Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Tosa Inu

tosa inu
Tosa Inu
5 (100%) 10 votes

Tosa Inu: Tu nueva mascota

Sin duda alguna el sólo ver la majestuosidad del Tosa Inu puede provocar intimidación, y es que, es una raza enorme tan bello como potencialmente peligroso (ppp) debido a su extraordinaria fuerza y tamaño, incluso en algunos países es necesario solicitar un permiso especial para su adopción, siendo uno de los requisitos el obtener un seguro de responsabilidad hacia terceros, sin embargo, su gran talla no se equipara a su nobleza y dulce temperamento.

Además de su gigante estatura, el perro Tosa Inu tiene una composición física fuerte, imponente que lo hace armonioso, estéticamente bien proporcionado y atractivo, eso unido a su mirada tierna, infinita paciencia y su predisposición sobreprotectora lo convierte en una excelente compañía para la familia.

Por lo general se tiene una inclinación, basada en historias particulares y muchas veces exageradas, a evitar el adoptar este ejemplo de razas, por temor, ya que se ha desarrollado un tipo de tabú alrededor de alguna especies caninas de gran tamaño y aunque sí es cierto que este imponente animal puede causar cierto miedo, es un elemento totalmente controlable con una correcta educación desde temprana edad, además, si se considera prudente, siempre se puede sacar a pasear con su bozal y arnés para evitar complicaciones.

Además de su gran tamaño el Tosa Inu es un perro extremadamente noble, ideal para el cuidado de los niños, en especial cuando han crecido con él, puede llegar a tolerar con paciencia sus tratos bruscos y cuidarlos lealmente, si se le entrena oportunamente llega a desarrollar una gran capacidad para relacionarse con los ancianos, es necesario recalcar también que, a los niños se les debe enseñar cómo tratarlos con el amor y respeto que necesitan por ser un miembro más de su grupo familiar.

Su procedencia es muy clara, ya que fue creado a mediados del siglo XIX con especificaciones especiales, proveniente de Tosa, Japón, hoy en día Kochi, fue desarrollado para la competencia en peleas caninas, práctica muy común en ese país de las cuales se tienen registros desde el siglo XIV.

Es un perro de tamaño gigante, corpulento, de apariencia molosa, fuertes patas, amplio cráneo, fuertes mandíbulas, con pelaje fino, brillante y corto, puede llegar a medir como mínimo 60cm a la cruz, por su contextura fornida alcanza un peso que oscila entre 45 a 100 kilos (entre 99,20 a 220,46 libras) que, con una buena alimentación y moderados cuidados, puede llegar a vivir entre 10 a 12 años.

Como la mayoría de las razas de perros que se conocen hoy en día, el Tosa Inu actual es el resultado de varias décadas de cruces entre diferentes especies, matrimonios de perros en la misma especie, e hibridaciones en general, destacándose la unión entre la raza occidental con la europea, por lo que la tipología que se conoce difiere un poco a la de sus ancestros, obteniendo, sin lugar a dudas, mayor fuerza y proporciones en su fisionomía, rasgos que se describirán más adelante.

Una de las bellas cualidades de este animal es su dulzura, su paciencia y su naturaleza sobreprotectora, posee una moderada cantidad de energía, todo en él desborda familiaridad y positividad, rasgos que se contraponen a las bases teóricas por las que fue desarrollado en sus inicios, pero, necesariamente se debe destacar aquí que si fue usado como perro de pelea por varios años, desempeñándose correctamente para tal fin, por lo que hay que amarlo, educarlo y a la vez conocerlo, estudiar sus actitudes para prevenir posibles accidentes.

Para quien desea incluir en su familia a un Tosa Inu, requiere saber que, para adoptar este tipo de can se debe tener una alta responsabilidad, necesita ser educado para controlar su fuerza abrupta ya que sin desearlo pudiera ocasionar algún accidente con su voluptuosa figura y gran fuerza, es importante hacerlo socializar desde pequeño con extraños y permitirle adaptarse al entorno, se debe tener en cuenta también que debido a su tamaño y alto consumo de energía el Tosa demanda de una atención un poco más costosa que otros animales de menor tamaño.

Es de carácter significativo saber también, que tendrá un nuevo integrante un poco dominante que no se adaptará fácilmente a espacios muy cerrados o al confinamiento continuo, lo que podrá generar ciertas actitudes destructivas, por lo que es necesario llevarlo a pasear diariamente, la mayor cantidad de tiempo posible, dos o tres veces al día.

El Tosa es considerado como un perro inteligente y tranquilo, muy dulce, cariñoso y sobreprotector, bastante obediente que le permitirá un entrenamiento adecuado, lo cual se detallará a continuación, extremadamente celoso de su grupo familiar, es poco ladrador, pero alertará y se pondrá firme cuando algo no sea de su agrado, un amiguito que le será fiel toda su vida, sabrá devolver el cariño de sus familiares humanos.

Historia y Origen del Tosa Inu

El tosa Inu (Inu es perro en japonés) es un perro  creado con intenciones y metas establecidas para un propósito definido, ser el mejor perro de pelea, así es, fue diseñado con la finalidad de conseguir algunos de los rasgos de las razas que intervinieron en su herencia genética para formar un moloso campeón de lucha, lo que para su tiempo era un deporte muy popular.

