Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Enfermedades comunes en los perros por alimentación inadecuada

Saluki
Enfermedades comunes en los perros por alimentación inadecuada
4.8 (96.67%) 6 votes

Las mascotas son seres que necesitan de todo nuestro cuidado y atenciones para vivir una estancia plena, feliz y sana como miembros de nuestra familia, por ello, es sumamente importante reconocer que todo perro necesita de cuidados básicos, entre los cuales la alimentación es uno de los principales, ya que el adquirir los nutrientes necesarios a través de alimentos de calidad, le ayudará a tu can a tener a mejorar su sistema inmunológico, fortalecer su salud, y conservar la belleza de sus atributos físicos. Sin embargo, un perro que no recibe una alimentación de calidad, adaptada a sus necesidades, será una mascota enfermiza, deteriorada e infeliz.

Las consecuencias de una mala alimentación para tu perro son impactantes en la vida del animal, pueden manifestarse más allá de una simple pérdida de peso, provocando carencias de vitaminas y nutrientes, y desarrollando enfermedades graves y difíciles de tratar, como desnutrición, alergias, problemas hormonales, gastrointestinales y demás.

En la contextura y físico general del perro, una mala alimentación desencadena con frecuencia desnutrición. Esta condición se presenta cuando las comidas son reducidas y no están equilibradas según los macronutrientes que debería consumir el animal, el organismo de los perros queda privado de los compuestos necesarios para mantener su contextura muscular, en consecuencia hay pérdida de peso y deterioro del físico del animal.

Bolonka

Por el contrario, el perro puede estar con sobrepeso y hasta obeso, como consecuencia de una alimentación abundante en grasas; esta condición impacta el sistema inmunológico del can, favoreciendo la aparición de enfermedades infecciosas, y desarrollando otros problemas de salud metabólicos, cardiovasculares, etc.

Uno de los aparatos más afectados a causa de la mala nutrición es el aparato gastrointestinal. La dieta inadecuada hace estragos en las funciones digestivas del perro, ocasionando que el animal  desarrolle enfermedades como la gastritis.

Los trastornos acido-pépticos, dentro de los cuales se incluye la gastritis, es una enfermedad común que puede ser causada por múltiples factores, entre ellos, infecciones parasitarias, intolerancia a algunos alimentos, intoxicaciones y malos hábitos dietéticos.

Malamute de alaska

Esta se manifiesta con distención abdominal, malestar, gases estomacales frecuentes. Si el proceso inflamatorio ataca el esófago, se conoce como esofagitis, las causas son las mismas que para la gastritis, más la predisposición que pueden tener algunos perros por variantes anatómicas en la disposición de los órganos esofágicos. También, el ingerir comidas crudas o poco cocinadas, particularmente huesos, puede causar heridas, desgarros e inflamaciones en el tubo digestivo del animal.

Quizás la diarrea sea la manifestación más común de los problemas gastrointestinales de los perros. A consecuencia de una mala alimentación, los perros pueden presentar episodios frecuentes de diarrea ocasionados por mala digestión e intolerancia a los tipos de alimentos ingeridos, sobre todo cuando se introducen alimentos nuevos en la dieta. Es un motivo de consulta alarmante ya que puede desencadenar trastornos hidroelectrolíticos importantes.

Contradictoriamente, como resultado de todo este malestar, el perro tendrá gases y flatulencias recurrentes que provocaran en pérdida del apetito y rechazo a las comidas.

Otro problema de la mala alimentación, son las alergias. Las alergias son causadas por una hipersensibilidad ante algunos alimentos que no son tolerados por el organismo del can. Éstas pueden ocasionar reacciones cutáneas, respiratorias, problemas digestivos, entre otros. Los perros pueden ser alérgicos a componentes del pienso comercial, como los cereales aditivos, los colorantes, los saborizantes; por ello, presta atención especial a las comidas que ofreces a tu perro y a cómo son toleradas por él.

Komondor

También, existen casos severos en los que los trastornos de alimentación son tan profundos y graves que pueden desencadenar en problemas de la audición desde sordera parcial o total, muy relacionados con reacciones alérgicas severas a ciertos alimentos.

Si quieres evitar estas enfermedades, es necesario que te mantengas atento a la dieta que ofreces a tu can. Deben ser alimentos de la mejor calidad, para unas comidas equilibradas, sanas y adaptadas a sus necesidades de nutrición.