Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pastor Inglés Bobtail

Pastor ingles
Pastor Inglés Bobtail
5 (100%) 11 votes

Pastor Inglés (Bobtail): Tu nueva mascota

El Pastor Inglés o como también se le conoce “Bobtail” o “Viejo Pastor Ingles” es un perro con una gran cantidad de pelo siendo lo más parecido a un peluche gigantesco que puede haber.

Este perro es excelente para cuidar de la familia, jugar con los niños y ayudar en casa. Es bastante bueno para conservar sus instintos de pastor y hacer de ello para agrupar a los niños cuando están dispersos en áreas abiertas.

Algunas personas definen al Pastor Inglés como un “perro muy humano”, que te contagia de confianza, cariños y compenetración con la familia de una manera muy parecida a la de los humanos.

Tienen una paciencia abismal con los niños y permite de esta manera que los padres puedan realizar de manera tranquila sus labores dentro del hogar, ya que este animal canino se encarga de jugar con los pequeños de la casa, distraerlo y compartir con ellos dándose recíprocamente cariño y confianza.

Éste canino es además muy inteligente y capaz de realizar cualquier trabajo en la granja y sacarlo adelante, debido a que hace uso de una gran variedad de vigilancia, pastoreo, caza, compañía, entre otras cualidades del animal canino.

Hay que resaltar que el Pastor Inglés necesita hacer ejercicio todos los días y educación para que aprenda a expresar de manera equilibrada su carácter y sus deseos.

El Pastor Inglés tiene su origen en las afueras de las islas de Gran Bretaña, aproximadamente al Oeste de Inglaterra, en el siglo XIX, debido a que una serie de pastores querían para sus rebaños un animal canino que les ayudara en el trabajo de llevarlos de los campos a los mercados.

Anteriormente a ésta raza de perros se le cortaba la cola para que sus dueños no tuviesen que pagar ningún tipo de impuestos, pues en aquellos tiempos se consideraba que un perro de mascota con cola larga era un lujo y por lo tanto tenía que haber un pago de impuesto especifico. A partir de allí se mantuvo como una característica natural del perro y de hecho, para sus crías utilizaron las líneas de los cachorros sin cola.

Además de todo esto, aun no se determinar con exactitud y certeza cuales fueron las razas caninas que dieron origen a este perro, muchos dicen que se encuentra por los collies barbudos, la raza antigua de Oytcharka (de Rusia) y el pastor de Brie, comentarios que científicamente aun no han sido certificados.

El viejo Pastor Inglés es considerado ideal para las competencias debido a su peso y tamaño, ya que entre las aproximaciones de peso está entre los 32 – 45 kg y su tamaño en altura está entre los 55 – 70 cmts.

Estos perros son un poco cuadrados, de hecho su cara es bastante grande y cuadrada mientras que sus orejas cuelgan caídas sobre la cabeza y están llenas de pelo al igual que el resto de su cuerpo.

Sus ojos son bastante separados y varían entre marrones o celestes, e incluso en algunos perros un ojo marrón y otro celeste, aunque comúnmente el pelo largo le tapa los ojos.

Su pelaje es abundante y grueso a tal punto que le cubre por completo los ojos, las orejas y las patas, sin embargo, este pelaje no es caído si no que se mantiene parado o más bien esponjado lo que hace ver al Pastor Inglés mucho más grande y gordo.
El color de este perro siempre se mantiene con la mezcla del blanco y del gris.

El Pastor Inglés es un perro muy inteligente y hábil, pues fue originado para trabajar en el campo, por lo tanto, necesita de actividades físicas en las que él pueda desempeñarse en el transcurso del día.

Es perfecto para acompañar a los padres cuando llevan al niño al colegio o para dar largas caminatas en compañía de sus dueños.
Es un canino que necesita generalmente de 2 o 3 paseos largos en el día porque si no podría convertirse en un animal flojo y triste.

Es muy independiente pero también protector, lo que hacerlo participe de lo labores del hogar le vendría muy bien y aun mas si tiene que estar a cargo de los niños, pues es muy juguetón, cariñoso y deposita mucha confianza en su familia.

El viejo Pastor Inglés no es un animal agresivo, ni temeroso, pero de igual forma necesita ser educado y adiestrado desde sus primeros meses de vida porque si no se hace, el puede hacer lo que desee sin prestarle atención a su dueño.

Esta raza de perros necesita de rutinas claras y ver en sus dueños una especie de liderazgo para que de ésta forma el ambiente familiar sea el más adecuado.

De hecho, si es bien educado puede estar fácilmente en un Apartamento.

Historia y Origen del Pastor Inglés

Bobtail

El pastor inglés es originario de las islas británicas. Se utilizaba, como su nombre lo asoma, para cuidar el ganado, esto es, como pastor; se le podía encontrar mayormente en la zonas donde el clima es bastante frío, razón por la cual desarrollaron un pelaje de doble capa que los ayuda en gran medida a sobrellevar tales condiciones, y dado que el proceso evolutivo es en realidad bastante lento.

