Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Gran Danés

gran-danes
Gran Danés
5 (100%) 12 votes

Gran Danés: Tu nueva mascota

El gran danés, dogo alemán o alano alemán es una raza de perros reconocida mundialmente entre otras cosas por su enorme tamaño. Es un perro calificado como “gigante”, de hecho, su nombre hace referencia a su tamaño y porte. Quizás una de las cosas más sorprendentes del Gran danés sea que es un perro bastante dócil y amigable, características que contrastan con su imponente tamaño.

El Gran danés a parte de su tamaño es también conocido como un perro “urbano”, gracias a su gran capacidad de adaptarse a zonas urbanas, sin embargo, esto no quiere decir que sea un perro que tolere los espacios pequeños. Debido a su gran tamaño es necesario contar con un espacio adecuado para su tenencia, uno bastante grande de ser posible.

Es un perro que trata muy bien a la familia, dócil, excelente perro de vigilancia (por lo cual sería ideal para una familia que quiere un perro bien portado), es muy buena opción para mascota y para detectar posibles intrusos.

Si la familia a la que se integrará tiene niños pequeños no hay nada de qué preocuparse, el Gran danés es una raza que ama a los niños por lo que sería una excelente adquisición para complementar a la familia.

Es un perro imponente y bastante elegante. Además, este es un perro muy noble y carismático. Si quieres un perro gigante y juguetón entonces sería una gran elección ya que este can es bastante extrovertido. Un apodo del Gran danés es “Dogo alemán” ya que es de grandes proporciones y bastante elegante.

Sin dudas una mascota digna de admirar, presentar a amigos y cuidar a la familia.
Al momento de llamarles la atención o entrenarlos son perros muy obedientes y mansos. Es importante crearles autoconfianza y hacerlos que interactúen con personas, niños y otros perros desde cachorros para que así, cuando alcancen un tamaño realmente grande no sean perros tímidos ni fáciles de asustar.

Al Gran Danés les encanta jugar, sin embargo, no es aconsejable para la salud del humano realizar juegos que tengan que ver con fuerza o lucha ya que es un perro que además de grande, es muy fuerte y la persona puede resultar lastimada (sin la intención del perro) por él.

No hay que pensar que debido a su gran tamaño no quieren a sus dueños ya que es un perro muy tierno con las personas que lo cuidan y muy afectuoso con los niños. Si juegan con ellos estos se alegrarán mucho y comenzarán a jugar, pero hay que tener cuidado ya que, por su gran tamaño y practicando algún juego brusco, el adulto o el niño puede resultar herido por el Gran danés.

Es un perro catalogado como “gigante”, como todos los perros con esta característica, tiene una expectativa de vida corta de entre 6 y 8 años.

Es un perro un poco testarudo al momento de ser entrenado, sin embargo, con la correcta perseverancia pueden ser adiestrados sin problemas. Para adiestrar a un Gran danés se debe tener mucha paciencia, al momento que el Gran danés vea tu insistencia, no le quedará de otra que aprender la orden. Es conveniente que se les enseñe a limitarse con sus juegos para no herir a nadie. Para ello la orden “quieto” sería ideal.

Como cualquier perro gigante, el Gran danés puede padecer problemas de torsión gástrica, por lo que se recomienda que se lleve a realizar paseos a diario y que sus platos de agua y comida estén ubicados en una zona en donde pueda llegar a ellos sin agacharse demasiado.

El pelo muerto de esta raza debe ser removido con frecuencia para que pueda tener un pelaje de aspecto saludable, para ello, debe ser cepillado con frecuencia.
Se recomienda que realice ejercicios diariamente por al menos 30 minutos y sea llevado al veterinario anualmente para chequear cualquier posibilidad de enfermedades y mantenerlo al día con sus vacunas.

El Gran danés es una raza propensa a diferentes enfermedades como:
Cardiomiopatía
Torsión gástrica
Cataratas
Displasia de codo y cadera
Síndrome de Wobbler Sufren
Problemas cervicales
Meteorismo (procurar que no realicen ejercicio apenas hayan comido y coman en pocas cantidades)

La vía más recomendable para adoptar un extrovertido y juguetón Gran danés es por medio de refugios para perros. Los perros que se encuentran en estas instalaciones a diario esperan a una familia que los acoja y si en ellos existen Gran danés entonces sería perfecto. También puedes comprar un Gran danés vía Internet, siempre teniendo el asesoramiento de un veterinario experto en razas de perros.

Historia y Origen del Gran Danés

el origen del Gran Danés se remontan a los perros mastines que se pueden encontrar en antiguos geroglificos y grabados en piedra con antigüedades de incluso 3 mil años a.C, los Gran danés eran perros que se usaban para cazar grandes presas o como perros de ataque para batallas importantes. Desde siempre han sido perros muy fuetes, leales y valientes.

Muchas personas creen que debido a su nombre es un perro que vio su origen en Dinamarca, sin embargo, esto no es así, fue en Alemania en donde se comenzó a crear en edades oscuras. En este país fue conocido hace mucho tiempo como Danische Doggen. Los Grandes daneses tanto de Dinamarca o Alemania son descendientes directos de los molosoides romanos, los cuales eran usados por la legión romana.

