastante aerodinámico y sus patas largas. Para terminar de añadir características importantes para que pueda adquirir grandes velocidades están sus poderosas y largas patas y un pecho amplio, en el que guarda un gran corazón, aspecto importante para tener una gran resistencia y alcanzar velocidades que no podría alcanzar ningún otro perro.

El Galgo inglés tiene una estructura de cuerpo bastante interesante y es que parece que alguien lo hubiera creado completamente a propósito para conseguir un cuerpo tan aerodinámico. Las características de cada una de las zonas de su cuerpo te las describimos a continuación:

Cabeza
La cabeza de los perros de esta raza presenta una largura y amplitud mediana. No se puede notar el stop y el hocico se va reduciendo hacía la punta, dándole un aspecto aerodinámico impresionante.

Boca
La mandíbula del Galgo Inglés es bastante fuerte y se cierran en forma de tijera, dotando a esta raza de una mordedura potente que puede causar gran daño.

Ojos
Los ojos de esta raza tienen una forma de óvalo, tienen forma oblicua y casi siempre son oscuros o al menos así lo prefiere el estándar de la raza.

Orejas
Las orejas del Galgo Inglés son pequeñas y tienen una forma que se parece a una rosa, lo cual complementa la apariencia aerodinámica del cuerpo.

Pelaje
El pelaje del Galgo Inglés es fino, tupido y corto, puede ser de color beige, aleonado, atigrado, blanco, negro, rojo o cualquiera de estos pero con manchas blancas.

El Galgo Inglés es un perro con un cuerpo bastante fuerte, aunque a la vista puede parecer un poco frágil. Tiene una espalda de buena longitud y anchura que desemboca en un lomo musculoso y un poco arqueado, esto le da buena flexibilidad.

El pecho de los perros de esta raza es amplio y profundo, parecido al del resto de los galgos. La cola es gruesa en su base y se va adelgazando hasta la punta, la cola es un factor importante que le da estabilidad al Galgo Inglés para correr a grandes velocidades sin perder el control.

Los galgos ingleses son perros fieles, amables y sensibles, son muy tiernos con sus amos. Tienen aires de independencia y en algunas ocasiones son reservados, por lo que necesitan tiempo para ellos mismos de vez en cuando, claramente, esto no significa que deban permanecer aislados, cosa que odian, sino, que deben permanecer a solas por decisión de ellos mismos a veces.

Son perros que se llevan muy bien con los niños, sin embargo, no soportan golpes ni tratos bruscos por parte de estos, por lo que no son muy buenos compañeros de juegos para niños pequeños. Los niños que ya tienen una edad en la que pueden comprender que es necesario tratar bien a los perros son los mejores amigos de esta raza.

Comportamiento con otros perros

El galgo inglés es un perro que tiene un buen comportamiento tanto con los humanos como con sus compañeros mascotas en el hogar, ni los machos ni las hembras presentan signos de dominancia ante los demás perros, se comportan de manera amigable con ellos y son bastante juguetones si están ante la presencia de cachorros y otros perros o mascotas activas. Son muy sociables principalmente porque han sido perros que viven en grupos gracias a que eran criados en grandes números por cazadores que los usaban para cazar presas bastante rápidas, además, usualmente es criado junto a otros perros galgos ingleses para participar en competiciones profesionales así que no es un perro que haya estado solo en su vida.

Es importante conocer las particularidades de cada raza de perro de la que eres responsable. Puede que un poddle sea un perro excelente para compañía ya que es un perro faldero y que siempre estará pendiente de su dueño y se sentirá ansioso si no lo ve por unas horas, pero el galgo inglés es casi todo lo contrario, necesita ver a su dueño durante el día, pero también ama estar solo por un tiempo, para poder recorrer y explorar el terreno del jardín, acostarse en su cama o caseta para perros sin ser molestado o simplemente observar el paisaje para ver si algún reptil, roedor o pájaro se acerca a su terreno para comenzar a corretearlo.