Muchos escritores de la época se refirieron a esta raza como “perros arrieros” y además eran perros exentos de impuestos por su forma de trabajo. Por otro lado, hay que destacar que a este perro le hace falta una cola que sirva de timón, si se puede ser llamado asi, pero ello no le interferido en lo más minino en su trabajo de pastoreo, sin importar lo muy grande o pesados que sean.

El Pastor Inglés fue aceptado por primera vez en los Estados Unidos en la década de los 80 en el siglo XIX por un industrial y por cinco de las diez familias más ricas en Estados Unidos quienes criaron y se apropiaron de esta raza.

Es por ello que este perro se considera que es uno de los más antiguos en la historia que han trabajado para británicos y quienes se han ganado el reconocimiento y la popularización de su raza en el mundo.

George – Louis Leclerc describe 37 variedades diferentes de perros a comienzos del siglo XVIII, en los cuales se destacan como primer grupo el Perro Pastor. Entre sus definiciones se encuentran las de su hocico donde dice que se parecen a los de un lobo, sus orejas rectas y el increíble instinto que tiene de proteger a los rebaños y a los miembros de su familia.

Y a pesar de que el nombre de los primeros perros Pastor fue escrito y cambiados gradualmente al de Perros Pastores, muchos piensas que el verdadero nombre de los Perros Pastores era en Inglés. La variedad de su pelaje duro o liso con varios colores en su mayor parte el blanco y un color mate oxidado en algunas partes de su cuerpo. Otro interés histórico, también se encuentra el comentario acerca de la cola y su corte para poder ser exonerados de las antiguas leyes de impuestos interiores que se tenían.

Este perro por años ha aparecido en muchos cuadros y libros con ilustraciones para niños y con el tiempo fue adquiriendo suficiente fuerza numérica en diferentes zonas como para llamar la atención de muchos organizadores de certámenes para perros.

En una exposición determinada que fue celebrada en Birmingham en 1873, había solo 3 expositores cuya calidad era bastante deficiente, razón por la cual el juez en ese instante decidió no entregar el premio a ninguno. Se esperaba que de alguna forma esta reacción podría haber desanimado a los aficionados de certámenes por un tiempo pero su interés fue despertado nuevamente a través de un folleto que promocionaba el recientemente Club para esta raza, lo que llamó la atención de nuevos aficionados por escoger a los Pastor Inglés y así fue apareciendo poco a poco en otras exposiciones caninas.

Posteriormente muchos periodistas y escritores eran muy claros con la raza en resaltar tanto sus cualidades como sus defectos, pero sin tener ningún complejo permitieron y ayudaron a que esta raza obtuviera una estabilidad y uniformidad mayor, siendo generadores de confianza para obtener la atención en sus progresos. Siendo la famosa “Champion Fairweather” una perra que a pesar de su muerte, se le puede continuar viendo ya que su cuerpo fue enviado a un taxidermista y forma parte actualmente de la selección especial canina en un Museo de Historia Natural en Inglaterra.

Muchos de los perros fueron obtenidos en Shepton como primer ejemplar a partir de 1962. Y a partir de allí se esparció por muchas partes del mundo incluyendo entre ellos a Estados Unidos. Con el pasar de los años, el Pastor Ingles ha sido utilizado como perro comercial para anunciar o promover una variedad de productos, entre ellos una marca de pintura llamada Dulux, la cual realizó su aparición en algunos acontecimientos u obras de caridad, además fue mejorando cada día para poder formar parte del grupo de raza que cubre las peticiones de sus amos.
Por otro lado, hay que destacar también sus apariciones en películas que han llamado la atención de muchas personas.

Desde sus apariciones ha mostrado ser un perro fiel, inteligente y obediente enamorando los corazones de cada persona que lo observa y lo que lo que ya lo tienen lo valoran con todo el corazón por sus características no solo físicas sino también conductuales.

Es necesario destacar, que a partir de allí, su trayectoria como perro guardián ha ido en ascenso, gracias también a cada propietario de un perro Pastor Inglés que corrobora cada día su excelente escogencia con el animal. Siendo uno de los perros favoritos también por muchos niños y personas de edad ya mayor.

Características Principales

Los pastores ingleses son reconocidos alrededor de todo el globo gracias su largo y lanudo pelaje habitualmente bicolor y ondulado, además de ser un poco áspero y opaco en comparación al de algunos otros caninos que también tienen largo pelaje pero los cuales son más brillantes; además de su apariencia dulce y afectuosa, son bastante grandes si se les compara con otros perros, y debido a su pelaje lucen como unos peluches gigantes; los machos miden cerca de 61 centímetros hasta la cruz mientras que hembras unos 55 centímetros.

perro Bobtail

El peso de los machos acostumbra a oscilar alrededor de los 29 kilogramos y el de las hembras alrededor de los 27 kilogramos.

La cabeza de esta raza al igual que su cuerpo tiene forma cuadrada y posee un cráneo voluminoso. Los ojos tienen considerable separación uno del otro y pueden ser marrón oscuro, celeste o incluso en contadas ocasiones un ojo marrón y el otro de color celeste aunque en realidad son negros para la mayoría de ellos, de hecho se considera fuera del estándar un color de ojos claro, los ojos están, casi invariablemente, cubiertos por el largo pelaje de la cabeza. Las orejas son pequeñas y cuelgan caídas y pegadas a los lados de la cabeza.

