Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Wolfdog

wolfdog
Wolfdog
5 (100%) 1 vote

Wolfdog: Tu nueva mascota

El perro lobo o wolfdog (como lo llamaremos de ahora en adelante) se trata de un perro con un tamaño y apariencia lobuna formidable, es el resultado directo del cruce entre un lobo salvaje como tal, en su rama de lobo gris, y un perro común y corriente. Este término fue adoptado por varios fans de este tipo de cruces ya que es muy simple el comprender los orígenes de la raza al ser bautizada como “perro lobo” o “wolfdog” en inglés.

El cruce entre un lobo gris y un perro es posible ya que los perros no son más que descendientes del lobo gris, de hecho, especialistas en genética han categorizado al perro (canis lupus familiaris) como una subespecie de lobo gris salvaje.

Ahora, para definir correctamente a un perro lobo se tiene que será un wolfdog cualquier perro que tenga sangre de lobo hasta su quinta generación, es decir, un wolfdog pueden ser una cantidad increíble de razas que se hayan cruzado en sus últimas cinco generaciones con un lobo gris. Por supuesto, esto hace que el término “wolfdog” abarque una buena cantidad de razas que ya se encuentran registradas como razas, pero esto solo ocurrirá si dichas razas se han cruzado con un lobo gris recientemente y no con otros miembros de dicha raza.

wolfdog

En los Estados Unidos, por ejemplo, se estima que existen una cantidad de 300 mil wolfdogs, siendo este país el que más wolfdogs tiene a nivel mundial. Se estima que en el mundo existen unos 500 mil wolfdogs que son el resultante entre el cruce de un perro y un lobo gris en su primera generación.

Los perros que son usados para este tipo de cruce son comúnmente el alaskan malamute, el husky siberiano, el samoyedo, los pastores alemanes y otros perros nórdicos que guardan un aspecto lobuno. Estos cruces son llevados a cabo incluso de manera furtiva, siendo algo costosos debido al riesgo que representa interactuar con un animal salvaje y el hacer que la copula tenga lugar sin problemas.

Los wolfdogs son perros exóticos sin lugar a dudas, de gran tamaño y gran peso, siempre con un aspecto imponente y bastante parecido a un lobo gris salvaje. El cruce raramente es planeado y ocurre cuando un lobo se acerca a un perro hembra en celo para realizar la cópula, por ello es común ver ejemplares de wolfdogs en lugares cercanos a entornos rurales en donde lobos pueden acercarse a perros caseros.

Sin embargo, también se han visto avistamientos de wolfdogs en áreas de Rusia en donde, por lo general, no había mucha densidad de perros caseros. Estos perros lobo eran cazados en la antigüedad por nobles europeos, los cuales los llamaban lycisca para diferenciarlos de alguna manera de los lobos grises.

wolfdog

Los wolfdog pueden tener un amplio abanico de apariencias, incluso pueden existir ejemplares que no guarden semejanza a un lobo en su aspecto, pero si en su comportamiento y ejemplares que son prácticamente lobos por fuera, pero también tienen sangre de perro casero.

En muchos casos las personas que querían un perro lobo eran completamente estafadas por criadores que aseguraban que los perros que vendían tenían sangre de lobo en su primera generación, sin embargo, lo que hacían eran vender perros que comúnmente tenían sangre de lobo en sus genes, pero no estaba presente la sangre de lobo en sus cinco generaciones anteriores, por lo que en realidad no se trataban de wolfdogs, sino de perros comunes.

Los wolfdog comúnmente no tienen una cabeza tan amplia como la de los lobos y tampoco grandes mechones de pelaje en las orejas, las orejas de los wolfdog son más largas que las de los lobos y las marcas decorativas que aparecen en sus pelajes se repiten con frecuencia entre ejemplares de este grupo de perros y además no se encuentran tan bien mescladas como en el caso de los lobos grises.

La tenencia de un wolfdog puede ser peligrosa según muchos expertos ya que tienen sangre de lobo salvaje en sus venas, por lo que ciertos comportamientos pueden resultar demasiado dominantes y/o agresivos para un gran número de propietarios, por lo que esta raza se reserva exclusivamente para propietarios con permisos de ley para su crianza y tenencia y además certificados de adiestramiento canino por escuelas que se dediquen a estas enseñanzas.

Historia y Origen

wolfdog

La historia de los wolfdog puede ser algo difícil de explicar debido a que abarca numerosos lugares de primeros avistamientos y el desarrollo tanto natural como planeado de este grupo de perros. Una de las primeras evidencias moderas del origen del wolfdog ocurrió en el 2010, año duran el cual se encontraron restos de wolfdogs criados por nativos americanos mexicanos, civilización que data de 2000 años al pasado, con esto ya se tiene una idea de lo milenaria que es este mestizaje de razas lupinas.

