Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Fila Brasileiro

Fila-Brasileiro
Fila Brasileiro
5 (100%) 6 votes

Fila Brasileiro: Tu nueva mascota

El Fila Brasileiro es un perro gigante en tamaño, el cual posee una figura imponente y un gran olfato que lo caracteriza como uno de los perros más temibles, perseguidor de fugitivos esclavos.

Esta raza tiene origen en Brasil y su nombre significa “Perro de presa brasileño”, en portugués.

Desde hace muchos años este perro fue desarrollándose en las áreas que requieren de su gran olfato y de su gran tamaño, uno de ellos en los cuales más se desenvuelve es como perro policía, utilizado para rastrear y olfatear lo que necesiten.

De hecho, existe una expresión que dice “Fiel como un Fila” y es porque precisamente, este gran perro se caracteriza por ser leal a su familia sin límite alguno, de la misma forma en la que los extraños le generan desagrado.

El nivel conductual del Fila Brasileiro es tan destacable que muchos criadores le dan más importancia al temperamento de este perro que a sus rasgos físicos, es por ello, que esta raza de perro es tan diferente al resto.

Esta raza es el resultado de una necesidad existente en los colonizadores de tener un perro robusto, fuerte, grande y resistente al trabajo duro; fue entonces a partir de 1968 que la FCI reconoció a este perro internacionalmente como la primera raza brasileña.

En el siglo XVII fueron introducidos al país sus ancestros, ya que en el Portugués antiguo la palabra Fila quería decir agarrar o detener, siendo así la tarea principal de este perro el de “detener” el escape de los esclavos.

Los especialistas dicen que esta raza proviene de la mezcla entre un perro Dogo y un perro Mastiff, que le aporta al Fila Brasileiro un muy buen olfato y su potente fuerza.

Pero otros expertos indican que el resultado de esta raza es debido al cruce del perro Doggen Engelsen o el Antiguo Bulldog por el temperamento agresivo y necio, el perro Mastín Ingles por su fuerza al morder y del perro Bloodhound por su habilidad para rastrear y peculiar ladrido.
Ellos dicen, que el aporte de los mejores dotes de trabajo de estas 3 razas fueron las que dieron origen al Fila Brasileiro .

Sin embargo, los Portugueses Colonizadores llevaron también a sus perros a pastorear al ganado a pesar de su poco parecido a un perro pastor.
Pero además de eso, en 1913 comenzó la raza a obtener popularidad como perro pastor de ganado.

Y sus capacidades extraordinarias llamaron la atención del CIGS, Centro de Guerra en la Jungla en Portugués, quienes lo utilizaron como perro militar en la selva y como policía en Estados Unidos resultando exitoso cada operativo.

Su desempeño en protección, en patrullaje, en prisiones y como rastreador lo han hecho ser el favorito por muchos trabajadores de seguridad.

El Fila Brasileiro es un perro gigante que mide entre 75 y 80 cm con un peso mínimo de 50 kg en los machos, y las hembras miden entre 65 y 70 cm con un peso mínimo de 40 kg.

El cuerpo de este perro es vigoroso, imponente, musculoso y robusto, su cola es larga al igual que sus patas.
Las orejas del Fila Brasileiro es en forma de “v” y proporcionalmente grandes.

Las hembras del Fila Brasileiro presentan una femineidad bien marcada que les distingue claramente de los Fila machos.
La piel de esta raza es gruesa y suelta en el tronco y principalmente en el cuello, formando una pronunciada papada, la cual se puede prolongar en ocasiones hasta el pecho y el abdomen.

Su piel es bastante dura y con pliegues diferentes según su posición.

El color de piel del Fila Brasileiro es uniforme y sólido, variando entre el color negro, dorado, atigrado gris, negro o dorado.
En ocasiones se puede presenciar una máscara negra en la cara y marcas blancas sobre el cuerpo, como puede que en ocasiones, esto no se presente.

El color negro en los Fila Brasileiro s es muy extraño, de hecho en proporción con los otros colores, el negro no aumenta de manera rápida debido a la existencia de genes “e” que inhiben en el color negro.

Además, por su característica en esta raza de tener la piel suelta, muchos de ellos poseen párpados inferiores colgantes.

El temperamento del perro Fila Brasileiro es vivaz, dócil, valiente y ágil.
Es un perro bastante paciente con los niños y bueno para entretenerlos, además es increíblemente fiel a sus dueños y familiares, además se muestra obediente, dulce y afectuoso con ellos.

Pero con los extraños es bastante desconfiado a pesar de ser tranquilo y seguro de sí mismo.
Se adapta muy bien a los nuevos ambientes y a los ruidos que sean extraños para él. De hecho, no es un perro que acostumbre a tener miedo a las amenazas o golpes.

El Fila Brasileiro es conocido por su instinto protector y defensor, además de su cautela extrema con todo aquel que no conoce.
Tiene una velocidad muy impresionante a la hora de proteger a los suyos contando con una fidelidad y obediencia muy marcada.

Historia y Origen del Fila Brasileiro

Los perros de raza desde hace muchos siglos atrás han sido escogidos por muchas personas, al punto de convertir a algunos en perros de raza nacional debido a su origen e historia.

