Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Galgo Ruso Borzoi

Borzoi
Galgo Ruso Borzoi
4.9 (97.78%) 9 votes

Galgo Ruso Borzoi: Tu nueva mascota

El Galgo ruso o como también se le llama “Borzoi”, es un perro gigante que fue criado desde la antigüedad para proteger a sus dueños de animales salvajes como, por ejemplo, los lobos. Se cree que los galgos rusos descienden de los Galgos ingleses, varias razas de pastores rusos y el Saluki. Proviene de Rusia, en donde “Borzoi” se usa para describir a los perros de tipo lebrel como el Taigan, South Russian Steppe Hound y el Chortaj, todos estos perros pueden ser llamados perfectamente Borzois, incluyendo al Galgo ruso, por supuesto.

Este Borzoi es un perro estupendo para ser el acompañante de un cazador gracias a su simetría, poder y velocidad. Es un perro algo grande, pero muy tranquilo. Necesita grandes jornadas de ejercicios para poder evitar el estrés y/o conductas neuróticas. También necesita interactuar con su familia humana para poder estar tranquilo, ya que es un perro que adora el estar rodeado de personas que ama. Es un perro excelente para cualquier tipo de familia, tengan niños o no ya que es muy tranquilo.

Los borzoi son perros de gran tamaño, tanto los machos como las hembras pueden llegar a pesar unos 45 kg, pero los machos pueden llegar a tener una altura de 82 cm, mientras que las hembras pueden tener una altura de 71 cm. El cuerpo de los galgos rusos es algo largo, dotado con patas rectas, fuertes y largas. Su cola llama mucho la atención ya que es especialmente larga y bastante peluda. Sus orejas son pequeñas y van hacía atrás en su pequeña cabeza compacta. El pelaje de esta raza es ondulado, largo y sedoso al tacto, puede presentarse en colores como marrón, negro, canela y blanco.

Esta raza, para ser una raza gigante, puede vivir de 11 a 13 años, lo cual es un buen tiempo para un perro de estas características, sin embargo su tiempo de vida puede depender del ambiente en el cual crezca, el trato que le den y las enfermedades que pueda ir contrayendo a lo largo de su vida.

Este lebrel ruso Borzoi es un perro tranquilo, sin embargo, si quieres salir a dar una larga caminata no dudará un segundo en seguirte ya que ama este tipo de actividades. El Galgo ruso quiere mucho a su familia por lo que los protegerá de extraños. Si en donde vive no existen riesgos por parte de extraños entonces conviene que tome confianza con ellos, una forma de que esto ocurra es que le den bocadillos cuando visitan el hogar, con esto el perro se sentirá más confiado y a gusto con las nuevas visitas.

Es un perro con un autoestima alto, es muy seguro de si y disfruta experimentando nuevas sensaciones. Por esto, no será difícil enseñarle trucos y ordenes. Es conveniente permitirle que entre a los espacios comunes del hogar para que pueda entrar en contacto con la familia a diario, no le gusta para nada la idea de estar solo mucho tiempo y que dejen de interactuar con él.

En la antigüedad, el Borzoi trabajaba en equipo para derribar lobos salvajes y ahuyentarlos para salvar a su amo o a otras mascotas, pero con el tiempo ha perdido esta habilidad y ahora es solo vendido o dado en adopción para que sea una amorosa mascota, instinto que no ha perdido a través de los años. A pesar de que esta raza se originó en Rusia ya no existen criaderos en este país.

Este Borzoi es un perro bastante inteligente, ágil, pero sobre todo, muy cariñoso con su familia. A veces suele mostrarse un poco obstinado, por lo que se le debe entrenar desde cachorro para que pueda cumplir órdenes fundamentales, pero, por esta misma característica es difícil entrenarlos, por lo que se debe tener mucha paciencia o ser un entrenador experimentado para lograr buenos resultados.

No es recomendable como mascota de niños pequeños debido a su tamaño. Como es un perro alto este puede herir sin querer a un niño pequeño, además no les gustan los juegos bruscos.

Si bien el Galgo ruso es un perro muy tierno con su familia humana, también puede ser muy amable con otras mascotas, pero puede mostrar un carácter no tan amable con otros perros machos.

Debido a que por su sangre todavía corre el instinto de caza no se debe tener sin correa cuando se saca a pasear si hay peligros alrededor, podría pensar que es buena idea perseguir al gato de otra persona; cuando hace esto no hay quien lo detenga. Lo peor es que si se hecha a correr muy pocas son las personas que podrían alcanzarlo.

Historia y Origen del Borzoi o Galgo Ruso

galgo borzoi

El galgo ruso es un perro que fue criado de manera selectiva principalmente para proteger la vida de sus amos que constantemente eran amenazados por lobos. Se cree que el Borzoi es descendiente directo del Greyhound, el Saluki y algunas otras razas de perros pastores típicos de Rusia.

El galgo ruso es un perro realmente fuerte, simétrico y veloz, lo cual lo convierten en un perro de caza ideal.