El primer avistamiento con perros lobos ocurrió en Gran Bretaña en 1766, en donde un dueño de una pomeria observó como un lobo gris salvaje estaba copulando con ella y dejó que esto continuara. Tras aquel acto dos meses después se vio como la pomeriana tuvo una camada de nueve cachorros, cachorros de aspecto lobuno y que adquirieron una gran fama debido a sus características físicas y su practicidad, puesto que eran domesticables.

Estos perros pronto comenzaron a criarse y a venderse a los nobles, aristócratas y a todo aquel que era capaz de pagar su precio. Fueron muchas las personas curiosas que adquirieron un wolfdog para vigilancia, exhibición o como perro mascota.

Casi un siglo después fue Max Von Stephanitz, un estudiante de veterinaria alemán se sintió completamente fascinado con un wolfdog que mostraron en una exhibición canina, el cual sus propietarios afirmaban que se trataba de un ejemplar que era ¼ lobo. El nombre de este wolfdog era Hektor y fue comprado por Stephanitz para trabajos de investigación genética.

wolfdog

Hektor fue renombrado como Horand von Grafrath, el cual vino a ser el padre de todos los pastores alemanes. Este perro fue cruzado con un gran número de perras de razas dóciles, pero esto no es todo, ya que para asegurar que los ejemplares que descendieran de estos cruces fuesen domesticables también se escogieron ejemplares de estas razas dóciles que fuesen especialmente dóciles, para darle un balance al carácter de la descendencia.

Lamentablemente la cría de wolfdog, debido a que es muy fácil conseguir un lobo gris salvaje y cruzarlo con una perra de raza nórdica si vives en zonas rurales, muchas veces no es controlada ni se le aplican los estudios genéticos de rigor, lo que hace que las crías resultantes del cruce tengan un temperamento agresivo e indomable, típico de los lobos que comienzan un proceso de domesticación.

Es por esto que tan solo en los Estados Unidos en un total de 40 estados está prohibida la crianza y la tenencia de wolfdogs, mientras que otros estados que no prohíben su tenencia imponen normas rigurosas para tener a uno o varios ejemplares en casa. En varios estados de Canadá también se prohíbe la tenencia de wolfdogs, al igual que varios países de Europa.

Existen numerosas historias de terror basadas en casos históricos como el de la bestia de Gévaudan que afirman que el wolfdog puede ser un perro extraordinariamente agresivo con los humanos, sin embargo, esto se debió a un caso especial en el que un perro copuló con una loba y el resultante fue una camada muy agresiva.

También se cree que los perros lobos no solo son una amenaza para los humanos, sino también para los lobos en sí, ya que se puede realizar una domesticación en masa, la cual puede producir la extinción del lobo gris como lo conocemos, sin embargo, esta teoría carece de fuerza ya que el apareamiento entre lobos grises y perros son casos raros si se dan naturalmente.

Esta teoría se fundamente en que durante 1997 se decidió emprender un programa para la recuperación del lobo mexicano en territorios de Arizona, para lo cual se tomó una muestra de lobos mexicanos y se planeaba introducirlos en este territorio, sin embargo, los investigadores se dieron cuenta que más que lobos mexicanos los ejemplares que planeaban liberar en realidad se trataban de wolfdogs, por lo que se decidió sacrificarlos.

Otros estudios genéticos han demostrado que los lobos con pelaje de color negro en su mayoría son en algún grado descendientes de perros, puesto que esta mutación genética solo es posible de esta manera, lo cual hace pensar a los científicos sobre el grado de pureza de los lobos grises salvajes en zonas rurales habitadas por humanos.

Características de la raza

wolfdog

Si bien se puede definir de manera exacta el aspecto que un perro de una raza determinada tendrá si se cruza con un perro de la misma raza u otra raza con la cual se haya estudiado el resultado de la reproducción planeada así no sucede con el wolfdog, un perro que puede tener un sinfín de variantes de acuerdo a los perros involucrados en el proceso de cópula entre el lobo y la perra, entre el perro y la loba o entre los perros con genes de lobo en las primeras cinco generaciones de ellos.

Esto mismo ocurre cuando se habla de perros mestizos, los cuales pueden tener características físicas notables de un padre o del otro. Se estima que los perros domésticos y los lobos se separaron por completo hace 14 mil años, y desde ese momento tan solo se han cruzado ejemplares de manera clandestina (ya que esta práctica está prohibida casi por completo a nivel mundial) o ha ocurrido que una perra en periodo fértil se escapa y es copulada por un lobo, lo cual es raro que ocurra de manera natural.

