Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Boyero de Berna

Boyero-de-Berna
Boyero de Berna
5 (100%) 12 votes

Boyero de Berna: Tu nueva mascota

El Boyero de Berna es un perro bastante conocido por su gigantesco tamaño.
Es un perro muy versátil y en algunos casos es confundido con el perro San Bernardo, a pesar de sus claras diferencias físicas.

Este perro tiene origen en Suiza y fue criado como un perro dedicado al pastoreo de ganados mayores y a ser el guardián de las fincas.

Además, ha sido utilizado desde hace ya muchos años como perro salvamento y rescate debido a su gran inteligencia.

Es un perro excelente para hacer compañía por su confiable y predecible carácter, además de ser tranquilo, obediente y afable lo que permite que sea de fácil entrenamiento.

El Boyero de Berna es un perro que necesita ser paseado varias veces en el día, debido a su gran tamaño y la necesidad de mantenerse activo y descargar energía.
Además, es un perro muy tierno, cariñoso y paciente con los más pequeños de la casa.

Por otro lado es importante recordar que por ser un perro utilizado para la vigilancia y el pastoreo, las actividades más recomendables para esta raza son las salidas a la montaña, ejercer competencias de obediencia, realizar tareas de rescate y búsqueda, entre otras que le permitan mantenerse activo y desarrollar sus habilidades naturales.

El perro Boyero de Berna se origina en Suiza, es una raza muy antigua, que con los diferentes cruces realizados y el paso del tiempo, fue formándose la raza que hoy en día se conoce.

Sus comienzos como trabajador en su país natal, fue como un perro pastor de ganados, específicamente, de animales grandes y mayores, luego se fueron desarrollando como perros guardianes de fincas.

Posteriormente, a finales del Siglo XIX aproximadamente, fueron utilizados por los campesinos para tirar de los carros lecheros de sus dueños por su buena reputación.

Un tiempo más tarde, fue adiestrado y utilizado como perro de salvamento al conocer el nivel de inteligencia que tenía el Boyero de Berna.
Y ya por último, se aceptó como mascota al conocer su noble carácter.

A esta raza también se le conoce como “Bernese Mountain”, “Bouvier Bernois” o “Perro de Montaña”.
Como su nombre lo indica proviene de una región de Suiza llamada Berna.

En el año 1910 esta raza tuvo un cambio de nombre y se le comenzó a llamar “Boyero de Montaña Bernés”.
Y actualmente, se encuentra a esta raza entre las más populares de todas las razas de los perros de montaña suizos y a nivel mundial son los favoritos.

El perro Boyero de Berna es un gigantesco perro con gran porte, elegancia y fuerza.
Miden entre 64 y 70 cm los machos y las hembras miden entre 58 y 66 cm, ambos sexos con un peso aproximado de 50 kg, algunos un poco más y otros un poco menos.

Su cuerpo es ligeramente largo pero no es un perro tan alto y las patas son de tamaño medio.
El cuello de este animal es musculosamente fuerte y su pecho es bastante profundo, largo y ancho.
El Boyero de Berna tiene una cabeza en proporción a su cuerpo a pesar de ser grande, sus ojos no son hundidos ni saltones sino que tienen una forma almendrada y sus colores son de color marrón.

El pelaje es una de las más notorias características debido a lo largo, ondulado, suave y brillante que es.
El color es un negro de base con algunas marcas blancas particularmente distribuidas en el pecho y unas marcas de color marrón.

Otra característica resaltante de esta raza es, que hay que cepillar continuamente el pelaje del perro Boyero de Berna, aproximadamente una vez al día para que se mantenga cuidado y brilloso.

Las orejas son de tamaño medio, triangulares y con los extremos levemente redondeados. La cola de esta raza es llevada por encima de la espalda levemente.

El perro Boyero de Berna es un perro muy grande en tamaño pero de un corazón muy bonito, pues es leal, amable, decidido, equilibrado, inteligente y con un instinto protector muy marcado, debido a sus orígenes laborales.

Además de eso, es un perro bastante independiente y reservado con las personas que no conoce.

Esta raza de perro es considerado uno de los mas ideales para las familias donde existan niños, debido a su gran paciencia y fortaleza.
También, puede ser un gran perro guardián de la casa y si son llenados de estímulos que lo animen a desarrollar sus habilidades y capacidades será aun más simpáticos y amables con quienes lo rodean.

Por otro lado, la familia que lo esté criando deberá tener un estilo de vida bastante activo, ya que por su gran tamaño requiere de grandes desgastes de energía diariamente.

Por ello, las familias que son deportistas o tienen un parque cerca y la disponibilidad de grandes paseos hacia las montañas son las más ideales.
El Boyero de Berna es un perro seguro, dócil, pacifico y cariñoso, aunque debe ser entrenado y socializado desde cachorro para que su cercanía con los extraños sean las menos desagradables posibles para ellos.

A pesar de su gran energía y necesidad de actividad, es un perro que también sabe disfrutar de la comodidad del hogar y es por ello que puede mantenerse muy tranquilo dentro de casa.

Historia y Origen del Boyero de Berna

boyero de berna

La gran mayoría de los perros provienen de razas muy antiguas; de hecho, sus historias son desde hace muchos años, donde los datos más resaltantes de cada raza, son los que han dado un conocimiento claro y abierto que permite recrear su origen.