El galgo inglés es un perro con mucha vitalidad que nunca tendrá suficiente ejercicio si lo llevas a pasear con tus otras mascotas, necesitarás dejar a tus otras mascotas esperando, atadas, mientras terminas de agotar las energías de tu galgo inglés con ejercicios y juegos.

Normalmente recomendamos que los perros vayan sin correa cuando están en zonas donde no hay carreteras ni peligros cercanos, pero en el caso del galgo inglés, al menos que se encuentre en un territorio vallado o de alguna forma delimitado, no es recomendable para nada el llevarlo sin correa. La principal razón para esto es que son perros cazadores que aman perseguir presas y si ven a un gato, un mapache, una ardilla e incluso a un perro pequeño querrán seguirlos insistentemente, pudiendo llegar a correr detrás de ellos y naturalmente, no podrás igualar la impresionante velocidad del perro más rápido del mundo siguiéndolo.

Por ello recomendamos que además de llevar a tu perro con correa o de estar seguro que existe un vallado en el terreno en donde decidas jugar con tu galgo sin correa, la implementación de un chip con GPS, para localizar a tu amigo en el caso de que se escape y se pierda en la euforia de la persecución.

Raramente un galgo inglés ha atacado a otro perro. No son dominantes, son tranquilos, cariñosos y sensibles, no ladran mucho y se llevan bien con todo tipo de mascotas que no representen un peligro para él, como el kangal turco. Son perros que han aprendido a seguir al líder por lo que usualmente siguen al perro dominante (aunque esto se podría complicar si él es perro único y llega otro perro de su mismo sexo a casa con un carácter especialmente dominante).

Son perros que duermen bastante, unas 18 horas pueden ser acordes para reponer las energías gastadas durante un día, eso sí, este descanso es por partes, en varios horarios del día.

Si estás buscando un perro que se lleve bien con los gatos entonces habrás encontrado uno si seleccionas un galgo inglés como mascota.

Dieta y alimentación del Galgo Inglés

El galgo inglés o greyhound como también se le conoce es reconocido mundialmente como uno de los perros más rápidos del mundo, puede llegar a alcanzar velocidades de hasta 65 km/h, por lo que los cazadores tenían una gran predilección por este ejemplar en tiempos antiguos.

En la actualidad estos perros siguen teniendo la misma velocidad, con la diferencia de que ahora son entrenados y alimentados para rendir de manera excelente en (cuestionables) competiciones caninas, estas competiciones ponen a prueba la velocidad de varios galgos ingleses y el que sea el más rápido o se acerque a este puesto le conferirá a su amo una gran suma de dinero, por lo que persona que no tienen amor por los animales han entrado al negocio y crían perros de esta raza con el único propósito de que sean rápidos, descuidando las necesidades reales de este noble y amistoso perro.

De todas maneras, la alimentación que le dan estas personas a sus galgos es buena, para que puedan rendir de una manera excelente en la pista, por lo cual te mencionaremos los aspectos más relevantes de la misma para que puedas tener correctamente alimentado a tu greyhound por si quieres entrar a dichas competiciones sin ser una persona que solo se dedique a la explotación de estos animales, sino que solo quieres que tu galgo practique algún deporte y te da igual que gane o que pierda y lo que importe sea la diversión y espíritu de competitividad del momento.

Dieta de un galgo inglés o grayhound cachorro

Los cachorros de galgo inglés primeramente deben alimentarse todo lo que puedan de sus madres los primeros dos meses de vida, luego de esta etapa es conveniente que inicies una alimentación a base de croquetas para cachorros ablandadas con leche y cereal de arroz de cabra para así hacer que su estómago tome lo mejor posible esta transición de la leche materna hasta los alimentos sólidos, luego de unas semanas ya el cachorro de galgo inglés podrá comer alimentos sólidos secos sin ningún problema, cuando sus dientes se asomen en sus encías. Apenas terminen esta dieta ya serán aptos para ser dados en adopción o podrán comenzar su vida profesional en las pistas, teniendo los cuidados pertinentes que necesita un galgo inglés deportivo, que aparte de una alimentación acorde, necesita mucho afecto, tener una buena relación con su dueño y un adiestramiento firme.