Durante mucho tiempo los ataques de lobos en Rusia fueron muy frecuentes y este Borzoi apareció para darles caza de una manera sencilla ya que su gran velocidad era mayor que la del lobo. El modo de ataque que usaban consistía en llevar una pareja de galgos rusos y estos cuando veían un lobo se lanzaban al ataque. El método de ataque que usaban era el de morder las orejas de los lobos y desbalancearlo para lograr tumbarlo y matarlo.

Pero en los tiempos modernos esta raza ha sido exportada y criada exclusivamente para ser usada como perro mascota. Tras tantos años siendo perro de compañía el galgo ruso ha perdido el interés por la caza pasando a ser un perro ideal para cualquier tipo de persona que quiera un amigo peludo para pasar el tiempo.

El Galgo Ruso Borzoi puede tener el pelaje de cualquier color. Su tamaño lo hace clasificarse como un perro de raza gigante. A pesar de que el galgo ruso es un perro que siempre ha acompañado a sus amos rusos, se tienen varias teorías sobre su origen exacto.

La incertidumbre sobre su origen refuerza las teorías que lo sitúan en el antiguo Egipto hace casi 6 mil años atrás, mientras que otros opinan que este cálculo es algo exagerado, pero afirman que pudieran ser descendientes de los galgos saluki, los cuales viajaron desde el siglo IX hasta el siglo X desde Bizancio hasta Rusia y luego durante el siglo XIII los mongoles se encargaron de introducirlos a la región durante una invasión.

Sin embargo, estudios científicos han descubierto el verdadero origen del galgo ruso, que fue de un perro que guardaba varias semejanzas con este originario de Kazajstán, las llanuras de Afganistán y Kirguistán.

Gracias a los comerciantes que dedicaban su vida a atravesar la Ruta de Seda estos perros pudieron ir al sur, en donde nació el Saluki y luego hacía el norte, en donde se originaron otras razas que se cree fueron originadas del Borzoi.

Pero otras personas sostienen firmemente sus hipótesis del origen del galgo ruso, por ejemplo, muchos creen que los galgos rusos tienen como ancestros a los perros cazadores de lobos, el perro pastor de las estepas y otros tipos de lebreles ya extintos.

Sea cual sea el origen del galgo ruso, lo que si se sabe con exactitud es que era un perro de la nobleza. Los ricos y poderosos admiraban mucho al galgo ruso y lo adoptaron como mascota ya que era un perro veloz, vivas e inteligente que además tenía un pelaje suave, un cuerpo que se veía fuerte y al mismo tiempo fino y estilizado, era un perro que reflejaba perfectamente el alto estatus de los que podían permitirse tenerlo como mascota.

Existen poemas y escritos que reseñan el viaje de Ana de Kiev a Francia, la cual era hija del príncipe Yarostav la cual se convertiría en la esposa de Enrique I, rey de Francia. Lo relevante para la raza de dicha historia es que describía como esta pareja que llegaba a Francia lo hacía con tres galgos rusos y otro perro, por lo que se puede tener un punto en la historia en especifico en donde ya existían galgos rusos también existiendo otro en donde se menciona lo buen cazador que son estos perros, escrito por el duque Nóvgorod.

Los estándares que debía tener un galgo ruso para ser aceptado como tal también fue escrito hace muchos siglos, durante el año 1650, sabiéndose que se trata del galgo ruso ya que las características que menciona son idénticas a las del galgo ruso actual.

Durante el año 1861 en Rusia se celebraban jornadas de caza de lobos con perros borzois, una actividad que era defensiva, pero a su vez se convirtió en una costumbre nacional y luego en un deporte para personas nobles. El duque Nicolás, nieto del zar Nicolás I en Rusia fue la persona que se tomó con más esmero la crianza selectiva de esta raza hasta el final del siglo XIX, se caracterizó por tener grandes extensiones de terreno dedicados exclusivamente a la tenencia de esta raza, en total podían ser cientos los que albergaba este espacio.

Caracteristicas Principales

El Borzoi es un perro que tiene una apariencia aristocrática, bastante estilizada, además de ser robusto y con una gran armonía tanto en los movimientos como en las formas de su cuerpo.

galgo borzoi

El nombre completo de esta raza en el idioma ruso es RusskayaPsovayaBorzaya, que en el idioma español es traducido a “Perro Ruso veloz y de pelo ondulado”, esta descripción se encuentra muy bien acertada en cuanto a la apariencia del Borzoi, a pesar de que no hace una referencia a la característica más llamativa del animal, el cual es su talla enorme.

El Borzoi tiene un aspecto bastante imponente y cuenta con una musculatura muy fuerte y con unas mandíbulas poderosas.

El Borzoi cuenta con un cuello largo, un lomo arqueado y bastante flexible, sus patas son muy fuertes con las cuales puede alcanzar grandes velocidades al momento de correr.

Las proporciones del Borzoi son muy grandes en cuanto a la estructura de su cuerpo; su figura corporal es de un rectángulo leve; la línea de su espalda es musculosa, ancha y elástica. El Borzoi tiene un vientre muy retraído con una aguda curva.