Los wolfdog además de una apariencia variante también pueden tener una gran gama de comportamientos ya que depende mucho del tipo de raza de perro que se vea involucrada en la cópula.

Si creías que un lobo gris salvaje era ya bastante grande, te sorprenderá saber que sus hijos pueden convertirse en ejemplares mucho más grandes, por lo que pueden existir perros lobos realmente enormes. Este fenómeno se debe al “vigor hibrido”.

En los pelajes de los wolfdogs es común ver el negro y una gama de grises. El pelaje negro se mantendrá negro un buen tiempo, incluso en ejemplares que van envejeciendo, solo perdiendo el pigmento de este cuando el perro es considerablemente viejo. Los wolfdogs pueden tener espolones, lo cual hace fácil diferenciar a los lobos de ellos, puestos que estos últimos parientes salvajes carecen totalmente de estos ya que los espolones son los primeros dedos que nacen en las patas traseras de los perros domésticos.

wolfdog

Los lobos grises solo tienen cuatro dedos en las patas traseras, sin presencia de espolón.

Los wolfdogs han demostrado que pueden crear grupos más numerosos incluso que los grupos de los lobos, también han demostrado mediante observaciones de profesionales que los wolfdogs pueden tener igual e incluso más resistencia que los lobos al perseguir a su alimento.

Otra manera de diferenciar a un wolfdog de un perro nórdico con aspecto lobuno es mirando su dentadura. Si su dentadura tiene los caninos más largos que un perro del mismo tamaño entonces es probable que se trate de un perro lobo. En África se usan wolfdogs para labores de perro policía debido a su ferocidad y los encargados de este escuadrón de policía afirma que son perros realmente fieros que pueden atravesar sin problemas casi cualquier tipo de material común y cualquier tipo de vestimenta debido, además, por la potencia de su mordida.

El olfato del wolfdog también lo hace un perro perfecto para la caza puesto que posee un olfato que rivalizaría en la mayoría de los casos con perros de talla del sabueso. De hecho, los wolfdogs también son usados por fuerzas especiales rusas para labores de rastreo, demostrando que estos perros híbridos son capaces de rastrear un objetivo en 20 segundos mientras que un perro con un excelente sentido del olfato podía encontrar el mismo objetivo en 3 minutos.

El proceso de crecimiento de los híbridos wolfdog es impredecible debido a la interrogante de qué raza será el perro involucrado en el proceso de cruce con el lobo. Varios wolfdogs pueden crecer de una manera acelerada mientras que otros ven su crecimiento lento y lo terminan cerca del año de edad.

El perro lobo en casi todos los casos también será un perro imponente tanto en tamaño como en peso, no bajando de un tamaño grande y puede convertirse también en un perro de tamaño gigante debido al vigor hibrido que puede producirse durante la gestación.

Estas características han inspirado un gran número de series animadas y películas, por ejemplo, en la película Balto, de 1995, Balto es un wolfdog, los cachorros de este mismo perro protagonista en Balto 2 son cachorros mitad lobo y mitad perro, es decir hijos híbridos de wolfdog.

Cesar Millán, un entrenador de perros mundialmente famoso debido a su programa “El Encantador de Perros” tiene en su poder a dos perros lobos llamados Hyde y Vada, los cuales puede manejar ya que es un profesional y cuenta con licencias para su tenencia.

Comportamiento con otros perros

wolfdog

El wolfdog tiene una innegable e interesante mescla de sangres, por una parte puede tener sangre de un caniche gigante y por otra la sangre de un feroz e indomable lobo gris, esto hace que sea difícil predecir qué tan amable será tanto con humanos como con otras mascotas, pero se pueden dar buenos pronósticos sabiendo que el lobo en su estado salvaje es un animal muy sociable que siempre está comunicándose con los miembros de su manada, aunque también tiene un carácter fuerte y no aceptará que él, siendo el eslabón más apto para el liderazgo de su manada sea opacado por otro perro.

El wolfdog no podrá estar en un mismo entorno con un perro que también sea territorial ya que este perro puede salir gravemente herido si se atreve a cuestionar la autoridad del wolfdog. No vale que adoptes a un mastín tibetano o a un dogo argentino ya que pueden defenderse de un wolfdog, ya que en estos casos siempre habrá peleas tanto por la territorialidad como por la dominancia y peor aún si los dos ejemplares son machos ya que estas peleas serán bastante frecuentes sumándose las peleas por hembras que se crucen por el territorio.

Sería más sencillo predecir el comportamiento de un lobo gris puro o de un perro puro que el de un hibrido de perro y lobo ya que en este caso entra en juego el comportamiento del perro y el comportamiento de los ancestros de dicho perro y la posibilidad de que el wolfdog adopte un comportamiento parecido al del lobo en cuanto a agresividad y testarudez.

