Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Braco Alemán de pelo duro

braco-aleman-pelo-duro
Braco Alemán de pelo duro
5 (100%) 8 votes

Braco Alemán de pelo duro: Tu nueva mascota

El braco alemán de pelo duro es un perro que tiene mucha historia que merece ser escuchada, la cual dio origen a un perro tan fuerte, inteligente y singular. El braco alemán es un perro grande, ninguna de las partes de su cuerpo es desproporcional comparándola con las demás. Es un perro que durante su vida ha sobrevivido a la intemperie por lo que tiene muy buena resistencia a los climas que esta condición de vida le pueda ofrecer.

El braco alemán de pelo duro, tal como lo propone su nombre, tiene un pelaje bastante duro. Esta raza tiene cejas, bigote y barba, las cuales le dan a su apariencia la singularidad por la que se conoce la raza.

Los bracos alemanes de pelo duro poseen buena musculatura que se desarrolla por si sola gracias a las jornadas de ejercicio y acondicionamiento físico a las cuales ellos mismos se dedican a realizar, ya que son perros bastante activos.

La combinación de razas que dio lugar a esta raza de aspecto peculiar también es peculiar, nada más y nada menos que se trata de una mezcla de caniche, foxhound, terrier y braco alemán puro. Dicha combinación fue efectuada por criadores selectivos y el Barón de Schoerlemer en Alemania del siglo XIX.

Curiosidades del braco alemán de pelo duro

El braco alemán de pelo duro es un animal longevo. Puede vivir hasta unos 15 años o más si se le ofrecen los cuidados mínimos que a todo perro deben ofrecérsele durante los primeros años de vida y durante su etapa de perro adulto.

Para asegurarse de que no contraiga alergias es necesario cepillar con frecuencia su duro pelaje. Durante su crianza se buscaba a un perro que pudiese ser capaz de resistir los zarpazos y dientes de un depredador en su piel con los mínimos de daños posibles y que estos no comprometiesen la vida del animal, por eso se pensó en una combinación perfecta que lo haría tener pelo en abundancia, pero que este fuera lo suficientemente duro como para soportar la agresividad de un atacante. Lo cual fue muy útil durante su historia como perro de caza.

Estilo de vida de un braco alemán de pelo duro

El braco alemán de pelo duro es un perro con muy buen comportamiento. Entre sus características más atractivas está la de ser un perro muy valiente, curioso y que no se rinde ante nada para cumplir sus objetivos, algo que naturalmente se encuentra relacionado con su anterior trabajo como perro de caza.

El braco alemán de pelo duro es un perro que siempre querrá hacer deportes, tiene una gran energía, por lo que necesita si o si, una buena dosis de ejercicio diario. Es un perro que será una buena compañía para personas activas ya que podrían compartir un espacio diario de ejercicio, pudiendo estrechar así la relación dueño – mascota.

Lo único que debes tener en cuenta es que tiende a soltar pelo, por lo que se tendrá se cepillar semanalmente para evitar que deje todo el pelo muerto por todas partes.

No tendrán problemas en el hogar ya que se consideran perros amigables y obedientes. Se llevan bien con los niños si estos tienen las bases necesarias de enseñanza para tener en claro que los perros deben tratarse con el mismo respeto como si se tratasen de una persona.

Para estar seguro de que este buen comportamiento se desarrollará deberás comprobar que tenga una buena socialización desde cachorro, ya que si no, podría intentar dominar a otros perros.

Es un perro que se entretiene persiguiendo a pequeños roedores o aves, la cacería está en sus venas, por lo que puede ser un excelente aliado para una persona que aún hoy en día practique esta actividad o quiera ahuyentar a diferentes tipos de pequeños animales del hogar.

También es un excelente perro guardián, desconfía mucho de los extraños. Para que un extraño pueda acercarse a la propiedad que guarda un perro de esta raza primero deberá olfatearlo muy bien y detallar muy bien el comportamiento del humano en cuestión para asegurarse que es de completa confianza.

Actualmente el braco alemán de pelo duro es uno de los perros estandarte en Alemania ya que su historia coloca su nacimiento en ese país. Aunque es muy popular en dicho país que lo vio crecer y difundirse por todo el mundo, en los años 20 Estados Unidos tuvo una gran demanda por los perros de esta raza, por lo cual el AKC lo reconoció como un perro con características tan propias que lo hacían merecedor de su propio estándar de raza.

A pesar del gran “boom” que tuvo esta raza en la antigüedad en el continente americano, hoy en día apenas pueden verse ejemplares en este continente, por lo que si quieres adoptar a uno, te daremos toda la información que necesitas para hacerlo sin problemas y tenga muchos años de vida a tu cuidado.