La dieta perfecta para un galgo inglés adulto corredor

Para los galgos que serán, son o les gusta las actividades deportivas fuera de las pistas la dieta perfecta es una alta en proteínas, la cual es preferiblemente con carne en vez de croquetas, específicamente, carde de res molida. La carne se mescla y se puede servir cruda para maximizar los beneficios de esta como parte de una dieta BARF, pero el dueño deberá estar completamente seguro que la carne proviene de una fuente confiable ya que esta puede estar infectada por falta de frío y el calor de la cocción es muchas veces el factor que mata estas bacterias, por ello, muchos dueños deciden evitarse sustos y cocinan la carne molida de res para sus galgos. Esta carne también es mezclada con croquetas húmedas, verduras como calabaza y zanahorias y algunos aditivos proteicos especiales para perros. A esta comida se le llama en ocasiones “comida de pista” ya que les da a los galgos ingleses una gran energía para poder usarla en la pista.

Como alimentar a un galgo inglés o greyhound jubilado o sedentario

Los galgos ingleses jubilados son aquellos que dedicaron toda su juventud a las pistas pero ahora no tienen la misma energía para seguir con esta actividad que demanda grandes cantidades de energía. Estos perros son dados en adopción en el mejor de los casos y estos centros recomiendan darle croquetas para perros ancianos de alta calidad, unas dos veces al día, en proporción a la actividad física a la cual estén acostumbrados estos galgos, algunos siguen siendo tan activos y corredores como en la pista, otros prefieren dedicarse a descansar.

Algunos dueños le dan a sus perros croquetas sólidas mezcladas con carne y vegetales, pero debes recordar que esta mezcla no es del todo sana ya que las croquetas para poder digerirse correctamente necesitan mucho más tiempo que el alimento húmedo, como la carne y la comida casera en general, esto sucede porque primero las croquetas deben humedecerse en el estómago para luego poder ser procesadas correctamente. Lo recomendable es, o darle croquetas secas a tu galgo inglés, darle comida casera o darle comida casera con croquetas humedecidas y para evitar el sarro en los dientes darle algún hueso de juguete comestibles para que le sirva como removedor de sarro.

Cuidados necesarios

El tener unos buenos cuidados con el galgo inglés nos dará la posibilidad de que tengan una vida longeva y compartir mucho con estos grandes atletas. La esperanza de vida de estos perros es de 12 años, los que son tratados muy bien y han tenido un buen control veterinario durante toda su vida suelen vivir más y lastimosamente aquellos a los cuales su vida fue dedicada a las carreras suelen vivir mucho menos debido al gran desgaste físico que han tenido durante toda su vida.

Los galgos ingleses son perros que parecen ser adaptados completamente a la velocidad y la actividad física, en sus cuerpos se nota completamente lo aerodinámicos que son, por lo tanto, como puedes estar pensando, necesitan una buena dosis de actividad física diaria para mantenerse emocionalmente estable y saludables.

Necesidad de espacio y paseos del galgo inglés

Los galgos ingleses tienen una gran necesidad de aire libre y paseos, si viven en un jardín, este tiene que ser tan amplio que le permita correr libremente persiguiendo aves o reptiles que vea, ya que también es un perro con un buen instinto cazador. Puedes además jugar con él en tu propio jardín disminuyendo así la cantidad de paseos que necesita diariamente. Un galgo inglés necesitará 3 paseos diarios de entre 20 y 30 minutos para estar tranquilo, pero si tiene un jardín en donde puedas jugar con él entonces la necesidad de paseos disminuye en uno al día de 30-45 minutos.

Necesidad de cepillado y baños de un galgo inglés

El pelaje del galgo inglés no te traerá muchos problemas ya que es muy fácil mantenerlo cuidado. El único defecto de este es que se suele soltar mucho, aunque tomando en cuenta que este no es largo, no se enredará, no albergará alimañas ni será difícil sacar el pelo muerto, son más las ventajas que las desventajas.