En la antigüedad existía una especie de fascinación por actividades que a la fecha se consideran inapropiadas o son ampliamente reconocidas como desfavorecedoras para la integridad de sus participantes como es la pelea de perros, pero que por muchos años llenó los anfiteatros de gran parte del mundo, siendo documentadas hábilmente.

La práctica se derivó en dos vertientes, en una de ellas el perro peleaba con osos, para esto, se amarraba un oso a un poste, en algunas ocasiones se le cortaban los dientes y las garras, y al perro se le colocaba una pechera de metal para protegerlo, en la otra versión, el can peleaba con un toro al que se le había agredido inicialmente para volverlo más violento, y el perro debía aguantar todo lo posible sobre él, llegando a ser una de las favoritas del rey Enrique VIII y su hija Isabel I, sin embargo, estas actividades sufrieron modificaciones que no cesaron allí.

Las peleas de perros pasaron a ser programadas entre dos de ellos, de diferentes o de las mismas razas con iguales condiciones, se entrenaban tanto física como psicológicamente para la lucha, llegando a tener seguidores, generando grandes sumas de dinero tanto para sus familias como para los apostadores y rines, siendo en este momento cuando se decide buscar una raza que tuviera todas las características ideales para tal fin.

Se poseen registros que indican que las bases originales para la creación del Tosa fueron un bulldog antiguo, proveniente de un ciudadano de origen inglés, pero residenciado en Kochi, de apellido Wagner y un shikoku ken, que son perros con mucho parecido a los lobos y fuertes instintos, este cruce dio como resultado una primera iniciación al Tosa, aunque todavía no se había fijado la raza.

Luego, se fueron seleccionando los vínculos deliberadamente con intensiones específicas, fue cruzado con el San Martín y el Mastín para heredar su tamaño, con el Bulldog y el Bull terrier debido a la tenacidad que manifiestan, con los Bloodhound por su tipo de piel, con los Dogos alemanes por su peso y con los pointers por su concentración, generando sin duda un resultado perfecto para tales fines.

El Tosa Inu, se convierte en un perro moloso con rasgos fijados en la antigua Provincia de Tosa, la cual desapareció políticamente y es hoy conocida como la prefectura de Kochi, en la isla Shikoku, establecido como raza a finales del siglo XIX, que en Japón se ubica durante la era Meiji (1868 – 1912), se les veía como acompañantes de los samuráis y en peleas parecidas al sumo.

Para algunas de las familias de Japón, el Tosa Inu era su única fuente de ingresos, por lo que se esforzaban en sus cuidados y entrenamiento, siendo muy aceptados los que tenían un comportamiento más equilibrado, debían ser silenciosos, valientes, mostrar respeto por su oponente, y ningún signo de temor o sumisión, las hembras sólo peleaban una vez en su vida y era para demostrar si eran ideales para la reproducción de la raza.

Durante esta era sucedieron muchos cambios en el país, eliminando el feudalismo por el que había vivido la zona durante más de dos siglos, generándose grandes eventos importantes como el hecho de que se eliminaron la mayoría de los privilegios especiales para los samuráis y se establece lo que se conoció como la Carta de juramento, entre otras cosas, lo que modernizó la región.

tosa-inu

Hasta el momento en el que se establece en el gobierno Meiji y todavía hoy en día pero en menor grado, la cultura japonesa poseía un enorme respeto por la lucha, teniendo incluso consideraciones especiales, siendo el sumo un deporte considerablemente apreciado, sin embargo, la raza estuvo muy cercana a la extinción debido a la fuerte influencia de la segunda guerra mundial y de una epidemia de moquillo que debilitó a todos los criaderos de perros de ese entonces, logrando proteger sólo a doce de ellos, siendo escogidos como los ideales para la renovación de la raza.

En el siglo XXI, se definen estas prácticas como ilegales en la mayoría de los países, legalizándose los derechos a la protección y buen trato de los animales, creándose sociedades protectoras para tal fin, con lo que las peleas de perros quedan en la práctica clandestina, y el Tosa Inu deja de tener un protagonismo en la lucha para demostrar que, con una correcta educación, sus instintos equilibrados y respetuosos prevalecen sobre los de la lucha.

Comportamiento del Tosa Inu con otros perros

El Tosa Inu es un canino que se puede llevar muy bien con otros perros pero es necesario que desde que están cachorros se les instruya de una forma muy dedicada, esta raza es conocida por ser potencialmente peligrosos, además, son muy territoriales así que si alguien desea tener un Tosa Inu debe dedicarse a la educación del mismo para que no hayan inconvenientes con otros perros en la calle.

tosa-inu

Asimismo, es de suma importancia supervisar cómo reaccionan antes otros perros que sean reactivos y es que una de las características del Tosa Inu es su valentía y su enorme poder de protección hacia aquellos que más ama.

Al  salir a la calle si el Tosa Inu no tuvo una buena crianza y educación es muy probable de que si se encuentra a otro perro y este le ladre el Tosa Inu de inmediato se le quiera lanzar encima, le busque pelea solo por buscar la protección de aquellos a quienes aman.