Historia y Origen del Braco Alemán de pelo duro

El braco alemán de pelo duro comenzó su historia entre los años 1880 en Alemania. En este país existía un gran gusto por la caza, pero los cazadores querían compañeros que desempeñasen una labor de ayudante a la hora de recoger la presa que ellos habían herido.

braco-aleman-pelo-duro

Desde hace un buen tiempo es sabido que los perros tienen un mejor sentido del olfato que el hombre, por ello los cazadores decidieron tomar como ayudantes a los perros. Pero no cualquier perro podía desempeñar la labor de perro cazador, habían unos que no se desempeñaban bien en este papel y otros que lo hacían muy bien, pero debido a sus características físicas podían ser vulnerables a ataques de otras especies que también querían el botín del cazador o por el mismo animal cazado, que en ocasiones eran zorros y jabalíes.

Pensando en esto, comenzó a practicarse la crianza selectiva. Los criadores alemanes querían a un perro muy fuerte, robusto y dispuesto a lanzarse a la caza con valentía, todo esto, sin que fuese necesario salir herido en el medio de la pelea mientras se cobraba la presa.

Estos criadores querían un perro con una especie de capa protectora que no permitiera que los dientes ni las garras de las presas lo llegasen a herir, por ello seleccionaron un pequeño grupo de perros con mediano y buen desempeño en la cacería para proceder a unirlos todos mediante crianza selectiva y desarrollar a un perro que pudiese tener lo más relevante en torno a la caza de cada uno de estos.

Este perro resultante día tener una buena resistencia al correr, resistencia a los climas frios como el que predomina en los Alpes, deberían ser capaces de adentrarse en bosques sin perderse, así como también deberían guiarse entre grandes extensiones de terreno abierto como granjas o pequeños poblados.

Pensando en esto decidieron escoger a un perro con un pelaje exuberante y tupido, como es el caniche, foxhound, terrier y el braco alemán sin pelo duro de la época. Existen muchísimas teorías sobre los cruces que se efectuaron para conseguir la raza actual, muchos piensan que también pudo haber sido el resultado del cruce entre los perros grifón pointer, pudelpointer, el Deutscher y el stichelhaar, aunque tiene mayor popularidad la primera teoría.

Gracias a esta mezcla de razas pudieron conseguir a un perro con un pelaje bastante áspero y duro. El cual puede resultar incómodo al entrar en contacto con diferentes áreas del cuerpo como cuando lo abrazas, pero en aquella época no estaban pensando en criar a un perro que pudiera dar abrazos afectuosos, sino un perro que pudiese resistir frías temperaturas propias de la región, pudiese sumergirse en aguas heladas y también tuviese oportunidad de resistir las embestidas que pudiera realizar la presa para tratar de liberarse en caso de que no estuviese tan malherida.

Lo lograron, nació el braco alemán de pelo duro, el cual inmediatamente comenzaron a usar para las labores de cacería.

Este braco alemán contaba con las características que había estados buscando desde hace mucho tiempo:

  • Apuntaba
  • Localizaba la presa mediante rastro
  • Buscaba exhaustivamente
  • Podía entrar en el agua y rastrear a aves o mamíferos en ella aunque esta estuviese helada
  • Trabajaba en tierra con mayor eficacia que en el agua
  • Tenía una “armadura” que lo protegía del clima y peligros por parte de las presas u otros animales que quisieran disputársela
  • Podía cazar zorros
  • Era un compañero muy leal y amigable para la familia, una excelente mascota

Existen criadores sumamente exigentes con los perros de esta raza ya que son adquiridos por personas que ven la caza como un deporte o dependen de la caza aún en día para sustentar a su hogar. Por ello, los criadores no pueden ofrecer ejemplares que no desarrollen esta tarea a la perfección, por lo que someten a los ejemplares destinados a la reproducción a jornadas de ejercicio saludables, búsqueda con señuelos de zorro, búsqueda con señuelos de ciervos y jabalíes y búsqueda con aves de señuelo.

Desde pequeños también son adiestrados con la necesidad de usar ese talento que tienen para las labores de caza.

El braco alemán de pelo duro sin dudas fue y es un perro resistente, aún más si no será usado para labores de caza ya que su gran resistencia puede hacerlo vivir cómodamente en el hogar si se le brindan todas las actividades de ejercicio que pide la raza. No es un perro para personas inactivas.

Características Principales

braco-aleman-pelo-duro

Este braco alemán es un perro bien fornido, musculoso, pesado y de tamaño medio, con una bonita pero tosca apariencia gracias a su pelaje que al tacto es muy áspero e incómodo al rozar con los brazos o las piernas del humano. Es un perro cuya característica principal es su pelaje, el cual cumple función como un abrigo que lo protege de temperaturas bajas y de casi cualquier accidente menor en donde pueda lastimarse su piel.

En su cara se pueden ver unos expresivos bigotes, cejas y barba, típicos en esta raza, lo cual le da una apariencia peculiar en el mundo de los perros. Es un perro que en sus ojos se denota la necesidad de ser libre y correr e investigar cada lugar que tenga disponible.

La cola del braco alemán de pelo duro no se encuentra situada ni muy arriba ni muy debajo, posee una longitud que va en armonía con su cuerpo, lo suficiente como para llevar a los corvejones. Como todos los perros de caza especializados en apuntar, este braco tiene los pies palmeados.