Con un cepillado semanal bastará para eliminar el pelo muerto y posibles alimañas que se hayan acumulado en la semana. En cuanto a los baños, el greyhound no es un perro que necesite ser bañado demasiado frecuente, una vez cada mes y medio o cuando lo notes sucio será suficiente para mantenerlo aseado.

La salud de un galgo inglés

Los galgos ingleses que no participan en actividades deportivas tienen una mejor salud que aquellos que su vida se centra en las carreras o presentan entrenamientos físicos destinados a la competición esporádica de carreras de galgos. En cualquier caso, los problemas de salud de la raza son los siguientes:

  • Tosión de estomago
  • Atrofia de retina
  • Problemas en la tiroides
  • Alergia a determinados compuestos químicos

El veterinario es el mejor amigo de tu perro después de ti, aunque él mismo no lo sepa. Desde cachorro es necesario llevarlo para que planeen un calendario de vacunación a partir de las dos semanas de edad. Luego de las vacunas vendrían las desparasitaciones para mantenerlo completamente sano. El veterinario también te ayudará en el caso de que aparezcan infecciones en los oídos, ojos, boca o tu galgo inglés presente algunos síntomas de enfermedades comunes en los perros o enfermedades específicas que te mostramos antes.

Revisa a tu Galgo inglés para evitar que se desarrollen las garrapatas y pulgas

Un perro puede estar lleno de garrapatas o pulgas que chuparán su sangre drenando su energía sin que te des cuenta. Normalmente te enterarás de la presencia de estos molestos arácnidos en tu galgo cuando los veas caminando por las zonas en donde descansa. ¡Compra inmediatamente un jabón antipulgas y garrapatas junto a amitraz para fumigar las zonas en donde se acuesta!

Castración/esterilización para los machos o hembras

En los machos la esterilización evitará que se escapen persiguiendo el olor de una hembra en celo, también evitará que monten a perras que estén en celo y se encuentren en los alrededores. En las hembras esta práctica evitará que tengan cachorros indeseados, la pseudogestación y eliminará en gran manera la posibilidad de que padezcan tumores de mama. Es un método bastante común hoy en día y no representa ningún peligro para el animal si lo realiza un veterinario licenciado.

Colócale un chip a tu galgo inglés

Existen chips que son necesarios en todos los perros de Europa y tienen como finalidad encontrar a un perro perdido. Esto es vital en los galgos ingleses ya que les encanta correr y si se pierden podrás encontrarlos.

Cómo entrenar un Galgo Inglés

El entrenamiento del galgo inglés es mucho más exigente que el de cualquier otro perro hogareño u otro que no esté destinado a actividades deportivas, en este caso, desarrollaremos cuales son los pasos principales para entrenar a un galgo inglés para las carreras deportivas de galgos ingleses.

Esto no quiere decir que un perro de esta raza no pueda tener un entrenamiento como un perro casero común y corriente, de hecho, son excelentes obedeciendo órdenes, siempre las tomarán con paciencia y buena obediencia si fueron socializados en su etapa de cachorro, aunque en sus genes está la necesidad de servir a un amo casi ciegamente ya que han sido perros cazadores con un fuerte vínculo con ellos.

De cualquier manera y sea cual sea el entrenamiento que quieras llevar a cabo con tu galgo inglés, siempre debes tener presente que el entrenamiento en positivo es la práctica fundamental a la hora de entrenar a tu perro, con este tipo de entrenamiento lograrás una muy buena respuesta de tu perro y él también se llevará una recompensa por cumplir las órdenes a cabalidad.

El entrenamiento en positivo consiste en darle a tu perro una pequeña recompensa las primeras veces que cumple una orden o un comportamiento correcto. En el caso de los comportamientos incorrectos se debe decir “no” para que comprenda que no lo está haciendo bien y si no cumple una orden al momento de adiestrarlo entonces no habrá recompensa para él hasta que lo haga bien.