El Tosa Inu es un perro muy inteligente pero por naturaleza es valiente y desafiante, así que lo único que garantizara que tenga una buena relación con otros perros será la educación y todas las enseñanzas que haya recibido previamente durante toda su vida.

Esta raza es considerada tan peligrosa que siempre se recomienda que solo sea adoptada por aquellos que conocen cómo es el comportamiento  y todo lo que implica tener un Tosa Inu.

Para que el Tosa Inu pueda estar en armonía completa con otras razas debe ser adiestrada por una persona conocedora y experimentada en esta raza en especifico y aún más en perros grandes, ya que por lo general, los perros grandes son muy conscientes de su tamaño y de su poder sobre otros perros e incluso sobre algunos humanos (como los niños) a quienes pueden considerar sus inferiores.

Por su parte, siempre la persona que busque tener un Tosa Inu debe evaluar si tiene la posibilidad económica de sustentar a un Tosa Inu, siempre se necesitará ayuda de un profesional indicado para evaluar y guiar en la crianza y educación de este canino.

El Tosa Inu no tendrá problemas al enfrentarse a perros de menor tamaño porque conoce lo que su estatura representa, sin embargo, si uno de estos comienza a ladrarle o a molestarlo tampoco le importará el tamaño para ir a enfrentarse con él.

Cuando se trata de perros más grandes nos encontramos con un escenario distinto, el Tosa Inu no se sentirá cómodo al ver que hay un perro que sea un poco o igual de grande que él. Esta raza es imponente y majestuosa siempre buscará ser el protector de todos, así que es muy probable que desde el principio marque una distancia.

No obstante, si el Tosa Inu recibe una buena educación en el trato hacia las personas y los perros igual siempre se tendrá que estar pendiente de él, aun cuando él esté jugando con otros canino se debe vigilar ya que este perro posee mucha fuerza, agilidad y destreza que no dudará en utilizar cuando esté frente a otro de su misma especie.

Cuando se busca que esta raza se comporte de manera noble y sutil con otros perros se debe criar con mucho amor, no manifestar miedo ante ningún perro, si él nota que algún perro está causando temor buscará la forma de neutralizarlo para que su amo esté bien.

El Tosa Inu tiene una increíble fuerza física así que es muy importante contar con una persona que tenga la fuerza de controlarlo mientras esta en ese periodo de entrenamiento o adaptación a la presencia de otros perros.

Al dar un paseo con un Tosa Inu la persona que tome su correa debe tener mucha fuerza para poder detenerlo en caso de que quiera salir detrás de otro perro o quiera ladrar (o morder) a una persona.

Lo que más enfada a un perro es encontrarse con personas o lugares que no conoce y es allí donde empieza el enfrentamiento, los ladridos y demás por eso para procurar un ambiente de armonía con otros perros hay que rodearlo de muchos perros desde que está muy pequeño.

Incluso es recomendable que el perro pueda compartir hasta con gatos y otros animales para que sean parte de su día y no algo desconocido o una amenaza.

Si en lugar de darle un simple paseo al Tosa Inu, se le incluyen juegos y actividades con otros perros será de gran ayuda para él y podrá estar involucrada y al ver a otros podrá sentirse seguro y confiado. Asimismo, siempre se debe mantener en ejercicio, corriendo con otros animales, no necesariamente tienen que ser perros.

Si se quiere tener otra raza que no sea el Tosa Inu se tiene que hacer un plan de amor, educación y tener mucha paciencia en su periodo de adaptación al estar con otro perro se puede sentir amenazado o excluido a causa del nuevo integrante de la familia (esto también puede pasar con los bebés).

Comportamiento del Tosa Inu con los Humanos

A pesar de que el Tosa Inu tiene su reputación de un perro peligroso también tiene sus ventajas muy bien marcadas; es paciente, es audaz y posee un gran valor ante situaciones de riesgo.

tosa-inu

Al tener un Tosa Inu estás integrando a nuevo miembro de la familia con una gran fidelidad, obediencia, seguridad en sí mismo y con una excelente destreza física. Sin embargo, son  perros que tienden a ser tímidos y muy aislados de aquellos a los que no conoce, pero son muy cariñosos y entregados con aquellos que consideran sus papás.

La relación que tienen los Tosa Inu con los niños (por lo general) suele ser extraordinaria. Gracias al gran instinto protector que poseen y a su temperamento sereno y tranquilo, que además, encaja de forma perfecta con los más pequeños de la casa y a quienes puede tenerle una paciencia gigante.

A pesar de que su relación con los niños es muy buena no se puede olvidar la rudeza que tienen, así que si el perro quiere jugar con el niño (o viceversa) tiene que estar un adulto que pueda quedarse supervisando en todo momento porque sin querer pueden lastimar a los pequeños al correr o jugar.

Por otra parte, la crianza de los niños con los perros no puede faltar porque existen aquellos que quieren golpear a los perros y sin lugar a dudas esto molestará al perro, es necesario educar al niño en cómo tratar a un perro y más cuando se trata de uno tan grande como el Tosa Inu.

Una excelente técnica para que esta raza se lleve muy bien con los humanos es usar arnés anti- tirones y formar la obediencia en todo momento, los arnés servirán para que él pueda quemar muchas calorías y lo más importante; energía.