Su pelaje es una de las características que más llaman la atención y marca el sello definitivo distintivo para la raza. Un braco alemán de pelo duro no puede tener otro tipo de capa que no sea la descrita a continuación, de lo contrario, sería otro tipo de braco alemán.

El pelaje del braco alemán de pelaje duro es, como su nombre lo indica, áspero y duro al tacto. Ofrece buena protección a la intemperie ya que actúa como una capa natural que protege del frio y los rayos de sol directos que podrían ser causantes de quemaduras en perros con escaso pelaje.

El pelaje de esta raza es capaz de repeler el agua cuando el perro se encuentra nadando, lo que le ofrece un importante bonus de velocidad a la hora de perseguir presas en zonas con agua. Posee un pelaje interior que sirve para aislar aún más el frio, pero cuando no se necesita esta puede casi desparecer.

La capa exterior de pelaje es dura, áspera y delgada, puede medir una pulgada en verano y dos pulgadas en invierno o en climas muy fríos. Esta capa de pelo es larga, lo que lo protege casi completamente del frio y lo hace muy rápido en el agua. En sus patas se puede ver como el pelaje se vuelve más delgado y corto y en sus dedos es mucho más suave que en el resto de su cuerpo.

El peso de los machos es bastante variable, un ejemplar macho puede pesar desde los 20 hasta los 34 kilogramos. Las hembras por su parte pueden llegar a pesar lo mismo que un macho, pero en la mayoría de los casos pesan menos kilos que estos.

Los machos tienen una altura a la cruz de unos 62 a 63 centímetros mientras que las hembras son un poco más bajas con unos 60 centímetros.

Otra de las características que hacen ver fácilmente que se trata de un ejemplar de braco alemán de pelo duro son sus orejas caídas hacía atrás de forma natural. También, si se tiene la oportunidad de compartir con él se puede notar que es un perro bastante activo y juguetón.

No es un perro que ronque, babee o ladre mucho, lo cual son muy buenas noticias para algunos dueños que no les gusta que su perro los llene de baba, ladre en exceso sin ningún motivo o los despierte con sus raros ronquidos. Solo ladra cuando es necesario y existe alguna amenaza.

La longitud del pelaje se puede considerar corta, siempre debe ser duro, plano y liso, tres características que se explican muy bien en el estándar de su raza. Los colores de este manto son el hígado y el blanco o la combinación de estos dos. Dicho pelaje debe ser cepillado semanalmente ya que tiende a eliminar pelo con mucha frecuencia.

Es un perro que se encuentra reconocido por la RSCE, UKC y AKC. No es muy frecuente en América, en Europa es más o menos una raza popular.

La constitución del cuerpo es rectangular, son más largos que altos, poseen una espalda compacta. La cola en estos ejemplares solía ser amputada, algo que ya no se recomienda para que pueda preservar los estándares de raza.

Dieta y alimentación del Braco Alemán de pelo duro

El braco alemán de pelo duro es un perro que se puede alimentar normalmente, pero tiene un problema, es un perro bastante goloso con la comida, si le das toda la comida que pide probablemente engordará muy rápido, en especial si esta comida es comida casera que no hayas balanceado muy bien, pero no te preocupes, a continuación aprenderás como alimentar a un perro de esta raza de una forma sana.

braco-aleman-pelo-duro

Antes que nada, debes saber que toda alimentación debe complementarse con ejercicio, algo que no será un problema para el braco alemán en general ya que se trata de un perro sumamente activo que no dejará de correr de aquí a allá en los paseos que puedas ofrecerle.

Mediante una sana rutina de ejercicios, en los cuales puedas sacarlo a un lugar seguro para que puedas jugar con él, no solo asimilará los nutrientes de su dieta, sino que además quemará toda la grasa que pudiese estar acumulando para casos en los que necesite más energía.

Cuando la energía no se usa, tanto los seres humanos como los perros y demás animales pueden reservar esta energía en forma de grasa para así poder usarla después. El problema comienza cuando esta grasa no se usa. El cuerpo humano no sabe cómo regular cuanta energía acumular y sigue acumulándola infinitamente, hasta que se llega a estar tan obeso que esto comienza a afectar la salud.

Un braco alemán podría nacer con predilección al sedentarismo si tú desde pequeño lo educas para que siempre esté acompañándote mientras está acostado en su cojín. Pero algo que siempre tendrá es la necesidad de comer, pero en el caso de esta raza, esta necesidad se ve afectada por la glotonería, por lo que en ocasiones te pedirá alimento aún más allá de su saciedad.

Si un perro de esta raza se cría de manera sedentaria, pero se le da rienda suelta a sus exigencias de alimento en grandes cantidades, esto puede afectar de manera negativa su salud. Por ello es necesario que al momento de adquirir un alimento para él, el cual pueden ser croquetas industriales de alta calidad para perros adultos o cachorros, veas siempre la etiqueta posterior del empaque.