Fila-Brasileiro

Tal es el caso del perro a mencionar a continuación, debido a que su nombre da honor a su país natal. Y ese perro es el Fila Brasileiro, cuyo nombre es originario de Brasil al igual que la raza.

Un punto importante en la raza de los Fila Brasileiros es que originalmente no fue creada por un hombre sino que con el tiempo fueron evolucionando de manera natural, donde los primeros Filas exactos y originales tienen una documentación desconocida.

Es conocido que aproximadamente en el siglo XVIII fueron introducidos al país los ancestros de tan única raza, debido a que en el antiguo idioma “portugués”, la palabra Fila significa “agarrar o detener”, haciendo referencia a la tarea principal que tenía este perro de raza de “detener” el escape de los esclavos que hacían el intento de fugarse.

Muchos de los veterinarios y conocedores especialistas en los perros de raza, hacen mención a la mezcla que existió entre un perro Dogo y un Mastiff siendo ellos los que le dieron origen a los Fila Brasileiro aportándole además un olfato muy desarrollado y una fuerza muy potente. Sin embargo, otros expertos y conocedores de los perros de raza dicen que el resultado de esta raza es dado por el cruce del perro Doggen Engelsen o el Bulldog antiguo debido a ese temperamento agresivo, tenacidad y tozudez, también el cruce con el perro Mastín Inglés debido a esa fuerza que tiene al morder y el cruce con el perro Bloodhound debido a la habilidad que tiene este perro Fila para rastrear con ese ladrido tan peculiar. Generalmente ellos dicen que cada una de estas 3 razas le otorgan las mejores habilidades de trabajo creando al perro Fila Brasileiro perfecto para laborar.

Un dato curioso de las tres razas creadoras de los Fila Brasileiros se encuentra en que el Doggen Engelsen, fueron utilizados frecuentemente para la pelea y la caza, además fueron trasladados a Brasil durante la invasión Holandesa.

El Mastiff, fueron utilizados también para la caza y las batallas o guerras que se realizaban en aquella época, quienes aportaron a la raza unas características claramente visibles. Y por ultimo el Bloodhound, quienes fueron importados a Brasil por su destacada labor como perro de rastreo.

Otra teoría, hace mención especulativa de una cuarta raza que participa en la creación del Fila Brasileiro y es la del Fila Terceirense, un perro pastor que los colonos portugueses trasladaron a Brasil desde la Isla Azores, tratando de explicar esa capacidad de pastorear que tiene levemente esta raza. Debido a todo lo mencionado anteriormente, los colonizadores portugueses llevaron y utilizaron a sus perros para pastorear el ganado a pesar de que ellos su parecido con un perro pastor es realmente poco, pero si son bien adiestrados desde cachorros, pueden lograr a cumplir con esa función de manera excelente y eficaz.

Con el tiempo se dieron cuenta que si se intentaban añadir nuevas razas al Fila Brasileiro lo que harían sería perjudicar y provocar que su equilibrado temperamento desmejorara.

Por otro lado, aproximadamente en el año 1913 los Fila Brasileiro comenzaron a obtener popularidad poco a poco tanto como un perro pastor de ganado. El tiempo formó parte de que las capacidades y habilidades extraordinarias de esta raza llamaran la atención del Centro de Guerra en la Jungla, en portugués CIGS. Ellos utilizaron al perro de raza Fila Brasileiro como un perro militar en la selva y posteriormente como un perro policía en Estados Unidos, trayendo como resultando un excelente y exitoso operativo en cada momento.

Esta raza de perro tiene un increíble desempeño para proteger, para patrullar, para vigilar en prisiones e incluso para rastrear, es por ello que ha sido escogido como el perro de raza favorito en cuanto al trabajo por muchos expertos de seguridad.

La FCI ( Federacion Cinologique Internacionale ) en 1968 reconoció a esta raza, cuando una gran cantidad de estándares fue presentado en distintos lugares de Europa, entre ellos se incluyen Inglaterra, Italia y Holanda.

A través del tiempo, esta raza fue seleccionada como raza nacional de Brasil, no solo por su nombre sino también por su origen y características, destacando sus habilidades en distintas competencias y lugares desde años, dando honor a sus antepasados, además de su fama que fue creciendo incansablemente hasta el año 1982, convirtiéndose sin duda alguna en la raza más popular donde exactamente 8.087 cachorros fueron inscritos en uno de los libros genealógicos para perros que existe en uno de los museos más exitosos de Brasil.

A partir de allí fue aumentando la adopción y la compra de los perros Fila Brasileiro en el mundo, pero sobre todo en su ciudad natal Brasil.

Características de la Raza

El fila brasileiro es un perro de tipo molosoide, término que se usa para describir a aquellos perros que  cuentan con una gran contextura donde predominan sus músculos, la fuerza de su mandíbula y que tienen como características que tienen una cabeza grande y un hocico pequeño.

Fila-Brasileiro

Esta raza tiene un peso aproximado de 40 kilogramos para las hembras y de 50 kilogramos para los machos, mientras que su estatura a la cruz va desde 70 a 85 centímetros los machos y de 65 a 70 las hembras.