La manera “más sencilla” de determinar el comportamiento de un wolfdog con otros perros es realizar un examen genético para determinar qué porcentaje de lobo tiene el wolfdog resultante del cruce de un lobo y un perro, de un wolfdog y un lobo o de dos wolfdogs. Si tiene una mayoría de sangre de lobo el wolfdog será un perro curioso, pero al mismo tiempo tímido y reservado con otros perros que no conozca y si estos se muestran dominantes o territoriales no dudará un instante en atacar debido a que está siendo retado.

wolfdog

El wolfdog con mayoría de genes de lobo no dudará en defender su territorio y en proclamarse líder de la manada si tiene oportunidad de hacerlo, por lo que necesitará un entrenador profesional en adiestramiento canino para aplacar este carácter.

Muchas veces los humanos son los culpables de que un perro se comporte de una manera determinada, por ejemplo, a muchos pitbull se los enseña a ser agresivos desde cachorros e incluso los encierran sin posibilidad de interacción social o los maltratan para que desarrollen un carácter agresivo, de igual manera puede suceder con un wolfdog si no se le atiende su necesidad de interacción con humanos y otros perros, si no se socializa desde cachorro tanto con humanos como con otros perros, si no se atiende su necesidad de paseos y de ejercicios.

Los wolfdogs son perros enormes y pesados, por lo que conviene mucho que no los juntes con perros más pequeños ya que estos pueden resultar gravemente heridos en el caso de que ocurra un malentendido con el wolfdog. Debido a que en la naturaleza de estos está la caza tampoco se recomienda que permanezcan en el mismo territorio que animales de corral o mascotas pequeñas como conejos o tortugas.

No existe evidencia de parte de ningún profesional que asegure que los perros lobos representan un mayor peligro para los animales del hogar que otro perro de igual tamaño y con un carácter que tiende a lo agresivo si lo aúpan a ello, como por ejemplo puede ser el caso del rottweiler y el pitbull.

Ahora, el porcentaje de lobo que tenga un wolfdog no siempre es el mejor indicador de su comportamiento futuro, ya que se han visto casos en el que el wolfdog se comporta como cualquier perro teniendo un gran porcentaje de lobo en sus genes mientras que otros wolfdogs se comportan más reservados, como es típico en los lobos con tan solo un poco de genes de lobo.

La mayoría de los ataques de perros lobo hacia las personas los maximizan debido al tamaño del perro y estos también ocurren por la negligencia del amo como la ausencia de un cercado lo suficientemente alto, la ausencia de socialización y ejercicio e incluso la ausencia total de interacción con la mascota.

Dieta y alimentación

wolfdog

La alimentación de un wolfdog no puede ser igual a la de un lobo ¿Te imaginas invertir todos los días en un venado o gacela para alimentarlo tal como se alimentan los lobos? Pues no, no necesitarás soltar a una gacela viva para que tu wolfdog la cace ya que puedes alimentarlo tal como alimentarías a un perro, aunque también te aconsejaremos otro tipo de alimentación que hará sentir al wolfdog en un entorno natural, lo cual lo hará sentir completamente en casa.

Primero que nada, será necesario que sepas que al igual que cualquier otro perro el wolfdog necesita a su madre para alimentarse durante los primeros dos meses de vida, durante este periodo a través de la leche materna se traspasarán diferentes anticuerpos y el cachorro estará muy bien alimentado.

A partir de los dos meses y medio el cachorro comenzará a ser rechazado por su madre ya que sus dientes lastimarán sus tetillas, por lo que ella misma (al menos en la naturaleza) comenzaría a buscar alimento sólido para suministrarles. En este momento es que entraríamos nosotros con una alimentación adecuada para el wolfdog, la cual se basaría en un principio de croquetas para perros de gran tamaño en sus etapas de cachorro, para después tomar la decisión de si alimentarlo con una dieta a base de croquetas o quizás con una dieta BARF, la cual más adelante te explicaremos.

Alimentación del wolfdog con croquetas (pienso)

wolfdog

Las croquetas están compuestas por alimento previamente secado industrialmente de manera que pueda durar mucho tiempo y resistir una gran variedad de condiciones de almacenaje, lo bueno es que también soportan la degradación de los mismos, es decir, que no perderán los nutrientes de los alimentos que lo componen de manera acelerada como la comida fresca.

Las croquetas también son practicas ya que puedes transportarlas sin problemas de un lugar a otro y así alimentar a tu wolfdog a donde vayas.

Las croquetas deberás comenzar a suministrárselas desde los dos meses a los dos meses y medio de edad, lo correcto sería que pudiesen comer 4 puñados de croquetas al día hasta los cuatro meses de edad, cuando comenzarán a comer tres veces al día, pero los puñados deberán contener un poco más de croquetas.