Las etiquetas en el empaque siempre te mostrarán el contenido de cada uno de estos empaques y la dosis de alimento recomendada diariamente. Usualmente te darán un contenido general y en cuantas comidas dividirlo. Los perros adultos normalmente comen dos veces al día, los cachorros tienen la necesidad de comer hasta cuatro veces al día durante los primeros meses de vida, pero ya a los 4 meses pueden comenzar a comer tres y luego dos veces como todo adulto.

De todas maneras podrás acceder a este tipo de información, junto a la nutricional, en el empaque.

No todos los perros braco alemán de pelo duro necesitan las mismas dosis de comida

Puede que tu perro tenga hábitos sedentarios y no necesite tanta comida como la que le estás dando actualmente haciéndole caso al empaque ¿Por qué?

Simple, tu perro braco que es sedentario podría estar sobrealimentándose producto de la falta de ejercicio. El cuerpo debido al estado de inactividad del perro, ya sea de su parte o simplemente no tiene a dónde correr ya que vive en el interior del hogar y son escasos los paseos que le das a la semana, comenzará a almacenar grasa, lo cual puede ser peligroso si esta llega a los niveles de obesidad. Esto empeora en el caso de esta raza, ya que se trata de una raza excepcionalmente activa por lo general, por lo tanto, su cuerpo almacena grandes cantidades de glucógeno para usarlos después, cuando lo necesite y esté persiguiendo a una presa.

¿Qué hacer entonces?

Verifica que tu perro no esté “gordo” de la siguiente manera:

  • Coloca tus dedos pulgares en la columna de tu braco
  • Coloca los demás dedos a cada lado de sus costillas

Podrás notar que los huesos de las costillas se sienten sin necesidad de hacer presión, no se sienten y necesitas hacer solo una mínima presión o de plano no sientes ni la columna ni las costillas a menos que presiones moderadamente. En el primer caso, tu braco alemán necesita más alimento, no es normal que las costillas se puedan sentir sin presión, por lo que de seguro tu perro está teniendo una buena jornada de ejercicios y puede que necesite más alimento.

En el segundo de los casos tu perro se encuentra en su peso ideal, la columna se debería sentir con un mínimo de presión, al igual que las costillas, pero en el tercer de los casos estaremos evaluando a un perro obeso, que necesita más ejercicio para deshacerse del excedente de energía que está almacenando su cuerpo, pero mientras tanto, no le des tanta comida como le vienes dando y siempre ten en cuenta la dosis del empaque de croquetas.

Consulta con un veterinario si quieres alimentarlo con comida casera o dieta BARF, él te dará las mejores indicaciones de dieta balanceada en cualquiera de los dos casos.

Comportamiento con otros perros

El braco alemán es uno de los perros más activos que vio su nacimiento en Alemania. Tiene grandes reservas de energía, lo que lo hace un perro dispuesto a jugar y correr por horas tan solo descansando unos cuantos minutos. Es un perro glotón, por lo que siempre tendrá grandes reservas de energía para continuar su actividad deportiva, por ello fueron (y son, en algunas partes) muy apreciados como perros ayudante de caza.

Además de su comportamiento activo, se trata de un perro que es muy adecuado para ser una mascota. Es muy inteligente, sociable, amigable, bueno con los demás perros a los que además cuidará si escucha o ve algo que le parezca extraño.

Debes saber que existen actualmente solo dos variantes del braco alemán, el de pelo corto y el de pelo duro, ambas variantes de la raza comparten el comportamiento pero tienen variantes en su pelo.

Sabiendo esto puedes adoptar cualquier variante, de pelo corto o duro sabiendo que no es una amenaza para otras mascotas en el hogar, aunque de todas maneras recomendamos mucho que adquieras estos ejemplares de cuidadores experimentados y con buena reputación. Algunos bracos alemanes son dominantes con otros perros, lo cual quiere decir que siempre amenazarán a aquellos canes que no se sometan a ellos.

Para eliminar este comportamiento es necesario hacerlo entrar en contacto con otros perros y mascotas cuando aún es un cachorro, eso sí, necesita que estos perros y otras mascotas sean dóciles para que la experiencia de socialización sea buena y evite ser atacado por estos desarrollando miedo a la compañía de los demás animales y empeorando así su comportamiento, siendo temeroso y nervioso ante la presencia de otras mascotas.

Para evitar que piense en la dominancia también puedes brindarle un lugar en donde pueda vivir que tenga mucho espacio. Son perros muy activos por lo que no conviene tenerlos dentro del hogar todo el día, es desaconsejable que vivan en apartamentos o en casas sin jardín ya que además de dominantes podrían volverse ansiosos y llevarlos a destruir los muebles del hogar.

El braco alemán de pelo duro no es un perro para nada agresivo con otros perros si estos no están amenazándolo y no representan una amenaza para los miembros de la familia. Si ve que otros perros te amenazan de seguro saltará a defenderte, primero advirtiendo claramente que dicho familiar o mascota del hogar se encuentra defendida por él y que tendrán problemas si siguen en el lugar.

