Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Azawakh

Azawakh
Azawakh
5 (100%) 2 votes

✓ Azawakh: Tu nueva mascota

El Azawakh es una raza poco conocida, poco difundida y muy exótica proveniente de las zonas desérticas africanas.

El Azawakh es un perro alto y muy esbelto, es delgado y alargado desde la cola hasta la cabeza, siendo tan ligero es también inherentemente muy ágil, tiene un porte fino y elegante además de una energía fenomenal que lo hace sobresaliente y muy llamativo.

Siendo criados por la tribu africana de los Tuareg, los Azawakh están acostumbrados al clima caluroso y las temperaturas muy altas, al trabajo en equipo, a las largas jornadas y a la compañía de las personas, ya que acompañaban a estos nómadas por el desierto, defendiéndolos ante algunas amenazas y ayudándolos a la caza de ciertas presas que serían muy difíciles de capturar para las personas, como rápidas gacelas y algunos conejos.

Los Azawakh tienen una piel tan fina permite observar con facilidad la musculatura que poseen y la posición de sus huesos, su pelaje viene en distintos colores pero todos tienen una característica en común y es que tienen unas manchas blancas en las extremidades que hace que parezca como si llevaran medias puestas, mancha que también se encuentra presente en la punta de la cola y la región del pecho.

Son una raza inteligente, fiel y afectuosa que se caracteriza más especialmente por su valentía y velocidad, algunos de ellos recibieron adiestramiento para proteger al ganado y mantienen por tanto un instinto protector, otros por el contrario fueron criados especialmente para ser guardianes y no toleran las invasiones a su espacio, normalmente no tienen una hostilidad congénita ni contra los humanos ni contra otros perros a menos que se les entrene estrictamente con el propósito de mantener lejos a cualquier ser extraño, si no se les socializa desde una temprana edad pueden crecer excesivamente desconfiados y ansiosos.

Con la energía tan elevada que tienen es lógico que necesiten de espacios amplios para correr, una vida en zonas rurales y amplios campos les sentara mucho mejor, sin embargo, pueden adaptarse a llevar la vida en un ambiente suburbano o urbano siempre y cuando mantengan el ejercicio necesario, son ideales para las familias activas (con esto no queremos decir ruidosas ni nada por el estilo) con predilección por los juegos y la actividad física.

El Azawakh es un perro sensible que necesita cuidado y afecto, pero no es tan sensible como debería serlo, ni tampoco tan paciente, cuando trata con niños, hacemos hincapié en este hecho para que una familia que tenga en mente adoptar un ejemplar de esta raza lo reconsidere si tiene niños pequeños en casa o si pretende tenerlos pronto.
Es un perro ideal para todo aquel que practique deportes como la caza y el senderismo, es muy difícil de cansar debido a que altamente resistente, puede pasar horas jugando y correteando mientras aun tenga algo divertido que hacer o alguien con quien jugar.

Con un poco de entrenamiento correctamente orientado pueden ser grandiosas mascotas ya que tienen un profundo sentido del deber, astucia y facilidad para seguir ordenes, lo que los hace altamente adiestrable, no es sorpresa que las tribus africanas hayan optado por aunar fuerzas con esta raza para el beneficio de ambos con estas características que aquí mencionamos, a pesar de que no acostumbran a ladrar, pasar mucho tiempo desatendidos y encerrados puede hacer que se conviertan en perros ansiosos, con tendencias destructivas y que empiecen a ladrar en exceso ante cualquier cosa que los asuste cuando no represente una amenaza real para ellos.

Es un perro relativamente fácil de cuidar, debido a que tiene un pelaje sumamente corto a causa del calor en su zona de origen, un cepillado a la semana basta para mantener el pelaje en buenas condiciones deshaciéndose de los pelos muertos, si siguen el consejo y le proporcionan una vida en un ambiente rural entonces también aconsejamos revisar con constancia al perro después de cada paseo que dé o de cada salida, en busca de parásitos, barro, hierbas o cualquier elemento indeseado que haya podido adherirse a la piel o el pelaje del perro.

Es una raza muy saludable, no es particularmente propenso a sufrir de enfermedades congénitas, pero tampoco se salva por completo de las enfermedades que aquejan a la mayoría de los perros.

El azawakh puede llegar a sufrir de enfermedades óseas, torsión de estómago, la cual en la mayoría de los casos es más bien culpa de la negligencia de los dueños, ya que esta puede ser evitada no proporcionándole alimentos justo antes de hacer ejercicio, mucho menos si es de alto impacto, puede llegar también a padecer de displasia de cadera y por supuesto una mala higiene de los oídos, ojos y hocico pueden resultar en infecciones, aunque estas condiciones no son pueden ser consideradas un “contra” de esta raza ya que a la mayoría de las razas también las aquejan estas enfermedades.

✓ Historia y Origen del Azawakh

El Azawakh es una raza con una apariencia bastante peculiar y con origen en una zona tan exótica como su apariencia; el desierto del Sahara es un desierto gigante y con una extensión inmensa, ocupa casi tanto espacio como la superficie de estados unidos o de china, como es de esperarse en un ambiente tan inhóspito no abunda demasiado la vida, ni salvaje, ni civilizada, pero esto no quiere decir que la vida sea completamente nula, el desierto del Sahara ocupa varios países africanos, al sur de este se encuentra Mali que es uno de los países que ocupados por el desierto así como también Níger y Burkina Faso.