Cuando un niño juega con un perro que ya ha entrenado o acaba de hacer su lista de ejercicio, será un juego muy calmado que le permitirá al perro entenderse muy bien con los pequeños porque estará cansado y todo será de forma relajada.

Si se falla en el cumplimiento de las necesidades del Tosa Inu y no se le brinda abundante afecto, cariño y/o ejercicio ideal para su peso y contextura, se tendrá a un perro con gran probabilidad de desarrollar ciertos problemas en el comportamiento.

Alguno de los problemas en el comportamiento que se pueden regando es “la destrucción” el perro se puede sentir impotente y querrá llamar la atención de su amo de cualquier forma así sea con gritos o sea castigado.

El dueño ideal para un Tosa Inu siempre será aquél que manifieste su autoridad y que pueda manejarlo, si esto no sucede, el perro tiende a desarrollar su comportamiento natural (peligroso y agresivo).

Esta raza es obstinada y dominante por naturaleza siempre será inclinado para realizar todo de la forma que mejor le parezca. Asimismo, es muy lento para madurar, aun teniendo alrededor de cuatro años de vida puede expresar actitudes comunes en cualquier cachorro.

Para que el ambiente con las personas pueda ser el mejor influye mucho el ambiente, el Tosa Inu siempre buscará y preferirá estar en lugares al aire libre, no obstante, no tendrá problemas si vive en un apartamento, pero si es muy necesario que todos los días se le dedique tiempo a los ejercicios y paseos.

Cuando esta raza se cría para vigilar o pelear sacan a relucir su lado más salvaje e instinto por eso antes de tener uno de estos es necesario buscar su origen. Actualmente hay varios casos de muerte en el mundo por ataque del Tosa Inu.

Para que el perro no se vuelva traicionero el trato nunca puede ser diferente cuando era un cachorro a un adulto, la atención, los mimos y los detalles deben estar siempre presentes en cada etapa de su vida.

El afecto le da una seguridad emocional al Tosa Inu que es muy importante para que pueda crecer y desenvolverse como un perro familiar y noble, en lugar de tener a un perro guardián o a un ganador de peleas, se debe tener a un miembro más de la familia.

Los problemas con un Tosa Inu se presentan cuando el amo no deja claro su papel dominante y superior, si desde el principio estos papeles no quedan claros para el cachorro empezarán los problemas porque a esta raza les gusta ser considerada el macho alfa, los que dominan.

Su instinto al comportamiento es ser quien da las órdenes, dirige al equipo y toma siempre las decisiones, si alguien quiere que la relación esté sana los papeles deben estar muy claros y el perro debe estar entendido en que no es el dueño del lugar ni mucho menos de las personas.

Estos perros necesitan estar realizando muchas jornadas de ejercicio, de lo contrario, se pueden frustrar, al sudar, brincar y correr estarán liberándose mucho más y su temperamento estará sereno.

Dieta y alimentación del perro Tosa Inu

La alimentación de un Tosa Inu es una de las principales tareas que se deben tener en cuenta para que su desarrollo pueda ser saludable, esto será una influencia muy grande y determinante en su aspecto, como en su crecimiento.

Así como sucede con casi todas las razas, la manera en cómo se alimenta al Tosa Inu va a ir en coherencia con sus necesidades, de acuerdo a su edad y a su actividad. A medida que va creciendo va a ir demandando más alimentos y por su puesto mayor ejercicio.

Por eso cuando es un cachorro tendrá una alimentación muy distinta a la que disfrutará cuando alcance la edad adulta, la cantidad de calorías que necesitará será mucho mayor. Lo más recomendable es localizar un pienso seco que posea una buena calidad que le permita tener unos dientes limpios y además pueda tener cubierta todas las necesidades de nutrición.

Se debe estudiar cuántas calorías debe consumir un perro grande porque se puede sobreestimar la cantidad y llegar a proporcionarle demasiados alimentos que estarán por encima de lo que realmente necesitan para vivir saludable.

La raza del Tosa Inu puede ameritar incluso la presencia de un nutricionista que estudie su peso, actividad y estatura y en base a eso se determinará la cantidad de alimentos que necesitará en el día.

Si a un cachorro se le da más comida de la necesaria se puede poner en juego su salud y su capacidad de resistencia durante cualquier actividad física, el perro puede cansarse con gran facilidad y se podría llevar a una vida sedentaria a causa de que se puede amargar al no resistir la actividad en cuestión.

El perro en su edad adulta debe ser alimentado dos veces al días con una buena porción de proteína (pescado, pollo o carne) y muchas verduras, incluso se puede añadir trigo para aumentar las calorías.

Los perros que sean usados en las peleas o en alguna actividad deportiva tienen que vivir con una dieta abundante en agua, en la que se puede añadir las sopas de pescado y carne con grandes índices de calorías.

Sin embargo, algunos Tosa Inu son domésticos para ellos es necesario tener mucho pescado, poca carne y no incluir tantos carbohidratos porque no los necesitará al no tener mucho ejercicio.

Si un Tosa Inu está en competencia es vital no agregar a su alimentación huevo o carne de vaca antes del juego o torneo. Cuatro días antes, la dieta debe tener mayor cantidad de alimentos, y el día antes de la pelea o el juego se minimiza  a solo el cuarenta por ciento de su cantidad normal.