El fila brasileiro tiene como particularidad que los machos son fácilmente diferenciables de las hembras, cosa que no ocurre con otras razas de una forma tan sencilla.

Como mencionamos, la cabeza del fila brasileiro es grande y bastante pesada, la cual vista desde arriba pareciera tener forma de pera, en cuanto a su nariz es siempre de color negra y sus ventanas están bien abiertas y son bastante anchas.

Su hocico es prominente  y va adelgazándose hasta llegar a la mitad, en el también se pueden diferenciar los labios, donde el superior es bastante grueso y colgante con la particularidad de que este cubre al labio inferior en su totalidad.

La mordida de un  fila brasileiro es fuerte y en forma de tijera, y sus dientes son más anchos que largos lo que explica lo fuerte de dicha mordida.

En cuanto a sus ojos estos son grandes ya almendrados. En cuanto a los ojos, El fila brasileiro cuenta con parpados caídos que lo hace parecer que tiene constantemente una mirada triste, lo que es un rasgo físico de la raza.

El color de sus pupilas varía desde el castaño hasta el amarillo, pero siempre dicho color hace armonía con el color de su piel. Y también hay ejemplares que poseen colores más obscuros como el castaño o el negro.

Por otro lado y con respecto a sus orejas estas son en forma de “V” las cuales son anchas al inicio y que van disminuyendo hacia la parte inferior, y su interior es visible, siendo este casi siempre de color rosado.

Por su parte el cuello tiene apariencia corta, pero es sumamente fuerte y musculoso y que por naturaleza de la raza presenta una papada distintiva del fila brasileiro.

Así mismo la cola cuando nace es bastante ancha, y se vuelve delgada a medida que hacia el final de la misma, y es muy utilizada por el fila brasileiro para mostrar su emoción o algún gesto corporal.  Es importante saber que la cola no debe estar encorvada encima del lomo ni caer sobre este.

Su piel también es un aspecto que define al fila brasileiro ya que esta debe ser gruesa y suelta sobre todo en la parte del tronco y del cuello, y como ya mencionamos este tipo de pliegues hacen surgir en esta raza una especial papada.

Por otro lado, su pelaje es suave y corto y que va a estar bien distribuido por todo el cuerpo, generalmente el color que suelen tener va desde el atigrado, negro y leonado y según el estándar oficial de la FCI pueden existir manchas blancas en la punta de la cola, los pies y el pecho, siempre y cuando estas manchas no estén en otra parte del cuerpo lo cual sería una falta a la descripción oficial del fila brasileiro.

el movimiento del fila brasileiro es semejante al de los felinos, ya que ejerce pasos largos y elásticos, y tiene una forma peculiar de desplazarse llamado “paso de camello” ya que primero mueve los dos miembros del mismo lado para luego mover los dos del otro.

El peso del fila brasileiro no es problema para que este, al correr, obtenga una buena velocidad, casi inesperada, donde puede también realizar cambios de dirección de una forma muy repentina.

Sus patas le permiten estos rápidos movimientos, ya que son fuertes y arqueados, con dedos generalmente separados, donde sus uñas también son fuertes casi siempre de color negro, las cuales pueden llegar a ser blancas si el pie también tiene rasgos de este color.

En otro orden de ideas y con respecto al temperamento del fila brasileiro se puede decir que es un perro bastante seguro de si mismo, que cuenta con una personalidad muy valiente, tenaz y mucha determinación.

El fila brasileiro tiene una personalidad muy tranquila, pero a su vez puede actuar como un gran defensor de los suyos de lo que este a su cargo o dentro de su entorno, no se acobarda fácilmente y tiene un gran instinto guardia, que lo hace ser muy observador y muy susceptible ante la presencia de extraños.

Nunca se le vera mostrar una mirada distraída ni aburrida, sino que será un especial observador de todo lo que sucede alrededor, aun cuando esta tumbado tomando un descanso.

Comportamiento del Fila Brasileiro con otros perros

El fila brasileiro, como sabemos, es un perro con instinto guardián, lo que lo hace ser por naturaleza un animal muy al pendiente de su entorno  y por lo tanto bastante territorial. Su comportamiento ante la presencia de otros perros será la de asumir el mandato y el cuidado de lo que lo rodea.

Para nada es un secreto que un perro, indiferentemente de la raza que sea, que haya convivido desde cachorro con otros caninos o animales será una mascota bastante sociable y capaz de habitar en armonía con el resto de su grupo de amigos.

Lo mismo sucede con el fila brasileiro, si desde que llega a casa se le acostumbra a conocer a nuevas mascotas, no será problema hacer que todos inicien una amistad que dure por el resto de sus vidas.

Sin embargo el fila brasileiro tiene un temperamento donde la observación y la perspicacia hacen que sea un perro que comúnmente asuma el liderazgo de la manada, en el caso de que existan varios miembros caninos en un mismo hogar.

Este liderazgo podría estar supeditado a conductas donde si no se les presta atención podrían tornarse agresivas, por lo que los dueños deberán estar muy al pendiente y ejercer carácter para que nadie salga herido en medio de una riña por determinar quién es el líder de dicha manada.