Azawakh

En estos tres países pertenecientes al continente africano se puede encontrar al Azawakh, sin embargo la parte que consideramos más relevante en lo que al desplazamiento de la raza respecta toma lugar en Mali. En Mali existen varias tribus de nómadas nativos africanos que se las han apañado bien para llevar una vida en las condiciones poco favorables del desierto.

Varias tribus unas de ellas los Tuareg y los Fula entre algunas otras más, criaban a los Azawakh para utilizarlos como perros guardianes, además (cuando la situación lo permitía ya que en el desierto en realidad no demasiadas presas) también era utilizados para la caza, tanto de liebres como de gacelas, son muy agiles y esbeltos, y alcanzan velocidades impresionantes de casi 70 kilómetros por hora, gracias a esto algunos miembros de las tribus también los entrenaban para hacer carreras por entretenimiento.

Como es de esperarse las tribus no vendían estos perros lo que hacía particularmente difícil hacerse con algún ejemplar, sin embargo, el Azawakh encontró su camino fuera del desierto y hacia el resto del mundo gracias a un doctor yugoslavo llamado Pecar quien en los inicios de la década de 1970 consiguió hacerse con un macho y posteriormente, al ayudar a una tribu abatiendo a un elefante macho que estaba atacando a dicha tribu, se ganó el favor de los miembros de la tribu y en recompensa también le fue concedida una hembra.

Una vez en posesión de la pareja se puso a la cría de estos perros, finalmente gracias a él, el Azawakh consiguió llegar a Europa y Norte América donde se ha reproducido desde entonces crenado linajes a pesar de que no es demasiado popular en estas zonas, no obstante la cantidad de devotos a estos perros sigue creciendo con cada año

Las duras condiciones que se presentan tanto en el Sahara como en el Sahel para la vida, se han encargado de eliminar a los perros débiles y dar paso solo a los más aptos, y aquellos con más posibilidades de sobrevivir, esto le ha dado una marcada independencia a la raza.

Los Azawakh trabajan de una manera bastante especial al hacer sus guardias, solían ser criados en grupos y trabajar en equipo, cuando alguno de ellos detectaba peligro inmediatamente ladraba para alertar al resto del grupo, acto seguido todos los miembros se reunían para seguir al Alfa y así darle caza o atacar a la amenaza o al depredador.

Se han realizado investigaciones y estudios acerca de la genética de esta raza, así como también hallazgos arqueológicos en sus zonas naturales y estudios las proteínas de su sangre, todo esto sumado a los modos del Azawakh que pueden ser observados a simple vista, permiten construir con relativa exactitud parte del pasado del Azawakh y su trayecto hasta convertirse en la raza que es hoy en día,

El Azawakh desciende de perros paria de áfrica, también conocidos como perros de monte o basenji y guarda una relación cercana con el sloughi, al cual también conoce como el galgo africano del desierto, el cual fue cuidado por los bereberes y los beduinos, aun pareciéndose mucho (al menos en su morfología) a otros perros, tiene una variación genética de una enzima en particular que es característica de los zorros, los chacales, los lobos italianos, los galgos africanos y unos cuantos de perros para nada comunes que residen en Japón.

La presencia de este tipo particular de encima, indica que el Azawakh tiene ancestros que también tenían este alelo especifico, muy probablemente se trate de alguna otra raza de perro africano o puede que incluso chacales.

Cerca del año 4000 antes de cristo, al finalizar una fase de alto nivel de pluviosidad, el Sahara volvió a ser desértico y en él se crearon barreras físicas y naturales que imposibilitaban en gran medida los viajes, debido a esto se cree que la Raza de los Azawakh, por establecerse y prosperar en un lugar tan remoto e inaccesible se ha aislado de otras razas y por lo tanto mantiene muy bien conservados sus genes únicos, siendo por esto una de las razas más puras, sufriendo solamente uno que otro cambio virtualmente insignificante que haya podido ocurrir para ayudarlo a adaptarse mejor en los pocos miles de años que han pasado desde dicho aislamiento.

✓ Características Principales

El Azawakh es una raza de perro grande, realmente más altos que largos, poseen cuerpos bastante esbeltos así como muy finos y elegantes.

Azawakh

Esta raza tiene una capa de pelaje muy delgada, el pelaje es corto y fino, pegado al cuerpo incluso ausente en el vientre y aparece en una gran variedad de colores y patrones, el estándar de la raza admite diferente tonalidades de leonado, que van desde colores tan claros como la arena, hasta el leonado oscuro, uno puede también encontrarse con ejemplares de pelaje atigrado, pueden tener una máscara negra alrededor de la cabeza y el estándar exige manchas blancas en el pecho y todas las extremidades al igual que en la punta de la cola.