Es un perro protector y que no representa problemas ante la presencia de otras mascotas ya que en la antigüedad, cuando trabajaba como perro cazador, lo hacía en grandes manadas de perros de esta raza, gracias a que varios cazadores se ponían de acuerdo para cazar juntos y que sus perros pudiesen ayudarse.

Gracias a esto el braco alemán tiene muy buenas bases de socialización, lo que lo ha convertido en un perro dócil con el pasar de los años, pero esto no quiere decir que pueda saltarse dicho proceso cuando aún es cachorro, ya que podrían desencadenarse los problemas que mencionamos con anterioridad.

Lo único que debes tener en cuenta, para que se lleve muy bien con perros de otras razas es darle el suficiente ejercicio. No es un perro faldero el cual disfrutará de maratones de Netflix junto a ti todo el día, debes sacarlo a pasear para que se mantenga estable emocionalmente., es lo único que te pide a cambio de una excelente relación con los demás perros y personas de tu familia.

Encontrarás a un amigable cómplice adoptando a un braco alemán como una de tus mascotas y por si fuese poco también podrá ser un excelente perro de guardia.

¿Qué actividades drenan la energía de un braco alemán de pelo duro?

Existen varias actividades que serán muy beneficiosas para el braco alemán, estas las puede tomar como juego por lo cual el vínculo entre él y tú se estrecharán mucho, y ¿por qué no? También podrás divertirte mucho jugando con tu perro.

Buscar la pelota es un buen ejemplo de juego que les encanta a estos perros, es un juego que tienes que practicar desde que el braco alemán es muy cachorro, es decir, durante la etapa más juguetona de sus vidas y en la etapa en donde pueden aprender fácilmente a realizar trucos y juegos. Lanza la pelota, cuando vaya por ella lo llamas por su nombre y cuando acuda a ti lo recompensas. Repite varias veces y luego intenta con otro juego.

Comportamiento con los Humanos

braco-aleman-pelo-duro

El braco alemán es un perro que toda su vida la ha dedicado a la caza. La caza es una actividad que realiza junto a su amo, por lo cual se crea una fuerte relación entre amo y mascota, esta relación es muy bien valorada por el braco alemán, el cual se convierte rápidamente en un compañero de vida del cazador, siendo capaz incluso de dar su propia vida para mantener a su amo sano y salvo en caso de una emergencia.

El temperamento del braco alemán de pelo duro es uno compartido con su hermano de raza, el braco alemán de pelo duro. Los dos tienen la misma forma de comportarse, con la única diferencia que es la que puede ofrecer sus aspectos externos.

Los bracos alemanes son perros muy extrovertidos, enérgicos, juguetones y divertidos. Son aún más juguetones con los niños pequeños por lo que son una opción inteligente para familias que tengan niños no tan pequeños, para que sepan cómo interactuar correctamente con el perro y este no vaya a reaccionar de una mala manera por culpa de un maltrato.

Si pretendes que el braco alemán viva dentro del hogar todo el día sin hacer mayor actividad física sería como encender una dinamita dentro de un ascensor… ¡No es para nada recomendable! Este perro tiene tanta energía que buscará la manera de deshacerse de un poco de ella, ya sea corriendo por todas partes dentro del hogar, rompiendo costosos muebles o cubrecamas, saltando encima de la mesa o intentando escaparse.

Recordemos que los perros cazadores tienen aún más energía que otros perros que le han dedicado sus vidas a vivir al aire libre, como los perros pastores. Esto es porque almacenan con más facilidad la energía en forma de glucosa para usarla en cualquier momento de una extenuante persecución de una presa. Por lo que también son perros muy propensos a engordar si por alguna razón algún ejemplar no desea o se le ve impedida la actividad física por parte de las condiciones de su entorno.

¿Quieres un braco alemán de pelo duro? Entonces ponte las zapatillas deportivas

Si adquiriste un braco alemán de pelo duro y no sabías que este perro tenía una necesidad de ejercicio tan grande entonces llegó la hora de que te pongas las zapatillas deportivas y salgas a correr con él. Estos perros son sumamente fieles y el correr con su amo se acerca mucho a lo que para ellos es la felicidad absoluta, después de comer, claro.

Si ya te gustan las actividades al aire libre entonces será muy buena noticia para ti el conocer que el braco alemán necesita al menos unos 30 minutos diarios de trote con unos pocos minutos de descanso cada diez minutos. Normalmente él mismo se tomará estos descansos ya que cuando encuentre un olor o una “presa” peculiar para él, se dedicará con todos sus esfuerzos a perseguir la fuente de dicho rastro.

Normalmente si alcanza a la presa jugará con ella un poco, correteándola de aquí a allá. Si ha tenido una buena socialización desde cachorro esto sucederá así. Pero si se lo ha entrenado como perro cazador o no ha tenido contacto nunca con otras mascotas es muy probable que lo veas venir con la presa en la boca.

