Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Billy

billy
Billy
5 (100%) 2 votes

Billy: Tu nueva mascota

El Billy es el ejemplar de una raza muy famosa y muy conocida en los países europeos, especialmente en su cuna, Francia, este perro de manto blanco manchado, es el vivo retrato de los famosos perros blancos que integraban las jaurías de los aristócratas franceses en los siglos de XVI, XVII, y XVIII.

Eran perros muy famosos, apreciados y reconocidos por su imagen imponente, su figura esbelta, sus movimientos ágiles y galopantes, así como por las a actividades que desarrollaban.

Se dice incluso que el mismísimo Rey de Francia, Carlos IX, mandatario entre 1550 y 1574, tenía un antepasado de los Billy, hembra, la cual era su mascota preferida y adoraba. En un intento por mantener la raza, un criador francés mezclo varios ejemplares de sabueso buscando un pero con el color blanco y el excelente olfato que necesitaban los perros de cacería. Así surgió el perro Billy, nombre otorgado por el lugar donde moraba su criador, el famoso castillo de Billy.

La FCI los clasifica como perros grandes dentro del grupo de los sabuesos. Puede llegar a medir hasta 60cm y pesar unos 30 kg. Sus dimensiones se acompañan de líneas corporales bien marcadas que marcan una silueta esbelta que lleva una marcha galopante, su imagen es la de un perro fuerte, poderoso e imponente. El color, muy característico, puede ser entre blanco, blanco café con leche o con manchas de fondo color limón, y su pelo es corto, muy adherido y de textura áspera.

A pesar de que el Billy está acostumbrado a vivir en jaurías, no suele ser receptivo con otros perros, o animales, requiere que el proceso de socialización se trabaje intensamente para mejorar y reforzar estos aspectos.

Los cuidados básicos para tener en tu hogar a un Billy, requieren que prestes atención a ofrecerle una alimentación de calidad, rica en nutrientes de alto valor, a base de pienso seco para razas de gran tamaño preferiblemente.

Es parte del cuidado vigilar su salud, acudir al veterinario para revisiones periódicas y que cumpla con sus vacunaciones y desparasitaciones. En relación a la higiene, un cepillado suave regular, con limpieza frecuente de ojos, nariz y boca, y un baño cada dos o tres meses, conservara la belleza y hermosura de este perro.

Para entrenarlo se requiere cierta experiencia, lo principal es que desarrolle tolerancia y receptividad ante las personas, y que aprenda a explotar sus habilidades de caza y sacar a flote sus instintos. El Billy es un perro valiente, fuerte y temerario, es un buen trabajador y un gran protector.

Prefiere vivir en el campo, con amplios terrenos para moverse y correr con libertad. La vida en la ciudad podría incluso hacerlo enfermar. No olvides prestar atención a estas consideraciones y protegerlo del frío invierno si quieres un Billy en tu hogar. A continuación, conoce un poco más de esta fabulosa raza, Billy.

Historia y Origen

billy

Con un nombre muy interesante y peculiar, por ser el nombre propio de muchos hombres, nació en el corazón de Franca la famosa raza de perros llamada “Billy”, alrededor de los finales del siglo XIX.

Se dice que este se originó del cruce entre tres razas caninas que en la actualidad han dejado de existir, estas fueron: el Larye, el Céris y el perro Montemboeuf. El objetivo de este cruce era poder reunir lo mejor de ambas razas, para crear una nueva con sorprendentes características como buen olfato, resistencia, y rapidez en los reflejos al actuar.

Su aspecto llamaba particularmente la atención debido a que este can poseía el color blanco, tan representativo de los famosos perros blancos que formaban parte de las jaurías de la aristocracia durante los siglos XVI, XVII, y XVIII. Cuenta una historia que el rey de Francia en el siglo XVI Carlos IX, tenía como mascota a una perra de color blanco a la que apreciaba y valoraba mucho, al punto de que cuando la perra falleció, obligó a que toda la corte vistiese luto.

El nombre propio de estos perros fue tomado por ser el mismo nombre de la casa del criador que se dedico al nacimiento de este can, llamado Monsieur Gastón Hublot de Rivault. Este caballero solía vivir en el castillo de Billy, el cual se encontraba ubicado en Poitou.