La cabeza del Borzoi es estrecha, un poco alargada y notablemente delgada. Este can presenta un perfil muy noble, estilizado y con una ligera forma convexa. Tiene un hocico con una forma de huso, estrecha y cuya trufa es móvil y grande.

Los ojos del Borzoi son grandes, con una forma de almendra y de color oscuro o chocolate. Se encuentran en una posición oblicua en la cabeza y generan muchas expresiones.

Las orejas del Borzoi son muy pequeñas, delgadas pero tienen bastante movilidad; además son altas, hacia atrás y por encima de los ojos. Además los pies de esta raza son parecidos a los de una liebre, debido a lo largo, a lo estrecho y ovalados que son. Los dedos de este animal se encuentran arqueados y juntos, sus uñas son bastante largas y fuertes, ya que tocan el suelo constantemente.

Su cola es muy delgada, larga e implantada a baja altura y llega hasta los corvejones del animal. Cuando el perro está en reposo, la cola se encuentra caída; cuando el perro está en movimiento, la lleva en forma de un sable y está llena de abundante pelaje.

El pelaje es muy suave y sedoso. Su cabeza, las extremidades y las orejas son de pelaje más suave; el pelaje del cuerpo es más largo y ondulado; el de los hombros es rizado al igual que la grupa; y el cuello tenía un abundante y espeso pelaje.

Las medidas de este gigantesco perro de raza y cazador varía entre los 78 cm y los 85 cm en los machos con un peso que se encuentra entre los 35 kg y los 50 kg, mientras que las hembras miden entre 68 cm y 78 cm con un peso que se encuentra entre los 30 kg y los 45 kg.

Las mandíbulas de este perro llamado Borzoi se encuentran dotadas de dientes fuertes y blancos; ellos presentan una mordida perfecta y muy regular en forma de tijera o también de pinza.

Los miembros posteriores del Borzoi son muy rectos y en paralelos; de hecho, se encuentran mucho más separados que los miembros anteriores. Las piernas son musculosas, largas y están situadas en una posición considerada oblicua. Las articulaciones de estos miembros se encuentran formadas por la tibia y el fémur, y la tibia y el tarso, las cuales se encuentran muy bien desarrolladas. Además son anchas, y presentan una angulación muy bien marcadas. Por otro lado, las rodillas se encuentran perfectamente anguladas.

Borzoi

Los miembros anteriores se encuentran musculosos pero muy delgados, en paralelos y perfectamente rectos. Además sus hombros tienen los homoplatos oblicuos y del largo correcto. Sus antebrazos son muy delgados, largos y vistos desde el frente, son estrechos mientras que vistos desde el perfil son anchos. Los brazos del Borzoi se encuentran situados en una posición moderadamente oblicua, con sus codos en paralelos en el cuerpo al plano medio.

Este perro entre los estándares de la raza se encuentra situado, según la FCI en el numero 193 del grupo 10 de los Lebreles. Además, se encuentra en la sección 1 de los Lebreles de pelo ondulado o largo.
Hay que resaltar también que los colores de este perro se encuentran en el unicolor blanco o también en blanco con manchas de color, rojas, amarillas, anaranjadas, grises y hasta atigradas que le dan esa apariencia peculiar.

Comportamiento del Borzoi con otros perros

Este perro tan peculiar es un perro utilizado normalmente como un perro de compañía y además es también utilizado en algunas actividades cinegéticas. El Borzoi es un perro muy activo, espontáneo, veloz, se mantiene siempre en alerta y tiene además una visión bastante aguda, por lo cual se convierte en un perro ideal para la cacería.

Borzoi

Anteriormente, el Borzoi se encontraba perfectamente especializado en la cacería de animales grandes como el lobo; sin embargo, actualmente, el Borzoi es utilizado en su mayoría de las veces para la cacería de animales más pequeños, entre los cuales se encuentran animales como el zorro o la liebre.

Borzoi

Este perro es de una raza que es bastante equilibrada, cariños y familiar. De hecho, siempre se muestran amables y tranquilos ante los que lo rodean. El Borzoi es un perro muy compasivo y sensible, pero además de ello, son perros muy inteligentes, por lo cual adiestrarlos y entrenarlos es una tarea fácil.

Generalmente este perro suele comportarse bien ante la presencia de los niños aunque no sean muy pacientes. Pero la pregunta que muchos se realizan es, si este perro llamado Borzoi es de buen trato ante la presencia de otros perros de raza e incluso de otros animales.

La pregunta realizada por muchos dueños antes de adoptar, por si se llevan bien o no los Borzoi con otros animales, no tiene una respuesta muy rápida ni sencilla, debido a que este perro tiene un temperamento bastante parecido al temperamento que tienen el resto de los miembros del grupo en el que pertenece; es decir, que si el Borzoi es criado desde que es cachorro con otro perro de distinta raza o con otro animal, lo más probable es que ambos tengan una buena relación, sobre todo si estos animales se encuentran dentro de la casa.

Esto no implica ni asegura que siempre sea de esta manera. De hecho, si la casa tiene un gran jardín y se les permite a las otras mascotas a salir al jardín junto con el perro Borzoi, la actitud de este puede llegar a cambiar muy radicalmente, tanto asi, que no le importará haber conocido a los animales desde muy temprana edad.