El poseer un Gran danés en la antigüedad era sinónimo de nobleza y riquezas, pero también de poder, ya que eran usados para cazar grandes animales salvajes como toros, lobos y jabalíes. Debido a estas características también eran usados como perros guardaespaldas con excelentes resultados.

Anteriormente se les cortaban las orejas ya que los animales salvajes que cazaba podían tenerlas como objetivo y morderlas.

La raza creció en popularidad gracias a Bismarck, un aficionado a la raza que vivió durante el siglo XIX y tuvo la idea de cruzar un mastín alemán con el gran danés norteño, produciendo un perro con gran parecido a lo que se conoce hoy en día como Gran Danés.

El Gran danés que todos conocemos hoy en día fue dado a conocer en el año 1863 en una gala de razas en donde se presentó bajo dos tipos de Gran danés, el Ulmer Dogge, que viene a ser el Gran danés de raza gigante y el Danische Dogge, el cual era más ligero y hacia recordar a un lebrel.
Sin embargo, no solo hay rumores que sitúan el origen de esta raza en Dinamarca o Alemania, también existe la teoría de que son originarios de Inglaterra, en el año 1775 se habían visto ya perros de esta raza en las cercanías de este país.

La raza oficialmente participó en una exhibición bajo el nombre de Gran danés en 1870, durante una exposición, pero no fue hasta el año 1888 que se fundó el club de su raza en Alemania, en Inglaterra dicho club ya existía desde el año1882 mientras que la primera exposición en la que se usó el nombre de Gran danés en este país fue en 1883, en donde los Gran danés fueron mostrados en la gala de “Cazadores de osos”.

El Gran danés se hacía más popular conforme pasaba el tiempo, llegando a fundarse en el año 1884 el American Kennel Club, dedicado a esta raza, el club Gran Danés de EE. UU vio su origen en 1889 el cual se integró inmediatamente al Club Kennel para oficializarse.

El Gran Danés en la actualidad

Hoy en día todavía es posible ver como algunos Gran danés poseen variaciones genéticas que los hacen un poco más toscos que a los grandes daneses refinados que estamos acostumbrados a ver, esto ocurre debido a que todavía es posible que ocurran este tipo de anormalidades y los perros actuales se parezcan a sus antepasados que eran usados en cacería y batallas gracias a su tamaño y tosquedad.

Sabiendo esto, no hay que preocuparse por tener o pensar comprar un Gran danés con un aspecto tosco, ya que ambas condiciones genéticas se encuentran como aceptables por los distintos clubes de Gran danés alrededor del mundo.

Existen en total 3 variaciones de Gran danés en el mundo, que son la americana, inglesa y alemana, estos tres tipos son aceptados ya que en cada país anteriormente se hicieron trabajos para mejorar la raza produciendo dichas variaciones hace casi 100 años atrás.

El Gran danés es un gran perro en todo el sentido de la palabra, pero además es un perro sumamente funcional. Puede ser un excelente aliado del rebaño, un compañero de caza, perro policía, perro de vigilancia o un perro de compañía. Es un perro bastante famoso en todo el mundo gracias a su esbeltez, apariencia elegante y su amigable y juguetona personalidad.

Es llamado en algunos lugares el “Apolo de los perros” ya que un perro de gran tamaño no tendría que tener la esbeltez y elegancia que posee el Gran danés, sin embargo, esta raza la tiene y combina perfectamente una noble apariencia con un gran tamaño.

Un Gran danés es un perro majestuoso que además tiene una personalidad única, de un perro de raza gigante como esta es posible esperar cierta agresividad y recelo, sin embargo, el Gran danés es un perro muy confiado, amistoso y muy valiente. Sin dudas un perro para todos.

Características Principales

El Gran Danés es un hermoso ejemplar que destaca entre todos los demás por su porte estilizado, su elegancia y su grandeza. Este perro es excepcionalmente alto y fuerte. Su figura imponente llama la atención de forma inmediata, lo que dice mucho sobre su personalidad y su actitud para con sus dueños u otros perros.

El aspecto físico del Gran Danés es especialmente peculiar; su cabeza, la cual es grande, posee una extraña delgadez que le confiere un aspecto alargado pero no lo suficiente para parecer puntiaguda. Su nariz tiende a ser negra pero existen dos excepciones:
• En el Gran Danés Arlequín puede observarse en algunos casos una gran nariz de color carne o poco coloreado de color negro u oscuro.
• En el Gran Danés Azul se observa un color negro no tan fuerte muy parecido al gris oscuro mate.

Los ojos del Gran Danés son tiernos e hipnotizadores; aunque se puede pensar que por su tamaño gigante este perro sea de ojos grandes, la realidad es que son medianos con forma de almendra. Sus ojos transmiten ternura, inteligencia y confieren a su expresión un toque de viveza y alegría a pesar de que su hocico sea rectangular y bastante profundo.

Respecto al color de sus ojos, generalmente son oscuros, contrastando perfectamente con el color del pelaje. También ocurren excepciones con el color de ojos en los arlequines y azules; el color es más claro en estos ejemplares, sin embargo, en la caso de los arlequines, se presenta la heterocromía, donde ambos iris poseen tonalidades diferentes.