El criador formó una numerosa jauría de perros Céris que descendían del perro homónimo señor de Céris, creados en Suiza, que presentaban un color de piel blanco anaranjado. Posteriormente se cruzó un macho de Poitevin-Larve con algunas hembras Céris y a los resultantes de dicho cruce, se juntaron de nuevo con un ejemplar Montaimboeuf, de cuyo resultado se obtuvieron unos perros de piel blanca y naranja que son los primeros antepasados del Billy que conocemos hoy en nuestra actualidad.

Fue hacia finales del siglo XIX cuando se logra fijar y determinar todas las características definitivas de la raza, y a partir de entonces su popularidad y conocimiento por toda Francia aumentó, con la aparición de numerosas jaurías

Con el pasar de los años el interés por estos ejemplares fue acrecentándose, llegando a establecerse el estándar de la raza Billy en el año de 1886, como un perro de gran tamaño, de fuerte contextura y con características, valiente, inteligente y muy obediente, un gran ejemplar tanto para la compañía como para el trabajo con los demás.

Este perro surgió como uno de los mejores sabuesos en la historia de su país, es el poseedor de un sentido del olfato muy desarrollado, con grandes habilidades motoras en cuando a destreza, resistencia y reflejos, el Billy comenzó en su historia a desempeñarse en trabajos que requerían fuerza y resistencia para la caza, así como reflejos rápidos y bien entrenados.

Este perro se empleaba en labores como  la caza de liebres a caballo, caza de jabalíes y del corzo. Actualmente es un perro muy famoso en Europa, valorado y apreciado como un gran ejemplar canino, su espíritu es el de un perro fuerte de historia y tradiciones.

Es una pena que el cuidado de su raza en la actualidad no sea tan popular, originando como consecuencia que hoy en día existan muy pocos ejemplares del perro Billy. Como las razas originarias de este perro ya no están presentes, en los intentos por mantener al Billy, los criadores han empleado a los Foxblood para mantener la línea de sangre. Todavía hoy en día en su país natal, Francia, este perro sigue siendo uno de los mejores cazadores.

Características de la raza

billy

Al hablar de este maravilloso perro, nos imaginamos todo el esplendor de una de las razas más famosas de la aristocracia Francesa en los siglos XVII y XVIII. El Billy es un perro con una apariencia elegante, fuerte e imponente, un canino digno de admirar con solo observarlo.

En la clasificación general de los canes, el Billy se ubica entre los perros de razas grandes. Si se toma como referencia la clasificación de la FCI, el Billy pertenece al grupo 6, donde se ubican los perros tipo sabueso, perros de rastro y otras razas semejantes, en este caso, es considerado como un perro tipo sabueso.

Las medidas de este perro son bastante imponentes, su altura a la cruz es de unos 60 a 70 cm, con un peso proporcional que oscila entre los 25 y los 30 kg, son dimensiones que se encuentran ligeramente menores en las hembras.

Este perro, presenta un cuerpo ligero, fuerte y musculoso, con líneas estilizadas y reforzadas, le confiere un aspecto muy elegante al animal, un perro digno de la aristocracia medieval. Su cuerpo tiene un pecho estrecho y profundo, en la parte de la espalda es más ancho y bien desarrollado, con un lomo fuerte de líneas arqueadas.

En la parte posterior se implanta la cola, esta es alargada, móvil y algunas veces puede ser peluda a estilo plumero. Visto por su porción anterior, el cuerpo del Billy es más robusto que la porción trasera.

En relación a la cabeza, el Billy tiene una porción cefálica esbelta, delgada y de tamaño mediano; con un cráneo que es de frente un poco abultada y pequeña, y  en cambio presenta una protuberancia occipital bastante marcada.

El stop o depresión fronto-nasal es notable. En la cara encontramos un hocico de forma cuadrada, con un canal nasal amplio, recto y luego abultado, medianamente largo, con una trufa muy prominente de color oscuro o pardo rojizo.

Los labios son prominentes, sobre todo el superior que llega a recubrir el labio inferior aunque no son gruesos, se puede distinguir la comisura labial. El Billy presenta un par de ojos bien abiertos, con una mirada tierna y viva muy llamativa, son de color oscuro y están delimitados por un borde negro o pardo rojizo.

Las orejas son medianas, se implantan alto en la cabeza, son de forma plana y se tuercen un poco sobre la parte inferior. El cuello es mediano, es grueso y redondo, se distingue una discreta papada.