El hocico de estos ejemplares tiene forma alargada y cuadrada y es bastante fuerte, en su extremo se encuentra su nariz, negra y grande, sus dientes son muy fuertes y anchos, también ambas hileras, es decir superiores e inferiores están al mismo nivel, tiene una mordida en tijera. Posee unas patas largas, aunque debido a su largo y lanudo pelaje estas aparentan ser, por el contrario, cortas y compactas.

El cuerpo de estos perros es musculoso, algo corto y bastante compacto, tienen un cuello algo largo aunque esta característica es disimulada por el pelaje, tienen el pecho profundo y ancho, además las costillas bastante marcadas, un detalle poco común en ellos es que la altura del lomo es mayor que la altura en la cruz; sus caderas son redondas y sus piernas posteriores poseen considerable musculatura, las piernas frontales son rectas y tienen menor longitud que las posteriores por lo que el punto más bajo del pecho del perro se encuentra por debajo del punto más bajo del vientre por lo que baja la cabeza de forma natural mientras se encuentra andando, y su andar es parecido al de un oso.

Las patas están cubiertas de pelo notoriamente más largo y tupido que el del resto del cuerpo, finalmente las patas terminan en pies redondos y pequeños con dedos arqueados y almohadillas duras, tiene una movilidad altamente fluida gracias a la fuerzas de sus miembros, por lo que su andar le significa muy poco esfuerzo, muy seguido se le observa caminar arrastrando los pies.

Algunos especímenes nacen sin cola, y muy frecuente a aquellos que nacen con ella se les amputa, aun así, no se amputa desde la base si no que se acostumbra a dejar de 3 a 4 cm de longitud; a medida que el Pastor Ingles crece su pelo se hace más y más áspero y denso, causando que su cuidado sea vuelva también cada vez más trabajoso o demande un mayor esfuerzo.

El pelaje característico de estos perros no es pegado al cuerpo ni caído debido a su peso sino que curiosamente se mantiene “parado”, además este se divide en dos capas. la capa externa de su pelaje es larga, de textura áspera y ondulada, no suele encontrarse ni lisa, ni enroscada o enrollada, la capa interna es impermeable, suave y aterciopelada.

El color del pelaje del Pastor ingles suele variar entre todos los tonos grises, grisáceos y azulados y por supuesto blanco, además también puede encontrarse en colores castaños o color arena, aunque estos no son deseados, al menos para competencias, pueden o no tener manchas en cualquier parte del cuerpo.

Hablando un poco sobre las características conductuales, el Pastor Inglés es bastante inteligente así como independiente, son en ocasiones tercos y desastrosos cuando no tienen un guía firme que les eduque sobre lo que es correcto y lo que no, parte del temperamento de estos perros se ve altamente influenciado por la herencia de sus progenitores igual que sucede con ciertas características físicas y condiciones, debido a que durante un tiempo se hicieron muy populares, la cría de muchos ejemplares de esta raza se hizo por dueños aficionados con nula experiencia, por lo que el temperamento de estos perros se alejó bastante del estándar, sin embargo los criadores de hoy en día hacen lo posible por volver a encaminar el temperamento de estos perros a hacia uno más dócil, en más de una ocasión estos perros, en especial machos, han presentado casos de agresividad lo cual debe ser evitado, para la cría deben escogerse exclusivamente aquellos perros que posean todas las características deseadas, incluido un temperamento manejable y predecible.

Comportamiento del Pastor Inglés con otros perros

Bobtail

Los perros de raza Pastor Inglés tienen un fuerte instinto de protección y una marcada característica territorial, el cual no dudará en demostrar cuando lo considere necesario; a pesar de esto, el Pastor Inglés es un perro muy juguetón y notablemente curioso, lo que causa una facilidad en sociabilizar, promoviendo que para ellos no sea difícil hacer nuevos amigos, entre esta increíble raza, otros perros e incluso con otros animales que se puedan encontrar a su alrededor.

El Pastor Inglés entre sus cualidades de comportamiento, no muestra tener un carácter considerado como dominante; de hecho, este perro solía trabajar en grupos, ya que al momento de laborar en un rebaño entero, tenía que realizarlo en presencia de otros animales, haciendo de la convivencia con ellos una costumbre que no generaba gran problema para los dueños de los mismos; tomando en cuenta que el momento de cuidar, guiar y ayudar a un rebaño muy grande, es una tarea demasiado ardua y dura para un solo perro, convirtiendo en una gran utilidad a sus otros compañeros de trabajo; entre ellos, otras razas de perros.

El perro grande de raza llamada Pastor Inglés muestra una paciencia poderosa, así como también muestra una adaptabilidad bastante notoria, una alta inteligencia y una leve sensibilidad ante otros perros primordialmente.

Todas las cualidades que este perro de raza presenta son consideradas suficientemente necesarias, debido a que permiten y facilitan de alguna forma la sociabilización de estos perros en el lugar donde se encuentren.

Sin embargo, no puede ser olvidado, que como cualquier otro perro de raza e incluso cualquier otro animal, el Pastor Inglés debe ser sociabilizado desde que se encuentra bastante cachorro y mantenerlo hasta que es adulto, de manera tal que este can pueda aprender, saber y ejercitar la forma correcta en la cual debe reaccionar ante la presencia de otros perros sin importar la raza que estos puedan llegar a tener.