En el caso del perro Boyero de Berna se tiene el conocimiento de que con los diferentes cruces realizados y a través del paso del tiempo fue formándose la raza que hoy en día conocemos, es una raza muy antigua, cuyo origen se encuentra en el país de Suiza.

Es conocido que como otras razas, tiene un papel fundamental en el área del pastoreo; tanto así que en sus comienzos e inicios fue utilizado como un perro muy trabajador en su país natal, considerado como un excelente perro capacitado para laborar tanto en el campo como la ciudad. El perro Boyero de Berna  trabajó específicamente  como pastor de ganados de animales grandes y mayores, posteriormente se fue desarrollando con el área de perro vigilante, siendo el guardián de diferentes fincas. Luego, aproximadamente a finales del Siglo XIX, el Boyero de Berna fue utilizado por muchos campesinos de la época para tirar de los carros de leche que tenían sus dueños, gracias a la excelente reputación que tenía esta raza.

Uno de los grandes beneficios que tenían los campesinos de ese tiempo era que podían adiestrar a los perros para que cumplieran la función que ellos anhelaban. Esta fue una actitud que se trasladó con el tiempo hasta los dueños de muchos perros de hoy en día; tomando en cuenta que en especial los perros Boyeros de Berna, poco a poco fueron siendo adiestrados para cumplir con la función de perro de salvamento, debido al impresionante nivel de inteligencia que esta raza tiene desde su origen, manifestando grande dones de memorización y olfato que unido a su nobleza y su gran corazón lo convierten en el perro rescatista ideal.

Posteriormente fue aceptado como perro mascota; los campesinos pasaron de utilizarlo como perro de trabajo, a utilizarlo como perro de compañía, ya que los Boyeros de Berna tienen un carácter que enamora tanto a niños como a grandes, además de su hermosa apariencia; razón por la cual ha sido escogido desde hace años por muchas personas de la ciudad, resaltando la gran actividad que se debe tener dentro del núcleo familiar para el mejor desarrollo de esta raza.

En otros lugares el Boyero de Berna es mejor conocido como “Bouvier Bernois”, también como “Bernese Mountain”, e incluso como “Perro de Montaña” debido a su fuerte capacidad para escalar montañas y soportar el cambio climático con su grande pelaje. Su nombre indica claramente el lugar exacto de su procedencia, dándole lugar a una región de Suiza llamada Berna.

Aproximadamente para el año 1910 se tiene conocimiento de un cambio de nombre y a partir de allí se le comenzó a llamar “Boyero de Montaña Bernés”. Y actualmente, esta raza es encontrada entre los perros de montaña más populares del mundo y aún más de Suiza, considerándose incluso los favoritos de la comunidad suiza tanto en el campo como en la ciudad.

En el mundo ya son millones de ejemplares de los perros Boyeros de Berna los que se han encontrado y los que muchas familias siguen obteniendo, sobretodo de cachorros para poder criarlos desde muy pequeños, teniendo con el tiempo una gran compañía capaz de ayudar en el hogar con lo que se le indique, incluyendo la distracción de los niños mientras que los padres hacen sus responsabilidades.

Una muy antigua leyenda cuenta la historia de un hombre que se encontraba escalando una de las montañas de Suiza; cuando se hizo de noche, decidió quedarse acampando en una de las superficies y apreciar la naturaleza junto a la luz de la luna. Posteriormente, cuando la noche aumentaba, este hombre escuchó unos ladridos bastante fuertes y cuando comenzó a mirar a los lados y a buscar el ruido, encontró de repente una sombra de un gran perro con la apariencia de un Boyero de Berna.

Por el miedo, el hombre decidió no hacer caso y continuar habilitando su zona de dormir creyendo en que había sido solo su imaginación. Al amanecer, este hombre decidió volver a su casa muy temprano y en el transcurso de descenso de la montaña, tropezó y estuvo a punto de caerse al vacío, cuando de pronto aparece este perro de raza de montaña y lo ayudó a levantarse, logrando luego de que el hombre volviera a su hogar en excelentes condiciones de vida.

Cuenta la leyenda que este hombre nunca más volvió a saber de ese perro en la montaña ni escuchó ser nombrado en ningún otro lado. En muchas oportunidades volvió a subir la montaña intentando encontrarse con el perro, pero a pesar de su insistencia este hombre no tuvo éxito alguno.

Características Principales

boyero de berna

En general todos los perros en tienen características descriptivas que los hacen quiénes son y que son utilizados para diferenciarlos entre una raza de perros u otra. Este caso no es la excepción, pues el Boyero de Berna es un perro de talla y tamaño bastante grande, además se conoce que tiene una estructura corporal muy sólida que lo ayuda a estar bien equilibrado; además, es necesario reconocer que posee huesos muy pesados y con mucha sustancia que le otorgan gran parte de la fuerza.

En referencia a su aspecto físico o externo; sabemos que son perros que muestran una gran fortaleza física pero son bastante tiernos, también se conoce que son no se cansan fácilmente ante el dolor o el frío, gracias a la doble capa de pelaje que esta raza presenta. El manto de los Boyero de Berna se presentan en la tonalidad de un azabache donde se pueden observar una máscara negra muy colorida o también su cabeza totalmente de color negro; además su cola debe ser llevada sobre el lomo llena de pelaje de color negro.