Las orejas de este perro son medianas y caídas hacía los lados. En algún tiempo se acostumbraba a cortarle las orejas para darle un aspecto “elegante e intimidante” al animal. Afortunadamente, esta terrible y cruel costumbre fue abandonada al reconocer que esta raza por sí sola desborda encanto y belleza.

Observando al Gran Danés lo que más destaca es su gran altura, la misma varía en el caso de las hembras y los machos. En general, la espalda de este perro es un poco corta y su lomo levemente arqueado. En cambio, su pecho es grande mientras que los flancos en la parte posterior son retraídos. La cola de estos perros es esbelta y larga. En los machos sobre todo se puede ver que su longitud a la cruz es la misma pero las hembras son un poco más pequeñas en longitud aunque la altura a la cruz es más alta. En general, ambos géneros de perfil se perciben cuadrados y rectos a los lados.

La altura a la cruz en machos es de alrededor 80 centímetros como máximo mientras que en las hembras es de 72 centímetros.

gran-danes

El Gran Danés es un perro bastante proporcionado. Posee músculos grandes y fuertes que sobresalen, otorgándole un aspecto corpulento y grueso a pesar de su delgadez y su altura, además, su porte es atlético, sutil y estilizado.

Pelo
El pelo de esta raza es corto pero bastante tupido; lo que marca la diferencia es su brillantez, su aspecto recto y lo liso que se siente al tacto. Los colores varían muchísimo: color tigre, un hermoso negro azabache, un impresionante azul, arlequín o leonado.

Altura
Esta raza es impresionante, es gigante y posee peculiaridades espectaculares. Como el hecho de que parado en dos patas un Gran Danés adulto alcanza hasta los 2 metros de altitud. Un macho adulto alcanza los 80 centímetros de altura mientras que las hembras alrededor de 70 centímetros.

Peso
Como en todas las razas, el peso del Gran Danés varía según el sexo del animal y la correcta alimentación y cuidado del mismo. Generalmente, el macho llega a pesar 90 kg pero las hembras rondan entre los 80 u 85 kg.

Expectativa de vida
Este perro de raza gigante puede vivir varios años: entre 8 ó 10 años. Sin embargo, se han visto casos donde el Gran Danés llega a alcanzar los 13 años de vida.

Machos y hembras de Gran Danés poseen características fantásticas que enamoran a sus dueños. Son perros atléticos y resistentes. Posee grandes patas y a pesar de su delgadez, son musculosas y fuertes para resistir el gran peso de esta raza gigante, no sólo el peso sino también su altura.

Este ejemplar es muy ágil a pesar de su gran tamaño. Su cuerpo está perfectamente compuesto para realizar numerosas actividades sin que sus atributos gigantes le impidan realizarlas o le cause algún problema. Sus articulaciones responden con rapidez a todas las exigencias de este imponente animal con tamaño gigante. No es para nada torpe sino rápido a la hora de andar y cuando se trata de correr es mucho más impresionante.

Comportamiento del Gran Danés con otros perros

El Gran Danés suele intimidar por su apariencia, después de todo, es una raza gigante. La realidad es que este hermoso ejemplar es muy dulce, cariñoso, atento y protector. El comportamiento de este can con los niños es excepcional: cuida de ellos, los protege y es lo suficientemente activo como para lidiar con ellos y compartir sin agotarse.

Esta raza es activa a un nivel medio, dicha energía se debe quemar con diferentes actividades familiares ya que a este perro le encanta estar en compañía de su familia, en el hogar.

gran-danes

El Gran Danés, a pesar de que le cuesta aprender un poco, es un perro muy inteligente y el entrenarlo no se convierte en una actividad muy complicada. Son perfectos para entrenarse en familia y así crear un lazo afectivo, con los niños y demás miembros de ella, sin dudas es un perro muy especial.

Este grandioso can tiende a babear mucho y no son muy ladradores. Prefieren actividades relacionadas a jugar y a corretear así que no estarán muy interesados en excavar por todo el jardín. A este gigante le encanta la atención de su familia y le encanta socializar, por eso, a la hora de dormir, caerá rendido e incluso puede llegar a roncar levemente. En conclusión, son la mascota perfecta para los niños ya que esta raza tiende a tolerarlos muy bien.

El Gran Danés puede ser muy terco, los entrenadores señalan que entrenar a este perro no es de las mejores experiencias pero se obtienen grandes resultados ya que se puede manejar al animal. Es decir, se podrán evitar malos ratos con comportamientos de suma energía, no se excitan con facilidad y tienen a ser calmados y pasivos. No obstante, al ser un perro gigante y fuerte, cualquier movimiento brusco o actitud juguetona puede causar un gran problema. Por ello, cuando se adopta a este tipo de perro se debe tratar de forma muy responsable y siempre teniendo en cuenta su educación y control por su gran fuerza; no son un problema a la hora de vivir en espacios reducidos.

Las hembras de esta raza suelen ser compasivas, un poco más torpes, protectoras, maternales y más pacientes mientras que los machos son más curiosos, orgullosos, arriesgados y no caen en provocaciones.

El Gran Danés es territorial?