Es necesario y justo recordar que el Borzoi pertenece al grupo de los Lebrel y que el diseño de este animal es correr y perseguir presas, de tal manera que su naturaleza puede influenciarlo fuertemente y si el animal sale huyendo, pues el Borzoi no dudará en salir corriendo para atraparlo, aun mas si se trata de un animal que es de pequeño tamaño.

Hay que enfatizar diariamente en el instinto de cacería que el Borzoi tiene y el cual es disparada por el movimiento. Por lo tanto, gran parte de todo aquel éxito que pueda llegar a tener un Borzoi con otro animal en cuanto a la buena relación, va a depender exclusivamente del carácter los otros animales. Sin embargo, no hay que olvidar que cada perro tiene su propio carácter y su propio temperamento, razón por la cual algunos perros pueden llegar a ser muy grandes amigos del Borzoi mientras que con otros puede resultar casi imposible acostumbrarse a convivir.

El perro Borzoi no es un perro de carácter agresivo ni es un perro de carácter arrogante, por ello, todo dependerá de las situaciones en las que se encuentre su carácter y su ambiente para que no exista la necesidad de agravarse. Bien sea para rectificar esta actitud en el Borzoi o para mejorar la relación con extraños y con otros animales, es recomendable que el perro sea escogido desde que se encuentra en su etapa de cachorro, para que sea ayudado a socializar mientras va creciendo; esto ayudará a evitar problemas graves después.

De hecho, es muy necesario recordar que el entrenamiento que este perro, al igual que todos los perros de raza tenga es muy necesario. Hay que aprovechar lo inteligentes que son los Borzoi para que sean perros de raza muy obedientes, calmados y sociables. Para lograr esto, hay que entrenar y educar a los Borzoi desde sus primeras etapas, un entrenamiento que conste de firmeza y de premiaciones para que se encuentre motivado a obedecer, hasta que en su edad adulta sepa comportarse.

Para muchos de los amantes en adoptar perros, esto puede llegar a generar un problema debido a que a pesar de lo sociable que puede llegar a ser el perro Borzoi, también reconoce muy bien lo que desea hacer en el momento en el que lo desea hacer y no dudará en cumplirle a las necesidades de su cuerpo. Por ello, las famosas y encantadoras salidas al parque con el perro no puede ser una decisión acertada, ya que el Borzoi no pondrá en duda darle placer a sus instintos cazadores que se encuentran impregnados en su piel.

Dieta y alimentacion del Borzoi

El Galgo Borzoi tiene una energía que es considerada media – alta, ya que es un perro bastante tranquilo pero requiere de ejercicio diariamente y junto con esto una alimentación que le proporcione los nutrientes requeridos y las vitaminas necesarias para cumplir con su naturaleza de hacer ejercicio, y mantener una vida saludable.

galgo borzoi

Por otro lado el temperamento de esta raza es también considerada media – alta, ya que a pesar de ser un perro de raza muy tranquilo y paciente, puede llegar a generar conductas agresivas si no son bien entrenados y no se les proporciona lo que estos lebreles necesitan. Es allí donde la alimentación cumple una función muy importante, ya que si los Borzoi no son alimentados correctamente, esto puede producir en el perro una alteración de su carácter generando un mal humor.

Además de ello nos encontramos con que el Borzoi tiene una adaptabilidad bastante buena, ya que a pesar de ser creados para espacios rurales, también puede adaptarse bastante bien a la vida en una zona urbana, siempre y cuando se le garantice al perro un buen ejercicio y una buena comida.

La sociabilidad de estos perros son una área de su vida en la cual también influye la alimentación, ya que el Borzoi a pesar de ser un perro muy afectuoso con su amo, puede tolerar bastante a los extraños y con otros animales se llevan bien, cuando estos le tocan la comida se puede transformar en un perro agresivo y violento, buscando mantenerte lo más lejos posible del lugar donde tiene la comida y donde se acomoda para alimentarse.

La salud del Borzoi dependerá de 3 cosas especificas; en primer lugar tenemos las consultas veterinarias, para la colocación de sus vacunas y de su control correspondiente; en segundo lugar tenemos su mantenimiento, en el cual sus baños y sus cuidados generan además de una preciosa apariencia, un excelente bienestar; y en tercer lugar tenemos la alimentación, donde sus dosis alimenticias junto con la aplicación de sus nutrientes, de sus vitaminas y de sus minerales, serán las responsables de tener al Borzoi con un impecable estado saludable.

Por último tenemos la utilización de estos perros donde su forma de alimentación cumple una función vital. En este punto tenemos la cacería y las carreras, donde sin una alimentación correcta y balanceada este canino criado para realizar estas actividades no podrá ejercerlas, ya que su cuerpo no estará en las mejores condiciones y podría enfermarse al alimentarse con cualquier cosa.