Muchas personas con los años han tomado la decisión de adoptar no solo a un perro sino a dos o a tres o a muchos de diferentes razas, edades, distintos temperamentos y variados comportamientos entre ellos, lo cual puede generar una situación que cause grandes síntomas de stress a los dueños debido a la falta de educación para tratar con ellos; sin embargo, los Pastor Inglés no se oponen a esta situación de adopción, ya que para ellos el poder compartir con otros perros y que estos crezcan con él, significa de una manera muy importante y resaltante la oportunidad de tener a un gran compañero de juegos con el cual podría estar horas sin dudar; además, esto también representaría una excelente idea para que el Pastor Inglés pueda deshacerse de los inmensos niveles de energía que este perro de gran tamaño puede llegar a acumular.

Por otro lado, hay que enfatizar que el compartir con otro perro también es símbolo de compartir espacios y de la misma manera coexistir con él o ellos, esto sin dejar de recordar que cada uno necesita y requiere de su espacio propio en muchos momentos para evitar que pueda convertirse en un problema con el tiempo.

Mantener estos espacios puede llegar a ser un compromiso menor si los dueños llevan con frecuencia a su Pastor Inglés y a su otro perro de raza a encuentros casuales con otros perros en lugares que son considerados “territorios neutros” como lo son los parques, el campo, las calles de la ciudad o zonas abiertas recreacionales, donde a pesar de ese instinto territorial que esta raza tiene desde sus antepasados, hay que recordar en tener la seguridad y la confianza de que el Pastor Inglés no se colocará agresivo o amenazante frente a ellos.

Esto sucederá debido a que éste perro conoce que estos territorios no son propios y por ello no deberán ser defendidos, enfatizando la necesidad de la buena educación donde tomará cada encuentro como una nueva oportunidad de hacer amigos potenciales de juego.

A pesar de lo mencionado anteriormente, no hay que descartar la posibilidad que existe en que este canino de gran tamaño pueda accionar en defensa salvando su integridad y lo que considere importante, sin ser él quien inicie las peleas.

El Pastor Inglés o Bobtail  no es un perro invasivo ni intimidador que pueda generar en otros perros la posición defensiva; sin embargo, tampoco es un perro introvertido, tímido ni miedoso ante la presencia de otros canes.
De hecho, el Pastor Inglés se muestra bastante amigable y amoroso cuando ha sido educado con amor y con el entrenamiento que este perro requiere desde que se encuentra cachorro.

Dieta y alimentación del perro Pastor Inglés

La alimentación de este adorable y peludo canino no es para nada compleja, a pesar de que usualmente no se deba apegar a una dieta en específico, debe hacérsele seguimiento a las cantidades que coma debido a que es bastante glotón, cuando alcanza la etapa de la adultez es capaz de comer un kilogramo de carne al día.

En su etapa de cachorro es cuando más debe comer mejor se le debe alimentar aunque también es cuando es menos voraz se muestre y, crecen muy rápido y se pondrá muy delgado si no se le alimenta de manera adecuada, inicialmente necesita alimento para sostener su desarrollo y crecimiento, a medida que va creciendo la cantidad de comida ya no tiene que cubrir el gasto de energía que este emplea en crecer, sino que solamente debe ser la suficiente para mantener su peso y proveerle energía por lo que podemos decir que a medida que vaya creciendo va a necesitar menos comida.

Lo principal es asegurarse que los alimentos posean las proteínas suficientes para estimular la generación y regeneración de sus tejidos así como la elaboración de las enzimas encargadas de permitir las funciones orgánicas fundamentales.

Se debe garantizar un abastecimiento de energía en la forma de hidratos de carbono de origen vegetal, cuidar su salud y su peso. Los minerales son otros de los nutrientes indispensables, como el calcio, potasio, fosforo, magnesio, sodio, zinc, hierro.

Tampoco deben faltar las vitaminas A, son vitales para lo que se trata de la regeneración celular cutánea y la vista, la vitamina D es excelente para la metabolización de los minerales, también es necesaria una buena cantidad de vitamina H para brindarle una mejor y más linda piel y pelaje a este canino, la vitamina B es esencial para equilibrar y mejorar los sistemas: nerviosos, cutáneos, de desarrollo y por supuesto la energía celular.

Lo ideal sería que para la alimentación del viejo pastor inglés un veterinario sea quien la dicte, una dieta apropiada, pero estricta.

No es muy conveniente cambiarle la dieta, no es recomendable romper la monotonía de la alimentación, ya que esto puede resultar con más frecuencia de la deseada en diarrea.

Según el nivel de ejercicio que el perro practique de forma cotidiana las calorías diarias que debe consumir están entre los parámetros de 1.400 y 1.500 kilocalorías, siempre y cuando el veterinario este de acuerdo y crea que es lo más conveniente para la salud del pastor inglés.