En relación al color y la piel del Billy, este perrito presenta una piel blanca, en la que en algunas ocasiones se pueden ver manchas de color pardo u oscuro como negras, es flexible y fina, está cubierta por un pelaje raso, duro y con algo de grasa. Sus colores son blanco, blanco café con leche, blanco con manchas naranjas o con manchas color limón en el manto. Al tacto, la textura de su pelaje es gruesa y áspera, un poco dura.

Comportamiento con otros perros

billy

El Billy es una raza de perros fuerte, imponente y con un gran sentido de pertenencia y territorial. Las cualidades de su personalidad lo convierten en un perro muy valioso para el trabajo, un can valiente, obediente y con grandes habilidades, al mismo tiempo que puede ser una excelente mascota en la mayoría de los hogares.

Este perro tiene todas las cualidades de un cazador, excelente olfato, poderosa visión, pasos rítmicos al galope, además de su valentía, osadía y la perspicacia que tiene al actuar. El Billy es un canino que puede aguantar largas jornadas de casería y horas de trabajo. En muchas ocasiones estas labores se hacen en jaurías, no tiene problema para trabajar en consonancia con otros animales, aunque, no son las mismas circunstancias cuando se trata de la convivencia con otro can u otra mascota de distinta especie en el hogar, o en la calle en un encuentro ocasional.

En este sentido, el Billy es un perro fuerte de carácter reservado, se muestra distante y alerta ante los extraños y es muy protector con su territorio. Se dice que este perro tiene “mal humor” para convivir con otros perros, en especial si son machos, aunque no se da en todas las situaciones, existen casos particulares donde la convivencia es buena y efectiva.

billy

Sucede que el Billy es un can celoso con su territorio, es independiente, protector y alerta, por lo cual no acepta a perros que considere que no respetan su posición de líder y sentido de dominancia. De modo que esta raza no es la más indicada para la convivencia con otras mascotas caninas. Todas estas características de comportamiento con otros animales van a depender de la manera en que el Billy haya sido entrenado y socializado.

El proceso de socialización cuando es efectivo, puede moldear o atenuar algunos rasgos conductuales conflictivos, como la aceptación y convivencia con personas, perros y otros animales.

La socialización consiste en brindarle al perro, desde temprano en su vida de cachorro, las oportunidades para convivir con otras personas y canes extraños o ajenos al hogar, esto puede realizar en cualquier momento que se tengan visitas, o llevándolo a pasear al parque o a la plaza y dejando que se mezcle con los demás canes y juegue con ellos.

Al socializar el Billy aprenderá a aceptar y tolerar pacíficamente a otros perros, lo que puede ser particularmente beneficioso en caso de que en el hogar se disponga de otras mascotas.

De ser lo anterior, la socialización es preferible comenzarla desde que ambos ejemplares sean cachorros, que convivan y crezcan juntos hace más fácil el proceso de tolerancia.

El comportamiento con otras mascotas es variable, dependiendo del ejemplar. El Billy puede tolerar a los gatos, si ha crecido con ellos y se ha socializado de manera efectiva, no sucede así con otros tipos de animales, especialmente los pequeños y los roedores, pueden ser visto como presas para la sería, recordemos que el Billy es un excelente raza de cazadores de perros desde su nacimiento.

Dieta y alimentación

La alimentación es parte del cuidado óptimo y saludable de toda mascota, sean perros o cualquier otra especie.

billy

En el caso particular del Billy, hay que considerar ciertos puntos para proveerles la alimentación necesaria y rica en nutrientes que necesita para crecer fuerte y sano y desarrollarse óptimamente. En primer lugar, la dieta del Billy se ajustará y modificará de acuerdo a sus necesidades energéticas que vienen determinadas la edad o etapa del desarrollo del can y también por su nivel de energía y actividad.

Los cachorros requieren una alimentación más regular rica en proteínas y de alto valor nutricional, por ejemplo, lo mismo que los perros que trabajan en labores de caza en el campo.

El escoger el producto alimenticio para tu can puede ser otro tema de controversia. Las opciones son muchas desde el tradicional alimento seco, hasta los menús modernos de dietas para mascotas preparados en casa.

Lo ideal y más apropiado es que puedas ofrecerle a tu can un pienso de la mejor calidad, el Billy necesita el pienso seco para razas grandes, los hay de distintas marcas, puedes asesorarte con tu veterinario para identificar cual ofrece la mejor calidad de nutrición. Con esta fórmula, tu can va a recibir los nutrientes que amerita para su crecimiento sano, fuerte y desarrollado, para conservar su peso igual y mantener la salud estable en todas las etapas de su vida.