Además de ello, una de las características que también es muy marcada en esta raza es su pelaje aunque también lo es su cabeza ancha, de manera que se encuentra en forma de un triangulo obtuso, con el hocico bien largo, sus ojos son relativamente pequeños con un color pigmentado, y sus orejas son caídas con una forma triangular, encima de la cabeza aproximadamente.

Una diferencias que posee este perro de raza con cualquier otra, se encuentran en la capa de estos perros, ya que el Boyero de Berna tiene una doble capa de pelaje, el cual lo ayuda a protegerse muy bien del clima frío y además le proporciona un aspecto impresionantemente elegante añadiendo mucho estilo a la gruesa y fuerte cola que se enlaza en el lomo; a diferencia de otros que cuyas capas son más delgadas y en menor proporción que a pesar de su gran tamaño, le resta elegancia.

Generalmente en casi todas las razas se tiene el conocimiento de que los perros machos suelen ser en tamaño y peso algo más grandes que las hembras; de hecho sus medidas varían entre los 58 cm y los 70 cm siendo los machos hasta 10 cm más altos; y en peso, los Boyero de Berna se encuentran entre los 38 kg y los 50 kg, resaltando también que generalmente los machos son más pesados en proporción a su tamaño y a la alimentación que este lleve, adaptándolos al ejercicio constante.

Las tonalidades en las cuales se encuentran esta raza de perros generalmente se encuentra en variación entre los colores blanco, gris, negro, pinto y la combinación de ellos. Lo cual le aporta esa majestuosidad y elegancia que caracteriza al Boyero de Berna.

Es importante recordar que en definitiva, el Boyero de Berna es un perro de gran tamaño, de gran fuerza y de grandes habilidades, las cuales en su mayoría son debido a su cuerpo pero, este perro no puede realizar ninguna actividad si no se encuentran acompañado de una alimentación correcta, un ejercicio constante y un entrenamiento que le haya sido habituado desde su nacimiento, de manera tal que pueda ser aprovechada cada parte de la vida de esta raza.

Asi también es necesario reconocer la combinación de agilidad, de coraje, de dignidad, de fidelidad, de lealtad y de devoción a su patrón que caracteriza a este perro, lo cual le permite mostrarse afectuoso ante su familia principalmente y sus amigos. Otra característica temperamental que define o describe a los Boyero de Berna es su incompleta territorialidad, pero aun así requiere ser socializado desde que es muy cachorrito. A esta raza de perro grande, fuerte y poderoso debe brindársele ejercicio, disciplina y afectos para mantenerlo no solo saludable sino también un perro feliz.

Entre muchas descripciones, tenemos además; la inteligencia e independencia de este perro el cual se diferencia de otros en que los Boyero de Berna son más adiestrables y obedientes, lo que los convierte en un mejor alumno.

El control debe ejercerse sobre esta raza de perro grande deberá ser igual que su tamaño e incluso un poco más para evitar cualquier malestar con la mascota.

Comportamiento del Boyero de Berna con los Humanos

boyero de berna

Estos perros llamados Boyero de Berna son bastante inteligentes, de hecho muchas personas consideran que la inteligencia de esta raza no tiene comparación con cualquier otra, pues los años han demostrado que las capacidades y habilidades de esta raza son increíbles.

Muchas personas cuando comienzan a pensar en adoptar a un perro como mascota, sobre todo si es por primera vez, se realizan preguntas bastante normales, sobre cómo será el comportamiento de ese animal con las personas, con los niños, con los desconocidos e incluso con otros animales mascota. Es por ello que existen algunas curiosidades sobre esta hermosa raza Boyero de Berna a mencionar.

En primer lugar, es necesario reconocer que ningún perro ni siquiera los Boyero de Berna, fueron creados para complacer al ser humano en todas las cosas que desee; un error es creer que esta raza o cualquier otro perro obedecerá las reglas y ordenes que se le dé, solo complacer a su dueño y aun peor, que lo hará inmediatamente. De hecho, para que esto ocurra tiene que haber un riguroso entrenamiento seguido de un premio por la cual valga la pena obedecer.

En segundo lugar, esta grande raza tiene una leve inclinación hacia la búsqueda de objetos pero eso no quiere decir que viene en sus genes y que tiene una intuición para tomar la presa en su boca y entregarla. La actividad relacionada con el cobro de objetos, es una actividad que se realiza con un previo ejercicio en esta área; de hecho, a pesar de que esta raza si posee una ligera inclinación hacia los perros cobradores, esta no llega a ser significativa, ni tampoco tendrá resultados si no es mediante una enseñanza progresiva.

En tercer lugar, es necesario recordar que todos los perros poseen una grande y fuerte mordedura, quizás unos más que otros, pero todos a su vez poseen mordeduras potentes y poderosas. El Boyero de Berna no es una excepción, de manera tal que para que este animal perruno no dañe las piezas u objetos con los que jueguen constantemente, tiene que ser entrenado desde que se encuentra en su etapa de cachorro, enseñándolo a tener lo que se conoce como “boca suave”.