El Gran Danés es muy manso, paciente y tranquilo, pero si no reconoce a quien se le acerca, su carácter protector saldrá a flote y defenderá su territorio de otros perros u personas desconocidas. Para evitar su carácter territorial se debe educar desde cachorro para aplacar este temperamento, pero por lo general, soy muy dóciles.
Cuando se cría junto con otros perros desde muy pequeño, lo ve como su igual, como otro miembro de la familia y lo protegerá de la misma forma. Pero estará al pendiente e incómodo si un perro desconocido se acerca a su territorio, y se lo hará saber.

¿Cómo se comporta el Gran Danés con otros animales?

El Gran Danés es muy receptivo y familiar por lo que no tiene problemas en interactuar con otros animales en su familia. Es importante que desde pequeños se conozcan y puedan crear un lazo familiar, sino de otra forma, el Gran Danés reaccionará para defender su casa y su hogar. No tiende a ser agresivo, pero necesita tiempo para adaptarse a nuevos integrantes de la familia, luego de que lo haga, lo tratará con mucho cariño y amor.
Cuando un Gran danés se convierte en un perro adulto no se mostrará tan emocionado por los juegos como cuando era un cachorro, esto se debe a que su carácter de adulto es un poco más serio que el que mostraba cuando era un cachorrito.

Dieta y alimentación de un Gran Danés

El Gran Danés es un perro gigante, por ende, su alimentación también es gigante. Es importante saciar el gran apetito de este animal para mantener su peso normal y se encuentre en plena forma. La alimentación es sumamente importante para el desarrollo correcto de este animal que desde cachorro devora una considerable cantidad de comida.

El tamaño de los huesos, músculos y articulaciones del Gran Danés requiere de mucha energía por parte del animal, energía y resistencia. Dicha energía proviene de los alimentos que consume.

Es importante conocer que la alimentación de este canino varía dependiendo de su edad y casi siempre es personalizada. Todos los cachorros no son iguales, sus necesidades nutricionales dependerán de cada y ejemplar y cambian en cada etapa de su vida, desde que es un pequeño hasta ser un anciano.

Cuando se adopta una mascota, la pregunta más importante y más común es cómo alimentarla correctamente. Sobre todo si el can es de raza gigante ya que la dieta para este tipo de animal debe ser cuidada muy bien.

Existen muchísimas opciones para alimentar a tus mascotas y una no es mejor que la otra siempre y cuando el perro no requiera de dietas especiales por condiciones médicas. Hoy en día se pueden conseguir muchos tipos de alimento, desde comida casera, croquetas, harina para perros, balanceados, etc.

¿Qué alimentación se recomienda para el Gran Danés?

Este perro es grande y fuerte. Realizar cualquier actividad requiere de mucha energía por lo que se recomienda alimentarlos de acuerdo a las calorías necesarias que quema diariamente. Los machos consumen alrededor de 2500 calorías al día mientras que las hembras queman casi 1500 calorías por día. Por ello, el Gran Danés necesita una alimentación que pueda aportar todos estos nutrientes y proteínas esenciales para su día a día, para poder realizar sus actividades con total normalidad y para mantenerlo en un buen estado de salud.

Hay varias opciones recomendadas para alimentar correctamente al Gran Danés:
– La comida casera es una dieta rica en calorías y preparada de forma más natural provocando que se extraigan más nutrientes de los ingredientes de calidad. Dichos productos son buenos para su pelo. No obstante, esta dieta no es suficiente para aportar la energía o calorías necesarias para este perro gigante. Además, suele ser más costosas. Puede servir para el Gran Danés pero siempre hay que prever que reciba los valores nutricionales.

– Se recomienda por completo las croquetas para perro. Generalmente este tipo de alimento es un poco más práctico y su compuesto nutricional es bastante completo, pero si se debe tomar en cuenta que algunas marcas son mejores que otras. Se pueden encontrar croquetas especialmente para Gran Danés. Su composición es especial para este tipo de raza gigante. Comprar croquetas es más económico que cualquier otro tipo de alimento.

– El preparado húmedo puede ser una buena opción para alimentar a un Gran Danés, pero tiene desventajas cuando se consume diariamente: formación de sarro o diarrea. Este tipo de alimento puede ofrecerse al animal de forma irregular con el fin de que pruebe sabores distintos, para que no se aburra y pueda sentirse más emocionado a la hora de comer. Se recomienda que este tipo de alimento sea especial para el Gran Danés y así obtener los valores nutricionales adecuados.

gran-danes

El criador o amo del Gran Danés antes de adoptarlo debe informarse sobre todo lo necesario para mantener a este perro, sobre todo con la alimentación ya que es de esperarse que su comida sea proporcional a su tamaño gigante.
La cantidad de comida que recomendada para un Gran Danés dependerá de su etapa de vida. Cuando un Gran Danés es un cachorro, es necesario que se alimente varias veces al día. No obstante, lo correcto es que la cantidad adecuada se sirva en porciones pequeñas durante el transcurso del día.

Cuando el perro es muy cachorro debe alimentarse alrededor de 4 veces al día alrededor de 410 gramos para los machos y 350 para las hembras, a medida que van creciendo deben regularse las cantidades. Desde los 4 meses puede comer 3 veces al día, los machos 5120 gramos y las hembras 430 gramos, y luego de los seis meses y hasta su adultez, deberán comer 2 veces; los machos casi 800 gramos y las hembras casi 600 gramos. Estas cifras pueden variar por el peso del animal pero son las cantidades recomendadas.