Después de todo lo mencionado, entra la pregunta sobre la manera correcta para alimentar al Borzoi. Es necesario saber que al Borzoi hay que proporcionarle un alimento de muy buena calidad; de hecho, es recomendable que sea comida fresca preparada antes que una carne cruda, ya que el Borzoi como otros perros lebreles, tienen la tendencia a hincharse y posteriormente a sufrir unas torsión gástrica.

Debido a esta misma razón, es totalmente permisible al canino que realice una digestión tranquilamente y en reposo, en vez de sacarlo después de las comida para hacer ejercicio. Además, es aconsejable también que se le suministre al perro la comida en porciones y cantidades muy pequeñas varias veces en el transcurso del día y no que con una sola comida abundante el Borzoi se sacie.

De todas maneras, el Borzoi no se trata de un perro que consuma cantidades muy grandes de alimento, debido a que a pesar de la gigantesca altura que tiene, la concentración de la grasa corporal de este canino es bastante baja, tal como lo es en el caso de todos los excelentes corredores, por esa razón y como regla general de los Borzoi, estos no requieren de más alimento que un perro pastor o que un setter que ya es adulto, por ejemplo.

De la misma forma en la que ocurre con otros perros de talla grande o gigante, es una idea muy beneficiosa la de colocar los recipientes en los cuales se les da la comida y el agua sobre una plataforma que se encuentre elevada, de esta manera se podrá evitar que el Borzoi se encuentre en la muy incómoda obligación de bajar la cabeza hasta el suelo para comer o beber agua.

Siguiendo estos consejos se puede garantizar que la vida de este gran perro puede durar incluso más de los que las estadísticas mencionan, permitiéndose disfrutar por muchos más años la compañía de su amada mascota.

Salud y cuidados necesarios

borzoi perro

Como muchos de los perros de raza, el Borzoi suele gozar de una buena salud; de hecho, la mayor parte de los ejemplares del Borzoi pueden disfrutar de una longevidad mayor que muchos otros perros de raza con gigante tamaño. El tiempo de vida aproximado en el cual el Borzoi puede acompañar a su dueño se encuentra entre los 11 y los 12 años; sin embargo, con una muy buena alimentación y una vida saludable pueden tener la fortuna de vivir por unos 14 años.

A pesar de ello, esta raza no es inmune y puede llegar a padecer ciertas enfermedades o algunos problemas de salud que pueden ser comunes para todos los lebreles, por ello su amo debe de estar consiente acerca de ello y mantenerse atento frente a cualquier síntoma que el Borzoi pueda presentar.

Entre las principales afecciones, la más peligrosa e incluso la más frecuente es la torsión gástrica, en caso de que se presente esta situación el canino deberá necesitar una atención e intervención veterinaria de manera inmediata, ya que si no es tratada al momento y en el tiempo correcto, esta enfermedad podría quitarle la vida al Borzoi.

Otro típico problema que presentan comúnmente los perros lebreles es la hipersensibilidad que muestran a la anestesia, por lo tanto, los dueños deben asegurarse por completo de que el veterinario se encuentre correctamente informado sobre esta particularidad, ya que si en algun momento este perro necesitara de una intervención quirúrgica en el cual requiriera sedación, el especialista sepa que debe utilizar otro método.

De la misma manera, debido a que esta raza tiene un gigantesco tamaño, el Borzoi puede llegar a sufrir una displasia de cadera o una displasia de hombros, a pesar de que no se presente con tanta frecuencia como en otros perros de gran tamaño o incluso perros de raza más pequeños.

Por otro lado, muchos ejemplares pueden padecer también de Osteocondritis, lo cual es un trastorno en el que se forma grietas en las articulaciones, específicamente en el cartílago. Además el Borzoi puede sufrir problemas de retina, que pueden afectarle mayormente cuando se encuentran en edad adulta.

A pesar de lo mencionado anteriormente, este perro es una raza bastante sana y saludable, es un perro muy fácil de cuidar y con muy pocas exigencias diarias. Sin embargo, existen algunos puntos importantes a señalar, debido a su tamaño enorme, a su independiente carácter y a sus altas exigencias de ejercicio.

El Borzoi no es un perro que se le puede recomendar a cualquier tipo de familia, ya que sus dueños deberán estar totalmente dispuestos a proporcionarle diariamente mucha actividad y un indudable entretenimiento. Como todos los perros existen algunos cuidados específicos para hacer de la vida del Borzoi la mejor y la más duradera posible.

En primer lugar tenemos el mantenimiento del Borzoi. Este punto resulta bastante sencillo, a pesar de que esta raza tiene un abundante y largo pelaje. En cuanto a su mantenimiento hay que cepillarlo unas 2 o 3 veces a la semana, utilizando un cepillo de cerdas duras, de manera tal que su manto ondulado y sedoso se mantenga libre de enredos y de nudos, aunque como no es un animal que pueda ensuciarse con mucha facilidad, el baño no es requerido constantemente.

Por otro lado debemos tener presente, que el Borzoi es un perro adaptado a climas rusos, por ello posee una capa de subpelo muy abundante que en épocas de frio o de invierno tiende a hacerse más espesa. Sin embargo, en verano o en un clima cálido, el pelo se le comienza a caer para evitar que el Borzoi sufra un exceso de calor; en ese momento es necesario que los cepillados sean más constantes para ayudar a que el canino se desprenda de ese pelo muerto.