Es importante saber que el desarrollo de una “boca suave” viene dirigido mediante una constante sociabilización, tomando en cuenta que este can no nace con esa cualidad de ligera mordedura y razón por la que tiene que ser enseñado desde muy pequeño.

Por otro lado, es importante destacar que estos perros son bastante laboriosos, pueden trabajar en cualquier actividad, siendo desde mascotas guías de personas con discapacidad visual hasta unos increíbles perros cazadores, siendo estas actividades a las cuales se acostumbren un perro Boyero de Berna.

Sin embargo, las grandes actividades de trabajo no hacen referencia a una vida incansable por parte de los Boyero de Berna, ya que ellos como seres vivos también desean tener su espacio de descanso, soledad y reforzamiento, de manera tal que pueda ayudar a tener un tiempo limitado exclusivo para ellos.

Es importante tener el conocimiento de que los perros Boyero de Berna a pesar de son inmunes al frio, debido a esa manta gruesa que los protege, tampoco es una idea correcta la de exponer al canino a fuertes temperaturas de frio y mucho menos bañarlo con agua congeladas ya que, le puede provocar un daño grave a la mascota con consecuencias como hipotermia y en el peor de los casos morir. Por ello cada dueño, amo y señor de tener la responsabilidad de las acciones que realice para el Boyero de Berna, y de cualquier manera hacer lo posible por que ellos tengan las mejores condiciones de vida.

De igual manera, este perro tiene una adoración muy grande por el agua, debido a la capacidad que tiene de soportarla, y aunque es de cuidado que no sufra con extremos de clima frio, en las temporadas de calor llevarlo a la playa o a un rio sería una gran opción, además este perro puede cuidar de los niños en ese lugar y asegurarse de que no les pase absolutamente nada.

El Boyero de Berna tiene una capacidad muy fácil de entrenamiento, su inteligencia ayudará a que su tiempo de enseñanza – aprendizaje sea optimo y beneficioso, pero para eso es importante que su entrenador use el refuerzo positivo en lugar del castigo para que él aprenda.

Entre otras características muy poderosas se encuentra su olfato, la cual posee muy bien desarrollado y si su dueño lo ayuda y lo enseña, este perro puede tener grandes capacidades para buscar y encontrar objetos perdidos, ayudando a las personas a encontrarse con aquello extraviado. Esto le ha servido de mucho y además ha sido utilizado por muchos humanos en el área de seguridad para la búsqueda y encuentro de explosivos, de trufas o narcóticos.

Con los niños, el Boyero de Berna es bastante cariñoso, paciente, amistoso y relajado, si este canino ha recibido una correcta educación social y han sido cubiertas sus necesidades básicas de ejercicio y alimentación, puede tiene las capacidades perfectas para jugar con los más pequeños de la casa.

Comportamiento del Boyero de Berna con otros perros

boyero de berna

Cada vez son muchas más las personas que deciden adoptar a un perro para tenerlos como una compañía, algunos porque están solos, y otros porque simplemente son amantes de estos animales perrunos; sin embargo, existe un área en especifico que ha sido de preocupación para aquellos que no solo desean tener a un perro como mascota, sino que desean tener la compañía de muchos otros perros y eso es precisamente, como será el comportamiento de cada uno con referencia al otro.

Es necesario comenzar por recordar que el Boyero de Berna es una hermosa raza la cual a través de los años se ha convertido en una muy popular y además bastante querida, debido a una de sus mayores virtudes la cual es su inteligencia, pero además de ello tiene un carácter que no podría ser mejorado con los humanos y asi mismo con los perros. Esto es debido a su gran simpatía, a lo amigable que es el Boyero de Berna, y a peculiaridades como lo cariñoso y obediente que puede ser.

Además de lo nombrado, el comportamiento de esta grande raza es bastante ejemplar incluso con la presencia de otros perros o de otros animales; de tal manera, que se ha considerado al Boyero de Berna r como la 3era raza más familiar. Esto sin duda alguna ha colocado a este lindo animal canino a figurar entre los perros más deseados por núcleos hogareños.

Es bastante importante tener en cuenta el carácter de esta raza. Ya que a pesar de ser muy tranquilo e incluso hasta confiado con los desconocidos, es su inteligencia lo que lo hace destacar, teniendo claro que no es un perro muy bueno para ser guardianes pero si son excelentes para ser guía o también ser unos perros excelentemente competidores.

El Boyero de Berna posee una inteligencia que lo convierte en un perro perfecto para compartir con otros perros, ya que los ayudará en lo que sea necesario sin dudar ni un momento. Considerando de igual manera su entrenamiento y la obediencia que aunque no es fácil, es posible obtener de este animal perruno.

Por otro lado, la paciencia que el Boyero de Berna manifiesta tanto para los niños como para otros perros es una de las características que facilitan su adiestramiento sin dudar. Sin embargo es necesario conocer los aspectos en cuanto a la inteligencia que caracteriza a este perro y con la cual puede compartir un espacio cómodamente con otro perro, aunque este no sea de su raza.