Entrenamiento deportivo para un galgo inglés

Cada galgo inglés posee un buen rendimiento deportivo, el cual se determina por la genética de los padres, el objetivo de un plan de entrenamiento para los galgos debe ser el alcanzar ese límite para poder hacerlo rendir de buena manera en la pista. Para ello se han diseñado varios tipos de entrenamiento que tocan varios puntos interesantes al entrenar al galgo inglés:

Entrenamiento cardiorespiratorio para un galgo inglés

Con este entrenamiento un greyhound podrá consumir menos oxígeno mientras corre, permitiendo que no se fatigue rápidamente y restituya dicho oxígeno cuando pare de correr.

Para esto el entrenamiento diario debe ser el siguiente:
Caminar o trotar 7 a 8 kilómetros diarios a poca velocidad, digamos, unos 4 km/h. El dueño puede acompañarlo o adquirir una máquina de correr para que su perro pueda entrenar en casa.

Natación: una práctica que se ha vuelto bastante popular tanto en los Estados Unidos como en Australia es practicar natación con el galgo inglés. Esta práctica se hace por secuencias de dos minutos y 5 repeticiones diarias. Esta actividad no se puede realizar cuando falte poco para una carrera.

Entrenamiento de resistencia para un galgo inglés

La resistencia es la capacidad que tiene un ser vivo para soportar determinado tiempo practicando una actividad sin cansarse. En el caso de los greyhound, la resistencia debe entrenarse para que vaya aumentando y no se canse muy rápido, sino que pueda terminar la carrera a tiempo.

Este entrenamiento trabaja junto al entrenamiento cardiorespiratorio, pero deben pasar unas cinco semanas para comenzar con este una vez el entrenamiento cardiorespiratorio comenzó. Mediante este entrenamiento invitarás a tu galgo a correr distancias de 200m o menos en tres repeticiones cada sesión. Luego de un mes de prácticas tu galgo inglés estará listo para correr una distancia normal en una pista de carreras y aumentando el número de repeticiones hasta unas seis por sesión. Esta práctica debe llevarse a cabo meses antes de un acontecimiento deportivo importante en el que participará tu galgo inglés.

Entrenamiento de fuerza para un galgo inglés

El entrenamiento de fuerza para un galgo inglés permite que el perro pueda moverse más rápidamente ya que puede lidiar con facilidad el peso de su propio cuerpo. Para un entrenamiento correcto de fuerza puede colocársele un pequeño chaleco con peso extra, de entre 500 gr hasta no más de 4kg para un greyhound con mucha masa corporal y musculo. Los saltos verticales también son una buena idea, para que tu galgo inglés realice estos solo tienes que ofrecerle un señuelo o bocadillo para que salte por él. Finalmente también están las subidas a cerros, una actividad que si se practica en 100 metros y es una pendiente más o menos empinada puede dar muy buenos resultados aumentando la fuerza del galgo inglés.

Para cada carrera o ejercicio de este tipo son necesarias unas tres repeticiones con periodos de uno a dos minutos por sesión, durante los primeros meses serán unas dos sesiones semanales. Cuando se acerca una competencia este entrenamiento no se puede llevar a cabo.

Con esto un galgo inglés o greyhound no solo obtendrá muy buena velocidad en competiciones formales o informales, también tendrá muy buena salud, pero asegúrate de siempre mantenerlo ocupado mediante una actividad física al día ya que son perros que el 90% de las veces son muy activos y propensos a sufrir nerviosismo y ansiedad si no practican algún tipo de ejercicio.

Comportamiento con los Humanos

Los dueños de los galgos ingleses de competición muchas veces olvidan que su perro tiene sentimientos y se limitan a entrenarlo para el propósito general de la raza entre este tipo de personas; que sea el perro más rápido para poder ganar dinero. Pero lo cierto es que el greyhound vaya que tiene un comportamiento bastante digno de reseñar, es un perro bastante amigable, noble y cariñoso con su dueño y familia si recibe buenos tratos por parte de ellos. El galgo siempre querrá aprender si le ofreces entrenamiento en positivo como medio de retribuirle algo por su atención, por lo que se puede decir que es un perro inteligente que aprende bastante rápido.