La cabeza del Azawakh, igual que cada parte del mismo y él como un todo, es de forma alargada y delgada, la parte superior de esta es plana, y en la punta cuenta con una nariz que es casi siempre negra o en su defecto, marrón oscura en dicha nariz dispone de fosas nasales bien abiertas, el hocico de estos perros tiene tendencia a estrecharse a medida que se acerca a la nariz, sin embargo no llega a ser puntiagudo. Esta cabeza esta sostenida por un cuello delgado, largo y fuerte.

En la Cabeza tiene sus ojos, grandes y bastante juntos entre sí, mayormente de color oscuro o ámbar, también tiene un par de orejas, las cuales son de forma triangular, tamaño mediano y de implantación muy alta, son planas y caen a ambos lados de la cabeza.

El lomo es considerablemente largo y la parte inferior del perro forma una curva un tanto inusual, siendo bastante recogida hacia el vientre y sobresaliente mientras más se acerca al pecho.
La cola no es muy ancha, es más bien larga y fina, de inserción alta y a medida que se aproxima uno hacia la punta es cada vez menos espesa, está cubierta por un pelaje de color y textura similar al del resto del cuerpo, salvo en el último tramo que como ya se mencionó previamente, debe poseer invariablemente una mancha de color blanco, cuelga ligeramente curvada.

Un Azawakh macho saludable tiene una altura a la cruz de al menos 64 cm y usualmente no mayor a 74 cm y su peso (proporcional a su tamaño) acostumbra a estar entre 20kg y 25kg.
Una hembra es más pequeña con una altura que oscila entre 60 cm y 70cm, un peso que suele estar entre 15kg y 20kg, dado que son también más esbeltas.

Siempre y cuando no se vea comprometida la simetría de la morfología, una altura a la cruz mayor a las aquí mencionadas es aceptable.

Sus extremidades largas y esbeltas, junto a su osamenta y musculatura que son fácilmente observadas gracias a la delgada piel que tienen, los hacen agiles y entrar entre los perros más veloces que existen, con una carrera de hasta 65 kilómetros por horas, son pocos los perros que lo superan en velocidad, haciendo esta características que sean excepcionalmente apreciados para competiciones de agilidad, carreras, caza y deportes del mismo estilo.
Para cerrar la descripción de esta raza hablaremos ahora un poco sobre las características de su comportamiento y temperamento.

El Azawakh tiene un instinto de cazador fuertemente marcado, no es precisamente extrovertido cuando trata con extraños pero si es bastante afectuoso y fiel a sus dueños, no tiene un carácter muy social cuando se cría en solitario, sin embargo cuando es criado junto a otros perros esto cambia (probablemente debido el sistema que usaba para cazar y defender valiéndose de sus compañeros).

Acostumbran a ser altamente territoriales así como protectores, esto los hace resaltar como guardianes tanto de sus hogares como en un posible trabajo, gracias a su actividad en el pasado son una raza extremadamente enérgica y dinámica, es necesario que esa energía sea drenada para prevenir un temperamento depresivo o un comportamiento destructivo,

Poseen una alta velocidad de reacción ante los estímulos, son resistentes, muy curiosos y también valientes, por supuesto debían serlo para proteger sus hogares de los chacales y otras amenazas, cuando no están entrenados específicamente para ser guardianes desempeñan un buen papel como mascotas, pero si se les entrena como perros de guardia es posible que cueste hacerlos discernir entre una visita deseada y un intruso, cuando son entrenados para el trabajo tienen un comportamiento mucho menos dócil y puede que hasta agresivo.

Un Azawakh que crezca dentro de una familia, crecerá más sociable con los humanos, amoroso, manso y hambriento de la atención de sus dueños, sin embargo distante de los extraños en primera instancia, sin entrenamiento para la defensa de un territorio rara vez ha de mostrarse agresivo a menos que perciba una amenaza, no se llevan bien con los niños ya que no son muy pacientes con ellos, de preferencia, un hogar con solo adultos es el mejor para albergar a un Azawakh.

✓ Comportamiento del Azawakh con otros perros

Azawakh

Los Azawakh son generalmente muy cuidadosos, con carácter reservado y un poco tímidos, no es común que hagan amigos con rapidez, en algunas ocasiones se les ha catalogado de perros ansiosos y agresivos, aunque esto no puede decirse que sea del todo cierto, un caso de agresión y muestras de ansiedad excesiva significan, tanto como para los ejemplares de esta raza como para los de cualquier otra, que existe un déficit en la socialización.

El Azawakh es un lebrel que ha sido domesticado algo menos que sus pares, por lo que en su carácter no se ve reflejada mucha influencia humana como es el caso de muchísimas otras razas, la mayor parte de su carácter fue forjada bajo el fuego (o más bien el calor) del Sahara, y en ese entorno no hay precisamente muchas caras amigables para ellos, por lo que han desarrollado su comportamiento reservado y cauteloso a la hora de acercarse a algo y también a la hora de dejar que algo se acerque.

Los Azawakh en realidad no tienen de manera innata tendencias agresivas hacia otros perros, puede que de buenas a primeras no se muestren por completo amigables, pero es por su instinto protector que los hace actuar con cautela, no obstante cuando se les ayuda mediante la socialización el proceso de encontrar y conocer a otros perros es mucho más fácil y más placentero para todos, para los dueños, los otros perros y por supuesto para los mismos Azawakh.