En este tipo de casos, donde existen varios perros en un mismo entorno, lo mejor que pueden hacer los dueños es involucrar a los caninos en actividades, donde todos se sientan parte de dicha actividad, y evitar en todo sentido tener preferencias con unos más que con otros, ya que las mascotas perciben este tipo de comportamiento de los dueños haciendo de ellos seres inseguros y que desarrollan comportamientos donde la principal característica son los celos que sienten.

Las hembras de fila brasileiro son menos dominantes y territoriales que los machos, por lo que si se está estudiando el hecho de adoptar a uno de estos grandulones en un hogar donde ya existan perros, las hembras son una opción para garantizar el buen desenvolvimiento de todos los perros en el hogar.

Con respecto a los machos no dudaran en ejercer dominio y liderazgo ante la presencia de otros perros, haciéndose notar y asumiendo el rol de jefe mientras se le permita.

En los casos donde se desee incluir a un nuevo perro en una casa donde ya habite un fila brasileiro se deberán tomar las precauciones pertinentes al caso, por ejemplo una de los aspectos que se deben tomar en cuenta es averiguar si el fila brasileiro es tolerante ante la presencia de otro perro.

Para determinar esto, se puede tomar como muestra el cómo se comporta en los paseos al encontrarse con algún otro perro, si se queda tranquilo cuando otro de su especie se le acerca y no se muestra ansioso, lo cual sería bastante favorecedor, o si por el contrario se muestra agresivo y bastante estresado, lo cual sería síntoma de que no es buena idea presentarle a un nuevo amigo.

Tomando en cuenta el hecho de que si sea tolerante, los dueños pueden presentarle al nuevo miembro en algún parque, donde inicien su relación atreves de juegos compartidos donde los dueños también intervengas.

Los juguetes como pelotas, fresbee o artículos para mascotas podrían ser muy útiles en este tipo de caso.

Es importante de igual forma que se puedan contar con las medidas de seguridad necesarias ante los mínimos signos de agresividad o violencia por parte de alguno de los perros, por lo que llevar correas y a personas lo suficientemente fuertes para sujetarlos en caso de que se suscite un altercado es fundamental.

Ya que el fila brasileiro y el nuevo miembro sean presentados se debe tomar en cuenta que en casa deberán estar bien definidos y por separado los artículos que usara cada perro, como platos para comer, recipientes donde tomar el agua, camas para dormir e incluso los juguetes, de manera tal que ambos empiecen a entender que ocupan un lugar y   no que uno está siendo desplazado o suplantado por el otro.

Siempre existen anécdotas y relatos donde los perros grandes como el fila brasileiro suelen llevarse de maravilla con razas de caninos pequeños, donde incluso suelen comportarse de manera cariñosa y protectora, por lo que no sería algo sorprendente que estos grandotes reciban de forma adecuada a cachorros o perros pequeños, aunque siempre es indicado la supervisión de los dueños del hogar.

Así mismo, una compañía adecuada para el fila brasileiro podría ser un perro de su mismo tamaño y peso corporal, con el que pueda divertirse sin que ambos puedan salir lastimados. Esto podría ser una opción siempre y cuando se cuenten con los recursos económicos para mantener a perros de gran tamaño.

Dieta y alimentación del Fila Brasileiro

Como todo perro de raza grande, el fila brasileiro amerita de una alimentación balanceada que cubra sus necesidades calóricas y energéticas, de manera tal que pueda mantenerse sano y activo.

Un perro de esta contextura amerita que la selección de su comida, por parte de sus dueños, sea seleccionada según lo especificado por el veterinario, ya que como sabemos, cada perro es lo que come.

En el mercado de alimentos para perros existe un sin número de productos y marcas que esta diseñadas científicamente para proporcionarle a las mascotas todo lo que necesitan a nivel nutricional, sin embargo, no todas son precisamente las ideales para el perro que tenemos en casa.

Es decir, existen unas con características tales como ingredientes, texturas, colorantes y otros elementos que no siempre son los más indiciados a la hora de elegir que darle a un perro, sobre todo si se trata de un fila brasileiro.

En este sentido, y según lo que el veterinario especifique podríamos elegir de forma correcta el alimento que pudiera sentarle bien al fila brasileiro, También es importante señalar que no siempre las marcas más populares o económicas son las que se deban adquirir para alimentar a este tipo de raza, todo estará sujeto a las especificaciones previas del doctor que este atendiendo al fila brasileiro

Donde también es importante mencionar que desde un principio será bastante costoso mantener una correcta alimentación, aspecto que deberá ser considerado antes de incluir a un fila brasileiro a la familia.

Para determinar las cantidades a proporcionar también hay que tomar en cuenta la edad, el peso y que tan activo es el fila brasileiro para así definir cuantas veces al día darles de comer.

En principio, cuando son cachorros es importante que inicien con la leche materna para que al momento de hacer el cambio al alimento sólido puedan recibirlo sin que les afecte.

Luego en los primeros meses las croquetas deberán ser del tamaño acorde para los cachorros de esta raza, y las porciones distribuidas en tres raciones por día, ya que es en esta etapa que el fila brasileiro desarrolla su musculatura y todo su cuerpo está en constante crecimiento, por lo que amerita mayor cantidad de comida con la que pueda suplir el gasto energético diario.