Puedes considerar la opción del pienso húmedo como un recurso dietético para emplear ocasionalmente, ya que este es más variado en sabores puede estimular la alimentación y hacerla un poco variada. De cualquier modo, la alimentación del Billy debe ser adecuada, pues por lo común esta raza tienen un gran desgaste energético debido a su nivel de energía, sus proporciones y las actividades que realizan. Además, con el entrenamiento, mientras mayor sea este mayor será su gasto.

Las raciones de comida necesaria se estiman entre 500 y 650 gr al día, ajustándolo de acuerdo a su entrenamiento y actividades, y se puede repartir en dos o tres comidas principales durante el día, con algunos bocadillos entre ellas. De la adecuada y correcta alimentación se mantiene la salud, la fuerza, las capacidades del can, y además conserva su atractiva hermosura al exhibir un pelaje brillante y una piel sana.

En ocasiones, el pienso se puede enriquecer con suplementos nutricionales, aunque antes de tomar cualquier decisión de esta, la primera actitud será consultar al médico sobre si estos suplementos son adecuados o hacen falta para complementar la nutrición de tu perro.

El Billy es un ejemplar canino activo y que gusta y disfruta de una rutina de ejercicio regular, de modo que debes asegurarte de que descanse cuando menos dos horas después de la comida para permitir una digestión mejor y más efectiva.

No menos importante, hablemos del agua. El Billy requiere un tazón de agua limpia y fresca que se cambie regularmente para que ser sirva, cuantas veces amerite, del agua necesaria, cuidando y manteniendo de esta manera un buen estado de hidratación.

Salud y cuidados generales

billy

Todos las razas de perros necesitan ciertos cuidados básicos para vivir cómodamente y felices como mascotas en nuestros hogares. Estos cuidado básicos por lo general incluyen el prestar atención a la salud y posibles enfermedades que puedan afectar al can, mantener su aseo e higiene, incluido el lavado y cepillado de su piel y pelaje, para así mantener una apariencia sana y esbelta.

En relación al perro de la raza Billy, los cuidados se centrar en considerar los aspectos descritos anteriormente, sumado a proveerlo de una buena alimentación, así como también a brindarle momentos de esparcimiento y diversión.

Este perro es de grandes dimensiones, clasificado entre las razas caninas grandes, por lo cual es más probable que se sienta más cómodo en un lugar de grandes espacios, en los que pueda vivir libremente gozando de todos sus movimientos y su marcha galopante, además gusta de vivir en jaurías, pocas veces se le tiene únicamente como mascota, es más un perro de caza. Disfrutará de actividades al aire libre y juegos de inteligencia, destreza y habilidades en las que pueda emplear toda la energía física que presenta.

Con relación a la salud,  el Billy es un perro que aparenta ser fuerte, resistente y muy robusto, sin embargo, su salud para conservarse óptima necesita de algunos cuidados particulares. Las bajas temperaturas y lugares helados no son para este can, presenta una escasa protección por su pelo corto, adherido y pegado al cuerpo, suele enfermarse de resfriados y patologías respiratorias en los tiempos de invierno.

Por otro lado, al ser un perro de vida en el campo, puede presentar con frecuencia heridas en las plantas de los pies, por las piedras, espinos y demás objetos en el camino rural, por lo que deben revisarse sus extremidades y cuidar estas heridas rápidamente.

El Billy es  un perro delicado en cuando a su piel, las garrapatas pueden afectarlo, más aun por su vida campestre, necesita revisiones y cuidados continuos en este aspecto para mantenerse libre de los parásitos y evitar enfermedades graves como la piroplasmosis.

A pesar de todo ello es un perro muy resistente, el trabajar en el campo le ayuda a prevenir otros males que pueden afectarlo como problemas del corazón e insuficiencia cardíaca. La recomendación es llevarlo al veterinario dos veces al año, para revisar su estado general y mantener al día sus vacunas y desparasitaciones.

Con respecto al tema de su higiene y cuidado para una mayor belleza, el Billy por fortuna no necesita de un riguroso mantenimiento estético, en comparación con otras razas es bastante sencillo.

Debes bañarlo con champús y productos especiales para perros, por lo menos cada dos o tres meses, y cepillar con un cepillo de goma y cerdas suaves unas dos veces por semana su pelaje y su piel. Así mismo, debes mantener aseados sus ojos, orejas y dientes, con limpieza regular y cuidadosa para evitar infecciones. Debes revisar constantemente sus patas evitando cualquier complicación de alguna heridas y también debes cortarle las uñas.