Esto es un comportamiento indeseado, por lo que si tu braco alemán nunca ha sido entrenado para que no haga dicha acción deberás mantenerlo sujetado con una correa en paseos, ya que puede ir a cazar a la mascota pequeña no perro de alguien más.

El braco alemán es un perro muy inteligente que siempre quiere complacer a su dueño. Para eso fue concebido desde un principio, así que requiere un amo que sea amigable, cariñoso y amoroso con él, siempre teniendo límites para que no se convierta en un perro malcriado que siempre hace lo que quiere, favoreciendo la posible dominancia que pueda desarrollar.

El braco alemán aprenderá muy rápido un gran número de órdenes durante su etapa de cachorro, lo cierto es que debes ser constante con cada una de ellas y hasta que no aprenda una no podrás comenzar con una segunda orden. Si le enseñas muchas ordenes al mismo tiempo, a pesar de ser un perro muy inteligente, no podrá evitar confundirse.

¡Cuidado! El braco alemán de pelo duro es excepcionalmente excitable con los estímulos que pueda darle los terrenos exteriores a su hogar, por lo que podría salir disparado a investigar que son esos animalitos (ardillas) que se encuentran corriendo por las cercanías, quién es ese perro que se encuentra al otro lado de la carretera o encontrar un olor interesante el cual quiere perseguir de inmediato.

Todos estos escenarios son de peligro para la vida del braco alemán ya que podría atravesar una carretera peligrosa o incluso podría perderse o ser robado. Mantenlo con correa siempre en sus primeros paseos hasta que entienda que no debe salir disparado hacía un lugar que quede muy lejos de donde te encuentras tú.

Cuidados necesarios

Los cuidados del braco alemán de pelo duro son igual que los cuidados que puedes tener con los demás perros, con tan solo un detalle, eliminan mucho pelo a medida que pasan los días, por lo que es conveniente tener esto en cuenta para evitar que los dejen regados por todos lados en el hogar, si tiene acceso a los interiores de este.

Estos eran perros que salían a cazar muchas veces en un frio terrible, despeinándose, luchando con su presa y consiguiendo el camino de regreso con su amo, por lo que no son muy exigentes con su cuidado exterior, el cual se limita a cepillarle su duro pelaje unas dos veces por semana para evitar que dejen todo este pelo duro por toda la casa.

Los baños para este perro no están recomendados a menos que esté sucio. Esto significa que por más que haya pasado un mes desde que lo bañaste por última vez no será necesario volver a bañarlo aunque no esté sucio. Este fue un perro trabajador, por lo que podría desarrollar alergias si se baña con mucha frecuencia ya que los perros trabajadores se limitaban a cazar y obtener un bocado de dicha presa de manos del cazador en las noches.

Independientemente del estilo de vida que lleve tu braco alemán de pelo corto, es totalmente necesario que tengas en cuanta que las visitas al veterinario son fundamentales. Un cachorro deberá acudir al veterinario para que este le suministre las vacunas necesarias para que pueda vivir hasta la adultez. Los cachorros tienen un 50% de probabilidades de morir si no son vacunados, debido a que existen enfermedades muy fuertes como la parvovirosis canina que puede acabar con sus vidas en tan solo 2 o 3 días.

Las hembras gestantes necesitarán acudir con el veterinario para que este vea qué tal va el embarazo y si necesita algunos suplementos vitamínicos para llevarlo mejor. Pero tanto los machos como las hembras necesitan acudir con el veterinario cuando tienen síntomas de alguna enfermedad, se han herido o no quieren comer, por ejemplo.

Las visitas al veterinario son una parte fundamental e inevitable en la vida de un perro para que pueda vivir en paz y tranquilidad.

En cualquiera de los dos sexos es recomendable practicar una limpieza exhaustiva de su pelaje si son perros que practican la caza. Esto con el fin de eliminar cualquier parasito, hojas, ramas y arena que hayan podido acumular durante su aventura en espacios con muchos agentes que podrían haber ensuciado su pelaje. Se recomienda cepillar el pelaje después de cada sesión de caza.

Aún más importante que los cuidados de su pelaje está la necesidad de ejercicio de esta raza. Desde este momento te recomendamos que si no puedes ofrecerle al menos una hora de ejercicios y juegos al día a tu braco alemán (otras veces incluso necesite más), no lo adoptes. Se trata de un perro sumamente activo y que guarda reservas adicionales de energía para poder cazar a la presa definitivamente y no rendirse producto del cansancio.

Encerrar a un perro de esta raza en una casa sin jardín y no brindarle la posibilidad de que salga para que realice ejercicio sería igual que encerrar a un león en una jaula. Es un perro con tanta energía que algo se inventará para jugar dentro del hogar, por ejemplo, correr frenéticamente de habitación en habitación, subirse a las camas, sillones o mesas y… quizás sea lo peor, morder los muebles del hogar destruyéndolos por completo.