Los Azawakh tienen más problemas acostumbrándose a personas extrañas que a perros extraños, con las personas extrañas se muestran excesivamente territoriales e incluso hostiles, cuando se les ha entrenado para ser guardianes o cuando la socialización que se les dio fue escasa o mal realizada pero con otros perros usualmente solo actúan de manera tímida y taciturna, salvo por supuesto en el caso específico de que se sientan amenazados.

Cuando estaban en las tribus trabajan en grupo, así que no son animales solitarios a los cuales les cueste compartir espacio, todo lo contrario, para su trabajo dependían los unos de los otros, cuando alguno percibía una amenazaba ladraba para advertir al intruso y alertar a toda su manada a la vez, luego todos se reunían en torno al perro alfa y empezaban una cacería si la amenazaba seguía en terreno que era de ellos, cuando le daban caza a una gacela procuraban cortarle el paso para atraparle más rápido, este trabajo en equipo y todo ese tiempo conviviendo entre otros perros compartiendo el sitio en el que dormían, y el espacio que habitaban han conseguido que los Azawakh responda bastante bien al encontrarse con otros perros.

Si se saca a pasear desde muy joven al Azawakh este crecerá habituado a los encuentros frecuentes con otros perros y será tan usual para él, que muy rara vez se mostrara excitado por el hecho de ver a otro perro y este el comportamiento ideal, la meta a la que se debe aspirar cuando se intenta socializar a un perro, conseguir que en cada otro perro vea un nuevo amigo y compañero de juego en lugar de sentir incertidumbre sobre los otros seres de su misma especie que lo rodean.

Los Azawakh requieren de mucha atención humana, de hecho la prefieren sobre la atención de otros perros, pero esto no quiere decir que algún otro compañero canino no será bienvenido, se obtiene un muy buen resultado en sus interacciones sociales cuando en lugar de un solo perro, se adoptan dos, y ambos son de la misma camada, el lazo entre ambos ya existe, por lo que no representa un desafío hacer que se lleven bien, así ambos Azawakh jugaran entre ellos, se harán mutua compañía, se mantendrán entretenidos durante las horas de ausencia de sus amos y aprenderán los limites en sus juegos, cuando están siendo muy rudos, cuando están haciendo algo que molesta a los otros perros y demás, estas son cosas que muchas veces, por separar a un perro de su madre y hermanos a una edad demasiado temprana este no logra aprender, lo cual es una gran desventaja porque esa es una habilidad social casi de tipo obligatoria entre los perros.

Dieta y alimentación del Azawakh

Dado que el Azawakh es un perro de una complexión bastante delgada no requiere en realidad de una alimentación que pueda considerársele compleja, basta con que sea rica en proteínas y vitaminas, esto en el caso de que se le quiera alimentar a base de comida casera, lo cual es una opción totalmente válida.

Por supuesto otra opción es alimentarlo con “perrarina”, “pienso” o como sea que se llame en su región a la comida que esta específicamente pensada para los perros, estos alimentos están diseñados para suplir todas las necesidades nutricionales que los perros pueden tener, incluso hay distintos tipos de perrarina dependiendo del tipo de perro y más comúnmente, dependiendo de su edad, los empaques incluso suelen aconsejar cual es a cantidad de alimento que se les debe proporcionar.

Un Buen pienso puede que sea la mejor opción y las menos trabajosa, ya que se puede adquirir en un supermercado cualquiera y no hace falta preparación alguna, a pesar de que los Azawakh no son propensos a desarrollar sarro en sus dientes por los residuos de comida húmeda, no está demás mencionar que como el pienso es comida seca, será incluso más difícil que el problema del sarro aqueje a tu ejemplar.

En el mercado hay distintas marcas, y evidentemente habrán unas mejores que otras, sin embargo todo es cuestión de probar, puede que a tu perro no le siente bien la de alguna marca en específico y tengas que comprar de varias marcas hasta que encuentres una que cumpla con ambas condiciones de gustarle y sentarle bien, usualmente el pienso de mejor calidad es de más fácil digestión y tiene más nutrientes concentrados en menos alimento, por lo que la misma cantidad aportara más nutrientes y esto implica que se podrían reducir las raciones.

La cantidad de alimentos que se le deben proporcionar a un Azawakh adulto sin importar el peso de lo que este ingiriendo, debe tener no más de unas 800 kilocalorías, si notas que tu perro está subiendo de peso pues basta con reducir un poco la ración que le das, debes tener en cuenta que la cantidad podría ser más grande o más pequeña, dependiendo del tamaño, el peso y el nivel de actividad física que le exijas a tu perro, 800 kilocalorías solo es una referencia y es el número máximo de calorías por día que debe consumir un Azawakh, es decir es la cantidad que deben consumir los ejemplares más grandes con pesos de 25kg o más si tu Azawakh está por debajo evidentemente debes proveerle menos alimento.

También hay que decir que durante el periodo de desarrollo se les debe dar un poco más de la cantidad con la que se les alimenta cuando ya están completamente desarrollados, mientras aún están creciendo de esa comida extra es que sacan la masa que ganan cada dia, cuando tu Azawakh alcance la adultez y no se perciban cambios en su tamaño es cuando debes reducir la racion a la anteriormente mencionada, otra ocasión en la que se le tiene que aumentar la cantidad de alimento es si tienes una Azawakh hembra que está embarazada y cercana a la lactancia, también en invierno puede que tu perro necesite algo de comida extra para mantenerse un poco mas caliente.