Para cualquier duda o información adicional para saber cómo cuidar de tu perro Billy, no dudes en contactar a un profesional veterinario.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Billy

Los perros de la raza Billy surgieron en un principio como perros de trabajo, producto de cruces específicamente marcados y diseñados para obtener al mejor sabueso para la caza de animales y la caza de liebres a caballo, por ello, el entrenamiento del Billy se enfoca en mantener sus habilidades de trabajo principalmente, y del mismo modo, desarrollar una socialización efectiva con los humanos y con otros animales mascotas del hogar,  hay que tomar en cuenta que además el Billy se desplaza mejor y acostumbra a vivir en jaurías.

Su entrenamiento puede comenzar alrededor de los 4 meses de edad, cuando aun es cachorro. El dueño, paciente, amigable, con un carácter firme, le enseñará los trucos básicos como sentarse, echarse y acudir al llamado, y del mismo modo, comenzará a entrenarlo para que vaya al baño durante los paseos.

Cuando el Billy es adulto puede quedarse en una buena casa para perros acondicionada en las afueras, o incluso en el granero, más, cuando aun es cachorro, puede permanecer con supervisión dentro de la casa, sobre todo para evitar las complicaciones por susceptibilidades al cambio climático.

Cuando salgas a pasear con el Billy, usa correa si el lugar al que irán será concurrido, para que su control sea más fácil en caso de que se encuentre inquieto ante otras personas, perros y demás animales, más deja que conviva, comparta y se mezcle con ellos, para que se establezca la socialización que haga del Billy un perro receptivo y tolerante cuando sea un adulto.

En la adquisición de órdenes básicas, puedes apoyarte en técnicas como el refuerzo positivo, para estimular su aprendizaje. Tienes la gran ventaja de que el Billy es un ejemplar muy inteligente, con gran capacidad de aprendizaje y que además gusta de ser recompensado, por lo que su entrenamiento básico es sencillo.

Cuando se va a educar en las labores de casería, lo usual es soltarlo junto con perros experimentados; se dice que de la observación y la imitación, el Billy comienza a desatar sus instintos de caza, aprende a hacer uso de sus habilidades de sabueso y de rastreador, entrena y balancea su cuerpo para moverse en silencio, con rapidez y habilidad, y pronto, llegando a la adultez, se ha transformado en el excelente cazador que puede llegar a ser.

Es recomendable, dedicarle diariamente entre 15 y 20 minutos para realizar otras actividades físicas estimulantes que mejoren su convivencia y su trato con los humanos, para aumentar su receptividad y tolerancia a la familia.

El dueño lo lleva a caminatas, a paseos, a lanzar y recuperar objetos, esto mejora la relación y la convivencia entre los miembros de la familia y el can. Otro aspecto del que debes asegurarte es de mantener las reglas clara; actitudes como subirse a los muebles, morder o destruir cosas y cualquier intento de agresión serán rápidamente señalas, reprendidas y desechadas.

No es un perro para inexpertos, se recomienda alguna experiencia en el tema de entrenamiento canino para la crianza de Billy.

Comportamiento con los Humanos

La relación con los humanos de este amigo peludo, es un poco más distante y reservada, quizás porque, como se ha mencionado, el fin primero de esta raza no fue el de ser el clásico perro de compañía, mascota del hogar, era más bien como un ayudante del trabajo en el capo.

El Billy es un perro fuerte, resistente y activo. Realiza numerosas actividades físicas al aire libre, desde correr grandes distancias, saltar, superar obstáculos, gusta de explorar y observar su ambiente como todo buen cazador. Al ser un perro sabueso, su personalidad es fuerte, determinada, valiente y perspicaz.

Por lo general, el Billy es un perro muy listo e inteligente, suele obedecer y aprende rápido los comandos que se le solicitan. Se suele llevar bien con los adultos, sin embargo, no es un perro de compañía, ni para las personas de la tercera edad, ni para dejar con niños pequeños puesto que la paciencia no está entre sus virtudes, aunque se ha dicho que es respetuoso con los pequeños, lo recomendable es que en caso de que haya niños siempre debe ser bajo supervisión.