Es necesario que se lleve a cabo de esta manera para que el perro pueda crecer adecuadamente y con los niveles nutricionales balanceados. Al ser un perro grande cualquier descuido puede desequilibrarlo totalmente.

Cuidados necesarios

El gran danés es un perro muy tranquilo y no resulta una amenaza ya que su carácter es excelente, claro, siempre y cuando su entrenamiento y cuidados estén completos. Este perro tiene bastantes cuidados para mantener su estabilidad corporal en debida manera como, aseo, salud, ejercicios y vacunas.

El gran danés debido a sus orígenes tiene variedad de contrastes en su carácter. Tiene un carácter de perro tranquilo, al que le agrada el hogar, pero por otro lado es un perro cazador, instintivamente buscara presas en algún momento, y por ultimo un perro que goza de bastante energía al que le gusta mucho correr, con este hay que hacer efusión en el ejercicio.

En el caso de la actividad física hay que hacer salidas al parque o campo para que tenga libertad de correr por donde quiera. Hay que buscar actividades que lo inciten al ejercicio como sesiones de juego, con o sin juguetes, enseñarle determinados trucos y entrenamiento formal. Uno de los mejores métodos es invertir el tiempo en enseñarle el comportamiento de un perro guardián a medida que se hacen ejercicios. Esta raza no necesita tanto ejercicio como otras pero igual es necesario. Sin embargo esta es una raza que puede sin problemas ser un perro que asista a eventos deportivos con grandes exigencias. Mientras sean unos cachorros no hay que someterlos a ejercicios rigurosos ya que esto tiende a hacer daño en las articulaciones ya que soportan pesos bastantes altos por la complexión de este perro.

En cuanto al cuidado de su pelo realmente no necesita tantos como un perro con otro tipo de pelo. Esto se debe a que su pelo es corto y despejado, se trata de un pelaje que no suelta tantos residuos como la media de perros de pelo corto. Por esto el cepillado se realizara una vez a la semana o cuando sea necesario.

El baño del gran danés es una vez al mes, ya que si se baña demasiado podría afectar la capa de grasa natural que tiene sobre su piel, esta aporta muchos beneficios en cuanto a la protección y humectación en la piel de nuestro perro. El tiempo de espera para poder bañarlo otra vez puede variar por medio del entorno y suciedad a la que este expuesto el animal, ya que no será lo mismo si se realizan paseos en un lugar donde haya barro o arbustos en el cual se pueda ensuciar mas, que en un lugar urbano donde no se encuentren estos elementos. Hay que tener paciencia en cuanto a la hora del baño ya que es un perro muy grande y hay que procurar no dejar zonas con impurezas, al igual que en el secado las zonas húmedas.

Uno de sus principales cuidados es la prevención contra enfermedades y otros problemas de salud. Esta expuesto a distintas dolencias como la displasia de cadera que consiste en desviación de la cadera en relación los huesos femorales eso debilita la articulación y tejidos próximos, hipotiroidismo que esta asociado a el sobrepeso e inactividad, esta condición esta asociada con una cantidad baja de la hormona tiroidea, problemas oculares que disminuyen la visión del perro la cual es consistente con la edad, y por ultimo problemas cardiacos, tales como la insuficiencia cardiaca congestiva que se padece cuando el corazón no puede bombear la sangre con suficiente fuerza a lo largo de todo el cuerpo y la miocardiopatía dilatada que es un debilitamiento en las paredes del corazón. El perro debe ser regularmente inspeccionado por el veterinario y debe seguir un ritmo establecido para las consultas y mantener a nuestro perro en observación para asegurarnos de que esta sano con todos sus valores en normalidad.

En cuanto a sus vacunas, hay que consultarlo con un profesional veterinario, algunas de las recomendaciones mas comunes serían las vacunas para generar defesas como la vacuna contra la rabia, moquillo y hepatitis B

Pero aun así el gran danés como tal no sufre enfermedades de salud tan gravadas como la gran mayoría de las demás razas, el único inconveniente existente que hay es su gran tamaño, esto además de propiciar enfermedades propias de los perros gigantes, también recae en el tiempo de vida de la raza ya que vive muy poco tiempo en comparación con otros perros. Por eso es tan importante darle una buena calidad de vida, ya que en la vejez estos cuidados se verán reflejados en el rendimiento y años adicionales que puedan vivir.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Gran Danés

El gran danés sin duda es un perro fabuloso, no solo su imponente tamaño hace de este perro una buena adición al hogar para la protección del mismo, sin embargo, no se recomienda esta si la función primordial del mismo será la de cuidarlo, ya que no es un perro que atacará a un intruso debido a su nobleza y carácter tranquilo. Sin embargo, un gran danés debe tener un buen entrenamiento, se trata de un perro de tamaño gigante según el estándar de su raza por lo que sería muy difícil dominarlo y hacer que nos haga caso en un futuro, cuando de cachorro pase a ser un perro adulto de unos imponentes 70 cm y hasta 90 kg de peso, un animal que sin duda puede arrastrarnos hasta donde quiera ir, si no tiene entrenamiento.

gran-danes

Un gran danés debe ser entrenado si o si, tan solo imagínate a un perro de esas proporciones siendo rebelde y obligando a su amo a hacer lo que él quiera. Obviamente nadie querrá eso, por lo que debe proceder a ser entrenado. ¿Cuándo es el mejor momento para comenzar a entrenar a un gran danés? La respuesta es simple, desde las 10 semanas de edad, lo cual puede parecer demasiado poco, pero es el tiempo perfecto para que tu gran cachorrito comience a entender las nociones básicas de un entrenamiento de obediencia.