Cuando se les da una comida con función energizante, como la zanahoria o el ajo se estará aumentando la capacidad de combate del perro pero no tendrá un ladrido poderoso.

Los años de vida de esta raza varían entre los 10 a 12 años, pero esto se pude reducir dependiendo de su alimentación por lo que se debe velar en darle lo necesario, nunca más ni menos, por supuesto, evitar a toda costa la obesidad.

La longevidad de esta raza es de aproximadamente 10 a 12 años, lo cual se puede ver afectado por la alimentación y nutrición, por lo que debe ser la adecuada y no causar obesidad.

Para la cultura japonesa lo más importante al alimentar a un Tosa Inu es hacerlo dependiendo de su edad y composición corporal, no dar nada por entendido ya que cada perro es diferente, por lo tanto, sus necesidades son distintas.

Si alguien desea que el Tosa Inu se pueda mantener saludable y con una larga vida debe vigilar su alimentación, fortalecer sus músculos naturales, evitar darle comida procesada.

Todo perro de raza necesita de una alimentación especializada de acuerdo a sus necesidades y requerimiento, solamente al medir la cantidad de ingesta calóricas que debe tener de acuerdo a su gran tamaño nos podemos asombrar.

El Tosa Inu no necesita estar comiendo cada 3 h o tener durante todo el día su taza de comida llena, todo lo contrario, esta raza funciona de forma extraordinaria con solo dos grandes comidas ricas en calorías.

El perro puede comportarse como un humano, si él ve que tiene comida y puede comer cada 5min quizá lo haga y eso dañaría su metabolismo y toda la armonía de la digestión, por eso se aconseja evitar esto y fijar las 2 horas del día en el que se le servirá al perro su comida (abundante en carbohidratos y proteína).

El Tosa Inu es por naturaleza un perro muy activo que siempre querrá estar jugando, brincando y corriendo por todos lados, sin embargo, esto puede disminuir dependiendo del entorno (lo grande del sitio en el que habita para que él pueda recrearse), su alimentación y la cantidad que su dueño le dedique.

Si un perro es un poco más sedentario de lo que suele caracterizar a la raza su porción de comida debe estar basada en su nivel de actividad física.

Cuidados básicos

El cuidado más importante que se le puede dar a cualquier animal es su cuidado mental, por eso, como las raíces de esta raza es la pelea o ser un perro guardián, no importa el entorno en el que esté siempre van a mantener distancia con todos aquellos a los que no reconoce o no le son familiares por eso lo mejor para el cuidado de su “paz mental” es rodearlo desde cachorros con personas y animales, buscar que socialice con todo lo que hay a su alrededor.

Si el perro disfruta e indaga todo lo que hay en su entorno, si puede acercarse  a oler,  o dejar que extraños se acerquen a él o que lo acaricien se tendrá a un perro muy bien domesticado y adaptado a la vida en sociedad, no estaríamos hablando de un perro de pelea sino un perro que con una buena crianza se convierte en un perro de familia.

La higiene de la mascota representa un área esencial en la convivencia. Hay detalles que van a marcar la diferencia en la limpieza de perros tan grandes como este. Siempre se debe prestar mucha atención a la apariencia de las orejas ya que es una zona en la que suele concentrarse la suciedad, la humedad que da como resultado la formación de hongos e infecciones.

Otra de las áreas a las que hay prestar atención de su cuerpo son las uñas,  frecuentemente se debe visitar a un veterinario que le pueda hacer un chequeo en sus ojos para evitar cualquier tipo de lesión que pueden ser provocadas de forma tan simple como al rozar las pestañas con la superficie ocular.

Al bañar a un perro de gran tamaño se necesita mucha paciencia, fuerza y agilidad para que esta encomienda no te deje sin energías o fracases en el intento, si no se cuenta con estas cualidades es mejor acudir a una peluquería canina donde puedan manejarlo y logren el objetivo; un perro aseado.

El baño al Tosa Inu debe hacerse aproximadamente cada 8 o 6 semanas o si se empieza a sentir un mal olor. Lo más importante en el baño es usar agua templada y aplicar un champú especializado para el tipo de pelo, que siempre se debe enjuagar con abundante agua para que no le caiga nada en los ojos al canino o que le causen irritación en la piel.

El secado del cabello de un perro tan grande, lleva esfuerzo, pero lo mejor es programar el secado a temperatura media, para que él lo pueda disfrutar y no se lastime con el calor. Si se baña al perro y no se seca inmediatamente se puede producir un resfriado totalmente innecesario.

El pelaje del Tosa Inu es muy corto por lo que no dedicarás largas horas de tu vida a una gran rutina de cepillado, es más que suficiente estar cepillándolo una vez a la semana, se retiran los pelos muertos para que no estén en tus muebles o en cualquier otro lugar de la casa.

Asimismo, con el cepillado podrás mantener su pelaje más limpio y consolidar el vínculo con tu canino, esos momentos de cepillado tienen que ser “tiempo de calidad” entre el amo y el perro.

El ejercicio físico es indispensable para esta raza de perros guerreros y con gran valentía. Ellos tienen una gran necesidad de liberar mucha energía para tener un balance entre cuerpo y mente.