Con los extraños y desconocidos es un perro alerta, valiente dispuesto a enfrentar cualquier amenaza, tiene un sentido protector y territorial para cuidar de su entorno y de su ambiente. Es un muy poco receptivo y poco tolerante, de hecho, prefiere el habitar en las afueras de las casas.

A pesar de ello, el Billy por lo común exhibe un carácter equilibrado, tranquilo, atento y observador, especialmente si ha sido entrenado y educado para ello; por otro lado, hay ejemplares de esta raza en los que se describe un comportamiento aberrante, atolondrado y en ocasiones hasta un tanto ansioso, probablemente resultado de un adiestramiento  y una educación que fueron muy poco efectivas o nulas.

Otras características de la personalidad de este perro reflejan su actitud cautelosa y precavida para actuar, sobre todo en el momento de la caza y de los trabajos y demás labores que desempeña en el campo, es paciente y por lo común es poco ruidoso. Sabe convivir perfectamente entre  las jaurías, de hecho, este es el estilo de vida que prefiere desde su nacimiento y aun en nuestros días, es poco adaptable y un poco esquivo ante la vida de las mascotas dentro del hogar como perros de compañía.

El Billy nace en un intento por conservar, tres famosas razas de perros europeos para obtener a un ejemplar único que fuese el heredero de grandes dotes para la caza, de esta manera surgió el perro que conocemos hoy.

De modo que, el principal trabajo que desempeño este can desde su nacimiento y aun en nuestros días es el de participar en la caza de animales como liebres, jabalíes, hurones, y hasta aves, también en tipos de caza que son dirigidas a caballo, en los cuales las jaurías actúan como expertos.

El número de perros de esta raza cada vez es menor, en los intentos por recuperarla se ha intentado hacer un can más domestico y más compañero en los hogares, como un perro guardián.

Entorno ideal

La raza de perros Billy es producto de razas hoy en día extintas que se cruzaron con el propósito de obtener un perro de caza con impresionantes habilidades, fuerte, ágil y diestro, con un excelente olfato para ser uno de los mejores perros sabuesos nacidos.

Así que el Billy, desde el momento de su creación, no fue con el propósito de ser un perro de casa y compañía, al menos no únicamente para ello. Se pensó mejor como un can para liderar jaurías de perros en las jornadas de casería a caballo de jabalíes, liebres, entre otros animales.

Por este contexto, el Billy es un perro que está hecho para la vida en el campo, en granjas y demás lugares rurales con grandes espacios, además que son exigencias ambientales que hacen su gran tamaño, energía y carga de actividad.

El perro Billy, difícilmente encajará con facilidad en un entorno de vida urbana, en una ciudad agitada, donde los espacios son reducidos, y el tiempo es corto para hacer actividades al aire libre, por lo que la vida en la ciudad puede resultar una vida agotadora y hasta causar enfermedades en esta raza.

Además, el perro Billy necesita de una buena cantidad de ejercicio que se satisface a través de largos paseos y salidas, con mucha frecuencia, con campos y terrenos en los que pueda correr, entrenarse y practicar.

De modo que el entorno ideal para el perro Billy será el campo, en una granja o hacienda, en medio de una jauría, desempeñando funciones de perro de caza y de trabajo en su máximo esplendor, con un dueño atento que disponga del suficiente tiempo libre para realizar actividades que estimulen a este can.

El Billy precisa de estas actividades y ejercicios, pues en su caso, actúan como factor protector de diversas enfermedades cardíacas, tales como la insuficiencia cardíaca. Cuando se mantiene activo y en un entorno que estimule el trabajo, el Billy fortalece su corazón y puede durar muchos más años, hasta alcanzar su esperanza de vida máxima, alrededor de los 12 años.

En relación al entorno climático adecuado para esta raza, el Billy es un perro que está desprovisto de un abrigo de pelaje que pueda protegerlo de las imbatibles calamidades climáticas del invierno, es muy susceptible al frío y a las bajas temperaturas, su piel se agrieta y reseca, y su aparato respiratorio se congestiona y puede sufrir muchos resfriados.

Por tales razones se prefiere que el Billy se maneje fuer de zonas con estaciones marcadas, y en caso de vivir en ellas, ofrecerle una buena protección ante el frio, en la calefacción de un cómodo hogar, lo cual resulta difícil por su tendencia a preferir los exteriores y la vida en jaurías.

Este no será un compañero excepcional como perro de compañía pero sin duda es una mascota genial y muy elegante para tener en la granja como el perfecto ayudante en los trabajos de caza de animales rurales.