Cuando entrenas a un perro que se convertirá en un perro gigante en un futuro debes saber que estás haciendo algo necesario y que tendrá frutos en un futuro, así que debes tener mucho animo y nunca rendirte, por mas que tu perro no entienda algunas ordenes al principio debes seguir, cuando las personas vean que tu gran danés es un perro tan educado sabrán que fue por ti, que le dedicaste una buena parte de tu tiempo al trabajo de su educación y él, se sentirá contento de ser un buen perro, que siempre cumple las expectativas de su amo.

El gran danés es un perro que no tiene una pizca de dominancia para con su dueño, se trata de un perro dócil que disfrutará las sesiones de entrenamiento, pero, a pesar de ser un perro sumamente inteligente, puede que tengan que repetírsele varias veces los primeros comandos que aprenda. Quizás lo más importante a tener en cuenta es el no forzarlo para que aprenda más rápido, ya que esto hará justo lo contrario, no lo aprenderá más rápido, sino que asociará el entrenamiento con un momento estresante

¿Como evitar estresar a un Gran Danés durante el entrenamiento?

Lo primero que debes hacer es crear una rutina de entrenamiento, todos los días debes planear varios momentos para entrenar a tu perro durante algunos minutos. Las primeras sesiones, cuando tu perro tiene unos 10 meses, pueden ser de unos 5 minutos, tras estos minutos es muy probable que el cachorro de gran danés pierda la atención que tenia durante los primeros minutos y no le ponga el mismo empeño por aprender, por lo que hay que parar y volver a iniciar el entrenamiento de 5 minutos, luego de algunas horas.

¿Por qué no se puede entrenar a un Gran Danés adulto?

Entrenar a un gran danés adulto es posible, sin embargo, te será realmente difícil que pueda entender los comandos en poco tiempo, al contrario de cuando son cachorros, que pueden comprender las ordenes bastante más rápido, así que si quieres realizar una jornada de entrenamiento para un gran danés adulto no debes desilusionarte, solo ten mucha paciencia.

Olvídate de los maltratos

Los perros en general no toman para nada bien los regaños ni los maltratos durante su entrenamiento. Puede que algunas personas afirmen que, mediante regaños, los perros pueden asimilar bien el entrenamiento, pero esto no será de buen agrado para el perro, ya que este se sentirá frustrado y puede que llegue a liberar esa frustración contra alguien de la familia que lo moleste.

Lo mejor, a la hora de entrenar a un gran danés (o a cualquier perro en general) es el tratarlo de la mejor manera posible. Cuando un gran danés realice un comando bien felicítalo con una caricia o dale una sabrosa golosina. Cuando lo hace mal bajo ningún concepto lo regañes, tan solo dile firmemente “No” y el sabrá que lo hizo mal por el tono de tu voz y que no hubo golosina en ese momento.

Sabiendo esto, solo te queda seguir todos estos pasos para tener a un gran danés entrenado, entrenándolo desde cachorro, tratándolo muy bien, siendo firmes pero nunca hostiles cuando hace algo mal y socializándolo con otros cachorros y personas. Con esto, tu gran danés será un perro sumamente educado y que su comportamiento dejará complacidos a su familia como a visitantes en el hogar.

Comportamiento del Gran Danés con los Humanos

Existen personas que no saben casi nada sobre razas de perro y se dan la tarea de desprestigiar razas tan bonitas como es la del gran danés, llamándolos desde la ignorancia “grandes tontos”, haciendo alusión a que no se tratan de perros agresivos aunque cuenten con uno de los mayores tamaños en razas de perros. Esta aseveración no solo es incorrecta sino también carente de sentido ya que un gran danés puede ser un espectacular perro guardián, solo imagínate a un intruso queriendo cruzar los limites de un área custodiada por un gran danés, aunque se trate de un perro que prefiera no atacar sin una muy buena razón ¡nadie en su sano juicio querría vérselas con un perro de este tamaño y porte!

Un gran danés se trata de un perro dócil con las personas, no se trata de un perro agresivo a pesar de tener un tamaño “gigante” para los estándares de los perros. El gran danés tiene un comportamiento dócil, sin embargo, cuando se entrena puede no responder con igual efectividad que otros perros, sin embargo, su respuesta es suficiente para poder entrenarlo adecuadamente ya que es un perro sumamente obediente y dócil con su amo y las personas de su hogar.

También es un perro que se adapta muy bien a un estilo de vida sedentario, ya que le encanta tomar grandes siestas, pero no te equivoques, el gran danés también necesita momentos en los cuales salir a correr para así descargar toda la energía que se ha venido acumulando en su cuerpo producto de un día de sedentarismo.