Muchos amos de perros hiperactivos no se dan cuenta que la culpa verdaderamente es de ellos por este comportamiento del animal. Si no le ofrecen una opción para librarse de su exceso de energía inmediatamente se podrán apreciar estos comportamientos ansiosos y producidos también por el aburrimiento.

Es MUY recomendable el tener un jardín para que pueda correr y perseguir rastros, si no tienes jardín no podemos recomendarte adquirir un perro de esta raza. Sería mejor que adquirieras un perro acostumbrado a ser mascota por muchos años como el poddle, chihuahua o terriers, los cuales no tienen mucha necesidad de espacio y están cómodos con un estilo de vida sedentario, aunque siempre necesitarán su paseo diario o interdiario de algunos minutos.

Se ha comprobado que los bracos alemanes que viven en departamentos aunque se les den paseos diarios pueden ser muy infelices por no tener la misma libertad que sus antepasados, aunque esta sea mínima en un jardín.

En cuanto a la salud general del braco alemán podemos decir que se trata de un perro con una salud de roble. De hecho es uno de los perros más saludables que existen. Sin embargo, puede contraer dolencias y enfermedades, pero estas no serán por su raza sino enfermedades típicas de perros del mismo tamaño. Entre las más comunes están la displasia de cadera debido a ejercicios demasiado frecuentes, displasia de entropión y la mortal torsión de estómago, la cual debe ser tratada de inmediato para que no comprometa la vida del animal.

Cómo entrenar, educar o adiestra un Braco Alemán de pelo duro

El braco alemán de pelo duro es un perro que recibe muy bien cualquier tipo de adiestramiento que pueda darle su amo. Se trata de un perro muy complaciente con él si la relación es buena, de hecho, a lo largo de su vida su amo se ha constituido el centro de esta, por lo cual siempre estará dispuesto a ayudarlo y a mejorar para que así la relación con este vaya mejor. El braco alemán puede tener un carácter un poco dominante si no se entrena desde cachorro, por lo cual conviene mucho el mantenerlo a raya en este aspecto.

El entrenamiento de todo perro debe comenzar cuando aún son cachorros. Durante esta dulce etapa cuando los perros (en especial el braco alemán) son juguetones y muy extrovertidos es durante la cual absorben mucho mejor las órdenes y comandos que les puedas enseñar, aún más que durante cualquier etapa de su vida, por lo que conviene mucho entrenarlos desde el tercer o cuarto mes de vida. Durante esta etapa siempre deben ser tratados con mucho cariño ¡Son el equivalente a bebés, solo que son perros! Mientras más cariñoso y firme seas aprenderán rápidamente y sin traumas por maltratos.

El entrenamiento en positivo será perfecto para esta tarea. Con este tipo de entrenamiento le enseñarás a tu cachorro que puede obtener importantes recompensas si acata la orden que le estás dando, además de que será un refuerzo importante ya que recordará la acción que lo llevó a tener una recompensa tan agradable a su alcance, lo cual hace que tienda a repetirla cuando se dan las condiciones y otras veces automáticamente. El braco alemán de pelo corto es un perro excepcionalmente inteligente así que tomará este adiestramiento de la mejor manera ya que también hay golosinas de por medio.

Todavía hay personas que siguen usando el adiestramiento tradicional, el cual está en desuso ya que se demostró que el perro acata las órdenes únicamente por un gran temor que lo invade, haciéndolo ampliamente infeliz y temeroso durante el resto de su vida. Por ejemplo, una persona puede amenazar con golpear a su perro con algún objeto (usualmente suele ser una zapatilla de goma), lo cual el perro interpreta como un gran peligro y huye de inmediato. Esto genera ansiedad y miedo en el perro y en cualquier momento puede que termine envistiéndote ya que se cansó de tantos maltratos psicológicos.

En cambio, usando el refuerzo positivo podrás hacerle entender perfectamente  a un braco alemán de pelo duro que no debe realizar cierta acción tan solo mostrándole cual si debe hacer y recompensándolo por realizarla. Por ejemplo, si no quieres que tu perro entre a casa sin autorización deberás encontrarlo dentro de casa y decirle firmemente “NO”, seguidamente guíalo hasta el patio y cuando esté prestándote atención con su carita de arrepentido, dale una golosina para que entienda que lo hizo bien al salir. Cuando lo vuelvas a encontrar dentro de casa vuelve a repetir este proceso. Usualmente con un par de repeticiones ya no entrará a casa.

Como verás, el entrenamiento en positivo es una relación de ganar-ganar. Tu perro recibe una sabrosa recompensa por haber hecho algo bien y tú recibes su obediencia. Ninguno de los dos sale perjudicado, más bien los dos salen muy contentos de la interacción. Desde que se descubrió este tipo de entrenamiento el entrenamiento basado en el miedo quedó automáticamente en desuso. Existen teorías que dicen que este entrenamiento podría volver blando a un perro guardián pero no son más que habladurías. De hecho, un perro guardián que tenga un vínculo afectivo con su familia protegerá con el doble de ferocidad el hogar y a los suyos.