Puede comer, aunque solo si le sientan bien, alimentos tales como: arroz, pollo, atún, carne, etc.
La mayoría de los alimentos que comería una persona, pero con el debido cuidado que debe tenerse, es decir, evitar por ejemplo darle huesos de pollos, los cuales pueden astillarse y lastimarlo en la garganta o las encías, incluso hacer que se ahogue, sin embargo lo más común y también aconsejable (sobre todo cuando son cachorros y no están de todo desarrollados) es que se les alimente con “perrarina” o “pienso”, es decir comida especial para perros, otra característica importante debe tener el alimento comercial es que el perro debe encontrarlo apetitoso, esto en realidad lo determinara más con su olfato que con el paladar.

Existen múltiples marcas en el mercado, pero siempre debe elegirse la de mejor calidad, ya que estos siempre tienen una mayor digestibilidad que los de menor calidad, haciendo que la misma cantidad de los nutrientes que se desea puedan ser tomados de porciones más pequeñas, cada saco suele indicar cuanto debe comer un perro según su peso al día, la porción indicada es aconsejable dividirla en dos y alimentar al perro en la mañana y en la noche.

Puede que sea necesario probar comida de varias marcas hasta que encuentre una que le guste, existe también la posibilidad de que sea alérgico a algunas de estas marcas, lo cual se verá reflejado en sus heces ya que este padecerá diarrea cada vez que una comida en particular no le siente bien, es por esto que anteriormente se mencionó no se debería cambiar su comida, una vez encontrada una que coma con gusto y no le siente mal es buena idea seguir comprando de ese tipo en particular, si es usted un dueño muy activo que pasea al perro muy seguido y realiza, mucha actividad física con él, intuitivamente sabrá que la porción de comida debe ser un poco mayor, en todo caso si aún alberga dudas la mejor opción es consultar directamente con un veterinario.

La cantidad de alimento que se le proporciona al perro, debe tener en cuenta la cantidad de kilocalorías recomendadas por día para este, es buena idea informarse sobre la cantidad de calorías que tienen las golosinas que se le dan como premio en los entrenamientos de refuerzo positivo, para ajustar entonces la porción de pienso que se le da a diario y que el balance de kilocalorías total sea el mismo, evitando así el sobrepeso.

Cuidados necesarios

El promedio de vida del pastor ingles esta entre los 10 y 12 años, para lograr que cumpla este promedio en las mejores condiciones es necesario prestarle un cuidado especial a su salud e higiene.

Este canino es muy conocido por su pelaje y en cuanto a la belleza de su aspecto física se trata es lo que más resalta, su pelaje debe estar muy cuidado, esto se refiere a que se le debe cuidar su higiene y se le debe proporcionar un cepillado rutinario.

Algunos consejos para el cuidado de su pelo serian conseguir que se acostumbre al cepillado desde los primeros meses de su vida, en la zona de las patas y en la barriga suelen hacerse nudos bastante difíciles de desenredar, cepillar estas zonas cuando están nudosas puede alterar al perro, así que para que este se relaje se recomienda hacerle cariños y proceder con sumo cuidado y suavemente a cepillar.

Se recomienda cepillarlo como mínimo una vez por semana.

Un método para facilitar un poco esta tarea es humedecer el pelaje y posteriormente con un cepillo de cerdas naturales ir peinando mechón a mechón, luego desenredar cualquier nudo encontrado con un cepillo metálico.

Con las orejas del Pastor Inglés también se tiene que tener mucho cuidado, gracias a su fisonomía que las hace ser caídas y muy peludas, estas poseen escasa oxigenación, lo cual puede hacer que terminen sufriendo de otitis, para prevenir esto se deben cepillarlas y limpiarlas con un algodón, hay que tener en cuenta que esta raza es muy propensa a padecer de otitis, por lo que este es un consejo que bajo ningún caso debería ser tomado a la ligera.

A las plantas de las patas se debe prestar también una atención especial, entre las almohadillas en varias ocasiones se adhieren residuos y se forman nudos, por esta razón se recomienda cortar usualmente el pelo de esta zona y limpiarla muy bien.

Se puede decir con seguridad que la dentadura habla de la salud del perro, una higiene correcta evitará que la mascota sufra de enfermedades periodontales.

También se debe seguir estrictamente el calendario de vacunación para perros que recomiende el veterinario y si al perro le falta alguna vacuna, deberían suspenderse todos los paseos y contacto con otros perros hasta que esté al día con todas ellas, esto no quiere decir que hay que encerrar al perro hasta que alguien disponga de tiempo para llevarlo a vacunar, sino que debe con prontitud se debe procurar la vacunación, ya que el ejercicio también juega un papel importante para esta raza.

Los pastores ingleses suelen ser caninos saludables, pero también algunos de ellos pueden ser propensos a sufrir de ciertas condiciones de salud y aunque no todos las padezcan, si se posee uno de estos perros es necesario conocer aunque sea un ápice las enfermedades que pueden llegar a padecer: una de ellas es la displasia de cadera, la cual es hereditaria y consiste en que el hueso del muslo no encaja perfectamente en la articulación de la cadera, si es posible, es recomendable asegurarse de que los progenitores de estos perros no presentaron esta condición, así se deniega a la enfermedad sin tener que lidiar con ella.

También pueden sufrir de cataratas las cuales causan opacidad en el ojo, lo que genera una importante deficiencia en la vista, comúnmente ocurren en la vejez y en algunos casos fácilmente se pueden extirpar quirúrgicamente.