Los grayhounds son algo reservados con personas que no conoce, con las que prefiere guardar cierta distancia y esperar a ver cómo se desarrollan los hechos con su amo y ella para luego acercarse a investigar de quien se trata, cuando adquiere un poco de confianza debido a la interacción de su dueño con esta persona. Al principio se mostrará tímido, pero viendo a esta persona de manera corriente podrá desarrollar cierta empatía con ella y llegar a saludarla siempre que la vea en casa. Esto es normal, ya que se trata de un perro dulce, amable, muy afectuoso con los miembros de la familia y sobre todo gentiles. Al principio de toda relación con un greyhound siempre existirá un poco de distancia entre él y la familia que lo ha adoptado hasta que comprenda que es su nueva manada y exprese todo el amor que tiene reservado a todos ellos.

La relación con todos los miembros de la familia y el greyhound será excelente, no importa si son niños, abuelos, jovencitos o adultos, se lleva bien con todo el mundo que conoce y lo tratan como se merece, como un miembro de la familia. Si existen miembros de la familia que le hacen “travesuras” como asustarlo cuando es un cachorro por simple diversión para ellos entonces desarrollará un carácter aún más tímido y reservado de lo que puede ser y no querrá ningún tipo de tratos con dicha persona en cuestión sino que buscará huirle apenas lo vea.

Desde hace tiempo que las personas han desarrollado una buena relación con los galgos ingleses debido al comportamiento de estos y que eran buenos perros para correr tras la presa en sesiones de cacería, por lo tanto, se llegó a establecer un castigo bastante fuerte para aquella persona que hiriese o llegase a matar a uno, el castigo podía ser incluso considerado igual que el de matar a una persona, por lo que condenaba muchas veces a un asesino de estos animalitos a la horca o a muchos años de prisión. Son perros que desde siempre han gozado de cierta popularidad por su singular figura, personalidad y buen trabajo.

A pesar de siempre mantener una buena relación con la familia son perros a los cuales también le gusta tener su propio espacio y un tiempo para estar ellos solos, ya que son perros en parte independientes, es decir, no son perros que disfruten su día pasándolo como perros falderos de su amo, sino que prefieren compartir su tiempo entre su amo y actividades que le representen un buen desgaste de energía como correr, saltar, perseguir pequeños animales o jugar contigo.

Es recomendable que tenga su espacio en el jardín para que pueda alternar entre vivir entre los miembros de la familia y en el patio. Puede que lleguen visitas al hogar y como no las conoce se ponga nervioso y reservado, en especial si estas visitas tienen comportamientos no adecuados con él como tratar de enfurecerlo o hacerle bromas, lo cual hará que el galgo inglés se comporte de manera nerviosa durante la presencia de este invitado y prefiera arrinconarse muy lejos de las personas esperando que se vayan los invitados. Teniendo un jardín se soluciona este problema ya que, para evitar que una persona poco discreta lo fastidie, simplemente se irá hasta el patio en donde puede pasar un rato de independencia como le gusta, ya que no se trata de un perro faldero como los poddle, chihuahua o pincher.

No es muy buena compañía con niños muy pequeños que puedan hacerles travesuras ya que entonces se comportará de manera nerviosa cuando ellos estén cerca, y un perro nervioso puede ser agresivo. Lo más recomendable es que les enseñes a tus hijos que el galgo inglés, como cualquier otra mascota es un miembro más del hogar y merece el respeto que pueden darle a cualquier otra persona de la familia.

Su Entorno

El galgo inglés es un perro que con suma facilidad puede sobrepasar el metro de altura a la cruz, por lo tanto, para un perro de este tamaño, que vendría clasificándose como un perro grande, los entornos cerrados como pueden ser el interior de una casa o quizás un departamento no constituye la opción apropiada de entorno para tener a un galgo inglés o greyhound.