Pero no quiere decir que se tenga que someter a largar sesiones de entrenamiento de ejercicio pesado, con estar incluyéndolo en actividades diarias, unos 5 paseos al día o correr por el parque serán de gran utilidad para su cuerpo, además, se pueden incluir diversos tipos de juegos o entrenamientos dinámicos que le permitan divertirse.

El Tosa Inu será un extraordinario compañero para todos los amantes del fitness y el deporte. Siempre se podrá contar con esta raza para ir a una jornada de entrenamiento y gracias a su gran energía siempre estarás motivado.

Es indispensable que se cuide y se observe detalladamente los pliegues que existen de piel en toda la zona de la cara en donde hay muchas probabilidades de que se acumulen residuos de comida y de mugre.

Este perro va a necesitar mucha atención siempre en la higiene, no solo en estar atentos a limpiar sus dientes o las orejas sino también en limpiar sus glándulas anales en caso de ser necesario.

La limpieza siempre será una de las cosas fundamentales ya que si se deja una zona descuidada es muy propensa a que se formen bacterias, hongos, se irrite la piel o se formen pelotitas o cualquier otra patología que se por la suciedad en donde habita siempre lo peor.

No se debe olvidar mantener al día su calendario de las vacunas, así como a un bebe el Tosa Inu y cualquier perro necesita tener sus defensas elevadas y las vacunas lo ayudarán en ese proceso.

Salud del Tosa Inu

Esta raza acostumbra a ser de una buena salud, no tiene grandes especificaciones en cuanto a los cuidados de su salud ya que no es propenso a padecer de las patologías hereditarias más comunes. No obstante, existen algunas enfermedades que sí pudiesen afectar como lo es la Displasia de cadera y la cardiomiopatía hipertrófica.

Asimismo, dependiendo del clima de la zona en donde habite puede verse afectado por uno de los problemas más comunes que afectan a los perro; el golpe de calor.

Por otra parte, al Tosa Inu se le tiene que tener al día con todas sus vacunas porque aunque no sufre de enfermedades hereditarias sí es muy importante la prevención por los virus que puedan estar en el aire e incluso por lo que él pueda toca o comer.

Cada tres meses hay que visitar a un veterinario para que mande los medicamentos correctos para desparasitarlo de manera externa e interna. Al ver que está en contacto con otros perros luego siempre se tiene que revisar su pelaje para que no nos tome por sorpresa una lluvia de garrapatas.

Aunque el Tosa Inu es un perro que fue diseñado con un solo objetivo; las peleas, y el cruce que se realizó con las diversas razas (muy fuertes) le garantizan una salud que perdure y que sea de gran calidad.

Sin embargo, existen otros perros de origen japonés que sí se han visto muy afectados por muchas enfermedades congénitas debido al poco número de personas para cruzar, el Tosa Inu es una raza verdaderamente sana. No obstante es necesario velar en algunas áreas.

El Tosa Inu no goza de tener una buena visión. Por este motivo muchos defectos de la visión que tenían otros perros también ha alcanzado al Tosa Inu. Siempre se debe considerar el cuidado de las pestañas del canino y los defectos que pueden causar el largo y la cantidad que existan.

Siempre en caso de cualquier anomalía hay que visitar a un veterinario, prevenir las cataratas que pueden terminar dejando ciego al perro.

Por su parte, la displasia de cadera es un problema hereditario menor, esta patología ocasiona que el hueso que se encuentra en el muslo no encaje de la forma correcta en la articulación que está en la cadera. Ciertos perros incluso manifiestan dolor y cojean en una o hasta las dos piernas traseras, aunque quizá no se noten signos de molestia en el Tosa. A medida que el perro va envejeciendo, puede desarrollar la artritis  pero los perros con displasia de cadera no deben ser criados.

La displasia de codo es muy parecía a la displasia de cadera, es una patología degenerativa en donde el hueso del brazo no engrana de la forma en la que debería. Puede deberse a un problema en su crecimiento y se produjo una anomalía que significa una articulación deforme y muy débil.

La enfermedad puede ser aun más severa: esto puede llevar al perro a que se desarrolle a artritis o se puede volver cojo. Este tipo de tratamiento incluye cirugía, tratamiento de un especialista, control del peso (porque la obesidad puede empeorar el asunto) y la ingesta de medicamentos antiinflamatorios.

La Torsión gástrica se conoce como una especie de hinchazón que puede ser mortal y afecta a perros grandes y gigantes. El problema crece cuando se alimenta más de lo debido, comen muy rápido o bebe muchas cantidades de agua al instante de terminar con su comida e incluso se puede provocar por hacer ejercicio luego de comer.

Este tipo de hinchazón suele suceder con mayor frecuencia en los perros más ancianos. Cuando ocurre una distensión del estomago con gas o aire, luego viene el retorcijón o (torsión). El perro no puede eructar ni siquiera vomitar para eliminar el exceso de aire en el estomago  y el retorno normal del flujo sanguíneo al corazón se impide. La presión arterial aumenta y el perro colapsa entrando en shock.

Si el dueño observa que el perro, en este caso, el Tosa Inu puede estar padeciendo de esta enfermedad se debe visitar a un veterinario de manera inmediata porque esto puede causar la muerte si no se le hace seguimiento al perro.