Desde los cinco meses hasta la adultez ya deberán comer un total de dos veces al día una cantidad de 500 a 600 gr de croquetas según sea el tamaño del ejemplar y la actividad física a la que lo sometes a diario (que es recomendado que sea mucha).

Durante la adultez deberás adaptarte a los cambios de actividad física, su tamaño final y condiciones adversas de salud para modificar correctamente sus hábitos alimenticios. Otro punto a tratar será el rechazo del wolfdog hacía las croquetas, que en algún momento ocurrirá ya que sus genes de lobo le pedirán ser alimentado con carne, pero no puedes pasar simplemente de alimentarlo con croquetas a alimentarlo con carne de la noche a la mañana, esto conlleva un proceso.

Transición de las croquetas a la comida casera o dieta BARF

Los perros necesitan adaptarse primero a la comida casera antes de cambiar totalmente su régimen alimenticio a esta. Primero deberás añadir un poco de comida casera (especialmente preparada para tu perro, nunca coloques tus sobras en su plato) y un 80% de croquetas.

Al día siguiente colocarás 70% de croquetas y proseguirás hasta el día en que el plato de tu perro contenga apenas unas pocas croquetas y una gran porción de comida casera. Esto le permitirá al organismo de tu perro acostumbrarse a la nueva dieta, además de que las croquetas y la comida casera tienen ritmos diferentes de digestión.

La comida casera tiene como ventajas el que es más sana que las croquetas, conteniendo más nutrientes y de mejor calidad que estas y más vitaminas si se prepara e inmediatamente se le suministra al wolfdog.

Pero también existe una variante interesante de la alimentación casera para tu wolfdog, la cual es la dieta BARF o dieta de la comida cruda. Con esta dieta solo bastará que descongeles la carne pasándola unos 2 o 3 minutos por agua hirviendo y después se la des tal cual a tu wolfdog. La carne no estará totalmente preparada, pero conservará una gran parte de proteínas que se pierden en el proceso de cocción, además de que tu wolfdog se sentirá complacido de comer carne en estado natural, como si de una presa se tratase.

De cualquier manera, antes de modificar la dieta de tu wolfdog consulta primero con un veterinario de confianza para que te de la totalidad de las pautas y particularidades de la dieta para este grupo de perros lobo.

Salud y cuidados generales

wolfdog

Los wolfdog son perros que tienen una salud de lobo, pero esta salud viene mejorada gracias a la información genética de los perros, haciéndolo un perro con una salud prácticamente hermética a enfermedades hereditarias o condiciones que puedan afectar su salud durante su desarrollo de cachorro a adulto.

Los perros y los lobos grises son prácticamente el mismo animal, solo que los perros se encuentran más evolucionados que el animal salvaje, por esto no debe existir temor de enfermedades o problemas congénitos en las generaciones próximas de wolfdogs, ya que se tratan de “un mismo espécimen”. En estudios de genética en donde perros y coyotes fueron cruzados el resultado fue bueno desde un principio, pero a medida que fueron cruzándose los especímenes resultantes existieron problemas congénitos que impidieron la vida de los cachorros cuando nacieron, cosa que no ocurre en los híbridos de lobo y perro.

Incluso los wolfdogs han sido cruzados intencionalmente con perros de raza para así mejorar la salud de estos últimos, ya que es conocido que la salud de los wolfdog es muy buena.

Los perros lobo requieren de los cuidados que le daríamos a cualquier otro perro, es decir, deben ser cuidados como perros.

Los cuidados de un wolfdog como de cualquier otro perro son algo extensos, pero comenzaremos por partes desde la juventud hasta la vejez:

Vacunación

Los wolfdogs nacen como cualquier otro perro, lactan de su madre y después comienzan a comer alimentos sólidos, pero antes de que el proceso de destete esté completo deberás llevarlos a vacunar. Son tres dosis de vacuna trivalente, es decir, que esta vacuna los defenderá de tres enfermedades diferentes que pueden hacerlo morir antes de los tres meses.

Despues de las vacunas, que se aplican con un intervalo de 21 días entre cada una de las dosis se esperará una o dos semanas para desparasitar al cachorro de wolfdog. La siguiente vacuna que necesitará el wolfdog es la antirrábica, sin embargo, con esta existe un problema, y es que, por ejemplo, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos no aprueba el uso de la vacuna antirrábica en perros wolfdog, sin embargo, afirma que sería conveniente aplicársela.