Los galgos ingleses son perros que disfrutan mucho de la libertad. Sienten que tienen que ser libres para poder correr y explorar un gran número de zonas. El entorno perfecto para un galgo inglés siempre será el que le pueda ofrecer un buen espacio para poder correr y ejercitarse a su antojo, por lo cual tampoco es un perro demasiado apropiado para entornos urbanos.

Los galgos ingleses son perros que necesitan ejercicio diariamente, de hecho, existen rutinas especiales para estos perros ya que el ejercicio común y corriente que se lleva a cabo con otros perros no es suficiente para él porque casi toda su vida en un pasado la ha dedicado a las competiciones deportivas de carreras de galgos o trabajos de caza aún más atrás en el pasado.

Si quieres tener a un galgo en tu departamento ya que te parecen perros realmente sorprendentes, tranquilos y obedientes entonces hay una solución a medias, tendrás que sacarlo a pasear varias veces al día, lo que en total puede traducirse como unas 2 horas de paseos en todo el día repartidos en uno o dos paseos, por lo que tendrás que tener tiempo suficiente para satisfacer las necesidades de ejercicio de tu perro galgo inglés. De cualquier manera, un dueño sedentario y un galgo inglés no hacen muy buena pareja de amo y mascota, ya que puede que no se sienta en la capacidad de salir a trotar o jugar con su perro a diario, aun teniendo un buen jardín en el cual realizar estas actividades así que para este tipo de persona sería mejor un perro de compañía como pueden ser los caniche, bichones o chihuahuas.

El entorno perfecto para un galgo inglés

Las condiciones óptimas para la tenencia de un perro tan atlético y enérgico están bastante claras, una gran casa y un gran patio en donde pueda correr y jugar contigo sin la necesidad de sacarlo a pasear diariamente durante dos horas, pudiendo sacarlo solo durante unos 30 o 45 minutos para que pueda olfatear y explorar un nuevo entorno, evitando así el estrés por permanecer siempre en un mismo lugar.

En un patio o terreno con vallado puede estar tranquilamente y compartir con otras mascotas del hogar sin problemas ya que no es un perro agresivo ni territorial. Siempre debe tener ciertos accesorios propios para evitar peleas, estos accesorios son:

Un plato de comida: los perros son muy serios cuando se trata del alimento, si un galgo inglés se le acerca a un plato de otro perro para comer, ya que le has puesto comida a él, pero el otro perro, debido a que es un plato compartido puede pensar que es de él, puede atacar al galgo. Con un plato propio no existirá este problema, ya que cada perro sabe que plato es de él, en donde se colocan y cuando comer. También debe repetirse esto con el agua, aunque no es de vital importancia ya que por el agua muchos perros no se pelearían.

Un espacio en donde estar: el confinamiento no solo es insalubre para los perros, también para los humanos. Si tienes un jardín pequeño y una casa igual pequeña lo mejor sería que no optaras por conseguir muchas mascotas ya que el hacinarlas puede provocar condiciones de salud desfavorables tanto en ellas como en ti y los miembros de tu familia producto de la acumulación de los desechos de estos.

También debes tener en cuenta que si las zonas en donde tu galgo ingles pueda recostarse son escazas durante climas áridos como el verano en donde suelen haber rayos de sol bastante fuertes, es conveniente que invites a tu galgo inglés a estar un rato dentro de casa ya que a nadie le gusta experimentar temperaturas de este tipo, menos al galgo inglés que posee poca masa muscular y puede sufrir un golpe de calor de manera sencilla.

En los fríos intensos tampoco es muy tolerante justo debido a esta característica, la carencia de grasa lo hace ser un perro que no puede soportar fríos gélidos, por lo que más que invitarlo a que se meta a su casa para perros es conveniente que lo invites a pasar un tiempo dentro de casa hasta que el clima mejore.