Otra enfermedad es la atrofia progresiva de la retina que implica el deterioro gradual de la vista, en un principio los caninos pierden la visión en la noche y a medida que la enfermedad progresa, pierden también la visión diurna, algunos perros suelen adaptarse a la pérdida de la visión, mientras que su entorno siga igual, es decir si suelen frecuentar los mismos sitios, como un parque, un jardín y la casa, estos mantienen en su memoria la forma en que estaban dispuestos los muebles u otros objetos, y en muchos casos, mientras el orden y posición de estos no se vean cambiados, pueden sobrellevar a ceguera sin mayores complicaciones.

Por último, otra enfermedad común es la sordera, esta implica un gran reto tanto para el perro como para el propietario, ciertas formas de sorderas pueden ser tratadas con medicamentos y tratamientos específicos para ralentizar su progreso y reducir su impacto, pero por lo general esta no posee cura.

Debe tenerse cuidado con los pelos que cubren la cara del Pastor Inglés, en estos puede acumularse sucio y ello no conviene, por lo que debe vigilarse de cerca la higiene de esta zona, no se recomienda darle baños completos a estos ejemplares, las razones para darle un baño a este perro son que presente un mal olor o que este notablemente sucio, para la primera causa existen productos que eliminan el mal olor, para la segunda se recomienda restringir el baño a las áreas de pelaje blanco, no hace falta poner particular esfuerzo en las zonas grisáceas o azuladas, si se aplica jabón debe tenerse especial cuidado al lavar los pelos de la cara que cubren los ojos, es preciso también limpiar con cierta regularidad la boca del Bobtail.

Cómo entrenar o adiestrar un Pastor Inglés

Para entrenar o adiestrar al Pastor inglés es necesario ser claro y conciso en lo que se le quiere dar a entender, no es cosa fácil, sobre todo cuando es un cachorro, mostrarse estricto con él, pero se debe ser firme para transmitir correctamente las intenciones del dueño.

Debido a que en el pasado fue utilizado para el trabajo tiene ya inculcado un instinto que facilita o acelera en gran medida el adiestramiento y el hecho de ame jugar casi tanto como ama a sus cercanos, no acostumbra a dificultar su entrenamiento en casi ningún caso, sin embargo, cada sesión de entrenamiento debe realizarse con paciencia y buen humor, para entrenarlos, los perros deben ser educados igual que se educa a los niños, en realidad debe tratar de verse a los perros como un miembro más de la familia, ellos a pesar de no entender del todo el lenguaje, pueden memorizar comandos, sentir las actitudes positivas y negativas y actuar acorde a ellas; para conseguir hábitos deseados deben manejarse ciertas rutinas y firme aunque a su vez gentil disciplina.

Se debe aclarar desde el primer momento en el que es adoptado y pone un pie en la casa cuales son los espacios a los que tiene libre acceso así como también cuales son aquellos que le están restringidos, bajo ningún caso debe recurrirse a la violencia, los castigos o los regaños en elevados tonos de voz, como se sabe el oído de los perros es considerablemente más sensible que el de las personas.

Por lo tanto los ruidos fuertes y los gritos jamás tendrán efectos positivos, utilizar los métodos mencionados anteriormente acarreara como consecuencia que el perro crezca ansioso, inseguro, con miedo e incluso que desarrolle un carácter agresivo, si lo que se quiere es que no entre en un cuarto en específico, o no realice una acción en particular basta con mostrar firme descontento y retirarlo de la zona en cuestión, o detener la acción reiteradas veces hasta que este entienda que el comportamiento que está presentando no es deseado.

Por el contrario si este se comporta justo como se espera que lo haga o responde de manera correcta a una orden es aconsejable que se le premie, ya sea con caricias, juegos o comida, esto es lo que llamamos un refuerzo positivo, consiste en hacer que relacione cierto comportamiento no solo como algo que se espera de él sino también como algo que le supondrá un beneficio o le traerá resultados placenteros, posteriormente cuando ya la reacción esperada aparezca en toda ocasión puede retirársele el premio, las normas impuestas y los comportamientos deseados deben ser los mismos para todos los miembros de la familia, con esto queremos decir que si usted está entrenando al perro, y no desea que este suba a un mueble, pero luego su hijo contrariamente invita al perro a subir para acariciarlo o usarlo de almohada, el perro terminará confundido y desarrollara un comportamiento indeseado.

Mientras se entrena al Pastor Inglés debe tenerse en cuenta que este puede llegar aburrirse con facilidad y rapidez de los ejercicios planteados, por lo que es recomendado que se realicen ejercicios que no sean muy repetitivos ni de extensa duración, con ejercicios variados y cortos, será más fácil mantener al perro prestando atención y se garantiza que termina la rutina, un máximo de 15 minutos por ejercicio es lo aceptable, cada acción que vaya a enseñársele de preferencia debería ir acompañada de un comando.

