Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Braco de Puy

braco-de-puy
Braco de Puy
Valora esta información

El braco de puy vió su origen en la antigua Francia del siglo XIX, era un perro dedicado 100% a la caza en tierras llanas y contaban con un cuerpo que los dotaba con una gran flexibilidad y una rapidez extrema. Lamentablemente esta raza en la actualidad se encuentra extinta.

El braco de puy fue creado por medio de la cría selectiva en Poitou, durante el siglo XIX. Los responsables de la cría selectiva de esta raza son los hermanos cuyo apellido dan el nombre a esta raza: los hermanos Puy. Estos hermanos tenían en su poder varios bracos de los cuales seleccionaron a los mejores ejemplares y los cruzaron con sloughis del África. Hace poco se podía ver en España a un ejemplar hembra de esta raza, sin embargo, no existían machos de esta especia para que fuese cruzada, por lo que le considera totalmente extinta, al menos en sus ejemplares originales.

Se sabe que la hembra que los hermanos puy tenían en su poder tenia como características físicas el color blanco con manchas color hígado mientras que el macho que dio origen a los bracos de puy era un lebrel árabe.

El color del pelaje del braco de puy era blanco con manchas naranjas, bastante llamativas. Este perro también tenía un pelaje de longitud mediana – larga. En varias zonas del mundo el braco de puy es actualmente una raza popular, por lo que criadores se han dedicado a darle vida, al menos de manera extraoficial, cruzando a varios ejemplares de bracos con sloughis, dando como resultado a perros parecidos al que en un principio fue un sloughi puro.

En la personalidad del sloughi teníamos que era un perro sumamente dulce, inteligente y amistoso, pero sobre todo tenía una capacidad de caza bastante desarrollada, por lo que no era un buen compañero de animales de corral ni pequeñas mascotas, aunque podía ser entrenado para que este comportamiento disminuyese.

El braco de puy tenía una arraigada personalidad de perro de caza en el producto de los dotes que le dio el cruce de las razas que le dieron la vida, dotes que eran la velocidad, un fino olfato y una amplia necesidad de mantenerse en movimiento y seguir rastros.

Su tamaño se alzaba desde los 63 a los 68 cm de altura a la cruz mientras que su peso era de entre 22 y 28 kg. Su cuerpo era rectangular ya que era más largo que alto. El pelaje era liso, áspero y largo a excepción de la cabeza y las orejas, regiones en donde era bastante corto. Con tan solo verlos podías darte cuenta que eran perros diseñados para la velocidad y la flexibilidad, los cuales los hacían muy populares en labores de caza.

Aparte de las manchas naranjas también podían contar con manchas marrones grandes, moteadas o jaspeadas. El moteado y el jaspeado era necesario para el estándar de la raza mientras fuese en las patas, sobre todo las traseras.

braco-de-puy

La cabeza del braco de puy era fina, estrecha y compacta. El cráneo daba la impresión de ser bastante estrecho, con un arco y un largo acentuado. Las mejillas de este ejemplar eran planas.

Las orejas del braco de puy eran finas, flexibles, delgadas y delicadas. Tenían un tamaño medio con forma de tirabuzón. Casi siempre se ubicaban haladas hacía atrás y estaban insertadas a la misma altura de los ojos. Estos últimos eran de color marrón claro o color amarillo oro, eran medianos y tenían una mirada que cautivaba debido a su dulzura. Algunos dueños los calificaban como perros soñadores debido a su mirada.

El cuerpo en general contaba con una muy buena musculatura, sin embargo, esta no era prominente, sino más bien fina y bastante tonificada, los flancos eran hundidos, la espalda sujeta y los hombros oblicuos y largos.