Por otro lado, el Borzoi ruso es un perro que se adecua de mejor manera a la vida en zonas rurales más que en las zonas urbanas, donde este pueda tener una mayor posibilidad de hacer ejercicio, de correr y jugar sin tropezarse con otros animales u otras personas que no conozca.

Tambien es necesario que el Borzoi realice visitas periódicas a un veterinario de confianza y tener así un control para las vacunas, las desparasitaciones y las necesidades del perro de raza. Además su dueño tiene que revisar al Borzoi exhaustivamente, buscando posibles parásitos o espigas, sobre todo en las orejas y en las patas.

Otra de los posibles problemas de salud en los que se puede encontrar el Borzoi es en la sensibilidad o una especie de alergia a químicos fuertes, como jabones, preparados, e incluso antiparásitos. Razón por la cual, los exámenes y la atención frecuente son detalles sencillos pero necesarios que el dueño debe tener con el Borzoi, esto ayudara a que el perro dure más años de vida de los estipulados estadísticamente.

Como entrenar, educar o adiestrar un perro Borzoi

El Borzoi fue criado durante todo su origen por su dueño y por quienes acompañaban al dueño del perro. Por ello este perro de raza es bastante cariñoso con aquellas personas que conoce, a pesar de mostrarse desconfiado con los que le parecen extraños; el subconsciente del Borzoi no se encuentra preparado para recibir en su vida a otras personas fuera de las que ya conoce, de tal manera que puede llegar a ser un poco agresivo con ellos.

Sin embargo, el Borzoi no se toma mucho tiempo para conocerlos y tomarles confianza, aunque eso no indique que se le pueden acercar cuando quieran y quien quiera, sino que será el perro quien decida el momento ideal para acercarse. A esta raza no se le puede forzar a dejarse acariciar o mimar por otras personas cuando lo deseen ya que podrían disgustarse en gran manera.

Estos perros no son muy juguetones y a pesar de ser pacientes, pueden llegar a ser bastante peligrosos. No obstante, hay que destacar que el Borzoi es un perro muy sigiloso para el momento de actuar y al moverse tiene una delicadeza que se caracteriza como excepcional. Otra parte importante, es recordar que el Borzoi en sus orígenes fue criado por la nobleza, por lo tanto muchas de sus acciones pueden llegar a ser reverenciales más que alegres.

Por todo lo mencionado anteriormente, es totalmente recomendable de que el Borzoi sea entrenado y educado. Realmente muchos especialistas, sugieren que el Borzoi se mantenga atado en todo momento y en todo lugar con una correa larga, ya que al estar suelto y además permitirle que se lance al galope, puede dar rienda a que este gran perro Borzoi sufra o genere daños mucho antes de que su dueño logre reaccionar y detenerlo.

Debido a todo esto, es totalmente necesario y prácticamente obligatorio que como a cualquier otro animal o perro de raza, este se encuentre muy bien adiestrado. El dueño, amo y señor de este canino debe convertirse en un líder autentico, de tal manera que el Borzoi lo obedezca ciegamente, tanto como le sea posible.

Realmente, adiestrar y educar en obediencia a este gigante perro Borzoi puede ser una tarea bastante complicada, ya que generalmente los perros del grupo lebrel suelen ser muy testarudos y necesitan de un dueño que se muestre firme y paciente ante el perro.

Es aconsejable por muchos conocedores de esta raza, de que sus dueños acudan a un profesional o a un buen criador para que les ayude y aconseje sobre la educación del Borzoi. Tambien puede favorecer el acudir a alguna asociación o a algun club al cual pertenezca la raza.

Sin embargo, existe un método llamado “Refuerzo Positivo”, el cual consta de premiar las conductas buenas que se le fueron solicitadas al perro y de olvidar las conductas negativas que este pueda tener. Este método se ejerce en contra del anteriormente usado para entrenar a los perros, el cual constaba de producir miedo a través de castigos y por lo cual generaba en los caninos en proceso de aprendizaje conductas contrarias a las esperadas.

Este método puede resultar bastante bueno si es utilizado correctamente con el perro Borzoi, debido a que motivará su proceso de aprendizaje y le será más efectivo obedecer que produciéndole miedo, recordando que estos perros fueron utilizados para la cacería, razón por la cual, la cobardía no es una característica que esta raza puede llegar a tener.

Otro punto a resaltar, es que este perro debe ser entrenado desde que se encuentra en su etapa de cachorro, iniciando por órdenes simples como sentarse, dar la pata, traer algo o acostarse. Poco a poco estas órdenes pueden ir avanzando de nivel conforme a las respuestas de obediencia que el Borzoi le entregue. De lo contrario, este perro puede mostrar rebeldía al entrar en la etapa de la adolescencia, y una vez estando en esta etapa, será difícil controlarlo.