Es decir, esta contradicción puede dejar visto que el gobierno de los Estados Unidos no aprueba que se le den cuidados a los wolfdog de manera oficial, puesto que es una raza prohibida en una gran parte del suelo norteamericano, pero afirma que sería conveniente vacunarlos contra la rabia, lo cual es algo obvio, pero entonces se tendrían que buscar otras alternativas o atajos para vacunarlo, como mostrar un permiso para la tenencia de wolfdogs, para así no meter en problemas al médico veterinario.

Ejercicio

wolfdog

El ejercicio debe formar parte del día a día del wolfdog. Los lobos todos los días recorren extensos terrenos en la búsqueda de su alimento, por lo que tendrás que emular esta actividad física en compañía de tu wolfdog, solo que esta vez no será necesario correr en búsqueda de alimento, sino de diversión. En los ejercicios deberás evitar juegos que hagan que el wolfdog y tu o el wolfdog y otros perros compita para ver quién es el más fuerte, ya que el wolfdog podría tener un marcado sentido de dominancia y enfurecerse en caso de que las cosas se le hagan difíciles durante el juego o pierda.

Lo mejor sería salir a pasear con él durante al menos 45 a 60 minutos al día en compañía de tus otras mascotas para que relacione los buenos momentos con la compañía de otros perros.

Cepillados y baños

Casi cualquier variante de wolfdog tendrá un pelaje de mediano a largo, por lo que deberás cepillar dicho pelaje frecuentemente para evitar que el pelaje muerto forme nudos con el pelaje vivo y también opaque el resto del pelaje.

Pero no solo en lo estético es que será beneficioso el cepillado, también le sacarás provecho para cuidar la salud de tu wolfdog ya que cepillándolo puedes notar la presencia de heces de pulgas, pulgas o garrapatas, lo cual te debería impulsar inmediatamente al veterinario para que te recomienda algunas soluciones para estos insectos.

Los baños deberán ser mensuales o bimensuales, todo depende de que tan limpio (o puerco) sea tu wolfdog. Hay algunos a los que les gusta lo extremo y quedan realmente sucios después de pasear por lo que los baños dependen de lo sucio que esté.

Comportamiento con los Humanos

wolfdog

Los perros lobos siempre han sido vistos como una amenaza no debido a su tamaño ni a sus características físicas que hacen que los entrenadores de perros lo piensen dos veces antes de iniciar un proceso de crianza de perros de este grupo, es el comportamiento de los mismos lo que los hacen peligrosos, debido a que prácticamente son impredecibles.

De hecho, el perro lobo o wolfdog se encuentra categorizado bajo la RSPCA como “fauna silvestre nativa”, por lo que se podría considerar como un “animal salvaje”, aunque en realidad se trata de un perro con un importante porcentaje de sangre de lobo (¿O quizás un lobo con una importante cantidad de sangre de perro casero?)

Lamentablemente los wolfdogs no son aptos para su tenencia como mascotas debido a que son perros con un comportamiento impredecible, es decir, tú sabes cómo podría reaccionar un lobo si te acercas demasiado a él y se encuentra en compañía de una manada, de igual manera puedes saber cómo reaccionará un perro casero si interactúas con él, lo que no sabes es qué comportamiento desarrollará un wolfdog cuando sea adulto, ya que puede desarrollar un comportamiento agresivo, un comportamiento pacifico o un comportamiento en donde se muestre tanto agresivo como pasivo.

Por este motivo los criadores de razas de perros no se quieren arriesgar a vender animales potencialmente peligrosos para las personas, ya que estarían vendiendo animales salvajes prácticamente. Esto ya lo previeron diferentes entidades gubernamentales que regulan la tenencia de animales exóticos en sus territorios, entes que han prohibido la crianza, tenencia e importación de cualquier tipo de wolfdog, considerándolo prácticamente lo mismo que un lobo en varios casos.

La genética de los wolfdog es muy compleja, lo cual hace imposible el determinar el patrón de comportamiento final de los cachorros, como si se puede hacer con las diferentes razas de perros que existen y como es el comportamiento normal de los lobos.

Los wolfdog híbridos que tienen una mayoritaria parte de genes de lobo son curiosos y requieren de un nivel de interacción con los humanos muy alto ya que en su manada casi en todo momento están interactuando, debido a que son animales sociables. La razón por la cual pueden interactuar contigo sin ningún problema es que tienen genes de perro que también los impulsan a obedecer tus órdenes, aunque en menor medida que un perro que solo tenga genes de perro.

Los wolfdog mayoritariamente lobos también serán tímidos y no serán sociables con personas que no conozca, tampoco serán muy sociables con la familia, únicamente se mostrarán sociables con su amo, figura que representará el liderazgo de la manada y, por lo tanto, respetan.