De alguna manera uno de sus características de inteligencia podría encontrase en esa capacidad verbal, en la memoria, en el razonamiento, en la habilidad numérica, entre otras dimensiones; sin embargo, los perros no trabajan de esa manera, sino que su inteligencia va dirigida hacia otros ámbitos, entre los cuales se encuentran:

En primer lugar, se encuentra la Inteligencia Instintiva, la cual está bastante relacionada con esas habilidades que posee el Boyero de Berna desde que ha sido criado, entre las cuales se encuentra el ser un perro guía, de rescate o competidor, midiendo además su capacidad para poder desempeñar cada una.

En segundo lugar, tenemos la Inteligencia Adaptativa, la cual se encuentra referida a esa capacidad que posee esta raza para aprender y arreglar cosas por sí mismo, haciéndolo capaz de adaptarse a cualquier situación y ambiente.

En tercer lugar, se encuentra la Inteligencia de Obediencia y Trabajo, la cual muestra una habilidad increíble para poder entender y asi mismo realizar una actividad que haya sido ordenada por su dueño, razón por la cual no habrá que preocuparse cuando se trate de juntar con otros perros, ya que si su dueño decide tranquilidad, este no dudará en obedecer.

Sin embargo, para que esta obediencia perruna pueda ser dada, incluso con la compañía de otros perros, tiene que haber unas características las cuales se deben conocer muy bien. Entre las primeras nos encontramos con las repeticiones que el Boyero de Berna necesita para poder entender una orden nueva; a diferencia de otros perros que necesitan de 30 a 40 repeticiones para poder acatar una orden, este perro necesita solo 5 repeticiones y prontamente accederá a obedecer.

Tambien se encuentra la capacidad para poder recordar lo que se le enseñó y él aprendió sin necesidad de practicarlo continuamente; es decir, que a diferencia de otros perros, si sus ejercicios no se repiten, los olvida; este grande perro no lo olvida y puede recordarlo por mucho tiempo más.

Por otro lado, es muy difícil que al hacerle un llamado de atención a otros perros de otras razas, estos duren mucho tiempo antes de acatarla, ya que su respuesta es lenta y su reacción se encuentra por debajo del 25%, llegando alguno incluso a ignorar el llamado; a diferencia del Boyero de Berna, el cual el 95% de las veces responde a la orden la primera vez.

De hecho se encuentra comprobado científicamente que el Boyero de Berna en general puede comprender a los humanos, y ayudar a tranquilizar a otros perros, si asi se necesita, convirtiéndose en un perro ideal para muchas personas.

Cuidados necesarios

boyero de berna

La adopción de un perro como mascota es una responsabilidad de la cual muchos dueños deben estar consientes al momento de tomar esa decisión, ya que al comenzar a pertenecer a una familia requerirá de muchos cuidados, tanto como lo puede requerir un hijo. La adopción de un animal canino va mucho más allá de solo alimentarlo, o cuidarlo; sino de brindarle atención, cariño y todas las cosas que el requiera para su bienestar, incluyendo sus vacunas y sus viajes al médico tantas veces como lo requiera, por ello es importante conocer sobre el Boyero de Berna.

Son muchas las personas que actualmente viven haciendo campañas sobre el buen cuidado del Boyero de Berna, ya que aunque para muchos podría ser una carga, una responsabilidad nada agradable o incluso una obligación sin beneficios; para muchos otros podría ser entonces una agradable compañía, un ser vivo más dentro de la familia o incluso una hermosa decisión para el núcleo hogareño.

Es por ello que toda persona que desee por algun motivo adoptar o convivir con un animal canino de raza Boyero de Berna debe conocer  también sus estrictos cuidados personales.

En primer lugar, hay que conocer que si otorgamos incorrectamente algo tan importante como la alimentación a nuestra mascota, esto le podría causar grandes daños; por ello es recomendable, darle al canino su comida, en horarios específicos y pautados para evitar que tenga un sobrepeso.

En segundo lugar, es necesario recordar que son perros bastante activos y que por ello necesitan ejercitarse diariamente con una cantidad de actividades razonables y sin exagerar. Sin embargo, estas actividades pueden ir variando dependiendo de su desarrollo y edad. Tambien hay que tomar en cuenta que los Boyero de Berna requieren de una sociabilización a temprana edad para evitar asi, algunas conductas que pueden causar molestias con el tiempo, aunque este perro es bastante tranquilo y pasivo.

Un grande perro de raza como este Boyero de Berna, necesita de una gran estimulación mental, la cual viene proporcionada con un correcto entrenamiento y bien ajustado ejercicio constante; de hecho, estos perros se caracterizan por ser muy buenos atletas capaces de ganar infinidades de competiciones y que además, contienen una mezcla de aptitudes y habilidades por los cuales los verán destacar.

Asi también tenemos su cepillado, la cual deberá ser realizado una vez a la semana por lo mínimo; sin embargo, cuando se encuentra en su temporada de mudanza de pelo, esta actividad tendría que hacerse a diario, ya que solo asi se podría eliminar todo el pelaje muerto, logrando que su manto se encuentre mucho mas brilloso y saludable. De hecho, estos perros de raza tienden a mudar su pelaje unas dos veces en el año.