A pesar de ello, no hay que perder la calma y la cordura, pues siempre se podrá contar con un buen entrenador que pueda ayudar, asesorar o dar consejos para limitar los niveles de rebeldía y agresividad que el Borzoi pueda estar teniendo. Cabe destacar y resaltar que todo esto puede ser evitado si los dueños muestran gran firmeza al momento de educarlo y no titubean con las decisiones.

Este perro es bastante inteligente y puede darse cuenta fácilmente si el dueño tiene miedo o no se encuentra muy seguro de las decisiones que pueda tener; es más, se puede llegar a observar de esta raza un poco de manipulación tomando este el liderazgo que no le fue mostrado desde su llegada al hogar.
Para ello es muy necesario que el Borzoi se encuentre atado y controlado la mayoría del tiempo a pesar de que se pueda encontrar en reposo y tranquilidad.

Comportamiento del Borzoi ruso con los Humanos

El Borzoi tiene un carácter bastante bueno, es un perro tranquilo, dulce, afectuoso, independiente, paciente y tolerante como todo buen perro lebrel. Este animal cambia con mucho gusto su dura vida de cazador y se convierte en un animal de compañía perfecto junto a su amo.

A pesar de este temible instinto de cazador de grandes lobos y de su impresionante tamaño, actualmente, el Borzoi, ese perro con un manto muy suave cumple su rol como perro de compañía o mascota, ya que es un perro con muy buen actitud y muy inteligente, por lo cual disfruta de paseos largos con su dueño y además de actividades diferentes donde la naturaleza sea su mejor campo de juegos.

El Borzoi, es además un animal con un comportamiento muy valiente y con mucha seguridad en sí mismo; es un perro alerta, sensible aunque también puede ser amargado y esquivo, sin embargo con su dueño es leal y se muestra cariñoso.

Como un buen perro cazador y excelente corredor, el Borzoi por su personalidad, requiere que su dueño le dedique gran parte de su tiempo para hacer ejercicio constantemente con él, por ello es importante recordar que estos caninos, al igual que a la mayoría de los lebreles, pueden correr de una manera descontrolada si se les deja estar sueltos en un campo o espacio abierto.

Por ello es fundamental que se mantenga al perro bien amarrado y controlado si se encuentran en zonas donde hay carreteras o algun otra área peligrosa cerca, para tratar de evitar indeseados accidentes. Es más, el Borzoi no es un perro que se les sugiere a todo tipo de personas y mucho menos de familias, ya que si existen niños, el perro no será muy tolerante a los bruscos juegos que los pequeños puedan realizarle.

En caso de que el perro Borzoi tenga que habitar y convivir en un hogar donde existan niños pequeños, lo ideal es que los padres enseñen muy bien a sus hijos, el comportamiento ideal y respetuoso para con el perro.

Hay que enfatizar en que el Borzoi es un perro grande y muy fuerte, el cual jamás usará con un niño un ataque como defensa pero, sin embargo, puede llegar a lastimarlo accidentalmente con algun movimiento brusco.

Por otro lado, este lebrel ruso no es una mascota extremadamente cariñosa, por lo tanto no suele recibir a sus dueños con mucha alegría ni con lametones grandes, tampoco es un perro al que le guste colocarse sobre su espalda para que le rasquen la barriga como símbolo de afecto. Realmente, el Borzoi es un perro que puede acompañar perfectamente a personas maduras, las cuales disfruten de paseos largos o de actividades donde pueda correr con su mascota.

Es necesario enfatizar que el Borzoi no es un perro muy juguetón, puede serlo para animar a su amo a que salga de la casa y disfrute de la naturaleza pero no para pasar horas haciendo juegos y menos con los niños.

Dentro del hogar y con su familia humana, el Borzoi en etapa de adulto seguramente se comportará de una forma muy tranquila, por lo cual no hay que preocuparse al principio; de hecho, es muy poco probable que este gran perro mascota decida comenzar a correr por la caza destrozando todo lo que se encuentre en su camino.

Además es un perro bastante silencioso, el Galgo ruso Borzoi apenas ladra, ni siquiera lo hace ante la presencia de desconocidos, ya que no tiene un instinto territorial fuerte; de manera tal que con solo la presencia de un Borzoi en el hogar, las personas extrañas podrían desistir de entrar a una casa ajena, lo que es una característica beneficiosa para el bienestar de la familia.

Debido al tranquilo carácter que el Borzoi tiene, puede adaptarse muy rápido a diferentes lugares, siempre que pueda contar con un adecuado ejercicio; y en caso de que este perro tenga que estar solo por muchas horas, es recomendables que se encuentre en un lugar cerrado pero amplio en el cual el Borzoi pueda sentarse, acostarse o colocarse de pie con total comodidad, posteriormente, este lugar puede convertirse en su lugar especial.

En el caso de los cachorros Borzoi, son una mezcla de energía y curiosidad, por lo tanto pueden llegar a ser bastante destructivos mientras alcanzan la “madurez psicológica” que es dada a partir de los 2 ½ años o incluso a partir de los 3 años.