Sin embargo, si decides adoptar a un wolfdog debido a que tienes los permisos necesarios y en tu país no se encuentra prohibido deberás escoger un ejemplar que presente un comportamiento mayoritariamente de perro, ya que estos ejemplares serán los más sencillos de cuidar. No hay que condenar a todos los wolfdogs ya que un grupo tenga un comportamiento agresivo, solo es cuestión de seleccionar para la reproducción y venta los que tengan un comportamiento más manso y obediente, aunque para ver que esto sea así el wolfdog debería tener una edad lo suficientemente avanzada (en camino a la adultez) para estar completamente seguros que no mostrará agresividad después.

Existe la creencia de que los wolfdog pueden ser perros sumamente agresivos con los humanos, tal como pueden serlo los lobos, aunque esto depende del trato que se les ofrezca, de la cantidad de ejercicio que se les suministre a diario, de la socialización temprana con otros perros y humanos y de la socialización diaria con su amo y familia. No existe evidencia de que los wolfdog sean más agresivos con las personas que otras razas de perros que se ha demostrado que tienen el potencial para desarrollar un comportamiento agresivo, como es el caso del rottweiler y el pitbull.

Para que tengas una idea de lo compleja que es la genética de los wolfdog tenemos que estos perros no se comportaran usualmente como lobos si tienen una mayoría de genes de lobo. Son contados los casos que los wolfdogs actúan totalmente como lobos ya que casi siempre actuarán como perros salvo unos pocos casos.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro lobo

El entrenamiento del wolfdog es un reto hasta para los mejores entrenadores caninos ya que estarán entrenando prácticamente a un lobo salvaje. La domesticación de los lobos salvajes resulta imposible sin antes cruzarlos con un perro ya que estos son increíblemente ariscos y reacios a seguir las ordenes de un humano, tienen un comportamiento poco amigable con estos.

wolfdog

Ahora, con un perro lobo las cosas cambian ya que entran en juego los genes caninos, los cuales sí que están acostumbrados a obedecer a los humanos y a ayudarlos en todo lo que necesiten, por lo que el entrenamiento del wolfdog puede ser difícil, pero no imposible.

Sabiendo esto déjanos decirte que si no eres un entrenador de perros con varios años de experiencia y algunos que otros cursos sobre psicología canina o adiestramiento de obediencia en perros el wolfdog no será el perro ideal para ti y puede terminar en la perrera más cercana a tu domicilio cuando te des cuenta que no puedes domarlo como pensabas que podrías hacerlo cuando lo recibiste de cachorro.

Es total y estrictamente necesaria la socialización en los wolfdog. Sin la debida socialización no serán más que lobos salvajes con algo de perro en sus genes, pero socializándolos estarás activando los genes caninos en su interior e invitándolo a olvidarse un poco de los genes de lobo que tiene.

Por ejemplo, si el vecino tiene un hijo que le contesta de mala manera, saca malas notas y se rehúsa a quedarse en casa los fines de semana no quiere decir que todos los hijos de ese vecino vayan a ser iguales, sino que el vecino se equivocó a la hora de criarlo y bien puede tener otro hijo que, educándolo de la manera correcta, sea excelente en la escuela, honre a sus padres y salga con buenas compañías.

Lo mismo sucede con el wolfdog, el comportamiento del perro en el futuro dependerá del entrenamiento que se le dé en su juventud.

El wolfdog necesita varios puntos para convertirse en un perro definitivamente:

  • Socialización con su manada, madre y familia mientras es cachorro.
  • Socialización con su familia y amo a diario mientras es cachorro y en la adultez.
  • Ejercicio constante y diario.
  • Juegos en los que no tenga que demostrar su fuerza.
  • Estar cerca de su familia y no ser aislado de ella.
  • No debe ser encerrado nunca ni tampoco amarrado.
  • No deberá compartir entorno con otros perros dominantes.
  • Su amo deberá mostrarse dominante hacía él de la manera correcta.
  • Nunca deberá ser maltratado ya que esto lo invitaría a mostrarse dominante.
  • El amo deberá aprender lo básico y avanzado del entrenamiento en positivo.
  • Deberá tener su lugar en tu casa, es decir, un lugar que sienta de él.

Llevando una vida de perro desde temprana edad el wolfdog simplemente se sentirá un perro si su amo le hace saber constantemente que es un perro. Quizás lo mismo no se pueda hacer con un lobo debido a que es sumamente reservado y desconfiado con los humanos naturalmente, pero con los wolfdogs, que en sus genes existen genes de perro y estos genes si están dispuestos a ser amaestrados, sí que se puede hacer que un wolfdog comprenda bien tanto ordenes como cómo comportarse correctamente en el hogar.

¿Es posible entrenar en comportamiento y obediencia a un wolfdog?