Cuando el Boyero de Berna en general presente pérdidas graves de pelo o se le noten algunos parches, estos pueden ser indicativos de alguna enfermedad o de un simple problema de estrés, por lo cual hay que estar bastante pendiente en las temporadas normales por si esto llegase a ocurrir. Las orejas de este animal perruno también tienen que ser limpiadas con regularidad para evitar que estas puedan contraer alguna infección en el oído.

La vida promedio según las estadísticas realizadas por muchos amantes del Boyero de Berna es de aproximadamente 12 años; sin embargo, eso dependerá del cuidado y atención que tenga este canino de parte de sus dueños, ya que son ellos los encargados de hacer que su mascota este saludable por los años de vida que pueda durar.

El Boyero de Berna es bastante susceptible a algunas enfermedades que son bien especificas, razón por lo cual será responsabilidad de su criador la minimización del riesgo a través de constantes visitas al médico veterinario especialista y además realizando una evaluación profesional de la salud de sus parejas; de manera que la selección de los perros tiene como base algunos rasgos complementarios.

Entre tantas enfermedades de las cuales padece este animal canino, una de ellas es el de trastornos genéticos, además de presentar en ocasiones displasia de cadera, el sobrepeso, un cáncer común en esta raza llamada hemagiosarcoma, algunas cataratas en los ojos o incluso atrofia progresiva de la retina (impidiendo que pueda tener una sana visión en su etapa adulta); y también presenta algunas otras enfermedades bastante comunes llamadas como Luxación de rotula, Osteocondritis, panosteitis, entre otras.

Aunque existen además enfermedades que no son tan comunes pero también son bien importantes conocerlas como lo son las enfermedades del corazón que puede sufrir un Boyero de Berna si no es bien ejercitado, cuidado y alimentado e incluso puede llegar a sufrir de algunas alergias que pueden ser provocadas por algunas picaduras de pulgas terminando en una dermatitis aguda.

Por esto se necesita que cada dueño y responsable de su mascota, en especial del Boyero de Berna se comprometa realmente a trabajar para que este canino tenga un excelente estado saludable, la cual repercutirá en su apariencia y sus actividades físicas.

Dieta y alimentación del Boyero de Berna

boyero de berna

Uno de los aspectos más importantes que debemos controlar para que el Boyero de Berna tenga una vida saludable y prolongada, es la alimentación, la cual, aunada a una actividad física regular, un ambiente armonioso y mucho cariño, harán que nuestro fiel compañero se encuentre feliz en todas las etapas de su vida. Asimismo, la dieta debe ser cuidadosamente estudiada y elegida de acuerdo a la raza, tamaño, peso, edad, problemas de salud más comunes y, en general, a todos los factores que rodean la vida de nuestra mascota.

En este sentido, una regla básica que se utiliza con el Boyero de Berna es el cálculo de la cantidad de comida que deben ingerir es la siguiente; los veterinarios han determinado que la ración normal de alimento para un perro es el equivalente al 1,5% de su peso, por lo tanto, debemos multiplicar su peso por 0,015; por ejemplo, si tu mascota pesa 5 kilogramos lo que sería 5.000 gramos, su ración ideal de comida es de 115 gramos. Cabe destacar que, en caso de aquellos perros que tienen mayor actividad física esta dosis puede ser aumentada unos gramos más.

Ahora bien, en lo que concierne específicamente a los Boyero de Berna, como sucede con otras razas sus principales alimentos tienen tres presentaciones, comida en seco, semi húmeda y enlatada. Por lo general, la más recomendada es la comida en seco (croquetas), ya que, contiene menos conservantes y grasas que puedan provocar alergias o malestares estomacales a nuestros perros. En cualquiera de los casos, lo más importante es elegir la de mejor calidad y aunque esta en su mayoría sea la que tenga un costo más elevado, nos permitirá mantener la salud del can.

También, pasando el tema del peso, otro elemento a considerar es la edad del perro, debido a que dependiendo de esto tendrán diversos requerimientos alimenticios. En lo que respecta a los cachorros de Boyero de Berna, deben alimentarse con leche materna por lo menos en las primeras 3 semanas de vida; una vez alcanzado el mes, se debe ir alternando con alimentos (preferiblemente comida enlatada).

En los próximos meses, la dieta será de comida seca o semi húmeda, con porciones 3 veces al día; esto se mantendrá una vez el cachorro cumpla 1 año de vida, y es ahí cuando se le puede dar comida 2 veces al día.

En cuanto a los Boyero de Berna adultos, su alimentación debe ser modificada, esto se debe a que con el tiempo el metabolismo de los perros se va haciendo más lento, además, estos realizan cada vez menos actividad física; por lo cual, una gran cantidad de alimentos puede provocar obesidad en nuestra mascota y severos problemas de digestión. Para evitar esto, las raciones de comida deben ser reducidas y adaptadas al ritmo del perro; a su vez, debemos seguir todas las indicaciones que nos ofrezca el veterinario al respecto.