El Tosa Inu es uno de los perros que se puede adaptar de forma muy rápida con el exterior, tenemos que tener en cuenta las temperaturas de la zona para evitar cualquier golpe de calor.

Es por eso que si se vive en una ciudad en donde el calor puede estar por encima de 40º C durante gran parte del año y no solo en una estación,  en ese caso se tiene que mantener en un lugar donde exista el acceso a sombras, donde no le pegue el sol directamente y con agua, porque el sol siempre produce deshidratación.

Lo mejor para prevenir cualquier enfermedad es darle la atención que necesita el canino, si se esta gran parte del día consintiendo, revisando y verificando que cada área de su cuerpo esté limpia, sana y en buen estado se podrá garantizar la salud del Tosa Inu.

Como entrenar, educar o adiestrar al Tosa Inu

El Tosa Inu es una raza que necesita estar sometida a una socialización adecuada desde que es un cachorro y se debe acompañar de la educación con el incremento positivo de ejercicios.

Cuando los perros son tan grandes necesitan una forma de adiestramiento o entrenamiento que día a día revele resultados óptimos así como debería aplicarse aun en los perros de menor tamaño y esto no tiene relación con el maltrato, porque muchas veces se cree que para poder dominar a un perro grande hay que golpearlo.

La autoridad sobre un perro tan grande como el Tosa Inu se ejerce al enseñarle desde pequeño las normas del hogar y en premiarlo cuando hace algo bueno y reprenderlo pero con castigos cuando se equivoca o comete alguna falta en la conducta apropiada.

La sorprendente contextura corporal de este canino no está definida con que se hable de un animal sensible, que accione rabioso ante el castigo o al maltrato indebido.

Aunque su apariencia puede causar temor el Tosa Inu es un perro cariñoso y fiel y como todo ser vivo demanda atención, caricias y tiempo de calidad, si no ve que su amor sea correspondido se sentirá muy frustrado e infeliz, incluso puede llegar a deprimirse.

Lo que se le recomienda a los dueños de esta raza es que utilicen cada una de las cualidades maravillosas para fortalecer desde cachorro la obediencia, el adiestramiento, la educación ya que por naturaleza está predispuesto a obedecer, su mente solamente tiene que ser estimulada y entrenada y te podrá sorprender, por lo que cada actividad física es como anillo al dedo para esta raza, le encanta estar activo todo el día, no es muy perro sedentario.

Desde que son muy pequeños se le pueden enseñar los comandos básicos de la obediencia, práctica con él algunas órdenes como que se pueda mantener tranquilo, que se siente o algo tan sencillo como que te de la pata.

Otro excelente ejercicio para que aprenda obediencia es que atienda a tu llamado, el perro tiene que reconocer tu voz como una persona de autoridad a la que le tiene que hacer caso de inmediato y esto lo va a lograr a comportarse en lugares públicos y que no pases pena con él en lugares públicos.

La mente y el cuerpo están conectados así que es muy importante estimularlo físicamente porque el Tosa Inu necesita estar paseando, explorando, socializando y relacionándose con todo lo que hay en su entorno.

Las necesidades del Tosa Inu tienen que estar cubiertas  tanto del ejercicio físico como en su bienestar emocional, hay un dato curioso y es que esta razón no suele ladrar así que evitemos que se vuelva agresivo o que empiece a destruir todo lo que hay a su alrededor.

Algunos estudios afirman que las personas que hacen ejercicio son más felices y esto aplica con los perros cuando el entrenamiento y la actividad física están presentes en su vida es más fácil que su bienestar emocional sea muy alto y que disfruten de todo lo que tienen.

La falta de socialización puede ocasionar que reaccione de la peor manera cuando se encuentro con otros animales. Otra de las cosas más importantes es que se establezca un canal de comunicación consolidado entre ambos (el dueño y el perro).

Por su parte, el entrenamiento puede ser muy efectivo si te ganas su confianza, su amor y sobretodo, su respeto. El perro no entiende palabras muy rebuscadas, busca la forma en la que para él sea fácil comprender cada orden y que todo esté claro asi evitaremos las confusiones.

El animal que tendrá un balance es el que sepa diferenciar aquello que le está permitido y lo que no puede hacer, que pueda razonar y diferenciar lo bueno de lo malo.

Al sacarlo fuera de su hogar a dar un paseo o a ejercitarlo debes asegurarte si en tu país  exigen algún tipo de permiso para eso, por lo general piden porque se considera un perro “altamente peligroso”. En España existe la legislación española que ha establecido algunas condiciones muy específicas para razas “peligrosas” y siempre se debe salir con bozal y correa.

No se puede dejar al Tosa Inu libremente corriendo por las calles de España, si esto sucede la persona es multada por poner en riesgo a otros ciudadanos, recordemos que ya han varios casos de perros como el Tosa Inu que han asesinado a personas.

Se puede lograr que empiece a soportar algunos implementos como la correa al utilizarlo como un juego y que no lo vea como una forma de represión, para esto necesitas una vez más el “refuerzo positivo” hasta que se acostumbre a que son instrumentos totalmente normales en su vida diaria.