Entrenar el comportamiento del wolfdog es posible, pero difícil en algunos casos y entrenarlo para que obedezca ordenes sí que será difícil en la mayoría de los casos, te explicamos por qué.

Los lobos tienen la costumbre de cercar el área en donde se encuentran con su manada con orina. Esta orina informa que existe un macho dominante en los alrededores y cualquiera que se acerque será considerado como alguien con malas intenciones. Este comportamiento está bien arraigado en los lobos y puede que el wolfdog lo practique en tus árboles, flores, pero en casos graves también en tus muebles.

Por esto deberás insistir mucho en cambiar este comportamiento por medio del entrenamiento en positivo, es decir, nunca deberás pegarle o gritarle, tan solo llévalo hasta el césped y toma el objeto que antes orinó y colócalo en el jardín, pero a una altura en donde no pueda orinarlo, si orina el césped en un buen lugar recompénsalo con una golosina, así comprenderá poco a poco que si orina en ese lugar será recompensado, por lo que seguirá haciéndolo hasta que se convierta en una costumbre.

En cuanto a los trucos puede que sea difícil que un wolfdog se siente y esté atento a los comandos que le das, ya que preferirá estar haciendo otras cosas, pero si las golosinas son lo suficientemente convincentes puede que llegues a entrenar en obediencia a tu wolfdog para que se siente, dé la pata, se quede quieto e incluso que deje de ladrar.

Entorno Ideal

wolfdog

Al pensar en el entorno del wolfdog deberás pensar tanto en el entorno ideal del perro que se cruzó con él como en el entorno ideal de un lobo salvaje. Por supuesto el lobo salvaje no querrá estar sentado en un sofá viendo Netflix, sino que querrá estar en la espesura del bosque buscando su próxima presa, si a esto se le suma que le perro con el que se cruzó también le gusta un entorno rural y abierto allí tienes la respuesta: al wolfdog le gustan los entornos rurales, con buen espacio y en donde pueda divertirse trabajando en algo.

Puede también que un wolfdog se haya cruzado con un perro al que le gusten tanto los entornos abiertos como cerrados, pero la sangre de lobo lo hará rechazar inmediatamente los entornos cerrados si es para vivir en ellos, prefiriendo vivir en un jardín, aunque este sea mediano.

Eso sí, si quieres un wolfdog pero tienes solo un jardín mediano en donde pueda estar deberás prestarle muchísima atención a los requerimientos de actividad física, ejercicio mental e interacción contigo con el fin de evitar que se disparen en él comportamiento agresivos y dominantes hacia otros perros e incluso hacia personas.

Teniendo en cuenta que el wolfdog necesita un entorno abierto, en el mejor de los casos rural y que le permita distraerse ahora pasaremos a los requisitos de seguridad y a los requisitos específicos del entorno en sí.

En cuanto a los requisitos de seguridad tenemos que para la tenencia del wolfdog es necesaria una cerca alta y resistente. El wolfdog es un perro en la mayoría de los casos masivo e increíblemente fuerte, por lo que incluso en las regulaciones de ley se establece que el vallado debe ser lo suficientemente alto para evitar que el wolfdog lo salte y lo suficientemente fuerte para evitar que lo derrumbe ante una provocación.

Otro requisito de seguridad es que incluyas en alguna parte del vallado que dentro de casa se encuentra un perro potencialmente peligroso para que así no se acerquen ni se recuesten al vallado. También deberás advertirles a los invitados a casa que primero toquen el timbre antes de entrar, puesto que la mayoría de los wolfdogs envestirán o al menos le darán un gran susto a las personas que entren sin permiso a su territorio.

El jardín preferiblemente deberá tener árboles, piedras y diferentes “adornos” para que el wolfdog se sienta en un lugar interesante y pueda practicar el rastreo y la caza de aves (o al menos lo intente), lo ideal para esto es que fuese un entorno rural, ya que los wolfdogs no se encontrarán acostumbrados genéticamente a los entornos urbanos con mucho ruido y muchas personas pasando.

También sería una buena idea que en alguna parte del jardín existiese un cúmulo de tierra en el cual se pudiera acostar a vigilar a las personas o animales que pasan, con esto se entretendrá, pero siempre ten en cuenta que esta zona elevada no puede estar cerca del vallado ya que el wolfdog es un excelente saltador.

En resumen, debes tener en mente que tienes un perro potencialmente peligroso y regulado estrictamente por la ley, no des excusas para que lo confisquen y le practiquen la eutanasia.

De resto, cuando recibas a tu wolfdog cachorro asegúrate de que no existan peligros en el entorno como agujeros, sustancias venenosas y comida en mal estado que pueda ingerir, los wolfdogs cuando son cachorros son especialmente curiosos y pueden también intentar escaparse.