Asimismo, si tienes un Boyero de Berna en casa, hay varios factores que debes tener presente a la hora de alimentarlo, algunos de ellos son:

  • Evitar darle las sobras: existen alimentos que consumimos los seres humanos que podrían intoxicarlos y hasta causarles la muerte, por ejemplo, chocolate, ajo, cebollas, entre otros.
  • Cantidad de comida: el Boyero de Berna es un perro muy glotón y le encanta comer, por eso, es importante controlar la cantidad de comida que ingiere con el fin de evitar la obesidad y las enfermedades óseas, comunes en los perros de gran tamaño.
  • Sí, a las croquetas: también conocidas como comida seca o perrarina, son la mejor opción para proporcionar todos los nutrientes que tu mascota necesita en todas las etapas de su vida. Sin embargo, a la hora de comprarlas debes de cerciorarte de que no contengan cereales como maíz y trigo, no son dañinos para el perro; pero no aportan grandes nutrientes.
  • Componentes de la dieta: los principales ingredientes de la dieta de un Boyero de Berna son, agua, azúcares, grasa, vitaminas, minerales y proteínas digestibles y de buena calidad.

Continuando con nuestra temática, el horario también es un asunto de estudio cuando se trata de alimentar a nuestro Boyero de Berna; lo más común es que este se encuentre relacionado con las actividades y preferencias del dueño, sin embargo, lo más importante es que sea respetado, ya que, esto creará en el perro un hábito y lo hará más disciplinado, además, de ayudar y facilitar el entrenamiento para hacer sus necesidades.

En otro orden de ideas, el agua también es muy importante para nuestra mascota y son muchos los dueños que tienen dudas acerca de esto. Cuando son cachorros, debemos vigilar con frecuencia el lugar en donde colocamos el recipiente de agua, sobre todo en aquellos casos en donde la mascota permanece dentro para hacer sus necesidades. Ya en la etapa de adultos, necesitan tener agua disponible todo el día, esta siempre debe ser fresca y en lugar cómodo para la mascota.

Para finalizar, nuestra mejor recomendación siempre será que sigas las instrucciones del veterinario y que te mantengas atento ante cualquier cambio que pueda presentar nuestro perro; recuerda que una alimentación balanceada, actividad física y muchísimo amor, es la combinación perfecta para darle una vida plena y feliz a nuestro Boyero de Berna.

Cómo entrenar o adiestrar un perro Boyero de Berna

El Boyero de Berna no es un perro que al momento de su creación haya sido aceptado, sino que su característica para recuperar animales u objetos en la tierra y de igual manera en el agua, tuvo su reconocimiento mucho después.

Esto ayudó a que con el tiempo se dieran a conocer esta raza y además de ello, a realizar estudios para determinar el entrenamiento correcto, destacando por poseer características temperamentales bastante buenas y ayudando a tener un fácil perfil de enseñanza – aprendizaje tan excelente a diferencia de otros perros de raza.

En primera instancia tenemos que el Boyero de Berna se caracteriza por ser un animal bastante amable, muy amigable y aunque no muy bueno para ser un perro guardián, es bastante confiado. Estos perros se caracterizan como ha sido mencionado en otras oportunidades, por ser una mascota muy familiar, siendo pacientes con los más pequeños de la casa y de ejemplo para otros perros que puedan convivir con él.

Sin embargo, un punto muy importante es la correcta enseñanza y sociabilización que deben tener estos perros desde su etapa de cachorro, ya que el hecho de que sea un perro con cualidades bastante atractivas, no indica que no necesite de sociabilización ni mucho menos de entrenamiento. De hecho, estos perros no son de los que se dan con solo una persona, sino que se dan con todo aquel que se les acerque; razón por la cual no son considerados perros agresivos ni malhumorados, ni peligrosos.

Es más, el obtener una actitud agresiva, imponente, hostil ante otras personas e incluso ante otros perros de la comunidad o del lugar donde se encuentre, se considera inaceptable, ya que iría en contra de las características resaltantes de esta raza. De manera tal, que la timidez o el nerviosismo no son apoderadas de esta raza. Por la cual, la salida a los parques son perfectos para encontrar un tiempo divertido entre la familia y el perro.

Las características principales de este perro son típicamente la tranquilidad, de una manera muy natural pero impresionante su inteligencia y de una manera importante para el entrenamiento es su facilidad para aprender y obedecer.

De hecho, el Boyero de Berna, presentan comportamiento paciente, por lo cual no se desesperan si tienen que esperar en una cola o una hora específica para salir, por lo tanto la paciencia es un atributo digno de admirar de muchos humanos, sobre todo si tiene que esperar sentado por horas durante una cacería.

Los Boyero de Berna adultos tienen la capacidad poderosa para poder concentrarse muy profundamente en una tarea que le haya sido asignada, sin cambiar hasta que se encuentre terminada, es por eso que es muy importante no sobrecargar al perro de actividades laborales diarias para que pueda tener un correcto desempeño en sus trabajos.

Por otro lado, es importante hacer énfasis en que el instinto hereditario del Boyero de Berna se encuentra en la caza, teniendo un tamaño bastante adecuado para entrar y salir de las embarcaciones encargadas de transportar a los cazadores. Eso hace referencia a lo entrenables que son los perros de esta raza, ya que poseen una capacidad atlética bastante notable, resaltando en las pruebas de obediencia en diversas competencias por sus increíbles dones de inteligencia.

Estos perros, son bastante competitivos, de hecho han quedado en los primeros lugares de diferentes actividades deportivas, entre las cuales se encuentran eventos de agilidad y de búsqueda de objetos; por ello es innecesario hacer uso de los entrenamientos con métodos duros y agresivos, pues estos perros responde de mejor manera y con mayor rapidez al método de refuerzo positivo donde sea la motivación y la premiación su mayor meta.