Para acciones como dar la pata o sentarse, se debe decir la orden de manera inteligible y si es necesario guiar con las propias manos el cuerpo del perro, aprender una orden como esta puede tomarle varios días, lo cual es bastante rápido, una vez aprendida la orden puede pasarse a la siguiente, no es aconsejable intentar ensenarle demasiadas órdenes a la vez y tampoco olvidar reforzar cada cierto tiempo las ya aprendidas, la rutina debe ser de 3 a 4 veces por semana y en cada rutina ejercicios pueden ensenarse varias órdenes, como máximo unas 3 por día.

Una parte fundamental del adiestramiento es la socialización, aunque debido a que en el pasado sus ancestros convivieron con granjeros y tenían que estar acostumbrados a trabajar con ganado, lo cual lo ha convertido en un perro naturalmente sociable y afectuoso, sigue siendo necesario que se condicione su comportamiento con otros seres vivos, ya sean personas o animales, para evitar que se ponga ansioso al ver o interactuar con otros animales es necesario que conviva con ellos desde cachorro, que es cuando es más curioso y juguetón, características que facilitan la introducción al resto del mundo, de cachorro no acostumbra a estar a la defensiva, se muestra abierto y dispuesto a conocer cada detalle de su entorno.

Otro punto delicado es enseñarle donde debe hacer sus necesidades, lo último que se quiere es tener cada rincón de la casa lleno de suciedades provenientes de su estómago y vejiga.

Finalmente las sesiones de entrenamiento deben realizarse preferentemente en la casa o sitios con muy baja concurrencia, de entrenar en un parque, otros perros y personas harán que el Pastor ingles se distraiga con facilidad, dificultando mucho que enfoque eficientemente su atención, los ejercicios que requieran de mucha actividad física y los juegos si debería realizarlos en espacios abiertos o parques, para que respire aire fresco, drene su energía y explore cosas nuevas.

Comportamiento del Bobtail con los Humanos

Debido a que los Pastores Ingleses son inmensamente cariñosos y en ocasiones excesivamente juguetones, no es para nada inusual que se les encuentre con frecuencia, queriendo estar en compañía de personas, específicamente la de sus dueños, y en realidad esto no sería un problema de no ser porque ellos buscaran hacer compañía inclusive en situaciones que no son demasiado cómodas para algunas personas, como estar sobre la cama o los muebles, en general, estar lugares que no se desea que terminen llenos de pelos, y dado que este lanudo amigo de este tiene de sobra, puede tornarse incomodo o tedioso este particular comportamiento.

El Pastor Inglés adora formar parte de una familia y compartir tiempo y momentos en compañía de ella; gracias a los instintos que terminaron por formar parte de él después de tantos años trabajando como perro pastor, hoy se puede observar cómo se le nota preocupado o alterado cuando hay varios niños correteando por el jardín e intenta agruparlos a todos y mantenerlos dentro de un perímetro.

Cuando se realiza alguna actividad en familia la reacción que puede verse que el Pastor Inglés intenta de manera entusiasta participar en ella, le emociona bastante cualquier actividad que implique salir de su casa, puede por ejemplo pasear por el campo con la familia, o acompañar en una caminata a alguno de los miembros, ya sea por diversión, deporte o incluso para llevar a la escuela a los niños; a la hora de jugar el Pastor Inglés no discriminara a nadie, jugara con cualquiera que disponga de la energía suficiente para seguirle el ritmo, entre sus juguetes favoritos se encuentra la pelota, aunque siendo este un perro tan grande, una pelota pequeña supone un peligro para el, dado que podría tragarla sin querer, por ello es recomendado el uso de una pelota grande.

Debido al instinto protector que tienen por su pasado como perros pastores es también común que en ocasiones se muestren mucho más territoriales de lo deseado, algunos machos pueden incluso llegar a ser agresivos aunque no es algo común ni que se observe con frecuencia, el perro es correctamente educado y desde edades muy tempranas se le enseña a socializar no debería presentar problemas luego, cuando este lidiando con la presencia de alguna persona “extraña” o ajena a la familia, salvo por supuesto en caso de este se sienta amenazado por dicha presencia.

No es de los más tranquilos aunque tampoco de los más desastrosos, ciertos ejemplares tienden a ladrar demasiado, pero esta no es la norma para la mayoría de ellos, a pesar de que el entrenamiento de obediencia no es su fuerte, y que no se le da particularmente bien, puesto que no es un perro dominante puede seguir manteniendo una buena relación con la familia, si se quiere conseguir a un perro muy muy dócil hacer una pequeña indagación sobre los antecedentes familiares y sus temperamentos es la mejor opción ya que gran parte del temperamento de estos perros es hereditario.

Si tuvo padres tranquilos, dóciles y gentiles, con certeza y seguridad de puede decir que el también será dócil y gentil, realmente las probabilidades de que su comportamiento genere problemas son bastante bajas; con los miembros de su familia es tan cariñoso que incluso en Inglaterra se le ha llamado “nanni-dog” ya que muchos padres, debido a la confianza que depositan en el dejan a los niños al cuidado del perro, el buen entrenamiento, y un ambiente de amor y de paz harán que el perro crezca sin ansiedades, temor ni agresividad, lo que se traduce en una convivencia más placentera, la escasez del ejercicio o ausencia del mismo pueden causar altos niveles de estrés en el perro lo que ocasionaría que el trato hacia las personas se torne impredecible y realice acciones inesperadas.