A pesar de que el perro gran danés, con un simple entrenamiento de obediencia durante su etapa de cachorro estará listo para una vida normal en la familia de cualquier persona, se debe tener en cuenta que es uno de los perros más grandes del mundo y puede que por su tamaño dañe algunas decoraciones del jardín, tumbe algunas esculturas del interior del hogar o tumbe algunos floreros, pero esto no es a propósito, se trata de un perro “gigante”, que además tiene una cola realmente larga que puede echar abajo una gran cantidad de cosas.

Es un perro que puede vivir perfectamente en interiores, pero ya sabes que puede resultar un terremoto para las cosas que estén al alcance de su cola y cuerpo.

Cuando un gran danés se encuentra bien entrenado sabrá a que espacios debe limitarse a pasar ya que podría ocasionar que algo se caiga, pero puede que un gran danés que no ha sido entrenado le de por corretear dentro del hogar con resultados catastróficos para los objetos que puedan caerse producto de los movimientos de este gran perro.

De todas maneras nunca se recomienda pegarles ya que su carácter es muy noble, con un firme “mal hecho” entenderán que no estuvo bien lo que hicieron.

Los grandes daneses son perros que se caracterizan por ser muy vivarachos, no son para nada tímidos y disfrutan mucho de la compañía de adultos y niños. Pero debido a la gran musculatura de los ejemplares machos (son más fuertes que las hembras) hay que tener cuidado con sus muestras de afecto ya que al igual que en la serie animada Scooby Doo (protagonizada por un gran danés llamado Scooby) pueden empujarte fácilmente y desbalancearte mientras te muestran su afecto.

El gran perro cariñoso

Un gran danés siempre será un perro cariñoso y amable, aunque esté entrenado o no, esto lo tiene en sus genes, lo cual lo hacen un perro ideal para hogares en donde haya niños pequeños (ama jugar con ellos) ya que les tiene mucha paciencia, lo único a tener en cuanta cuando interactúa con ellos es estar pendientes de que sus juegos no sean muy bruscos, se trata de un perro “gigante” y puede que, sin quererlo, tropiece y haga caerse a uno.
Un gran danés es un perro sumamente fiel que siempre estará pendiente de lo que hace su amo para ver si puede ayudarlo.

gran-danes

Con los extraños no se muestra muy abierto, mantiene un carácter reservado hasta que logra conocer a la persona, pero no les teme, todo lo contrario, tiene una valentía que haría atacar a la persona que se encuentre atacando a un miembro de la familia.

Algo curioso y gracioso de esta raza es que no le gusta el agua, le desagrada cuando entra en contacto con ella.

En resumen, el gran danés es un perro genial, pero debes tener en cuenta que si vivirá dentro de un hogar con niños, es conveniente darle su espacio para que no ocurran accidentes y los tropiece con su larga cola. De igual manera, es conveniente que las personas invitadas al hogar no acaricien al gran danés a menos que este quiera ser acariciado, muy aconsejado si este creció sin una socialización correcta con otras personas o perros y no ha sido entrenado nunca.

Entorno ideal

Tener un perro como estos conlleva a muchas responsabilidades siendo el entorno una de las mas importantes. Su comportamiento es muy dócil así que no habrá problemas asociados con este, es sociable con los niños y otras mascotas, además de esto es muy protector y guardián con su familia ya que es su instinto. Es un gran perro tanto de tamaño como de corazón.

Estos perros destilan belleza por su físico y movimientos. Además de esto gozan de mucha inteligencia, destreza amabilidad y elegancia. Un detalle es que este perro necesita de mucha atención y cuidados de parte de sus dueños desde que son cachorros por sus características, así que para criar uno de ellos no se debe ser una persona con poco interés o sin tiempo para dedicarse a cuidarlo.

gran-danes

Nuestro perro debe tener un espacio acondicionado únicamente para el, es necesario para su descanso y relajación. Si es un departamento o una casa grande no debe afectar a este factor, ya que es de suma importancia tenerlo. Es un lugar donde el perro pueda resguardarse de sonidos que lo asusten o de entornos incomodos, donde pueda haber un espacio para juegos y liberar estrés.

Elegir el lugar correcto consiste en tener en cuenta el acercamiento de personas a el, debe ser un espacio despejado para que tu perro tenga intimidad y serenidad. Que no sea un lugar concurrido.

Ten en cuenta el espacio que dispondrás para el desempeño del perro, ya que debe ser de acuerdo a su gran tamaño para que no haya accidentes con respecto al entorno. Puede ser una habitación de la casa.
O simplemente se puede guiar por un lugar que cumpla con los criterios de comodidad, ambientación, y bien climatizado. Así nuestro perro tendrá una buena calidad de vida.

Mientras que los gran danés son cachorros, hay la necesidad de ambientar la temperatura en sus entornos, lo mas aconsejable es hacerlo con bolsas o botellas que contengan agua tibia, hay que evitar usar calentamiento por medio de estufas o calentadores eléctricos, estos podrían causar demasiado calor y podrían arriesgar a los cachorros a una temperatura muy alta o a cambios de ella muy rápidos lo cual generaría malestar y seria perjudicial para la salud.

La temperatura ideal para estos cachorros es una temperatura ambiental que este entre 21¬-28 ºC. Hay que tener precaución para no pasarse de la temperatura adecuada ya que si esto pasa, la madre de los cachorros se alejara para buscar un espacio más fresco, dejando a los cachorros solos.