Un detalle importante sobre la alimentación es que esta de preferencia debería ser regular, por ejemplo podrías alimentar a tu Azawakh con una porción que contenga 400 kilocalorías por la mañana y otra porción de igual tamaño en la noche, siempre a las mismas horas, para que su metabolismo trabaje de una manera regular, además estas horas de alimentación deben estrictamente estar alejadas de las horas de ejercicio, no se debe alimentar al perro menos de dos horas antes de llevarlo a hacer ejercicio, pasear o correr, otra razón por la que unos horarios fijos tanto de comida como de actividad física deberían ser regulares, de otra forma se favorecen las circunstancias para que el Azawakh sufra de torsión de estómago, la cual en los peores de los casos puede incluso ser mortal.

Los Azawakh sufren con frecuencia de enfermedades óseas, y algunas enfermedades degenerativas por ejemplo de la vista, si la dieta que se le provee es deficiente o no está muy bien balanceada, debe ser considerada la opción de comprar suplementos para incluirlos en la dieta del can, suplementos de vitamina D y Calcio ayudaran en gran medida a prevenir problemas en los huesos de tu Azawakh, por su puesto antes de pensar siquiera en comprar el suplemento, consulta a un veterinario sobre la mejor forma de hacerle llegar la nutrición adecuada y la dosis correcta de las vitaminas que complementan su dieta.

perro de raza Azawakh

Por último si en el entrenamiento estas premiando a tu Azawakh con alguna golosina para lograr el efecto del refuerzo positivo, debes tener presente el valor nutricional de dicha golosina para mantener controlada la cantidad de kilocalorías totales que le estas dando a tu perro y evitar problemas metabólicos, exceso de energía o de grasa que afecte el esbelto aspecto de esta exótica raza.

✓ Cuidados necesarios

Los canes de la raza Azawakh no son idiosincráticamente débiles y enfermizos, por el contrario son por lo general una raza de ejemplares saludables, aunque hay que traer a colación que esto se dice de manera comparativa, puesto que no se quiere decir que no sufran enfermedades, sino que no se ven aquejados por otras enfermedades que no sean comunes para todas las demás razas.

Como a todas las razas los afectan ciertas patologías, en ocasiones con incomoda frecuencia, entre algunas de las enfermedades que atacan a estos preciosos perros podemos contar:

La torsión de estómago: esta enfermedad puede afectar a cualquier raza aunque se ve con más frecuencia entre las razas de configuración delgada y pechos profundos, consiste en una distensión aguda del estómago por la que este puede llegar incluso a torcerse sobre sí mismo una de las causas puede ser la formación de una cantidad excesiva de gases durante el proceso de digestión, para evitarla, recomendamos no sobre alimentar al Azawakh y evitar que se agite, asi como llevarlo a hacer ejercicio justo después de comer, la torsión de estómago puede llegar a ser letal.

Displasia de Cadera: Se genera por la degeneración de los tejidos en la articulación de la cadera, hay muchos factores que influyen en su desarrollo, como la deficiencia o ausencia de vitamina E, el tamaño del perro en cuestión, la cantidad de ejercicio y la naturaleza de este, asi como las posturas que adopta mientras descansa, puede reducirse el riesgo de padecer de esta enfermedad mediante una diesta saludable que mantenga el peso del can dentro de los valores aceptables y que estén acordes a su altura y complexión, también supliendo vitaminas en caso de ser necesario y evitando los ejercicios que exijan mucho de saltos, como atrapar frisbees por ejemplo.

Además de estas dos enfermedades comunes para el grueso de las razas, los Azawakh también son propensos a sufrir de epilepsia, aunque para evitar esto no se puede hacer nada; invitamos a revisar el cuerpo y pelaje del Azawakh con frecuencia y atención, dado que pueden ser un poco sensibles del piel, lo que causaría que sean tambien propensos a tener hiperqueratosis (callos) y llagas, vigilando las zonas en las que se les deja jugar y corretear y proporcionándoles un sitio para dormir suave y acolchado puede influir positivamente en la aparición de estos callos y llagas.

Así como aconsejamos la inspección regular del pelaje y la piel, hacemos lo mismo con las orejas y fosas nasales, exhortando a que se mantengan limpias, especialmente las orejas, en las cuales podría acumularse suciedad y humedad dando paso así a la formación de hongos y la llegada de múltiples infecciones.
El Azawakh podría sufrir también de atrofia progresiva en la retina, también de atrofia en la mandíbula, soplos cardiacos y hemofilia.

Los Azawakh, por ser una raza con un pasado más “salvaje” que las otras, es decir por haber sido aislados de las civilizaciones más avanzadas hasta tiempos relativamente recientes, no reciben muy bien ciertas sustancias que podrían considerarse de uso común para los otros perros, son particularmente sensibles a ciertos fármacos y químicos que se usan por ejemplo, para prevenir las pulgas, o incluso a ciertas anestesias en caso de que necesiten de alguna cirugía u operación; esto puede influir negativamente, como usted puede imaginarse, en el preciso instante en que su perro necesite de algún tratamiento con algún medicamento, por esta razón su veterinario de confianza debe ser consultado antes, de ser posible durante, y después de cualquier tratamiento que el perro necesite para ver como este reacciona al mismo.