Ya cuando empieza la etapa de adultez la raciones deberán ser disminuidas a dos por día, siendo la medida a distribuir de aproximadamente 750 gramos, dependiendo del peso y tamaño con que el cuente el fila brasileiro.

Hay dueños quienes prefieren alternar comida cocida con las croquetas para perros, y existen casos en los que si funciona y el perro disfruta este tipo de estrategia, sin embargo hay algunos otros que luego de probar la comida cocida ya empiezan a rechazar las croquetas por lo que hay ser muy cuidadosos a la hora de establecer que comida se le dará y la forma de alternarlas para que no prefieran unas más que otras, o por el contrario se aburran.

Hay que tener mucho cuidado en no sobrealimentar a un fila brasileiro, ya que tienen a sufrir de sobre peso, cosa que es dañina para su salud. Y luego de que un perro de esta raza se le detecta sobre peso es bastante incomodo tener que someterle a dieta para que puedan llegar su masa corporal ideal.

También es importante enseñarles a comer con calma sin estar desesperados, para que puedan hacer de forma correcta la digestión y absorban los nutrientes de forma adecuada, para esto se puede usar como estrategia el colocar el recipiente donde comerá hacia un lado donde pueda estar tranquilo sin ningún tipo de distracción y sin nada que lo moleste, así comerá de forma adecuada y como debe ser.

Las horas de cada comida también deberán ser respetadas por los dueños, y lo mejor será acostumbrarlos a que solo se alimentara en dichas horas determinadas, esto evitara que pida comida cuando quiera.

El agua también es un complemento importante de la alimentación de un fila brasileiro, este debe tener acceso a ella cada vez que quiera, y debe contar con un recipiente limpio donde pueda obtener agua fresca libre de insectos o de algún otro elemento contaminante.

Si existen niños en casa, es importante educarles para que no compartan de sus golosinas con el fila brasileiro ya que como sabemos, muchas podrían ser bastante dañinas para ellos.

Los chocolates, los caramelos, y otros dulces no son buenos para el estomago de un fila brasileiro ni para cualquier otro tipo de raza, ya que mucho de estos son tóxicos.

En todo caso, existen variedad de golosinas y galletas especialmente formuladas para que estos perros disfruten de vez en cuando de un dulce sin que su salud sea comprometida. Esta se pueden adquirir en las tiendas de mascotas especializadas en la venta de productos de animales.

Salud y cuidados generales

La higiene del fila brasileiro no será muy costosa, y solo bastara con seguir ciertas pautas especificas para garantizar que este luzca bien y saludable.

Como describimos el fila brasileiro tiene un pelaje corto y suave que con un cepillado semanal podrá mantenerse perfectamente bien, para esto se puede usar un cepillo de cerdas blandas con el que se pueda remover el posible pelo muerto o suelto y al mismo tiempo se masajee el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del folículo  y que nazca así el nuevo pelaje.

Sin embargo, y a pesar de que el cepillado se recomienda realizar de forma semanal, es importante que se establezca como costumbre ya que el hecho de que su pelo posea las características antes descritas no quiere decir que no amerite cuidados.

Sino se le cepilla el pelaje se tornara opaco y la piel podría empezar a tener problemas, además este descuido generaría que existan mudas de pelo bastante moletas, ya que el pelo corto, aunque no lo parezca, es más molesto que el largo. Sobre todo a la hora de recogerlo.

En cuanto al baño es recomendable realizarlo una vez por mes, o en caso de que el fila brasileiro este realmente sucio se puede hacer en un periodo menor, nunca con champú para personas, sino con uno que sea especialmente recomendado para ellos.

Los especialistas sugieren que un champú con PH7 es el mejor, debido a que se asemejan al que posee la piel de los perros por naturaleza. Además se puede incluir algún enjuague o tratamiento que le dé suavidad y brillo, pero que igualmente sea de forma recomendada.

Siempre hay infinidad de marcas y olores en las tiendas para mascotas, por lo que no será un problema conseguir el adecuado.

Al finalizar el baño se debe asegurar de que no hayan residuos de champú ni enjuague en el cuerpo, y se debe secar bien, sobre todo en los pliegues que se generan en la piel del animal.

En la época de muda de pelaje algunos veterinarios recomiendan que se aumente el número de baños para remover la mayor cantidad de pelo muerto y acelerar el proceso de nacimiento del nuevo, ya que esta etapa es verdaderamente incomoda.

Los oídos deberán ser revisados para evitar que haya entrado agua o algún producto, también se puede aprovechar para asear con el limpiador de orejas que generalmente se aplica con un algodón y nunca con hisopos.

Al igual que los ojos, también hay que revisarlos y estar al pendiente de posibles enrojecimientos o molestias para ser atendida y medicadas de inmediato se observe el primer síntoma.

El recorte de las pezuñas también forma parte importante de su higiene, cosa que debería ser realizada por los expertos, ya que a la mayoría de los perros no les gusta mucho este tipo de acicalamiento, y con estos grandulones se podría tornar un poco complicado.