Muchos veterinarios aconsejan que esta raza tan grande viva en espacios con una temperatura media y en específico que no haya cambios de temperatura muy duros porque no son buenos soportándolos, ya que estos perros no tienen casi grosor de grasa debajo de la piel, por lo tanto no sobrellevan bien las temperaturas muy frías, los afecta mucho.

Pero no obstante se pueden criar en cualquier clima, no solo en climas medios sino también en climas fríos o calientes pueden habitar, pero al gran danés hay que tenerlo en debida supervisión en estos casos ya que en algún momento es posible que le afecte algún extremo climático. Si estas son las condiciones en las que vive se debe considerar hacer un espacio en el interior de la casa que posea un clima idóneo, ya que este perro no es bueno soportando horas en la intemperie ya que le podría afectar demasiado.

Hay muchos peligros en esta área ya que hay casos en los cuales estos perros son olvidados fuera de la casa y sufren daños muy severos por el clima que, incluso, los llevo a la muerte. Esto se debe a faltas de sus dueños al dejarlos fuera intencionalmente o no. A pesar de que estos perros no tengan mucho que ver con los problemas respiratorios, pueden presentarlos estando en climas muy fríos y en los cambios rápidos de temperatura.

Pues el problema que presentan es que la grasa debajo de la piel no es suficiente para dispersarla de forma uniforme en su cuerpo, por lo tanto también es importante cuidarlo de los climas muy calurosos, y a largas caminatas en ese ambiente ya que podría dar problemas de salud a nuestro gran danés.

Un gran danés es tan familiar que podría vivir perfectamente en el interior de una vivienda y compartir en todo momento con su familia, pero primero deberás adecuar tu casa para la presencia de tu nuevo mejor amigo.

Lo primero que debes hacer es remover todos los objetos decorativos que estén a la altura de su cuerpo, así como también estanterías que con un solo golpe de su cola puedan ser tumbadas y el contenido que estaba sobre ellas se rompa. Estas estanterías son las que habitualmente sirven para colocar el teléfono de casa, las llaves entre otros objetos decorativos. Ahora, la presencia del gran danés no quiere decir que no puedas tener decoraciones en tu casa, tan solo quiere decir que debes colocarlas en un espacio al cual se le tenga prohibido el acceso o no pueda llegar fácilmente. El gran danés es muy obediente, pero debido a lo voluminoso y alto que es, es posible que haga desastres sin siquiera darse cuenta, y si se da cuenta, te mirará con una cara de arrepentimiento que es bastante característica en esta raza.

Lo que tienes que tener en cuenta si el gran danés vivirá dentro del hogar es colocarle tanto su agua como su comida en un lugar elevado, esta raza tiene mayor riesgo de sufrir torsión de estómago que otras, por lo que se debe evitar a toda costa este problema poniéndole sus tazas en un lugar en donde las pueda alcanzar con facilidad, esto es, encima de alguna caja de madera, o estructura firme, en la cual también queden bien apoyadas para evitar derrames, esto tu perro te lo agradecerá y también alargará sus años de vida.

gran-danes

Finalmente, debe tener un lugar en donde poder acostarse, esto puede ser un gran colchón especial para perro que venden en cualquier comercio dedicado a la venta de accesorios para animales, así como también diferentes veterinarias, pero lo mas seguro es que investigues por internet cuanto cuestan y en donde los puedes encontrar para que vayas más seguro.

Otro tema que adquiere igual importancia para la salud del gran danés así como también para la de todos los muebles y objetos de valor dentro del hogar es llevarlo a pasear. El dar paseos es una actividad que al principio no le puede parecer muy buena idea al gran danés, ya que es un poco flojo en ese aspecto, pero cuando sale y comienza a dar su paseo se emocionará y te lo agradecerá, sobre todo, porque si no sale a pasear comenzará a tener comportamientos neuróticos y destructivos para nada deseados como el afilar sus garras con los muebles, puertas y su colchón, así como también ladrar en exceso y mordisquear cosas importantes. Haciendo ejercicio frecuentemente, varias veces al día con él, en el exterior, no mostrará estos comportamientos ya que habrá gastado toda su energía.

También es importante recordar que por más que los saques a pasear necesitan un buen espacio dentro de casa, si es posible, una habitación para él solo, para que así sienta que tiene su lugar y no está molestando a nadie.
Los grandes daneses requieren, si planeas tenerlos al aire libre, en el jardín de tu casa, un buen espacio para que puedan estirar sus patas. También deben tener una casa para perros adecuada para su gran tamaño, ya que ellos son especialmente enfermizos cuando hay cambios de clima bruscos. Si hace un día soleado y de repente este cambia a una lluvia o nevada puede enfermarse de problemas respiratorios con facilidad, pero debido a que es un perro inteligente inmediatamente correría a su casa para perros a resguardarse o quizás le parezca mejor idea permanecer contigo en tu casa hasta que pase la tormenta o nevada.

En resumen un gran danés no es un perro al que le agrade la idea de estar confinado al jardín sin tener mucho contacto con la familia, este es un trato cruel y no se debería llevar a cabo con ningún perro, pero especialmente está desaconsejado para un gran danés ya que de verdad se siente como un miembro de la “manada” que es su familia.