Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Terrier inglés blanco

terrier-ingles-blanco
Terrier inglés blanco
5 (100%) 2 votes

El terrier inglés blanco se trata de una raza que nació por accidente, ya que fue el resultado de una cría selectiva fallida de perros blancos zorros para mejorar sus características, los cuales eran muy populares durante el siglo XVIII en Reino Unido.

Adquirió su nombre durante el año 1860 por criadores que había quedado encantados con esta nueva raza creada a partir del perro blanco zorro y querían hacerla una raza complemente diferente.

Estos pequeños terrier blancos se convirtieron posteriormente en fox terriers, Boston terriers y terriers cazadores de ratas. El KCI lo reconoció bajo el nombre terrier inglés blanco, pero a pesar de dicho reconocimiento los problemas de salud de esta raza lo fueron haciendo una raza indeseada hasta su posterior extinción.

En 1890 el terrier inglés blanco ya estaba en peligro de extinción por parte del abandono de los criadores de la misma debido a sus problemas genéticos y las quejas constantes de las personas que los adoptaban, sin embargo, para que la extinción de la especie no fuese completa fue cruzado con el bulldog inglés, del cual ahora se pueden apreciar las características de esta raza extinta en el bull terrier y el Boston terrier, dos razas que descienden directamente de nuestro pequeño amigo.

terrier-ingles-blanco

Este era un perro por lo general mediano, con orejas tumbadas, el pelaje de estos era liso. Gracias a esta estandarización el terrier blanco inglés participó y gano diversas exposiciones caninas y también pudo ser el padre de diferentes razas como el Jack russel terrier, el terrier rusell párroco, el sealyham terrier y el fox terrier.

Lo cómico en la historia de esta raza es que se comenzó una campaña de “marketing” para popularizar la raza, en donde dejaban a este perro como un héroe en numerosas “historias de camino”, por lo que la gente comenzó a comprarlo y este comenzó a popularizarse. Esta campaña le dio un toque heroico y singular a la raza, por lo que todas las personas de la época querían un terrier inglés blanco como mascota, popularizándose su uso como mascota por sobre el trabajo.

El ultimo terrier inglés blanco fue visto en 1894, el cual era un ejemplar que había participado en concursos caninos y como perro mascota, pero nunca como perro trabajador ya que al final de sus días esta raza había pasado a ser exclusivamente una raza de compañía.

En textos antiguos se describe al terrier inglés blanco como un perro “delicado, frágil y que sin duda no podría practicar deportes caninos ni juegos que requieran de demasiada actividad física por temor a alguna lesión”.

Además, como una de las características más resaltantes en cuanto a la personalidad de la raza historiadores sostienen que se trataba de un perro con una alta necesidad de atención, mimos, caricias y pasar tiempo con su amo, lo cual en aquella época resultaba muy difícil ya que cada persona estaba ocupada en su oficio y el termino de “perro mascota” apenas comenzaba a aflorar.

Entre las principales desventajas genéticas del terrier inglés blanco estaba que era un perro que presentaba una constitución física muy frágil y era propenso a la sordera en su etapa de perro senil. Investigadores que se enfocaron en esta raza sostienen que se trata de un perro que más que un terrier tiene un gran parecido a un galgo italiano, al menos en sus comienzos, cuando los criadores no se preocupaban demasiado por el estándar de la raza.

En resumen, el terrier inglés era un perro hermoso, pero sus desventajas genéticas hacían que fuese un perro que requería demasiados cuidados, por lo que terminó extinguiéndose, no sin antes dejar una gran lista de herederos de sus genes, pero más fuertes genéticamente hablando.