En líneas generales el fila brasileiro no necesita de cortes de pelo ni de ser afeitados para maximizar su belleza, ellos poseen una forma natural que si se les cuida bien será suficiente para verse bien.

Ahora, si por el contrario el fila brasileiro es participante de concursos de belleza canina necesitara cuidado más específicos con los que se podrá maximizar aun más su belleza, y generalmente esto lo hacen experto y conocedores del área.

En cuanto a salud, el fila brasileiro no suele presentar grandes problemas, este tiende a vivir entre 9 a 11 años y si se le cuida de forma adecuada lo hará sin mayores problemas, sin embargo hay ciertas enfermedades que estadísticamente suelen afectarlos, dentro de las que se encuentran la displacía de cadera, la torsión gástrica

La displacía de cadera, suele afectar a perros de tamaño grande y consiste en la alteración de la forma natural de la cadera, lo que les proporciona dolor  muchas molestias a estos perros, los síntomas más visibles son molestias a la hora de levantarse, quejas por dolor, cojera y generalmente levantan más un lado que otro al caminar.

Para evitar este tipo de enfermedades en estos animales es importante mantenerle en el peso adecuado durante toda su vida, y no forzarlos a realizar cantidades excesivas de ejercicios.

La displacía de cadera tiene un tratamiento quirúrgico, y puede llegar a convertirse en artrosis.

Así mismo la torsión gástrica es una afectación que consiste en la imposibilidad del perro de expulsar los gases, y que produce que el estomago del perro se hinche de forma excesiva, por lo que esta es bastante peligrosa, pudiendo incluso llegar a causar la muerte del canino.

Por estas enfermedades, es importante llevar al fila brasileiro  a un chequeo médico anual, para la respectiva revisión donde se le observe de forma minuciosa y así poder detectar a tiempo cualquier enfermedad que lo pueda estar afectando.

También el control de las vacunas es muy importante, sobre todo si el fila brasileiro está acostumbrado a vivir y moverse en exteriores.

Como entrenar, educar o adiestrar al Fila Brasileiro

El fila brasileiro es un perro fuerte, con carácter y determinación, por lo que su entrenamiento forma parte de las obligaciones que los dueños deben asumir a la hora de hacer que este perro integre la familia.

Lo primero que se debe tomar en cuenta a la hora de educar a un fila brasileiro es el hecho de que este debe ver como líder a quien le esta brindado el entrenamiento, es decir, la persona deberá mostrar firmeza, coherencia y seguridad en sí mismo a la hora de hablar y de enseñarle los comandos, ya que si no lo hace el fila brasileiro no lo verá como alguien a quien respetar.

Así mismo, la persona encargada de su educación debe procurar que se establezcan lazos de amistad y de afecto entre el fila brasileiro y el, para promover una buena relación entre ambos, de lo contrario el perro no se mostrara interesado e incluso podría refutar cada vez que se le dé una orden. Y en un perro con estas dimensiones lo mejor es llevar las cosas en paz y armonía.

Desde el primer día que el fila brasileiro llega a casa observara todo a su alrededor, analizando cada paso que los dueños dan, por lo que enseñarle comandos básicos para comportarse serán una forma básica de iniciar el entrenamiento.

Comandos tales como ven, quieto, sentado y hasta donde ir al baño son sencillos de enseñar y mejoraran sin duda la estadía de este grandulón en casa. Para cada comando se pueden usar gestos corporales donde se refuerce lo que se está diciendo, permitiendo así la mayor comprensión por parte del perro.

Así mismo, y en cuanto a enseñarle donde ir al baño será fundamental que desde el primer día se disponga del sitio adecuado (en caso de que la casa no cuente con un jardín) para que este haga sus necesidades.  Colocarle un periódico y llevarlo ahí cada vez que se observe que quiera ir al baño es una forma de hacer que comprenda que ese es el sitio dispuesto para esto.

En el caso de que haya jardín, no será difícil para el fila brasileiro hacer sus necesidades ahí, ya que todos los perros aman el césped para ir al baño.

También, en cada una de las enseñanzas es importante que el dueño se llene de mucha paciencia, paz y amor, ya que el fila brasileiro no es  muy conocido por su inteligencia, pero esto lo contrapone el hecho de que es extremadamente fiel y querrá complacer a su dueño todo el tiempo que le sea posible, lo que es un punto a favor de quienes asuman la responsabilidad de entrenarlo.

Las golosinas para perros y los premios son un elemento importante que permite que estos animales presten más atención o se interesen mas por el entrenamiento que se les está dando.

De igual forma el fila brasileiro responde de forma positiva al entrenamiento de refuerzo positivo que consiste en premiar mediante caricias, golosinas,  y palabras afectuosas al perro cuando realice de forma correcta una orden específica.

Este tipo de entrenamiento hace que el fila brasileiro reciba la educación de una forma divertida y amena, y permite que se creen los lazos correctos entre el dueño y el perro, haciendo que este se sienta querido e importante.

Por lo que felicitarlo o darle palabras de felicitación será una estrategia asertiva a la hora de entrenarlo.