Se trata de un perro que pesar de cooperar no se lo puede tildar de sumiso, empatiza muy bien con las personas cercanas a él, el aislamiento por prolongados periodos de tiempo, puede afectar de manera negativa su trato o reacción ante otros seres vivos, bien sean otros animales o personas, puede hacer que se vuelva tímido e inquieto, por lo que se recomienda que mantenga contacto constante con otras personas y perros.

Ya sea mediante visitas al parque o simplemente paseos en rutas cercanas a la casa, estos perros suelen ser muy pacientes cuando tratan con niños, los niños suelen hacer cosas que lo molesten, sin embargo el Pastor Inglés se mostrara cuidadoso y amable con ellos, los niños pueden usarlo de almohada o intentar ponerles ropas y el perro más que verse enfadado resultara divertido o entretenido, este perro igual que un niño requiere, sobre todo en los primeros años constante vigilancia y atención, en ningún momento debe sentirse descuidado si no se quiere que su trato se vea afectado por la sensación de soledad y abandono, siempre y cuando se le otorgue el afecto y la atención suficientes, tenderá a tener un trato más que aceptable con las personas.

Entorno ideal del viejo Pastor Inglés

Los pastores ingleses que viven en zonas calurosas no se las ven tan bien como deberían, por esto se recomienda que el pastor inglés se mantenga en un ambiente bastante fresco, por ejemplo una ciudad de considerable altura donde el clima se mantenga siempre templado, incluso en verano, o que se mantenga dentro de la casa con un buen aire acondicionado, al menos si se quiere mantener su pelaje, en caso contrario, si no se tiene un gran interés por el pelaje, entonces este se puede afeitar logrando así que el perro no sufra en exceso debido al calor.

Necesita de un hábitat grande y extenso, como una casa en el campo o una en la ciudad que posea un amplio jardín, porque es un perro muy enérgico y necesita espacios para correr y ejercitarse, es posible que se adapte a pasar la mayor parte del día en un apartamento o una casa pequeña, pero solamente si a diario se le saca a hacer una alta cantidad de ejercicio, por eso dentro de la familia debe haber siempre alguien que disponga de un par de horas por día para llevarlo a correr un rato al parque.

El Bobtail requiere de una familia que se muestre cariñosa y afectuosa en muy buena medida sin llegar a ser demasiado permisiva ni que promueva el libertinaje, en los primeros años sobre todo, necesita crecer en un entorno que deje bien en claro cuáles son las normas que debe seguir, y los espacios a los que puede acceder, sin que pueda crecer en él confusión alguna.
Dado que es un can bastante afectuoso con las personas además de muy juguetón y rara vez agresivo, no necesita demasiado de un entorno con características particulares como un jardín trasero donde esté lejos de las personas que pasan frente a la casa, ya que este no representa un peligro para los transeúntes.

No es buena idea llevarlo a sitios donde el entorno pueda ser hostil, y menos aún si todavía es joven ya que esto puede generarle desconfianza y ansiedad, así que por ejemplo no se le debería llevar a sitios que frecuenten otros perros agresivos o incluso personas agresivas, puede perfectamente haber niños en su entorno, el pastor inglés los percibe como seres indefensos que hay que proteger y nunca como amenazas, en ocasiones incluso se le verá arreándolos cual si fuesen ovejas, empujándolos con la cabeza y el cuerpo hacia un lugar en específico si son varios, tratará de mantenerlos agrupados; el entorno óptimo para el pastor inglés es el mismo en el cual se hizo popular, una granja en la que disponga de extenso territorio para jugar, correr y cuidar y dónde se le pueda poner a trabajar, sin embargo, si se logra reemplazar el gasto de energía que implica trabajar en la granja con ejercicio no le irá mal en la vida urbana o suburbana.

Es casi una obligación que siempre hayan personas con él, personas que le dediquen tiempo y atención y que eviten que se sienta solo, los perros de esta raza después de haber trabajado a lo largo de tantos años con los humanos están un poco demasiado acostumbrados a ellos, adoran ser parte de una familia y sentir que son importantes en ella.

No basta con pasearlo una hora al día, sus niveles de energía son extremadamente altos, es posible que incluso 2 paseos diarios no consigan mermar su ímpetu, por eso es ideal que no haya una sola persona encargada del pastor inglés, ya que difícilmente una sola persona dispondrá de 3 horas repartidas durante el día para ejercitarse con el pastor inglés, en caso de que no se disponga del tiempo para pasearlo 2 o 3 veces al día y además un rato extra para jugar con él, hay que conseguir la forma de tome parte de tantas actividades cotidianas como sea posible o ¡plantear adoptar un perro de otra raza!, si se siente alejado o excluido se mostrará triste y decaído al poco tiempo.

Hay que tener en cuenta que es posible que a veces el bobtail a pesar de lo mucho que ama la atención y la compañía, busque ratos de soledad o una suerte de “aislamiento”, cosa que no podría hacer en una casa pequeña sin jardín, o un departamento cerrado, si dispones del espacio suficiente no te alarmes si esto sucede y deja que vague de manera independiente por sus espacios permitidos sin causarle molestias, de vez en cuando todo ser vivo necesita un poco de espacio