Esta vulnerabilidad podría incluso afectar el proceso de vacunación y las desparasitaciones, las cuales deberían realizarse al menos una vez año, o cuando sea indicado por los veterinarios.

Otro problema que es considerado común en los perros de esta raza es su propensión a algunas enfermedades óseas, si bien es excelente corredor, los juegos que requieran de muchos saltos o impactos son una amenaza tanto para sus huesos como para sus músculos.

Los Azawakh son perros que esta acostumbrados a las altas temperaturas, sus cuerpos están hechos precisamente para climas cálidos, desde la relación entre su volumen que almacena calor y su superficie que permite que el calor los abandone hasta su sistema inmunológico, además de sufrir bastante en climas fríos, también sus defensas están acostumbradas a bacterias y virus que prosperan en climas calurosos, cuando las temperaturas bajan y el ambiente se hace propicio para otros tipos de enfermedades, los Azawakh corren especial peligro porque no tienen defensas contra estas amenazas que para ellos son nuevas, esto sumado a que las defensas bajan de por si cuando se ven sometidas a temperaturas mucho bajas de las habituales.

Azawakh

Finalmente no hay mucho más que cuidar de estos perros, su pelaje debería ser cepillado una vez a la semana, unas cuantas veces al año se les deberían cortar las unas y cepillar los dientes y deben realizar una rutina constante y regular de ejercicio al día para mantener su condición física y sus estados de ánimo en buenos términos

✓ Cómo entrenar un Azawakh

Para entrenar correctamente a un Azawakh además de paciencia, regularidad y constancia, es completamente necesario estar consciente de la historia y el pasado de la raza y tenerla presente en la cabeza en cada momento, no se está entrenando a un perro sumamente dócil y fácil de manejar, se está entrenando a un perro que solía hacer las veces de guardián y de cazador, un perro atento, territorial, protector y muy activo, además los nómadas que los criaban no les daban un entrenamiento intensivo ni ponían especial empeño en condicionar su comportamiento.

Azawakh

Eran estrictos con ciertas cosas, como las manchas blancas que deben estar presentes en todos los ejemplares obligatoriamente en las patas, la punta de la cola y el pecho, aunque en ningún otro sitio también eran estrictos en el sentido de que solo dejaban vivos a los cachorros machos y a la hembra que sería usada para la siguiente generación, pero en cuanto al comportamiento no tenían un estándar estricto, y se enfocaban en que aprendieran a vigilar tanto los asentamientos como los rebaños y que tuviesen nociones sobre sus tareas en la caza.

Al entrenar a un Azawakh se debe ser estricto, rígido y firme, estas definiciones no deben confundirse en ningún caso con rudeza, agresividad o maltrato, si a un Azawakh se le trata con agresividad este definitivamente va a devolverla, crecerá resentido y a la defensiva, bajo ninguna circunstancia debe usarse la intimidación y la agresión para procurar enseñar a un azawakh, técnicas con reforzamiento positivo aunadas a demostraciones firmes de autoridad darán invariablemente un mejor resultado que recurrir a la imposición por la fuerza de las enseñanzas.

El trato de los Azawakh hacia otros seres, ya sean personas, otros perros o animales puede volverse algo impredecible o inestable cuando estos no reciben un correcto entrenamiento, desde edades muy tempranas se les debe poner a interactuar con todo tipo visitantes, es necesario que se acostumbren sobre todo a la presencia de otras personas, ya que no suelen prestar mucha atención a otros perros pero si a personas extrañas, un Azawakh es de difícil entrenamiento, puede que sea difícil acostumbrarlo a estar con otros animales más pequeños o con niños, los niños en su inocencia pueden tropezar y lastimar al lebrel, y este no se muestra demasiado paciente ante este tipo de cosas, ni tiene una alta resistencia al dolor como es el caso de muchas otras razas, por lo que el Azawakh podría responder con agresión.

El condicionamiento del comportamiento de un Azawakh se debe hacer con una finalidad específica y clara, en el sentido de que si se quiere un perro mascota el Azawakh debe socializar mucho con personas y otros perros hasta el punto de que se sienta completamente cómodo con la presencia de estos y no los perciba como una amenaza o como algo por lo que deba sentirse incomodo, no solamente debe estar relajado al ver personas y otros perros durante los paseos, si no también cuando esas personas y perros entran en su territorio (es decir la casa).

Si por otro lado se quiere que el Azawakh cumpla con el deber de guardar alguna propiedad entonces es probable que se le necesite azuzar contra otras personas, dado que requiere un esfuerzo muchísimo mayor conseguir que discierna entre visitas deseadas y no deseadas, lo que causara que tenga un comportamiento afectuoso hacia su dueño y tranquilo aunque vigilante cuando no haya ninguna persona extraña cerca, pero uno bastante hostil desde el segundo en que divise a un extraño aproximándose.