Si el perro logra asociar el bozal con un divertido paseo le encantará que se lo coloques  e incluso pudiese ir a buscarlo cada vez que le provoque salir a caminar. No dejes que el ponga sus reglas, cada vez que quiera ser rebelde tiene que haber un castigo sano.

Existen comportamientos que no pueden ser permitidos bajo ningún término como gruñir al momento de retirar su plato para comer, que ignore las órdenes que le das, que se vuelva temeroso ante personas desconocidas, actitudes de ansiedad o que esté persiguiendo a otros animales  y muy importante corrige su actitud si llega a mostrarse agresivo cuando lo despiertes o lo muevas de un lugar.

Para su entrenamiento también puedes optar por solicitar ayuda de un profesional hasta lograr tener a un Tosa Inu que se adapte fácilmente a tus ordenes y a tus necesidades, pues no cualquiera puede domesticar a un perro tan grande y con gran personalidad.

Entorno ideal para el Tosa Inu

El Tosa Inu es un perro muy grande pero no es nada pasivo, es un perro que necesita estar en constante actividad, moverse, correr, jugar. Recordemos que el Tosa Inu fue creado para estar en peleas de perro, por lo tanto, siempre tiene que estar en espacios abiertos para que pueda drenar toda su energía.

Cuando esta raza es bien educada y se desenvuelve en ambientes amplios, socializa con otros animales, está rodeado de muchas personas y no hay traumas mentales (que pueden ser provocados por palizas) el Tosa Inu es sin lugar a dudas un perro cariñoso, noble y amable con toda su familia y aun con los desconocidos estará tranquilo sin ser agresivo.

En un entorno familiar el Tosa Inu se desenvuelve con confianza, dejándose consentir y mimar por sus amos pero seguirás siendo distante con aquellos que no conozca y le tomará un tiempo adaptarse a otras personas.

Lo más importante para el entorno del Tosa Inu es estar recordándole su posición como mascota en el hogar, si el perro se confunde y se cree el dueño y alfa empezarán los problemas porque esta raza tiene mucha fuerza y además es posesivo.

Este canino necesita estar envuelto en la sociedad, rodeado de animales y personas para que se adapte desde cachorro, así como tener tiempo de entrenamiento y ejercicio para que el que lo cuide tenga la capacidad de mantenerlo bajo control sin dolores de cabeza cuando llegue a su tamaño final.

El Tosa Inu fue diseñado para participar en las peleas de perro por eso es el resultado del cruce de razas tan fuertes y grandes. Además de causa temor, este perro está facultado para aprender rápido, ser leal y obediente de una manera muy rápida, aunque no es fácil de mantener.

Para que el Tosa Inu esté bajo control en su entorno tiene que tener dueños con experiencia en cuidar perros grandes y con personalidad muy fuerte porque de otra forma el perro se pondrá por encima de su amo.

Si una persona enferma o con poca fuerza quiere tener un Tosa Inu deberá abstenerse porque el perro siempre estará por encima de la persona ya que esta raza necesita de atención y mucha actividad física, al Tosa Inu le sobra energía.

Cuando se saque a un Tosa Inu fuera de su entorno se debe velar por su bienestar emocional, por ser un perro de pelea es muy común que vea a otros perros como sus rivales, siempre querrá ser el perro que mande y por eso es vital que desde que es un cachorro se pueda mantener bajo perfil.

La raza es una de las que ameritan y exige exclusividad no solo en el territorio en el que habitará él sino en el trato. A pesar de que el perro no puede sentirse el dueño y gobernante de la casa, sí es necesario que sea el único animal dentro de la misma, si esto no sucede puede sentirse en competencia con los otros animales por la atención y el cuidado de sus amos.

Cuando se tiene a un perro con un tamaño tan grande no se puede mantener en espacios pequeños porque es muy probable que destruya todo a su paso, lo ideal sería tenerlo en un patio amplio o en cualquier lugar donde tenga la posibilidad de correr hasta cansarse, si el perro se siente acorralado o encerrado surgirá la impotencia y agresividad que puede llevarlo a ser rabioso incluso con sus dueños, con tal de buscar que lo saquen.

En el entorno que habite debe ser preferiblemente de clima cálido, este perro no posee un pelaje grueso que le permita soportar bajas temperaturas, y es necesario incluir siempre los paseos y hasta jornadas de ejercicios o juegos que le permitan correr y liberar toda su energía y fuerza.

Una de las cosas más influyentes en el entorno del Tosa Inu es su amo, debe ser una persona con mucha fuerzas, capaz de contener y controlar sobre esta raza de gran tamaño y fuerza, por si ocurre una emergencia.

Asimismo, no pueden faltar el arnés tirones y, claro, que sea educado con paciencia y establecer la obediencia como una base en su vida. Hay localidades que no permiten tener a los Tosa Inu sin un permiso que avale al ciudadano de ser portador de un can de esta magnitud ya que es considerado un perro muy peligroso.

Las características del Tosa Inu como la sangre fría, la valentía y su audacia hacen que su dueño piense dos veces en cuál es el lugar correcto para que esta raza pueda habitar en determinado lugar.

La seguridad y autoestima alta son otra de las cualidades que lo hacen perfectamente consciente del poder que tiene su contextura física, esta raza sabe perfectamente la capacidad y la fuerza que poseen sobre objetos e incluso sobre otros animales y hasta personas.