No está de más decir que el fila brasileiro no se lleva bien con los gritos, ni los golpes por lo que en ninguna circunstancia se deberán usar este tipo de recursos para hacerle entender alguna orden, por el contrario esto repercutiría en el comportamiento del perro haciéndolo agresivo y desobediente.

Por otro lado, sabemos que el fila brasileiro es bastante desconfiado con los extraños, por lo que será fundamental enseñarle a comportarse ante la presencia de alguna visita que sea desconocida para él, es decir, el fila brasileiro debe aprender que está bien que cuide la propiedad y los miembros de la familia, pero cuando se le indique que todo está bien el deberá acatarlo y en tal sentido dejar de ladrar o intimidar a los extraños que si sean recibidos por los anfitriones de la casa.

También enseñarle a no brincar encima de las personas cuando está emocionado será un comando importante, ya que cuando esta cachorro es divertido, pero luego que llega al peso de 50 kilogramos podría ocasionar inconvenientes, como hacer que alguien caiga al suelo sin querer.

Dentro de los errores que pueden hacer que un fila brasileiro no comprenda lo que se le quiere enseñar, están por ejemplo, regañarlo fuera de tiempo al dueño darse cuenta que hizo algo indebido, consentir luego de hablarle con carácter luego de una mala conducta, o que algunas personas de la familia le permitan realizar cosas que otros no, esto sin duda son faltas que hacen que el perro se crie sin una línea directa y firme de autoridad y empiece a vacilar en sus conductas y a manifestar desobediencia.

Comportamiento del Fila Brasileiro con los Humanos

El fila brasileiro es un perro sumamente fiel, que durante toda su vida será dedicado a obedecer y complacer a sus dueños hasta casi cualquier punto, lo que le ha valido ser parte de un popular dicho brasileño que cita “Fiel como un fila”

Como ya sabemos, El fila brasileiro  cuenta con un instinto protector bastante desarrollado y que forma parte de su temperamento, por lo que su relación con las personas será de cuidarlos y actuar constantemente a favor de su protección.

Se les vera comúnmente cerca de las personas que ama, siguiéndolos a donde vayan y tumbado a sus pies a la hora de descansar, pero siempre alerta para responder de forma casi inmediata ante cualquier muestra de peligro.

No se acobardara ni mostrara miedo ante una situación que amerite de su intervención como perro guardián de su familia. Por lo que su devoción hacia las personas que conoce será fácilmente observable en un fila brasileiro.

También se sabe que a diferencia de las demás razas de perro guardián, el  fila brasileiro es muy cariñoso, amigable y no dudara en mostrar afecto con gestos corporales a quienes ama.

Con los niños también se comportara de forma estupenda, con ellos suele ser bastante paciente y amoroso, al igual que guardián y protector y en caso de que sea necesario pondrá su vida en peligro para resguardar a los pequeñines de la casa.

Siempre es importante recordar que todo perro, indiferentemente de la raza y el tamaño que sea amerita de la supervisión de los adultos en cuanto al trato con lo niños se trata, ya que los instintos animales no son predecibles y la supervisión es la mejor forma de corroborar que tanto el comportamiento del perro como la de los niños sea la correcta.

En otro sentido, y con respecto a los extraños el fila brasileiro  será muy cauteloso, desconfiado y nada amigable casi hasta el punto que se sabe que le desagradan por completo, por lo que este es un aspecto importante a evaluar, si la familia que lo desea adquirir es muy sociable y ama las visitas en casa.

Se sabe que será muy intimidante ante la presencia de alguien a quien no conoce, por lo que si la familia acostumbra a recibir a personas desconocidas podría tornarse algo incomodo el hecho de que un perro con este tamaño te mire de una forma nada amigable.

Lo que le hace ser una raza predilecta para resguardar y cuidar propiedades.

En el caso de que una persona desconocida desee hacer amistad con un fila brasileiro deberá ser visto por este de forma diaria, procurando buscar la forma y el momento adecuado para que se creen lazos de amistad, hasta que el perro lo acepte.

Se han conocido casos donde personas que van con frecuencia a las casas de donde habita un fila brasileiro nunca son aceptados por este, sin importar que tanto se esfuerce, para estos caninos siempre dicha persona será una extraña.

En cuanto a los trabajos realizados por esta raza se encuentra el hecho de que eran usados por los colonos como perros vigilantes en las plantaciones azucareras, donde ejercían la función de impedir que loes esclavos africanos se escaparas.

Si un esclavo se escapaba se usaban a los fila brasileiro para que siguieran el rastro y los colonos tenían la seguridad de que estos perros los encontrarían y sujetarían.

También fueron usados durante mucho tiempo como perros especialistas en la caza de animales grandes como los jaguares y los jabalíes, en las selvas brasileras donde podían resistir incluso las picadas de los insectos y los animales.

Por otro lado, eran muy eficientes en el pastoreo de rebaños en las granjas donde se criaba ganado vacuno, donde el fila brasileiro, con su carácter seguro de sí mismo no dudaba en dirigir y encaminar a todo el rebaño.

En la actualidad el fila brasileiro es utilizado como perro guardián de personas y propiedades, donde sigue siendo el guardaespaldas ideal para cualquier persona.