Los Azawakh no tienden a ladrar, se especula que para poder mantener oculta su presencia de las presas se acostumbró a no hacer ruido, asi que ese será un aspecto, usualmente molesto en otras razas que no se tendrá que trabajar.

Muchos piensan que el Azawakh es irremediablemente hostil contra niños y adultos extraños, que es un perro ansioso e inestable, si bien hacer que se acostumbre a ambientes ruidosos y densamente poblados es tarea difícil, en realidad no es imposible, al Azawakh no le gusta el bullicio y una cantidad de estimulos muy grande como lo implica vivir en un apartamento al centro de una ciudad, es cierto que le iria mucho mejor en una zona rural en el campo, sin tantos ruidos artificiales y en un ambiente más natural pero se puede acondicionar para que viva en un ambiente como el primero siempre y cuando se le trate con asertividad, reciba juegos y ejercicios diarios se dedique el tiempo y atención suficiente a su proceso de adaptación a un ambiente altamente lleno de estímulos.

Los Azawakh son perros a los que no les gusta para nada la soledad, como son muy inteligentes la mejor acción a tomar, es ensenarles a hacer ciertas tareas cotidianas para que aun cuando no se esté intencionalmente compartiendo con el perro, este participe de las actividades diarias y la convivencia se mantenga como algo natural aun fuera de las sesiones de entrenamiento, de juegos y de los paseos.

✓ Comportamiento con los Humanos

El pasado de los Azawakh puede considerarse como una ventaja o un problema depende de cómo se le quiera mirar. Por un lado, estos perros están ya acostumbrados a la compañía y a la presencia de las personas, no son ajenos a los humanos y además comprenden superficialmente cuál es su lugar en una familia, por otro lado el rol que debían cumplir como perros de guardia, tanto de los campamentos como del ganado, contra los intrusos y las amenazas los ha hechos algo selectivos sobre en quienes confiar y con quienes mostrarse afectuosos.

A diferencia de otras razas de perros que son juguetones y dóciles con cualquiera que se acerque con buenas intenciones y ganas de acariciarlos, los Azawakh actúan de manera distinta, son mucho más cautelosos, reservados y retraídos, no acostumbran a jugar con cualquiera que se acerque y mucho menos a mostrarse socialmente abiertos ante ellos, ni con intenciones de hacerse amigos, o dejarse acariciar, pero por supuesto, es este el comportamiento con el que la mayoría de ellos nace, y como seres de inteligencia superior que somos, ese comportamiento lo podemos cambiar con trabajo, socialización y adiestramiento.

El Azawakh es una raza muy inteligente pero no por ello intrínsecamente obediente, la obediencia es otro aspecto en el que se debe trabajar con intenso, firme y regular adiestramiento, un perro bien adiestrado y que además comprenda bien la jerarquía de la familia a la cual muy probablemente vera como una “manada” será un perro placenteramente obediente.

Hacemos hincapié en que el Azawakh es en ocasiones un perro muy territorial, a los miembros de su familia no lo solo les demostrara afecto, sino que también va a procurar brindarles proteccion en la medida de lo posible, por eso es preciso mencionar que la socialización con humanos juega un papel fundamental en las primeras etapas del desarrollo de un Azawakh, estos perros necesariamente deben aprender a discernir entre un intruso y un visitante deseado, si no se busca esto, pueden ocurrir dos cosas, el Azawakh podría crecer alejado de las personas extranas, muy reservado, reacio a hacer amigos y poco social o incluso ansioso, la otra opción es que en lugar de ser un perro taciturno y alejado de las personas sea un perro agresivo con estas cada vez que siente que su espacio esta siendo invadido.

El truco esta en conseguir que el Azawakh deje de ver a otras personas como invasores, ya que en la mayoría de los casos no lo son, hoy en dia tanto en las ciudades como los campos de la mayoría de los países, difícilmente nuestros hogares se ven igual de amenazadas que hace tiempo y que en los países del continente africano, por lo que un comportamiento y una actitud tan a la defensiva, no es conveniente para un perro que se precisa sea una mascota.
El trato hacia las personas, puede ser placentero si se cumple con temprana y correcta socializacion, si el Azawakh se habitua a ver personas diferentes y comprende que no representan ninguna amenaza.

También hay que tener en cuenta que si el Azawakh es entrenado para hacer las veces de guardian entonces la situación va a ser mucho más distinta, es casi imposible hacer que el Azawakh sea manso y dócil con un grupo nutrido de personas, pero a su vez pedirle o exigirle que mantenga alejados y se muestre amenazante hacia otro grupo y que se espere que su comportamiento protector solo salga a flote con este ultimo grupo, esto es muy difícil de conseguir, si se entrena a un Azawakh para que cuide cierto lugar, solo será afectuoso con sus cuidadores, con aquellos que vea con regularidad; a cualquier otra persona que entre, primero le advertirá con unos cuantos ladridos que no es bienvenido para posteriormente, lanzarse al ataque si el intruso no se ha dado por aludido o a pesar de la advertencia siguió adentrándose en el territorio que cuya protección le fue encargada al Azawakh.