En el entrenamiento del cachorro para que sea un buen perro tanto con desconocidos invitados como con otras mascotas es necesario la socialización. Mediante esta práctica tu braco alemán interactuará con otros perros de manera amigable, pudiendo aprender valiosas lecciones como no ser dominante ni agresivo con los demás perros, lecciones que también respetará con los humanos ya que un perro no distingue entre humanos y otros perros, para él todos somos parte de una gran manada diversa.

Conviene también que enseñes a tu braco alemán de pelo duro a que el escaparse no es una buena idea, debido a los peligros que pueden haber en la calle. Para ello entrénalo para que únicamente salga si es junto a ti y con su cuerda. Puedes entrenarlo para que busque su cuerda cuando quiera salir y te la presente, de esta manera crearás una dependencia de él hacía ti en este asunto, evitando que se escape si encuentra un rastro muy llamativo o si está persiguiendo a una “presa”.

Entorno ideal del Braco Alemán de pelo duro

El braco alemán es un perro que goza de energía. Puede acumular mucha energía en su cuerpo en forma de grasa, por lo que necesita estar corriendo y ejercitándose diariamente para que pueda liberarla toda y así, evitar engordar. Además de su glotonería, el braco alemán es un perro bastante conocido por no quedarse quieto nunca. Siempre estará detrás de un rastro, de un gato que pudo subirse al tejado y llamarle la atención, de una ardilla que atravesó el jardín o, si es un macho, del olor de una hembra que pueda estar pasando cerca. Lo cierto es que nunca se aburrirá si está en exteriores amplios ya que siempre conseguirá algo que hacer.

No es recomendable como perro mascota para personas que viven apartamentos o casas sin patio o con un patio muy reducido. El braco alemán de pelo duro no tolerará el estar prácticamente encerrado bajo cuatro paredes para sus estándares de qué es la libertad y la vida. Si analizamos esto es completamente natural, es un perro cazador que durante más de un siglo ha sido usado para labores de cacería. Por esto, no está acostumbrado en sus genes a ser una mascota de hogar, él es más salvaje que mascota.

Aunque se le den libertades, como pueden ser los paseos o dejarlo suelto por los alrededores del hogar, esto no será suficiente para él, y no solo esto, sino que también puede ser especialmente riesgoso. El braco alemán es un perro acostumbrado a perseguir presas, si una presa se aparece en su camino no dudará en correr tras ella y si vive en un vecindario puede que ocurra una desgracia con los automóviles que circulan en los alrededores.

Es necesario que el jardín, patio o terreno destinado a la tenencia de un braco alemán esté cercado. Recordemos que se trata de un perro muy enérgico y eufórico al momento de la caza y se le puede ir un poco la pata al momento de ver una posible presa o un rastro que le llame la atención. Es conveniente también que en caso de que lo lleves a pasear por la ciudad o territorio semi rural, lo hagas con su correa, para evitar estas peligrosas reacciones.

El jardín en donde pasará sus días el braco alemán también debe tener ciertos obstáculos para hacerlo interesante. Imagina que tu habitación no tuviese nada más que una cama, sería tremendamente monótono y aburrido ¿no? Pues de esa manera vería un braco alemán un terreno sin árboles, arbustos, piedras, desniveles, zonas en donde pueda excavar y una buena extensión de esto en las cuatro latitudes.

Puedes aprovechar el terreno de una manera excelente para jugar con él sin la necesidad de sacarlo todos los días, puedes delegar los paseos en el exterior al menos unas tres veces a la semana y los demás días realizas los juegos y actividades en el jardín. Un buen juego que puedes practicar con tu braco alemán de pelo duro es el de esconder pequeñas golosinas que generen un muy buen olor entre algunas piedras o detrás de los árboles o en medio de arbustos. Estas golosinas no deben dañarse con el tiempo para que pueda encontrarlas en cualquier momento y sea una sorpresa para él.

Ten mucho cuidado con los ladrones. El braco alemán es un perro muy glotón y será difícil que rechace porciones de golosina de parte de alguien, lo cual puede ser una oportunidad para desalmados que primero, antes de entrar a robar en el hogar, envenenen al perro con un bocadillo envenenado. Entrena a tu perro para que no acepte ningún bocadillo de alguien desconocido, ni tampoco a comer mientras está en estado de alerta. Si será un perro guardián o si la zona en donde vives es propensa a robos entonces es conveniente no practicar el juego de esconder golosinas ya que podría comerse el cebo de estos malhechores.

Finalmente, como sabes, es un perro que resiste muy bien los climas fríos, pero es necesario que tenga una casa para perros para poder resguardarse de ellos, ya que no es necesario que pase frio sin necesidad, lo que podría enfermarlo si además se moja con las lluvias. Esta casa siempre debe ser cuadriplicar su tamaño, para que tenga el suficiente espacio como para que no pase calor en días soleados.