En ámbitos generales, los perros cachorros de esta raza son equilibrados y tranquilos, a pesar de que en esta etapa su nivel de energía se encuentra bastante alto y por ello son más revoltosos y juguetones que los Borzoi adultos.
Sin embargo, la mayoría de los niños pueden aburrirse de la compañía de un perro Borzoi que se encuentre en la etapa de joven, ya que comienzan a dejar los juegos y los desastres.

Entorno ideal del perro Borzoi

El Borzoi a diferencia de otras razas de perros que también eran destinadas a la caza no muestra muchos indicios de poseer cantidades tan grandes de energía, como si lo tienen otras razas de perros gigantes como Bullmastiff, Presa Canario o Leonberger, por lo que se podría llegar a pensar no requiere de altas cantidades de ejercicio diariamente.

Un Borzoi puede pasar las horas en un cómodo sofá recostado y medio adormilado, como suelen hacer los gatos, con los ojos parcialmente cerrados, la verdad es que aunque parezcan unos perezosos cuando se observa este comportamiento, son muy enérgicos basta con darles un espacio amplio y puede que los veas echando a correr por un rato largo a velocidades impresionantes.

El Borzoi, por ser una raza relativamente grande requiere, en concordancia con su tamaño, de grandes espacios en los que pueda habitar cómodamente, pasearse a su gusto y no sentirse encerrado o confinado, debe disponer también de una cama o espacio para dormir suave y acolchado en el que se sienta cómodo.

Se adecua con mucha más facilidad a los ambientes rurales, con sitios espaciosos y alta sensación de libertad, esto es lo que llamaríamos un entorno óptimo para ellos, aun así puede acostumbrarse a vivir en la ciudad, donde los espacios son acomodados de manera mucho más eficientemente y se trata colocar a la mayor cantidad de personas ocupando la menor cantidad de espacio posible, creando un zona densamente poblada con una mayor cantidad de estímulos.

De la raza de los borzoi podemos decir que su reacción ante los estímulos cotidianos se encuentra entre mediana y baja, por esto no es trabajoso hacer que se acostumbre a la vida en un apartamento en la ciudad, pero el apartamento no debe ser muy pequeño por que se sentirá atrapado y puede ponerse ansioso, y aun cuando el apartamento sea de un tamaño bastante aceptable, es necesario sacar al Borzoi a hacer ejercicio con regularidad, este aristocrático perro tiene altos niveles de energía que precisan ser drenados aunque no lo parezca la mayor parte del tiempo.

En lo que al ladrido respecta, estos perros son algo ladradores, con frecuencia ladran ante los extraños que se aproximan y con algún que otro estimulo, como ya mencionamos puede llevar una vida en un apartamento con la cantidad correcta de ejercicio, pero si este ejercicio le es negado, no tardara en devenir en un perro ansioso, con comportamientos destructivos y con una tendencia a ladrar a mucho más marcada y tediosa.

Aunque cuando están en interiores estén tranquilos por horas en un sitio cómodo sin apenas moverse, los Borzoi que juegan y corretean en el exterior, en campo abierto, parecen tener una energía sin límites y nunca cansarse, es como si mientras más ejercicio hicieran más energía se creara en ellos para gastar, por eso es difícil decir cuando el perro quiere hacer ejercicio, porque usualmente son muy tranquilos y elegantes cuando están en casa.
Por eso requieren que se cree un entorno activo para ellos, incluso cuando no parezca que mueren de ganas de salir a correr debe llevárseles diariamente a hacer ejercicio y pasear, despejarse un poco y recibir estimulas distintos a los que reciben dentro del hogar.

De esta manera contribuimos también a que esten mas acostumbraos a ver a otras personas y a otros perros, que sea algo natural para ellos, algo que hacen a diario, si por el contrario salen un par de veces a la semana, será mucho más difícil que se acostumbren a estar cerca de otros canes y personas y que, por así decirlo, se nieguen a socializar.
El ejercicio debe ser abundante pero no demasiado intenso, de serlo eleva inmediatamente el riesgo de que sufran de displasia de cadera.

Los perros Borzoi, debido a que tienen un pelaje entre mediano y largo, no dejan escapar del todo bien el calor, esto podría causar que tengan problemas en altas temperaturas, puede que dentro de casa esto no suponga problema alguno y que no se necesiten tomar medidas específicas, pero lo que si se debe tener muy en cuenta es que se deben evitar a toda costa los paseos durante el verano en el momento de mayor sol del día, podría ser afectado por un golpe de calor si no se toma esta previsión.

Si bien es cierto que los Borzoi son una raza de perros elegante, inteligente, y sobre todo dulce, paciente y afectuoso, estas últimas tres características no son mostradas de buenas a primeras hacia los extraños, aunque muy equilibrado con su dueño, el Borzoi no tolera las intromisiones o invasiones a su espacio por parte de recién llegados, si algún desconocido trata de acariciarlo el Borzoi podría incluso llegar a morderlo, por eso se debe crear un ambiente propicio para la socialización, haciendo que todas las personas que se acerquen al Borzoi respeten sus espacio y conserven un aire distante, el Borzoi es bueno haciendo amigos, pero prefiere ser el quien se acerque una vez que se siente cómodo a que se le incomode con acercamientos prematuros.