Por otro lado es común verle en concursos de belleza canina donde se desempeña de una forma esplendida, y que le ha valido gran cantidad de premios siendo los mejores de la exposición y obteniendo reconocimientos internacionales.

Y por último el fila brasileiro sigue siendo el perro de compañía ideal para aquellos que aman a los perros de raza grande y que además sean fieles y protectores.

Algo que es importante recalcar, es que el fila brasileiro no es un perro que se considere ideal para personas primerizas en cuanto a la cría y convivencia con perros, si bien es cierto que esta raza se comporta muy bien con aquellos a quienes ama y respeta podría ser un verdadero problema para quienes no cuenten con la experiencia necesaria para poder lidiar de forma firme con estos grandulones.

Entorno ideal del Fila Brasileiro

Por ser un perro de gran tamaño, el fila brasileiro amerita de un espacio amplio para vivir y moverse, por lo que una casa con jardín se considera adecuada para este tipo de raza.

Las casas deberán estar aseguradas en cuanto a las rejas o cercas para que el fila brasileiro no se salga, ni pueda sacar parte de su cuerpo por alguna brecha, ya que como sabemos él no se lleva bien con los extraños y podría morder a alguien que desconozca sus instintos y pretenda saludarlos.

También deberán cerciorarse que en dichos jardines no existen insectos o animales que puedan ser venenosos o peligrosos para el fila brasileiro ya que al mínimo movimiento no dudara en acercarse para investigar que está sucediendo y sin pensarlo darle caza a cualquier cosa sin ningún tipo de previsión.

En cuanto a ambientes y temperaturas el fila brasileiro no es muy exigente, pero no es recomendable para espacios reducidos como apartamentos.

El fila brasileiro podría adaptarse fácilmente a dormir y permanecer fuera de la casa, pero también amara estar dentro en una cómoda cama y más si se le coloca cerca de sus dueños, por lo que será decisión de los miembros del hogar el lugar donde que se le dispondrá para su descanso.

En el caso de que se les permita entrar lo mejor sería retirar por completo aquellos objetos que el fila brasileiro por su tamaño pudiera tropezar y romper.

Estos perros amaran los ambientes donde estén rodeados de personas, siempre y cuando estos vivan en dicha casa y mantengan contacto diario con él.

De igual forma el fila brasileiro amerita de poder ejercitarse, por lo que formara parte de su ambiente ideal la cercanía de algunos parques donde pueda distraerse y estirarse a diario, a través de un paseo o de divertidos juegos al aire libre.

A la hora de ser llevado a pasear se deberá contar con una correa que lo sujete y le permita al dueño tener la seguridad de que podrá ejercer dominio sobre el ante cualquier situación donde el perro desee escaparse, correr o dirigirse hacia un sitio que no debe.

Recordemos que el fila brasileiro puede llegar a alcanzar grandes velocidades donde será casi imposible alcanzarlo, si por algún motivo decide darse a la fuga.

A la hora de movilizarlo será necesario contar con los contenedores de traslado dispuestos con las medidas necesarias que le permitan estar cómodos durante todo el trayecto, así mismo el vehículo de transporte deberá ser acorde y contar con la ventilación requerida para que llevar de un sitio a otro no sea inconveniente.

Si surge la necesidad de transportarlo en avión se deberá hacer en la bodega, a través de un contenedor lo suficientemente confortable para que el pueda llegar a su destino de la forma menos traumática posible.

Hay empresas o personas que se dedican especialmente a ofrecer servicios de traslado para perros y mascotas, y cuentan con los contenedores y los requerimientos necesarios para hacer que el viaje de los animales sea el más placentero dentro de lo que cabe.

Algo que es de resaltar es que el fila brasileiro esta dentro de la lista de Perros Potencialmente Peligrosos, en países como  España, Israel, Dinamarca, Malta, Australia y Chipre, por lo que antes de trasladarlo de un lugar a otro lo mejor será revisar las normas y leyes de la ciudad de destino para evitar inconvenientes.

Por otro lado y a pesar de ser un perro guardián, el fila brasileiro no se lleva bien con la soledad ni con tiempos donde tenga que estar separado de forma prolongada de las personas que ama, aspecto que se debe tomar en cuenta para las familias que por distinto motivos deban ausentarse de casa.

El encierro o el estar amarrados tampoco es recomendable para esta raza, ya que les causaría tristeza, depresión y los haría muy sedentarios. Es importante que este tipo de acciones no se lleven a cabo con estos perros.

Tampoco es recomendable tener a un fila brasileiro en un ambiente donde se realicen actos violentos o donde los gritos estén a la orden del día, ya que ellos perciben lo desagradable del ambiente y desarrollan comportamientos violentos, alimentado por lo que ven y lo que reciben.

En cuanto a la higiene del lugar donde habitan es de suma importancia, ya que por su pelaje corto tienen tendencia a sufrir afecciones en la piel, por lo que limpia el área donde acostumbran a estar será un requerimiento importante para este tipo de raza.

Los juguetes y elementos que le permitan distraerse y divertirse son parte importante para el fila brasileiro sobre todo cuando esta cachorro,  y para los días donde se le imposibilite a los dueños llevarlos a pasear estos serán de gran ayuda.