La relación y el lazo con sus amos es realmente fuerte, estos perros en realidad adoran estar en compañía de ellos, podríamos incluso decir que son dependientes de sus amos, trataran de entrometerse en todas las tareas que sus dueños intenten hacer, mientras mas tiempo consigan pasar con ellos mejor se sentirán

Respecto a los niños, el Azawakh no suele ser especialmente juguetón con ellos, pero si puede ser paciente, aunque no tanto como otros perros, no se recomienda adquirir un Azawakh en una familia con niños a menos que se tenga la certeza de estos sabran respetar al perro, un Azawakh no va a tolerar que los niños se le monten encima como suelen hacerlo con otros perros más grandes, tampoco les parecen divertidos la mayoría de los juegos de los niños y tampoco querrá que estos estén en su espacio.

✓ Su entorno

El Azawakh o Tuareg Sloughi ha pasado de vivir mayoritariamente en grupos de tamaño considerable tanto de otros Azawakh como de humanos y extensiones inmensas de desierto a vivir en casas o apartamentos con familias pequeñas, en las que en más de una ocasión son el único perro en casa.

Dado que los Azawakh era utilizados para la caza tienen niveles sumamente altos de energía, esta energía deber drenada o gastada de alguna manera u otra, estos enérgicos galgos requieren de lugares para correr a sus anchas y deshacerse de estos excesos de energía, una zona con amplios espacios como lo puede ser una granja o un suburbio sin muchos carros sería un buen sitio para llevar una vida con un Azawakh.

Un Azawakh también podría vivir en una ciudad, en un departamento de dimensiones menores por un lado porque usualmente no tienen tendencias destructivas cuando se les niega el ejercicio y por otro porque no son una raza demasiado grande, no obstante, la forma de que se adapte la vida en un apartamento es con buena compañía y varias horas de ejercicio cada día, a pesar de que se dijo que no suele tener tendencias destructivas por la falta de ejercicio esto aún puede repercutir en su temperamento y su salud.

Un Azawakh sin ejercicio puede devenir en un perro con un temperamento entre depresivo y hostil, incluso con sus propios dueños, asi como llegar a padecer de atrofia muscular y otros problemas causados por el desuso de su cuerpo para el deporte o el mal uso del mismo, por lo que recalcamos que si no se dispone del tiempo y la voluntad suficientes para llevar a un Azawakh a pasear y o correr al menos un par de horas al dia la mejor opción es optar por otra raza.

El Azawakh es un perro independiente pero que disfruta muy notoriamente de la compañía, requiere de constante atención y afecto humano, de hecho es común que a veces prioricen el afecto de un humano sobre el de algún otro perro, por tanto requiere en su entorno de atención humana, no basta con dejarle con un compañero canino para que no se aburra mientras se está en el trabajo, la compañía que en realidad prefiere es la de sus amos, las ausencias prolongadas y la falta de atención tendran un efecto negativo en ellos que es mejor evitar en la medida de lo posible.

Los perros de raza Azawakh pueden llevar una vida en ciudades con una población densa, pero conlleva mucho trabajo y tiempo hacer que se acostumbren por lo que decimos que aunque se puede poseer a un Azawakh en un sitio así, no es este su ambiente optimo, de la misma forma que podría vivir en un lugar con niños pequeños pero se tendría que vigilar y monitorear la relación entre ambos con agudeza, la educación en estos casos tendría que ser exhaustiva tanto por el perro como por los niños porque ambos deberán aprender sobre la marcha lo que puede o no hacer el uno con el otro y como debe ser la relación para que exista el mutuo respeto y armoniosa convivencia.

El sitio para dormir debe ser un lugar suave, dormir en el piso no le sienta bien, la postura adoptada en el suelo puede deteriorar con el tiempo su musculatura y causarle problemas en las articulacioes así como contribuir a los callos en la piel del perro.

Debido al largo tiempo que pasaron estos perros en el desierto del Sahara, sitio en el cual si no se deshacían del calor rápidamente podrían colapsar sus organismos, estos perros desarrollaron mecanismos para perder calor más rápidamente, como la relación entre su volumen y superficie, una osamenta muy delgada, una composición en la que menos de 20% de su masa total es grasa corporal, y una capa de piel muy delgada junto a un pelaje corto y pegado al cuerpo.

Estos mecanismos lo hacen muy resistente al sol, a los climas secos y a las altas temperaturas, pero como para poner mucho de un lado hay que quitar de otro, lo hacen particularmente vulnerable al frio, como pierde calor tan rápido no debería vivir en lugares con inviernos a menos que se le mantenga en casa, bien abrigado y con calefacción, así como al frio son también bastante sensibles a la humedad, podrían fácilmente padecer de hipotermia en un invierno con temperaturas bajo cero, esto sumado a la baja de defensas durante el frio hace de este uno de sus peores enemigos, un invierno inclemente se traduciría también en un periodo durante el cual con dificultad se le va a pasear.

Azawakh

A pesar de que se mencionó que un ambiente rural le sienta mejor hay que tener en cuenta que requerirá de mayor atención en lo que a piel y pelaje se refiere, una revisión después de cada estadía fuera impedirá que se queden adheridos a el parásitos, maleza y demás cosas de naturaleza indeseada.