Su nivel de sociabilidad lo ha convertido también en una de las razas favoritas, ya que todo aquel que conoce a este perro sabe que no existirá problema en acercársele y hacerle cariño, sin importar que seas conocido o no este perro recibirá lo bueno que puedas darle con gran agrado.

Sin embargo, es necesario enfatizar en el dedicado entrenamiento que el Boyero de Berna debe recibir en su etapa de cachorro, ya que cuando está pequeño es bastante inquieto, desordenado y curioso, por lo cual podría estar por cualquier zona de la casa destrozando algun zapato, algun juguete o lo que se encuentre a su paso.

Entorno ideal del Boyero de Berna

Asi como todos los seres humanos necesitamos estar en un lugar que consideremos cómodo,  tranquilo y que además cumpla con las necesidades de cada uno para poder sentirse llenos de felicidad y bienestar. En el caso de los perros, o incluso de los animales en general ocurre lo mismo, ellos de alguna manera también necesitan también encontrarse en un ambiente donde puedan sentirse cómodos, tranquilos, a gusto y  que además puedan sentir como “su hogar”. De acuerdo a su tamaño, a su raza y también a las características que cada perro posea, cada uno de ellos requerirá de un lugar diferente, de manera que algunos pueden llegar encontrarse cómodos  en un patio muy grande y abierto mientras que otros los harán en un apartamento.

En el caso particular del Boyero de Berna, conocemos que no es un perro considerado territorial, sino que muy al contrario le gusta estar por la casa compartiendo con todos y jugando con los más pequeños. Es necesario recordar lo cariñoso, juguetón y paciente que puede ser esta raza, sin embargo de acuerdo a su tamaño, el lugar más recomendable para esta raza de perro es una casa muy amplia y grande, donde el perro pueda moverse con facilidad.

El Boyero de Berna es un perro bastante paciente, tranquilo y manejable pero también requerirá de momentos de paz en algunos momentos, por ello deberá ser habilitado un espacio exclusivo para el perro y respetar su espacio cuando este desee estar solo. Cabe destacar, que este perro es bastante tolerante, amable y paciente con los niños, el Boyero de Berna en su inteligencia reconoce que son muy delicados y que no entienden muchas cosas; pero por ello, hay que enseñar desde pequeños a los niños el respeto por la mascota para evitar malos ratos a medida que vayan creciendo, no tanto con esta raza pero probablemente si con otra.

Al momento de adoptar a un Boyero de Berna se deberá estar consciente de posee un ambiente familiar, amoroso, cálido y seguro dentro del hogar para que de esta manera se vaya creciendo y formando el perro. Realmente a pesar, de su energía cuando se encuentran ante un entorno social muy armónico, este can es bastante obediente, leal, dulce y amoroso con absolutamente todo aquel que se le acerque.

Además de encontrarse en un ambiente hogareño como mascota; el Boyero de Berna también puede ejercer funciones frente a un entorno laboral. Por ello no estará muy tranquilo pasando su vida en el salón de la casa, echado a los pies de su amo; sino que requerirá de ejercicio físico diario, de salidas al parque o a la montaña donde pueda desarrollar otras habilidades diferentes a cuidar niños.

Siendo este perro de raza capaz de ser utilizado para rescatar personas con esa nobleza que mantiene, jugar y soltar toda esa energía que almacena su cuerpo, y además de encontrar objetos perdidos o solamente jugar con sus habilidades impresionantes; el Boyero de Berna debe encontrarse cerca de un lugar o un espacio abierto donde pueda correr y sentirse libre en las oportunidades que este desee hacerlo.

Existen muchos lugares de adopción o compra de mascotas – animales que se toman muy en serio el derecho a evaluar el lugar y a la familia que desea obtener a un perro de raza como este, haciendo responsable a los nuevos dueños de darle un hogar seguro y dándole todo el bienestar de su mascota. Esto también le brinda cierta calma a la agencia de que no será lastimado ni maltratado abruptamente, haciendo un seguimiento constante a algunas familias, velando por la felicidad del perro.

Es necesario recordar que al momento de tener a un perro de raza Boyero de Berna las posibilidades que se tiene para jugar con él y dedicarle tiempo, ya que a pesar de ser un animal grande también requiere de muestras de afecto y cariño por parte de sus patrones, siendo él el principal mostrador de cariño y afecto para con los suyos.

Por otro lado se enfatiza las capacidades y habilidades que tiene este grande perro para realizar deporte logrando hacer saltos, juegos y sobre todo en las competencias de obediencia en los cuales fácilmente podría ganar, a parte de su increíble ternura con las personas el cual enamorará en cada lugar en el que este animal perruno se encuentre, resultando ser uno de los favoritos por muchos amantes de los perros que desde hace muchos años se han familiarizado con esta raza.

El Boyero de Berna sin duda alguna se adaptará rápidamente a cualquier lugar en donde sienta paz, armonía y amor, ya que esas son los principales valores que este animal canino posee. Por eso, sus dueños deberán dedicarse a criarlo lleno de cariño como si fuera un hijo más en la familia.